Hallan en Israel tumba de chamán con 50 caparazones de galápagos

Foto: Archeologist Leore Grosman shows items, discovered in a cave in the lower Galilee region of northern Israel, in Jerusalem November 4, 2008. (Baz Ratner/Reuters).

Vía: EFE | El Universo.com, 4 de noviembre de 2008



Arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén han descubierto en el norte de Israel la tumba de una mujer chamán, que incluye los caparazones de 50 galápagos, la pelvis de un leopardo y un pie humano de 12.000 años de antigüedad.



El hallazgo, que corresponde al período Neolítico, se cree que es uno de los más primitivos que se conocen del enterramiento de un chamán en toda la región, según un comunicado difundido hoy por la universidad jerosolimitana.


Leore Grosman, del Instituto de Arqueología del centro académico y que dirige la excavación en Hilazon Tachtit, en la Galilea occidental, cree que los preparativos y el ritual empleados para el enterramiento, así como el método para sellar la tumba, sugieren que la sepultada tenía un papel destacado en la comunidad.


La tumba contenía restos de varios animales, raramente encontrados en enterramientos del período Neolítico, como cincuenta caparazones completos de tortugas, la pelvis de un leopardo, la punta del ala de un águila dorada, la cola de una vaca, los esqueletos de dos hurones, y el antebrazo de un jabalí salvaje, que apareció alineado con el húmero izquierdo de la mujer.

Asimismo, fue descubierto un pie humano de un individuo considerablemente más alto que la sepultada, que era de pequeña estatura y tenía 45 años en el momento de fallecer, según análisis de sus huesos.


La chamán también tenía una apariencia asimétrica debido a un problema vertebral que podría haber afectado su modo de andar, lo que pudo causarle cojera.

Grosman considera que el enterramiento responde a lo que los expertos asocian con las tumbas de chamanes, pues generalmente los enterramientos reflejan el papel que desempeñaba el individuo, y suelen aparecer junto a los animales y otros objetos con los que se relacionaron en vida.

El método de enterramiento también es peculiar: La mujer reposaba de lado, con su columna, pelvis y fémur derecho contra la pared curva de la tumba, que es de forma ovalada, y sus piernas aparecieron separadas y dobladas hacia dentro a la altura de las rodillas.

Photo: The shaman was buried in so-called Structure A, while other bodies were buried within the three burial pits within the cave in Israel. (Inset shows the region excavated by the archaeologists.) Credit: N. Hilger. LiveScience.com

Photo: The grave of an elderly woman buried about 12,000 years ago included a plethora of animal remains, adding one piece of evidence she was indeed a shaman who possibly used animal spirits to communicate with the spirit world (depicted in this artistic reconstruction of the grave). Credit: P. Groszman. LiveScience.com



El arqueólogo menciona que sobre la cabeza, la pelvis y los brazos de la mujer fueron colocadas diez piedras en el momento de su sepultura, y que tras la descomposición del cuerpo su peso provocó la desarticulación de algunas partes del esqueleto, como la separación de la pelvis de la columna vertebral.

Se cree que una de las razones de esta práctica fue evitar que la fallecida fuera comida por animales, o porque la comunidad trató de salvaguardar su espíritu dentro del ataúd.

También se presume que los cuerpos de las tortugas pudieron haber sido comidos como parte del funeral, ya que muchos de los huesos indican que la mayor parte fueron arrojados a la tumba junto a los caparazones tras su consumo.

"Claramente se ha invertido una gran cantidad de tiempo y energía para la preparación, arreglo y sellado de la tumba", manifestó Grosman, quien agrega que el cuerpo también recibió un tratamiento especial antes de recibir sepultura.



El período Neolítico existió en la región del Creciente Fértil entre 15.000 y 11.500 años atrás, y el arqueólogo explica que el descubrimiento podrá arrojar luz sobre los cambios ideológicos que se produjeron durante este período de transición a la agricultura.


Las excavaciones se llevaron a cabo en una pequeña cueva donde han sido desenterrados los cuerpos de al menos 28 individuos de distintas edades del período Neolítico.

Visitas: 536

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 9, 2016 a las 8:38pm

Reconstrucción del ritual funerario de una mujer chamán enterrada hace 12.000 años en Israel

Fuente: ancient-origins.es | 6 de julio de 2016

Recreacion artística del enterramiento de la mujer chamán hallado en el año 2008 en la cueva Hilazon Tachtit de Israel. (Bensozia)

Los restos de la mujer yacían sobre un lecho de materiales especialmente seleccionados, entre ellos  una médula de cuernos de gacelas, fragmentos de creta (un tipo de roca), arcilla fresca, bloques de piedra caliza y sedimentos. En torno al cadáver y por debajo de él se depositaron caparazones de tortuga, hasta un total de 86. Sobre los restos de la mujer, de 1,50 metros de estatura, se encontraron conchas marinas, un ala de águila, la pelvis de un leopardo, una pata de jabalí e incluso un pie humano. Para sellar la tumba se colocó una piedra de gran tamaño sobre el cadáver.

