Hallan los restos más antiguos (5.500 - 5.200 años) de presencia humana en el centro-sur del Tíbet

Tingri Graben, ubicación del yacimiento de Su-re, a 4.450 msnm. Las caras norte de los montes Everest y Cho Oyu son visibles al fondo. Foto: Luke Gliganic.

Los seres humanos y sus antepasados ​​han fabricado herramientas de piedra durante millones de años. De hecho, los lugares en los que se han encontrado subproductos de la producción lítica así como las herramientas empleadas para ello se encuentran entre los yacimientos más comunes del registro arqueológico de todo el mundo.

Sin embargo, con frecuencia estos artefactos líticos son hallados, bien muy cerca, o bien en la misma superficie del suelo, por lo que resultan notablemente difíciles de ubicar en un marco cronológico. Esto es así debido a que los materiales orgánicos que pueden ser datados por radiocarbono y que están directamente asociados con estos hallazgos a menudo se encuentran ausentes. Por otro lado, su ubicación cercana o en la misma superficie no pueden ofrecer a los arqueólogos un periodo temporal inequívoco en los que situarlos.

Características del sitio arqueológico de Su-re. (A) Vista aérea oblicua de Google Earth con posiciones de artefactos de superficie muestreados a lo largo de la ladera en Su-re (la vista está al noroeste). (B) Vista sobre el sitio de dispersión de la superficie lítica en el valle de Su-re con grandes rocas de cuarcita que han sido parcialmente extraídas (punto medio de la imagen). Obsérvense las arenas degradadas de la cubierta eólica en el fondo y las líneas de drenaje poco profundas de la concentración del flujo terrestre en el primer plano. (C y D) Esquema detallado de los artefactos TIN36 y TIN54, respectivamente. Crédito de la foto: (A) imagen de Google Earth; (B) MC Meyer, Universidad de Innsbruck.

A todo ello hay que sumar que hasta la fecha existen muy pocas técnicas arqueométricas disponibles para datar la piedra trabajada directamente y que actualmente los únicos métodos para la datación directa de artefactos líticos son la termoluminiscencia y la datación por hidratación de la obsidiana. Sin embargo, ambas técnicas presentan serias limitaciones metodológicas que limitan el rango de aplicaciones así como la fiabilidad de cada método.

Ahora para salvar este escollo, el arqueólogo de la Universidad de Innsbruck, Luke Andrew Gliganic, ha empleado junto a su equipo una técnica conocida como luminiscencia ópticamente estimulada -OSL por sus siglas en inglés- para datar los restos del yacimiento arqueológico de Su-re, ubicado en la montaña Cho Oyu de la cordillera del Himalaya y situada apenas a unos 20 kilómetros al oeste del monte Everest. Con ello han identificado la que hasta ahora es la evidencia más antigua de la ocupación humana del centro-sur de la meseta tibetana.

Entorno geográfico del sitio estudiado. (A) Ubicación del Tingri Graben en el Himalaya. (B) Perspectiva de Google Earth del Tingri Graben y el alto Himalaya mirando aproximadamente al sur que indica la ubicación del sitio arqueológico de Su-re. Crédito de la fot (B): Google Earth.

El arqueólogo Gliganic realizando un muestreo de artefactos de superficie bajo una cubierta negra a prueba de luz en la meseta tibetanaCrédito: Michael Meyer. Crédito: Michael Meyer.

Los restos de estas herramientas han sido datados entre hace 5.500 y 5.200 años y proceden de una cantera ubicada cerca de un paso de montaña que fue una ruta histórica de comercio y peregrinaje. "Se cree que esta ruta situada en las inmediaciones de Cho Oyu funcionó además como un vínculo prehistórico entre la meseta tibetana y las tierras bajas del sur del Himalaya" cuentan los investigadores.

Sin embargo, una de las cosas que más llama la atención de la investigación de Gliganic, la cual se publica en la revista Science Advances bajo el titulo Direct dating of lithic surface artifacts using luminescence es el método de datación empleado para averiguar la antigüedad de los artefactos de piedra tibetanos, ya que pudieron fecharlos gracias a la citada técnica OSL, la cual puede emplearse para averiguar la última vez que el cuarzo de una roca estuvo expuesto a la luz.

Esto se explica debido a que la luz solar despoja gradualmente al cuarzo de una señal luminiscente natural hasta que esta se repone con una nueva exposición a la radiación tras ser enterrado nuevamente. Así, exponiendo la piedra a longitudes de onda de luz específicas, los investigadores obtienen una serie de señales gracias a las cuales pueden calcular el tiempo que han permanecido bajo tierra.

El coautor del estudio, Michael Meyer, en el laboratorio OSL de la Universidad de Innsbruck. Foto: Michael Meyer.

"La superficie de la Tierra es altamente dinámica y la erosión y la redeposición de material, especialmente en escalas de tiempo largas, es común. Por lo tanto, una determinación precisa de la edad de los artefactos líticos que ocurren como hallazgos en la superficie no ha sido posible hasta ahora. Muchos aspectos del comportamiento humano antiguo sólo se han conservado como hallazgos en la superficie, por lo que no se pueden fechar con precisión con los métodos de datación disponibles en la actualidad. Al seguir desarrollando la técnica de datación por luminiscencia estimulada ópticamente (OSL), ahora podemos, por primera vez, realizar mediciones de edad precisas y directas en artefactos líticos. En nuestro estudio actual hemos analizado artefactos de piedra de un sitio arqueológico de superficie en el centro-sur del Tíbet", explica Michael Meyer, jefe del Laboratorio de Luminiscencia del Departamento de Geología de la Universidad de Innsbruck y uno de los principales autores del estudio 

"Este método de datación utiliza señales de luz natural que se acumulan con el tiempo en dosímetros naturales, como granos de cuarzo y feldespato que son componentes importantes de los sedimentos, así como rocas y artefactos líticos. Estos minerales se pueden imaginar como relojes miniaturizados. Cada grano es un diminuto reloj que se puede 'leer' en condiciones controladas de laboratorio. La señal luminosa nos permite inferir la edad de la capa de sedimento arqueológico o artefacto. Cuanta más luz, más antigua es la muestra ”, dice el geólogo. "En este estudio, hemos adoptado un nuevo enfoque y nos hemos centrado no en los granos de arena sedimentarios, sino, por primera vez, en los propios artefactos de piedra".

