Iruña-Veleia y sus "revolucionarios" grafitos III: La fase judicial

Los dos posts anteriores sobre este mismo lamentable asunto: 'Iruña-Veleia y sus "revolucionarios" grafitos: Un triste y anuncia... (19-11-2008), y II' (3-3-2009) han tratado de las peripecias de aquellos ya lejanos "hallazgos excepcionales" (que tanta expectación e ilusiones levantaron entre expertos y aficionados, en junio de 2006), desde la publicación de los informes científicos (encargados por la Diputación Foral de Álava en el enero anterior) que los declaraban falsos hasta ahora mismo. La considerable extensión del último post, y el desenlace final ante las instancias judiciales, acometida antes de ayer por la DFA, en una querella que concreta ya las responsabilidades penales que a su juicio existirían (delitos contra el patrimonio y estafa), así como las tres personas específicas sobre las que éstas recaerían, siendo seguro el arqueólogo D. Eliseo Gil (todavía varían las versiones de prensa sobre quiénes serían los otros dos acusados), justifican la apertura de este nuevo espacio de noticias y debate. Puede hacerse el seguimiento de todo el tema primero desde Celtiberia.net ("Iruña-Veleia I-X", de junio de 2006 a julio de 2008) y luego desde Terraeantiqvae, aquí con un completo y cómodo "Dossier", documental y gráfico (casi al final, en la faja central de la portada), que incluye los documentos puestos a disposición del público por la propia Diputación de Álava.
-------------------

ÁLAVA SE QUERELLA CONTRA LOS TRES 'CEREBROS' DE VELEIA
La Diputación denuncia ante el juez a Eliseo Gil, Rubén Cerdán y Óscar Escribano como presuntos responsables de los delitos de ataque al patrimonio cultural y estafa

25.03.09 - M. José Carrero / A. Lorente | Vitoria

Eliseo Gil, a la derecha, durante su comparecencia en enero en el Parlamento foral. Junto a él, Óscar Escribano, la ex subdirectora Idoia Filloy y Rubén Cerdán. (Foto El Correo Digital)

Hay querella. Cuatro meses después de que una comisión de expertos de diferentes disciplinas dictaminase la falsedad de los hallazgos de Veleia, la Diputación denunció ayer ante el Juzgado de Guardia de Vitoria a las tres personas «que pudieran ser responsables de un presunto delito de ataque al patrimonio cultural alavés».

La diputada foral de Cultura, Lorena López de Lacalle (EA), impulsora de la investigación que ha permitido desmontar la mentira del primer Calvario de la Cristiandad y las primeras palabras comunes del euskera, eludió precisar a quién señala como supuestos 'cerebros' del engaño, entre otros motivos, porque ha solicitado el secreto de sumario. EL CORREO ha podido saber, sin embargo, que se trata del arqueólogo y ex director del yacimiento Eliseo Gil, del geólogo de su equipo, Óscar Escribano, y del coordinador de las analíticas, el supuesto físico nuclear Rubén Cerdán.

La Administración alavesa, propietaria del yacimiento, señala a los dos primeros como posibles responsables del delito de ataque al patrimonio. Pero la querella de la Diputación tiene una segunda vertiente, que es la acusación de estafa contra Gil y Rubén Cerdán. El Ejecutivo PNV-EA-Aralar considera que el engaño fue posible porque se presentaron unos analísis de las piezas falsos y, encima, se facturaron a la Diputación.

Lorena López de Lacalle señaló ayer que la institución foral ha decidido presentar la querella porque «cree oportuno adoptar un papel activo en este asunto, toda vez que se considera especial y directamente perjudicada por lo acontecido». Frente a esta explicación oficial, está la oficiosa. El Gabinete que preside Xabier Agirre ha acudido directamente al juez a poner en marcha un procedimiento penal a la vista de las críticas que ha recibido del fiscal jefe de Vitoria, Josu Izaguirre.
El pasado 5 de diciembre, Lorena López de Lacalle denunció al ministerio público el 'caso Veleia' por si fuera constitutivo de un delito de atentado al patrimonio cultural alavés. Diez días después, Izaguirre pidió nuevos datos para poder investigar.