Según el arqueólogo de la Universidad Hebrea que descubrió la tumba en el año 2008 en una cueva situada en las márgenes del río Hilazon, en el oeste de la región de Galilea del norte de Israel, no se trata de un funeral ordinario. Se han descubierto otras tres fosas funerarias en el yacimiento de Hilazon Tachtit desde el año 1995, y en su mayoría albergaban los huesos de varios individuos. No obstante, los sorprendentes elementos hallados en la tumba de la mujer, cuyas dimensiones aproximadas son de 0,70 m x 1,00 m x 0,45 m, apuntan a la singularidad de este enterramiento con los restos de la mujer como elemento central.

Ocho años después del descubrimiento, las profesoras Leore Grosman (izquierda), del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, y Natalie Munro  (derecha), de la Universidad de Connecticut, han identificado la secuencia de acontecimientos que envolvió los misteriosos rituales funerarios de este enterramiento, que tuvo lugar hace unos 12.000 años.

“Hemos dividido el ritual en etapas basándonos en notas de campo, mapas digitalizados, piedras, arquitectura y frecuencias de distribución y concentración de elementos”, explica la profesora Grosman, añadiendo a continuación que, “La alta calidad de su estado y la recuperación de la tumba bien conservada de una mujer singular, probablemente una chamán, han permitido identificar seis fases en su ritual funerario”.

La investigación, publicada recientemente en la revista Current Anthropology, explica en detalle el orden de la secuencia de seis etapas que siguió este ritual y la fuerte implicación ideológica de los individuos que lo llevaron a cabo.

El ritual de enterramiento comenzó con la excavación de una fosa funeraria oval en el suelo de la cueva. A continuación, se dispuso un lecho de diversos elementos sobre piedras de gran tamaño, entre los que había conchas marinas, un cuenco de basalto partido, ocre rojo, creta y numerosos caparazones de tortuga completos. Estos elementos fueron recubiertos a su vez por una capa de sedimentos compuesta de cenizas y desechos formados por fragmentos de sílex y huesos de animales. Aproximadamente en la mitad del desarrollo del ritual, el cadáver de la mujer fue depositado en la fosa en posición de dar a luz. Fue entonces cuando se colocaron sobre ella y en torno a ella todo tipo de singulares elementos, entre los que predominaban los numerosos caparazones de tortuga. Después de esto se dispuso otra capa de relleno y piedras calizas de diversos tamaños, colocadas directamente sobre el cadáver. El ritual concluyó con el sellado de la tumba, realizado con una pesada piedra de gran tamaño.

Foto: Los huesos de la mujer en el lugar de enterramiento, rodeado de conchas de tortuga y objetos adicionales. (Crédito: Naftali Hilger)

Asimismo, se llevaron a cabo muy diversas actividades para la preparación del ritual de enterramiento. Entre ellas la recogida de los materiales requeridos para la construcción de la tumba y la captura y preparación de los animales para el ritual, en especial las 86 tortugas, cuya captura debió requerir su tiempo.

“La significativa planificación implica que existía una lista bien definida de tareas a realizar, y un plan de trabajo de actos rituales con un orden determinado”, apunta la profesora Grosman.

               

Foto: Uno de los 86 caparazones de tortuga encontrados en el lugar. Crédito: Leore Grosman.

El estudio de los rituales funerarios en el registro arqueológico es posible únicamente desde el momento en que el ser humano empieza a enterrar a sus muertos en localizaciones visibles desde un punto de vista arqueológico. El período natufiense (hace entre 15.000 y 11.000 años) del sur del Próximo Oriente revela un aumento en la frecuencia y concentración de enterramientos humanos.

En palabras de las investigadoras, “Los vestigios del ritual funerario de este yacimiento nos ofrecen una singular oportunidad para reconstruir el desarrollo de la ejecución de este ritual en una época en que los ritos funerarios se estaban convirtiendo en un vínculo social cada vez más importante en un momento realmente crucial de los albores de la historia de la humanidad".

Foto: Otro enterramiento natufiense bien conocido: el del yacimiento arqueológico de la Terraza de El-Wad, situado en la Reserva Natural de Nahal Me’arot, Israel.

Este sorprendente y singular ritual funerario de finales del período natufiense, localizado en la cueva Hilazon Tachtit del norte de Israel, revela importantes pruebas de compromiso comunitario en la práctica de un ritual, y su análisis ha contribuido a la creciente información disponible relacionada con la complejidad social del período natufiense como antecedente de las transformaciones sociales y los rituales cada vez más establecidos que llegarían a principios del período Neolítico.

La escala sin precedentes y el alcance de los cambios sociales del período natufiense, especialmente en términos de actividades rituales, hacen de este período objeto de debates aún en la actualidad, relacionados con el origen y la significación de los procesos sociales y rituales que desembocaron en la transición a la agricultura.

 

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén. "Reconstruction of 12,000-year-old funeral feast brings ancient bur...." ScienceDaily,  5 de julio del 2016.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más