La arqueología moderna revela los secretos de un centro de poder de la Edad del Hierro en Suecia

Nuevas excavaciones llevadas a cabo en el pueblo de Uppåkra (Suecia) están en la vanguardia de las técnicas arqueológicas más punteras. Al combinar y modelar gran cantidad de datos, al tiempo que se realizan secuenciaciones de ADN, los investigadores están actualmente resolviendo partes significativas de un rompecabezas histórico. Ello puede permitir que quizá sepamos si la plaga  de Justiniano, precursora de la peste negra, del siglo XIV, llegó hasta a Uppåkra, algo que, hasta ahora, es incierto.

Torbjörn Ahlström, profesor de Osteología Histórica en la Universidad de Lund, se encuentra en una colina a las afueras de esta ciudad. Su mirada cae sobre la tierra fértil que ha servido a la gente de la zona durante siglos. Él está a punto de iniciar un nuevo proyecto en Uppåkra, un pueblo de campo tranquilo, en la actualidad, en el sur de Suecia, pero que en el pasado fue el centro más poderoso entre los países nórdicos durante más de 1000 años (entre el siglo I a.C. y el siglo X d.C).

Uppåkra está clasificado como el mayor asentamiento de la Edad del Hierro en los países escandinavos y es uno los sitios más ricos en hallazgos arqueológicos del norte de Europa. Hasta el presente, las excavaciones han sido periódicas, pero solo se ha podido poner al descubierto una fracción del área.

“Sin embargo, el otoño de este año es algo especial. Hemos podido sacar a la luz un edificio denominado 'Hallen' (o gran salón), de unos 30 metros de largo, situado en el corazón de la comunidad, era el epicentro del poder en Uppåkra”, explica Torbjörn Ahlström (izquierda).

Apoyados en nuevas técnicas

El equipo arqueológico que trabaja en el Hallen es un grupo experimentado constituido por arqueólogos 'ordinarios'; uno de ellos está a cargo de la estratigrafía (el cual documenta las diferentes capas culturales); un osteólogo de animales (que lleva a término el estudio de huesos de la fauna reinante);  así como un paleobotánico (que estudia las plantas fosilizadas). Todos ellos trabajan en las excavaciones utilizando las más modernas técnicas arqueológicas.

“La arqueología se encuentra en medio de su tercera revolución científica, lo que nos brinda oportunidades completamente nuevas”, subraya Torbjörn Ahlström.

Vista aérea de la zona donde estaba situado el edifico Hallen (hacia delante del granero rojo a la derecha).

Boceto en el que se muestra cómo podrían haber sido el edificio denominado 'Hallen' (izquierda) y la casa de culto o 'Kulthuset' (derecha). Imagen: Universidad de Lund

En pocas palabras, el equipo realiza una combinación de varias técnicas diferentes para poder pintar una imagen amplia de la vida en lo que fue este gran centro de poder en los países nórdicos.

“Por ejemplo, llevamos a cabo secuenciación de ADN en combinación con análisis de isótopos de estroncio, oxígeno, carbono y nitrógeno. Esto, de hecho, ha revolucionado la arqueología, y nos proporciona respuestas sobre las relaciones de parentesco, la movilidad, los hábitos y la salud en las culturas antiguas”, dice Sandra Fritz (izquierda), Asistente del Proyecto de Osteología Histórica en la Universidad de Lund.

"Al secuenciar el ADN prehistórico se pueden identificar diferentes hallazgos y compararlos con bases de datos globales. También extraemos todo el ADN disponible de muestras tomadas del suelo cultivado, un método completamente nuevo”, indica Torbjörn Ahlström.

En términos concretos, se introduce un tubo en la tierra y se envía a un laboratorio para que obtenga y analice el posible ADN que se halle en el mismo. Esta técnica se diferencia de otros tipos de análisis de ADN que se basan en restos óseos de animales o de seres humanos, no propiamente del suelo.

Recreación cenital de Hallen y de la Kulthuset.

“Al combinar todo ello con otros métodos como la micromorfología, la arqueogenética, el análisis de isótopos y los estudios radiográficos, nos brinda buenas posibilidades de obtener una imagen bastante detallada de las condiciones prehistóricas que había en Uppåkra”, dice Sandra Fritz.

“Personalmente, espero encontrar la respuesta al hecho de si Uppåkra fue alcanzada por la llamada peste de Justiniano, precursora de la peste negra, la cual tuvo aquí duros efectos en varias oleadas entre 1300 y 1700. Sabemos que Alemania e Inglaterra sufrieron la peste de Justiniano en el siglo VI, pero, por ahora, todavía no ha sido identificada en Escandinavia”, dice Torbjörn Ahlström.

Uppåkra fue encontrada por accidente

Uppåkra fue más o menos descubierta por accidente en 1934, cuando se iban a excavar los cimientos de una pocilga cerca de la iglesia.

“El suelo reveló los primeros signos de la comunidad en Uppåkra. Hasta el momento hemos recuperado unos 28.000 artefactos, así como cerámica, huesos carbonizados y carbón. En resumen, estamos ante un enorme yacimiento prehistórico”, describe Torbjörn Ahlström.

Todo el sitio de Uppåkra es grande, unas 50 hectáreas completas, y las excavaciones requieren mucho tiempo. Por ahora, los hallazgos de los investigadores en Uppåkra incluyen una cervecería, joyas y un recipiente de vidrio que probablemente pudo haber sido fabricado en las costas del Mar Negro.

“¿Cuál era la relación con el Imperio Romano continental? ¿Las gentes de Uppåkra lucharon contra el mismo como tropas auxiliares?", se pregunta Torbjörn Ahlström.

Señala a través del valle y camina a lo largo de una indicación que ubicación una sala sobre la que hallan clavadas cuatro estacas de madera en el suelo para marcar el punto central de Kulthuset (la casa de culto).

“Aquí es donde se llevaban a cabo los rituales religiosos, cerca del centro de poder denominado 'Hallen'”, puntualiza Torbjörn Ahlström.

Al detallar cómo el Hallen pasó por al menos siete fases de construcción diferentes, concluye que la ubicación de este edificio y de la Kulthuset era muy importante para la gente de aquellos tiempos: siempre se han reconstruido ambas en el mismo lugar.

“Esperamos descubrir muchos más hallazgos que puedan decirnos algo sobre el uso del poder en la Edad del Hierro. La historia de lo que pudo suceder realmente en el 'Hallen' de Uppåkra serán indicios de lo que aconteció durante gran parte de ese periodo histórico”, concluye Torbjörn Ahlström. 

Fuentes: Lund University | forksning.se | 19 de octubre de 2022

Visitas: 784

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más