La semana pasada, el fiscal cuestionó la metodología de la Diputación y aseguró que la investigación avanzaba «a saltos», debido a que la denuncia inicial debería haberse presentado «algo más trabajada y estructurada». Estos comentarios cayeron como un jarro de agua fría en el Palacio de la Provincia, hasta el punto de que el propio diputado general, Xabier Agirre, replicó que «aquí trabajamos con toda seriedad e imagino que el fiscal también. El 19 de diciembre le entregamos todo lo que teníamos y después, lo que hemos ido detectando». El desenlace de este rifirrafe ha sido la presentación de la querella. Pese a que la Fiscalía tenía aún de plazo hasta mayo para investigar, la institución foral ha decidido acudir directamente al juez.

Ayudas millonarias a dedo

Cuatro meses después de estallar el nuevo gran escándalo arqueológico alavés, tras el fiasco de las falsas pinturas rupestres de Zubialde, la Diputación abre una nueva vía judicial con la esperanza de desenmascarar a los autores de los falsos dibujos de temática cristiana datados en el siglo III y de las inscripciones en euskera, fechadas entre el IV y el VI.

Este deseo tiene una doble justificación. Desde un punto de vista cultural, Iruña-Veleia es el principal yacimiento del País Vasco. A partir de un planteamiento económico, este milenario asentamiento situado junto a la calzada Astorga-Burdeos se ha 'tragado' millones de euros en ayudas concedidas a dedo, sin concurso público. Así, la sociedad EuskoTren, dependiente del Gobierno vasco, ha financiado a la empresa Lurmen SL con casi 2,9 millones de euros entre 2001 y julio de 2008. El Departamento vasco de Cultura le concedió 218.433 euros, que el Ayuntamiento de Iruña de Oca complementó con 38.547 euros más. Esta última cantidad fue finalmente asumida por la Diputación, según el alcalde de la localidad, el socialista Javier Martínez.

Gracias a una petición del PSE alavés, en 2007 el Ministerio de Cultura otorgó 300.000 euros al yacimiento a través de una ayuda al Ayuntamiento de Iruña. De esta cantidad, 200.000 euros fueron directamente a parar a Lurmen para estudiar la muralla. Los 100.000 correspondientes al año 2008 están retenidos. A estas cantidades hay que añadir los 5.817 euros que la Diputación pagó, en 2006, a la empresa de Eliseo Gil en concepto de «análisis de grafitos». Estos estudios están en entredicho porque las analíticas atribuidas a un laboratorio francés no existen y numerosos gráficos son copia de un un manual de instrucciones de un programa informático.

Al margen de la vía judicial, la Diputación sigue adelante con su expediente administrativo contra Lurmen, empresa a la que ha revocado la licencia de ocupación y excavación del yacimiento. La sanción máxima prevista en la legislación vasca por prácticas negligentes es de 150.000 euros.
..................
En el DNA, variando algo en las demás personas implicadas:

LA DIPUTACIÓN SE QUERELLA CONTRA EL ARQUEÓLOGO ELISEO GIL POR EL 'C...
Garikoitz Montañés

Rubén Cerdán, Idoia Filloy, Óscar Escribano y Eliseo Gil, durante una comparecencia en las Juntas. (Foto: M. Ruiz).

Vitoria. La Diputación alavesa ha presentado una querella contra tres miembros de Lurmen, el equipo del arqueólogo Eliseo Gil, a raíz del caso Veleia . Esta maniobra supone un paso más allá para esclarecer este escándalo, en torno a la supuesta falsedad de los hallazgos de grafitos en latín, euskera y de temática cristiana, puesto que hasta el momento el Departamento foral de Cultura había trasladado información a la Fiscalía Provincial de Álava, pero ahora ha optado por acudir a la vía penal "por un presunto delito de ataque al patrimonio cultural alavés" y, al parecer, también por fraude.

