Identifican la especie de homínido que pasó el herpes genital a los humanos: el Paranthropus boisei

Foto: Molde de un cráneo de Paranthropus boisei.

Dos virus herpes simplex (VHS) infectaron a los primates desde tiempos evolutivos desconocidos. En humanos modernos, estos virus se manifiestan como herpes labial (VHS1) y herpes genital (VHS2). Sin embargo, a diferencia del VHS1, los primeros proto-humanos no portaban el VHS2  cuando nuestro antiguo linaje se separó de los precursores de los chimpancés hace unos 7 millones de años. La humanidad esquivó la bala del herpes genital (o casi).

Pero en algún lugar entre hace 3 y 1,4 millones de años, el VHS2 saltó la barrera de especies de los simios africanos y se introdujo en los ancestros de los humanos, probablemente a través de una especie de hominini (homínido) intermedio no relacionado con los seres humanos. Los hominina son la "subtribu" zoológica a la que pertenece nuestra especie.

Ahora, un equipo de científicos de las universidades Cambridge y Oxford Brookes, en Reino Unido, cree que puede haber identificado al culpable: el Paranthropus boisei, un corpulento hominini bípedo con un cerebro pequeño y un rostro (derecha)  similar a un plato (ancho y redondeado).

En un estudio publicado en la revista Virus Evolution, estos investigadores sugieren que el Paranthropus Boisei probablemente contrajo VHS2 al carroñear la carne de un chimpancé ancestral al coincidir con estos donde la sabana se encuentra con el bosque tropical, filtrándose la infección a través de la ingesta de tejido infectado o de llagas o heridas abiertas.

Los hominini con el VHS1 pudieron haber estado inicialmente protegidos del VHS2, el cual también se alojaba en la boca, hasta que el VHS2 "se adaptó a un nicho de mucosa diferente", según los científicos. Un nicho localizado en los genitales.

El contacto cercano entre el Paranthropus boisei y nuestro antepasado el Homo erectus habría sido bastante común en torno a fuentes de agua, tales como el lago Turkana de Kenia, lo que proporcionó la oportunidad para que VHS2 provocara un efecto bumerán en nuestra corriente sanguínea.

La aparición del Homo erectus hace alrededor de 2 millones de años estuvo acompañada de evidencias de caza y carnicería, de forma que, una vez más, el consumo de "material infectado" habría transmitido el virus, sólo que esta vez habría sido el Paranthropus boisei quien fue devorado.

"El herpes infecta todo, desde los humanos hasta los corales, y en cada especie con su propio conjunto específico de virus", explica la autora principal, la doctora Charlotte Houldcroft (izquierda), viróloga del Departamento de Arqueología de la Universidad de Cambridge. "Para que estos virus salten las barreras de las especies, necesitan una mutación genética afortunada combinada con un intercambio de fluidos significativo. En el caso de los homínini tempranos, esto significa a través del consumo de carne o del coito, o posiblemente de ambos".

Posible transmisión al 'Homo erectus'

"Analizando los datos disponibles, desde los registros fósiles a la genética viral, creemos que el 'Parathropus boisei' fue la especie que, en el lugar correcto y en el momento adecuado, contrajo el VHS2 de chimpancés ancestrales y se lo transmitió a nuestros antepasados más tempranos, probablemente al 'Homo erectus'", agrega Houldcroft.

Cuando investigadores de la Universidad de California, en San Diego, publicaron un estudio que sugería que el VHS2 había saltado entre especies de homínidos, a Houldcroft le picó la curiosidad. Mientras hablaba sobre el herpes genital, durante una cena en el Kings College de Cambridge, con su colega académico Krishna Kumar, se hizo una idea. Kumar, un ingeniero que utiliza la modelización de redes bayesianas para predecir los requisitos infraestructurales a escala de una ciudad, sugirió aplicar sus técnicas a la cuestión del antiguo VHS2.

Houldcroft y su colaborador el doctor Simon Underdown, investigador de la evolución humana en Oxford Brookes (derecha), recogieron datos que van desde hallazgos fósiles hasta el ADN del herpes y los climas africanos antiguos. Usando el modelo de Kumar, el equipo generó probabilidades de transmisión del VHS2 para el mosaico de especies de homínidos que vagaban por África durante un "tiempo profundo".

"Las fluctuaciones climáticas durante milenios hicieron que los bosques y los lagos se expandieran y contrajeran. Colocar datos climáticos con ubicaciones de fósiles nos ayudó a determinar las especies más propensas a entrar en contacto con chimpancés ancestrales en los bosques, así como con otros homínidos en las fuentes de agua", comenta Undderdown

Algunas pistas prometedoras resultaron ser callejones sin salida. El Australopithecus afarensis tenía la mayor probabilidad de proximidad con los chimpancés ancestrales, pero la geografía también lo descartaba como transmisor del virus a los antepasados humanos.

En última instancia, los investigadores descubrieron como jugador clave en todos los escenarios, y con  con las probabilidades más altas, al Parathropus boisei (si bien el Homo habilis también podría haber desempeñado un papel en la transmisión inicial de HSV2 desde los ancestros ​​de los chimpancés al Paranthropus boisei). Al mismo tiempo, un ajuste genético viralmente fue hallado en los lugares correctos para ser el herpes intermediario entre el Homo erectus y eventualmente nosotros, siendo los desafortunados destinatarios.

La ruta (s) más corta (s) para el modelo de prevalencia de la infección. Las líneas con flechas son las posibles rutas de transmisión. Los valores en las líneas son los costes marginales (probabilidad inversa de transmisión). Este modelo predice que el huésped transmisor del VHS2 se produjo a través de la vía chimpancés ancestrales -> Paranthropus boisei ->  Homo erectus (resaltado en negrita). 

"Una vez que VHS2 consigue entrar en una especie, se queda, transmitiéndose fácilmente de la madre al bebé, así como a través de la sangre, la saliva y el sexo", describe Houldcroft.

"El VHS2 es ideal en las poblaciones de baja densidad. El virus del herpes genital se habría expandido a través de África deslizándose por las terminaciones nerviosas de nuestros órganos sexuales de forma lenta pero firme", añade.

El equipo cree que su metodología puede utilizarse para desentrañar los misterios de la transmisión de otras antiguas enfermedades, como los piojos púbicos, también introducidos a través de un homínido intermedio de gorilas ancestrales hace más de 3 millones de años.

Fuente: University of Cambridge | 2 de octubre de 2017 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

El 'Paranthropus boisei' pierde su apodo de "Cascanueces" (04/05/2011)

El menú de los antepasados del hombre era más variado de lo que se ... (15/10/2011)

El virus del herpes confirma el origen africano del 'Homo sapiens' (29/10/2013)

El "homínido" más antiguo encontrado por españoles en África (07/11/2013)

Hallan en la Garganta de Olduvai (Tanzania) un esqueleto parcial de... (06/12/2013)

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 438

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más