Hallan restos de una antigua ciudad cerca de Jerusalén que podrían probar que la monarquía del rey David existió


Tel 'Eton. Crédito: Griffin Higher Photography

¿Existió el reino de David y Salomón? El texto bíblico dice que ambos fueron los últimos reyes del reino unido de Israel (1030-930 a.C.). Tanto el padre (el pastor que, según la tradición, venció al gigante  Goliat con una honda) como el hijo lograron reinar sobre un extenso territorio. El problema es que no ha habido evidencias arqueológicas que certificaran que estos hechos fueron reales.

Por eso el debate ha sido tan intenso, especialmente en los últimos 25 años, con los investigadores cuestionando la figura de ambos monarcas hasta reducirlos a poco más que jefes tribales que gobernaban sobre Jerusalén y su entorno más inmediato. Para contrarrestar esa hipótesis era necesario encontrar construcciones en el corazón de la región donde supuestamente estuvo ese reino. Y parece que es algo que han conseguido unos investigadores de la Universidad Bar-Ilan.

Un equipo liderado por el profesor Avraham Faust (izquierda) y el doctor Yair Sapir (derecha) ha descubierto nuevas pruebas que apoyan la existencia de la monarquía unida de Israel e indican que el Reino se extendió más allá de las cercanías de Jerusalén, según explican en un estudio publicado en la revista Radiocarbon.

Durante la última década, los arqueólogos de Bar-Ilan han estado excavando una gran mansión conocida como la “residencia del Gobernador” o la “casa de cuatro habitaciones”, que fue destruida en un incendio en el siglo VIII antes de Cristo durante una de las campañas asirias. El hogar se encontraba en Tel ‘Eton, en Shephelah, unos 20 kilómetros al sureste de la ciudad de Qiryat Gat.

Este gran edificio tenía al menos dos pisos y su planta baja se extendía sobre unos 225 metros cuadrados. La estructura se construyó en la parte más alta del montículo, sobre cimientos profundos, utilizando materiales de construcción de alta calidad y de acuerdo con un plan meticuloso, colocando piedras grandes y de alta calidad en las esquinas y entradas del edificio.

“Sorprendentemente, las fechas de la datación por radiocarbono indican que el edificio ya se había erigido entre finales del siglo XI a.C. y principios del siglo X. Esto tiene relevancia para la fecha en la que evolucionó la complejidad social en Judá, para el debate sobre la historicidad del reino de David y Salomón”, dice Faust en un comunicado. La construcción de una residencia tan grande en la cima del montículo, visible desde una gran distancia, junto con el crecimiento significativo del tamaño de la ciudad al mismo tiempo, fue un evento importante en la historia de Tel‘Eton, uno de los mayores sitios arqueológicos de Judá, aproximadamente a mitad de camino entre Gaza y Jerusalén.

La duda era quién construyó este edificio, aunque los investigadores lo tienen claro. “El hecho de que la residencia fue levantada como una casa clásica de cuatro habitaciones, un estilo que era muy predominante en los sitios israelitas y que falta o es raro en las zonas de dominio cananeo y filisteo, parece enviar un mensaje claro sobre la identidad de los constructores: la política israelita procedente de las tierras altas”, señala el estudio.

Curiosamente, la casa no fue destruida y los cambios en la construcción no fueron el resultado de batallas o la aparición de una nueva población dominante. “Estos hallazgos indican que había una impresionante construcción pública en curso ya en el siglo X antes de Cristo. Cuando los descubrimientos de Tel ‘Eton se combinan con los aparecidos en otros sitios en la región, se puede reconstruir el proceso a través del cual el gobierno de las tierras altas se apoderó del Shephelah (el centro-sur de Israel) y lo colonizó gradualmente”, apuntan.

Faust y Sapir saben perfectamente que "la asociación de esta residencia con David y Salomón no se basa en evidencia arqueológica directa, sino únicamente en motivos circunstanciales”. El origen de los cambios en Tel ‘Eton (la construcción de la residencia de cuatro habitaciones y el crecimiento del sitio) parece que hay que buscarlo en las tierras altas. “Y dado que estos cambios tuvieron lugar en el momento en que se suponía que David gobernaba en las tierras altas, el vínculo es plausible“, señalan los expertos.

“Si alguien piensa que esto no certifica que hubo un rey con el nombre de David, quizás deberíamos encontrar otro nombre para llamar al monarca que logró unificar las tierras altas de Judá y las bajas llanuras costeras filisteas durante su reinado”, explican Faust y Sapir.

Sin embargo, otros arqueólogos llamaron a la cautela antes de conjeturar que el asentamiento recién descubierto fuera necesariamente davídico.

El doctor Ido Koch (izquierda), de la Universidad de Tel Aviv, señala que la “casa del gobernador” no tiene escritos para indicar que fuera parte de un Reino judío.

“En los hallazgos del siglo X no hay nada con la palabra ‘Jerusalén’ escrita en ellos, y mientras no haya señales de administración o escritos de estilo judaico el vincular el asentamiento al reino de Jerusalén sería pura especulación”, expresó para Haaretz.

Fuentes: lavanguardia.com | haaretz.com | es.aleteia.org | 2 de mayo de 2018

Visitas: 1225

Comentario por Alicia M. Canto el mayo 2, 2018 a las 10:49pm

Asombra leer en una agencia de prensa israelí como Haaretz frases como éstas: "¿Existió siquiera el rey David, e incluso su legendario hijo, el sabio rey Salomón? Y, si ambos existieron..." ("Did King David even exist, let alone his fabled son, the wise King Solomon? And if they existed..."). Vivir para ver.

Del muy famoso rey David, y de su no menos famoso hijo el rey Salomón, así como de sus hechos y conquistas, tenemos innumerables noticias en distintos libros del Antiguo Testamento, que no por tener un trasfondo religioso deja de ser una notable colección de crónicas históricas. Tiene su gracia que para probar la historicidad de ambos reyes haya que esperar a la excavación de este edificio en concreto, o de cualquier otro (aunque el post, como siempre, está muy bien hecho).

En todo caso, se echa en falta otra vez la prueba epigráfica, como bien señala el último experto citado, I. Koch (que quizá es relegado al final por "chafador de noticias" ;-) ).

Parece que no nos podemos librar de este tipo de titulares engañosos, bajo los cuales los propios arqueólogos lo que dicen es que "la asociación de esta residencia con David y Salomón no se basa en evidencia arqueológica directa, sino únicamente en motivos circunstanciales”, mientras en el propio estudio científico al edificio sólo lo llaman, mucho más prudentemente, "la residencia del gobernador".

 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más