La titular del área, la abertzale Lorena López de Lacalle, anunció ayer esta decisión, que tiene dos patas, una externa y otra interna. La primera es la presentación de la querella ante el Juzgado de Guardia de la Audiencia de Vitoria. La segunda, el inicio de un expediente sancionador de índole administrativo contra la firma Lurmen.

Es decir, el caso Veleia ya está en manos de un juez. Tras una reunión con la Fiscalía -que había lamentado las "prisas" forales en torno a este proceso-, la Diputación decidió ir más allá y durante la mañana de ayer presentó una querella ante el Juzgado de Guardia. Eso sí, el Ejecutivo, asesorado por sus servicios jurídicos, guarda con celo contra qué personas va dirigida esta querella, e incluso ha solicitado el secreto de sumario. Sin embargo, según ha podido saber este rotativo, en total son tres los miembros de la empresa afectados. Entre ellos, están Eliseo Gil y la ex codirectora de Veleia, la también arqueóloga Idoia Filloy.

El desencuentro entre Lurmen y la Diputación ha sido total desde que, el pasado 19 de noviembre de 2008, una comisión de expertos activada por el Ejecutivo determinó que las inscripciones en piezas encontradas en Veleia eran falsas. Dos meses después, la base del equipo de Lurmen -Gil, Filloy, el trabajador Óscar Escribano, y el colaborador Rubén Cerdán- defendió su gestión. A los dos días, la diputada de Cultura dio el debate científico por cerrado en favor de la comisión.

Ahora, sin embargo, ya no sólo se habla de mala gestión, sino de un delito. Un ataque contra el patrimonio cultural contempla penas de cárcel de uno a tres años y multas de 12 a 24 meses. Además, la querella también habla de fraude.

Las razones del Ejecutivo para optar por la vía penal se hacen evidentes en la orden con que se ha abierto el expediente contra Lurmen. El documento es así de claro: "Hemos constatado la falta y/o graves defectos de método arqueológico seguido en la excavación; la manipulación y tergiversación de los informes aportados en garantía de la autenticidad de los hallazgos; la falta de acreditación, requerida por una orden foral previa, sobre la capacitación profesional del asesor científico de Lurmen SL; la negativa a aportar informes de analítica que se dicen realizados por los laboratorios CEA-CNRS de Saclay, en París, y otros; la existencia de hechos de falsificación de inscripciones arqueológicas por un trabajador; y la falta de control de su dirección en la seguridad del yacimiento".

Este expediente, con el que la Diputación parece guardarse las espaldas en caso de que no prospere la vía penal -el documento quedaría en suspenso si finalmente se activa el proceso-, contempla sanciones que alcanzan los 150.000 euros.

Se trata del segundo expediente que el Ejecutivo elabora en torno a Lurmen, puesto que el primero ya supuso la revocación de sus permisos de excavación en Veleia. Esta vía ya se ha cerrado, negando cualquier tipo de indemnización a la firma de Gil.
..............

En Gara (en portada)
ARQUEOLOGÍA 24/03/2009 14:29:00
La Diputación de Araba activa la vía penal para depurar responsabil...

La diputada de Cultura de la Diputación de Araba, Lorena López de Lacalle, ha anunciado que el ente foral ha activado la vía penal en el caso Iruña-Veleia.

Gasteiz. Según ha afirmado la diputada de Euskara, Cultura y Deportes de la Diputación de Araba, Lorena López de Lacalle, en rueda de prensa tras el Consejo de Diputados, "existen suficientes indicios de delito como para acudir a la vía penal y continuar con el cauce normal de la investigación".

La querella pretende "arrojar luz" en el proceso administrativo iniciado a comienzos de 2008, que acabó demostrando que no existían pruebas suficientes que avalasen la autenticidad de los hallazgos del equipo arqueológico de Eliseo Gil en Iruña-Veleia, unas "antiguas inscripciones en euskara y el primer Calvario de la Historia".