Pisadas humanas bien conservadas descubiertas en el sitio arqueológico de Chusang, en el altiplano central tibetano. Foto: Mark Aldenderfer.

Actividades de explotación de canteras hace más de 5.000 años

Debido a sus condiciones ambientales y climáticas extremas, las tierras altas secas del Tíbet se consideran una de las últimas regiones de la tierra que fueron ocupadas por humanos. El momento exacto en que se produjo el poblamiento de estos entornos remotos y bastante extremos ha provocado un gran debate científico en el transcurso de la última década. En 2017, Michael Meyer fechó las famosas huellas humanas de pies y manos de ... en la parte central de la meseta tibetana a una edad de entre 8.000 y 12.000 años.

En el estudio actual, Meyer y su equipo analizaron hallazgos arqueológicos del sur del Tíbet en el Laboratorio OSL de Innsbruck: el sitio de excavación Su-re se encuentra inmediatamente al norte del macizo del Monte Everest-Cho Oyu en el llamado Tingri Graben a una altura de 4.450 metros. Los artefactos superficiales son particularmente comunes en el Tíbet. Para fecharlos, el investigador utilizó la denominada técnica de datación de enterramiento de la superficie de la roca y la aplicó a los artefactos de la superficie lítica. Este método determina el momento en el que el artefacto de piedra fue descartado por los humanos y al menos parcialmente cubierto con tierra.

El sitio de excavación Su-re se encuentra inmediatamente al norte del macizo del Monte Everest-Cho Oyu (a la izquierda) en el llamado Tingri graben a una altura de 4.450 metros. Crédito: Luke Gliganic

"Con nuestro método de luminiscencia, podemos mirar dentro de la piedra y crear un perfil continuo de la profundidad de su antigüedad. El interior de una roca nunca ha estado expuesto a la luz solar, por lo que tenemos una señal de luminiscencia saturada allí y una cronología infinitamente alta. Sin embargo, si la superficie de la roca se expone a la luz del día durante un tiempo suficiente, se borrará la señal en los milímetros o centímetros superiores de la roca. Esto sucede durante el tallado de la herramienta lítica, y también durante el uso posterior del artefacto por parte de los humanos. Cuando el artefacto es luego descartado y al menos parcialmente enterrado en sedimento y protegido de la luz, la señal de luminiscencia en la superficie de este artefacto se recarga. Al medir esta señal de luminiscencia dependiente de la profundidad en las superficies rocosas, podemos calcular la antigüedad del artefacto, teniendo en cuenta la dinámica de los procesos locales de la superficie terrestre. Este enfoque nos permite datar tales artefactos de piedra directamente, incluso si ocurren como hallazgos en la superficie", explica Meyer.

Modelo conceptual que muestra el enfoque de datación que destaca una ruta común de un artefacto lítico en el paisaje y los cambios correspondientes a la señal de luminiscencia en la superficie del objeto de interés. (A) Artefacto todavía en su contexto original de lecho rocoso antes de la exposición por extracción y / o tallado. (B) El uso y / o descarte de artefactos por parte de humanos que conducen a la exposición y decoloración de la señal luminiscente en todas las superficies. (C) Asentamiento de artefactos, incrustaciones y semienterías en el suelo que conducen a la acumulación de señales de luminiscencia (las líneas de puntos rojas y verdes indican dos superficies de artefactos opuestos). Tenga en cuenta que la exposición de la superficie de un artefacto que da al aire antes del tallado (es decir, exposición previa, mientras todavía está "in situ" en el entorno de la cantera) como en (A) contribuirá al blanqueamiento de las superficies del artefacto que continúa en (B) .

Los análisis de los artefactos de la superficie del sur del Tíbet revelaron una edad entre 5.200 y 5.500 años. "Suponemos que los hallazgos de artefactos en Su-re están relacionados con las actividades de extracción en este sitio". Se han descubierto sitios muy antiguos en la parte central de la meseta; sin embargo, para el sector sur de la meseta tibetana, Su-re es actualmente el sitio más antiguo con una datación segura.

Para Michael Meyer, el análisis de estos artefactos tibetanos es solo el comienzo: "Este método basado en OSL abre nuevas perspectivas en la datación arqueológica y tiene un gran potencial también para sitios en otros continentes que preservan artefactos líticos en un entorno favorable", concluye el geólogo.

Fuentes: nationalgeographic.com.es | phys.org | 2 de junio de 2021

Posts de Terrae Antiqvae relacionados: 

Los tibetanos se han adaptado a las alturas gracias a sus genes den... (05/07/2014)

Descubren la granja más antigua del mundo a gran altitud (21/11/2014)

Descubren restos de hace 10.000 años en el Tíbet (26/07/2016)

Los humanos se asentaron en la meseta del Tíbet hace más de 7.400 años (08/01/2017)

Visitas: 376

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más