El ente foral ha solicitado al Juzgado el secreto de sumario durante la apertura de la vía penal, algo que la diputada ha asegurado que "van a respetar", aunque ha señalado que la querella "es nominal, por lo que va dirigida contra personas concretas".

La Diputación alavesa quiere adoptar "un papel activo" en el proceso de depuración de responsabilidades y "cerrar un capítulo", para abrir una nueva etapa con la apertura el próximo 26 de marzo del Museo Bibat, el complejo que acogerá al nuevo museo de Arqueología junto al de Naipes.

Por otra parte, el ente foral ha iniciado dos expedientes administrativos, que quedarán en suspenso de activarse finalmente la vía penal, por los que se revoca el permiso de ocupación del yacimiento de Iruña-Veleia a la empresa Lurmen, que cuenta con una semana para retirar sus pertenencias del asentamiento, y un expediente sancionador de índole administrativa contra la misma empresa por "algunas materias presuntamente acaecidas".

Por último, la diputada ha señalado que desde su departamento se lleva trabajando "prácticamente desde setiembre" en el futuro de Iruña-Veleia, que estará dirigido por un equipo de personas de diferentes ámbitos, y no por un único director.

AMPLIACIÓN (26-28/3/2009)

Otras informaciones, de EiTB y Berria.info:

Audio: Iruña-Veleia: La Diputación Foral de Álava lleva el caso a los trib... (RV) (duración: 02:26)
Javier Moncada nos facilita todos los detalles. En "Araba Gaur" con Edurne Trascastro. La cita informativa del mediodía en Radio Vitoria.

Vídeo: Querella contra las personas que pudieran ser responsables del escá... (vídeo con declaraciones de la Diputada Foral)

Noticia: Arduradunen kontrako salaketa jarri du Arabako Foru Aldundiak

Berria: Arabako Aldundiak kereila jarri die Iruña-Veleia auziko erantzuleei
Auzibidean nor jarri duten ez dute zehaztu, baina orain arte Eliseo Gilen taldea eta Amelia Baldeon jo dituzte erantzuletzat - Zigor espedientea abiarazi du, halaber, aztarnategia ustiatu duen enpresaren aurka
2009-03-25 Irune Berro - Ainara Gorostitzu

Del día 26, en El Correo:
ÁLAVA QUIERE QUE LOS CIENTÍFICOS APOYEN SU DENUNCIA DEL 'CASO VELEIA'
M. José Carrero | Vitoria

La Diputación de Álava quiere un respaldo científico a la querella que ha presentado contra las tres personas que considera posibles responsables del engaño de Veleia: el arqueólogo Eliseo Gil, el geólogo Óscar Escribano y el supuesto físico nuclear Rubén Cerdán.

Por ello, en el escrito de denuncia que, el lunes, presentó en los juzgados solicita que entre las diligencias a practicar se llame a testificar a los expertos de diversas especialidades -Arqueología, Epigrafía, Iconografía, Lingüística, Egiptología o Química- que han participado en el dictamen.
La querella de la Administración foral señala a Gil y Escribano como supuestos responsables del delito de ataque al patrimonio al considerar que su actuación ha puesto en riesgo un yacimiento que fue declarado monumento nacional en 1915.

En su vertiente de estafa, la demanda afecta a Gil y Cerdán, a quienes acusa de presentar análisis falsos para autentificar la mentira de los dibujos de temática cristiana, datados en el siglo III, y las palabras en euskera, fechadas entre el IV y el VI. Estos informes fueron pagados por la propia Diputación.

Según ha podido saber EL CORREO, el 21 de junio de 2006 salieron de las arcas forales 5.817,40 euros que fueron a parar a la empresa de Gil -Lurmen S.L.- para abonar «los análisis de los grafitos» que trece días antes se habían presentado como extraordinarios. La Diputación ha comprobado que no se realizó ninguna analítica en los laboratorios franceses CEA-CNRS, como asegura Rubén Cerdán en la página 56 de un informe redactado por él ese mismo año y titulado 'Análisis de pátina de deposición superficial de contaminantes en muestras arqueológicas de cerámica común, T.S.H. y óseas' (*)

Además, la Diputación quiere que testifiquen los tres arqueólogos que dejaron Lurmen en enero de 2007. Se trata de José Ángel Apellániz, Miguel Ángel Berjón y Carlos Crespo, quienes han manifestado que nunca vieron salir de la tierra las piezas con dibujos e inscripciones, sino que aparecían en el proceso de lavado.

(*) Se trata de este informe, en cuya página 56 al final se afirma:


Visto con humor (gracias, Lakorzana):

© Iñaki Cerrajería 25-3-2009

Visitas: 3785

Comentario por Elpater el marzo 25, 2009 a las 10:33am
Coincido con A.M. Canto en que para Gil será mejor la protección judicial (aunque ya hemos visto que el amarillismo bilardista de la periodista habitual y de su periódico no es demasiado respetuoso con el deseo de secreto del sumario) que estar en pleno campo de juego frente a huestes bilardistas. Al menos es de esperar que los funcionarios del Poder Judicial sean más sensibles a los hechos y a las pruebas que a las presiones, mediáticas y de personajes locales, rumores y demás.

Y hablando de rumores, si los encausados son los que se dicen, ¿dónde quedan los de la fabricación en laboratorio por una familiar del director de Lurmen?

Y sobre todo, se abre una esperanza a que podamos conocer un día lo que realmente ocurrió.

En fin, si hay secreto de sumario, habrá que proclamar una nueva fase de wait and see.
Comentario por José Luis Santos Fernández el marzo 25, 2009 a las 10:43am
RUBÉN CERDÁN ¿FÍSICO NUCLEAR?

El hombre polifacético


Vía: El Correo, 25 de marzo de 2009

«Rubén Cerdán es una de las claves para llegar al fondo del engaño de Veleia». Quienes llevan meses obsesionados con el 'affaire' de centenares de piezas con dibujos de temática cristiana y palabras en euskera y latín sospechan del hombre a quien Eliseo Gil encargó certificar la falsedad o la autenticidad de las inscripciones.

Pero... ¿quién es Cerdán? Sin duda, alguien muy escurridizo porque, pese a haber tenido relación profesional con varias instituciones, nadie sabe a ciencia cierta de quién se trata. A mediados de los noventa, este autodenominado doctor en Física Nuclear y Química Física por la Universidad Politécnica de Tel Aviv, aunque nadie ha podido certificar esta titulación, recaló en Vitoria y empezó colaborar en estudios financiados con dinero público, como el dedicado al yacimiento de La Hoya que firmó con la co-directora de las excavaciones de Veleia, Idoia Filloy, y con el responsable del museo de Ciencias Naturales.

Técnico de Medio Ambiente en Legutiano, su intervención en el escándalo de Veleia ha sido crucial. Sus análisis autentificaron los falsos hallazgos, pero es que sus informes, por los que ha cobrado miles de euros, están bajo sospecha. Una empresa alemana asegura que ha copiado los gráficos del manual de un programa informático. Por si fuera poco, los análisis atribuidos a un laboratorio europeo no existen.
Comentario por Eduardo el marzo 25, 2009 a las 10:48am
Sobre el tratamiento informativo de este asunto prefiero no hablar y morderme la boca (autocensurarme, como diríamos en el foro).
Me centraré en el futuro del yacimiento. Los medios (en concreto el Diario, no El Correo) menciona que la diputada admite que desde septiembre lleva trabajando en el fututo de Veleia (entiendo que se refiere a la configuración de un nuevo equipo). Sólo esa afirmación me parece suficiente para calificar a la señora. Dos meses antes de las conclusiones de la comisión, ya tiene tomada la decisión. Eso se llama premeditación, alevosía...

A Salvador Cuesta: por lo que usted dice, cierra cualquier posibilidad a que Cerdán tuviera ninguna relación con los gestores de la Catedral. Sólo con dos de sus técnicos con los que coincidió en una casa rural de Elosu. Perdón, pero creo que sí tuvo relación directa con los máximos responsables de la Catedral, y que le consultaron. Lo que no sé es si tuvo una relación más formal, es decir, un contrato laboral.
Comentario por Percha el marzo 25, 2009 a las 10:57am
Bueno, menuda movida.

Primero, lo de los nombres de los acusados ya lo dije ayer, y no han pasado 24 horas. De todas formas no hay secreto del sumario, y aunque lo hubiera no afecta al conocimiento de los querellados, si no a las investigaciones de la instrucción judicial. Además el secreto sumarial en España es de risa.

Lo de la broma del Sr. Escribano, si nos ponemos muy rigoristas podría ser un delito. Yo no creo que llegue a ello, ya que reconoció rápidamente la broma, incluso parece que la firmó. Probablemente sea una forma de presionar para que colabore más en la investigación.

Mucho más grave es lo de los informes de Cerdán y los análisis del CNRS. La Diputación niega que estos últimos existan. Esto es muy fácil de demostrar y desde mi punto de vista es extremadamente grave, no sólo por que se hayan pagado con dinero público, si no porque en el caso de que sea verdad, no veo como Gil va a poder justificarse. Contra la presuntas manipulaciones de los informes de Cerdán, Gil siempre podría haber actuado contra él como perjudicado por las mismas. Pero si no existen siquiera las analíticas, la cosa cambia mucho, supondría una nefasta gestión de la explotación del yacimiento.
Comentario por Elpater el marzo 25, 2009 a las 11:26am
Yo no sé qué tipo de contrato hay o pudo haber entre Cerdán y Gil, o entre cualquiera de ellos y la DFA. Sé cómo se suelen hacer estas cosas, pero en este caso todo parece haber sido hecho de forma diferente a la habitual (aquí exagero, pero me entiende).

En el comportamiento habitual, Percha, Gil no tendría nada que justificar. Un director de la excavación le encarga unos análisis a un técnico. Éste los hace y entrega los resultados junto con la factura, el director de la excavación (o al institución que corra con los gastos, eso ya depende) los paga, y santas pascuas. Si hubiese sido así, cosa que no sabemos si fue, el técnico es el único respondable de los análisis y de su interpretación técnica (la interpretación histórica y la integración con los demás datos de la excavación ya no es materia suya).

Hay un encargo de análisis a Cerdán por parte de Gil (aunque no hay papel no parece haber dudas al respecto; además este tipo de encargos menores suelen hacerse verbalmente, sin contrato firmado por medio) y hay unos informes que Cerdán entrega a Gil (y éste a la Diputación, que los cuelga en su web), con la firma (o el membrete) de Cerdán. Hasta ahí todo parece ir por donde digo. Si Cerdán miente en sus informes, si pone en ellos gráficos espurios, o si dice que se basa en análisis que nunca fueron hechos (tal como dice ahora la Diputación), la responsabilidad es de Cerdán, no de Gil.

Nunca ha de faltar, con todo, quien sostenga que si un conserje de la Autoridad Portuaria se tira un pedo, la responsabilidad es de Zapatero.
Comentario por Percha el marzo 25, 2009 a las 11:38am
Puede ser como usted dice Elpater pero usted mismo dice, "Éste los hace y entrega los resultados junto con la factura" pero ¿y si como parece decir la Diputación, no hay resultados? No sé, habrá que quedar a la espera.
Comentario por Elpater el marzo 25, 2009 a las 11:40am
Para aclarar un poco más (a saber) lo que quiero decir:

A lo largo de mi vida he "hecho" (es decir, he solicitado, encargado o como quiera llamarlo) unos cuantos análisis de C14. Con la excepción del laboratorio del Rocasolano, que visité en algunas ocasiones porque su anterior director, Fernán Alonso -tristemente fallecido-, me honraba con su amistad, no tengo ni idea de cómo se las gastan de puertas adentro. No conozco para nada, por ejemplo, ni las instalaciones ni a las personas que se ocupan del AMS del laboratorio de Utrecht. Simplemente, envío las muestras con la solicitud, pago la factura, y recibo unas breves páginas con los resultados de los análisis. Más o menos lo mismo que ocurre con los más habituales análisis personales de sangre o de orina.

Entiendo que lo que ocurra entre el envío de las muestras y la recepción de los informes no cae en el ámbito de la responsabilidad de quien hace el encargo, sino en el de quien lo acepta y procede a realizar los análisis.

Si el técnico del laboratorio de Utrecht se ha inventado los resultados porque el aparato se había quedado sin pilas, o si el técnico del laboratorio ha mezclado muestras de sangre u orina, no es responsabilidad de quien encargó el análisis, sino del técnico o del laboratorio.

En principio, y salvo que el procedimiento haya sido anómalo, no veo cómo se puede responsabilizar a Gil de un posible fraude cometido por el laboratorio que aceptó el encargo de los análisis (léase Cerdán).

Como he comentado en varias ocasiones, en estos procesos rigen los principios de buena fe y de honradez profesional, y no tiene cabida el fraude. Si alguien se ha saltado esos principios, todo el proceso queda desvirtuado y se convierte en otra cosa muy diferente a una investigación científica. Caiga todo el peso de la ley sobre quien tal cosa haya hecho, pero no sobre quienes han sido engañados, por su buena fe (que no es más que una premisa necesaria), por quien ha dado la vuelta a un proceso científico para convertirlo en una bufonada, lucrativa o no.
Comentario por Percha el marzo 25, 2009 a las 11:43am
Otra pregunta ¿si no hay resultados, cómo puede haber factura?
Comentario por Percha el marzo 25, 2009 a las 11:50am
En todo caso, ya está tardando Gil en presentar una querella contra Cerdán.
Comentario por Elpater el marzo 25, 2009 a las 11:50am
Percha, los resultados son los informes de Cerdán que figuran en la web de la DFA, que supongo responden a la solicitud de Gil, es decir, si hay o no continuidad de pátina en las piezas analizadas.

Tal vez le sorprendería ver la parquedad de los informes que entregan los laboratorios de C14. Pasando de la palabrería que se repite sin modificaciones en todos los informes, lo que realmente entregan es simplemente una línea, tal como lo lee: nombre del laboratorio, número identificativo del análisis, fecha mediana B.P, desviación típica y, en el mejor de los casos, delta de C13. Y eso es todo. No envían los resultados de los diferentes procesos y análisis intermedios necesarios para llegar a ese resultado, ni los datos del recuento del contador Geiger, ni los cálculos estadísticos ni nada. Como tampoco lo hacen los laboratorios de analisis de sangre o de orina.

Por mi parte, a Cerdán le habría exigido más datos, pero es simplemente porque esas cosas de los análisis me divierten y me gusta estar más informado que lo necesario, es decir, simplemente por puro egoismo, porque me lo paso bien. Pero me parece muy bien que esa manía mía no la sufran otros, y les parezca suficiente que les respondan con lo que quieren saber, es decir, en este caso, si hay o no hay continuidad de pátina, sin que les enreden la cabeza con porcentajes de presencia de litio, sodio, magnesio, molibdeno y unas cuantas tierras raras (y eso que las últimas suelen molar mucho).

A mí me parece claro que si alguien mintió sobre el porcentaje de molibdeno, el responsable es quien mintió, no el director de la excavación que quería saber si las inscripciones eran antiguas o contemporáneas.

Otra cosa es, evidentemente, si se hubiera urdido entre ambos un fraude para engañar a la colectividad. Dudo que haya sido así, y no me parece haber visto hasta ahora nada que permita aventurar tal cosa.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más