Gobekli Tepe es un yacimiento localizado en lo alto de una colina sin apenas vegetación al sureste de Turquía en la frontera con Siria. El lugar se encuentra a 15 kilómetros de la actual ciudad de Sanliurfa, antigua Urfa, y existen en la región otros lugares similares con rescates arqueológicos de parecido aspecto como Nevali Cori, hasta un radio de unos 160 Kilómetros. 

En torno a ese yacimiento se citan cronologías de hasta 11.500 años antes de nuestra era, pero los registros arqueológicos ofrecen dos estratos principales. Un primer estrato más antiguo cifrado hacia el 9.000 años a.n.e. y un segundo estrato que se data entre el 7.500 y el 6.000 años a.n.e.

Dentro de su ambientación prehistórica, Gobekli Tepe es un suceso extraordinario, algo fuera de lo normal, pues enfrenta y contradice una diversidad de patrones prehistóricos como serían el inicio e invención de la escultura y el grabado en Historia del Arte; la cronología de las Edades en Prehistoria, pues si de alguna manera tuvieron sus dueños de fabricar eso, tendría que haber sido con herramientas y aparatos metálicos, algo adecuado  para conseguir los grabados sobre roca. Esos instrumentos se presumen de Cobre, por lo que su uso, metalurgia, batido en frío y comercio del mismo, llevaría las fechas del Calcolítico hasta los aproximados 10.000 años a.n.e.; el uso  y la invención del comercio y la puesta en marcha  de las primeras rutas y caminos comerciales; cambio de fechas para el suceso neolítico del Sedentarismo ya que de lugares sedentarios se trata y por supuesto la originalidad e invención de estructuras de construcción para la vivienda, fábrica de paredes, suelos y techos, edificios anejos, recintos y pasillos y el tratamiento y enlucido de los mismos. 

Para las fechas adjudicadas a esos lugares en Turquía el lugar se encontraban aún en las típicas formas del Paleolítico Superior y sus habitantes eran grupos nómadas de cazadores-recolectores. Ese suceso extraordinario es así, como tal, demostración de formas arquitectónicas, despliegue de relieves, grabados y esculturas, contenido simbólico e información que puede entenderse dentro de un perfecto marco Epipaleolítico y, además, sin ninguna clase de construcciones de nuevos pueblos en los territorios cercanos.

Se trata de unas construcciones a modo de sótanos en las que se practicó un muro circular de piedra sin labrar con unas columnas intercaladas en el muro exterior en forma de T y una altura de unos 3 metros. Un banco de piedra rodearía toda la estructura adosado al muro. Todo ello conforma un espacio, ya dijimos circular con otras dos columnas en el centro de mayor altura, enfrentadas y separadas por varios metros. Sobre las columnas, tanto las de los muros circulares exteriores como las dos más grandes centrales, vendría conformada la estructura del techo y los espacios donde situar las ventanas o claraboyas por donde se pasaba al interior. En los segundos estratos aparecen habitaciones adyacentes de forma rectangular y suelo fuerte de cal. Podría pensarse que es desde aquí, desde donde se habrían ideado otras estructuras poblacionales de siglos posteriores como los poblados de Cayonu, Hacilar, Catalhoyuk.

En Gobekli Tepe pueden aparecer varias construcciones de esas circulares parecidas a sótanos una cerca de la otra, en realidad, solo se ha excavado una mínima parte del yacimiento, pero se piensa por evidencias técnicas que pueden existir otras muchas de esas construcciones enterradas en el subsuelo inmediato.

En cuanto a la interpretación de esos yacimientos, también aquí habría que olvidarse de interpretaciones excesivas de tipo ancestral o mitológico y pensar esa pequeña porción civilizacional al sur de Anatolia dentro de algunos amplios esquemas de análisis, muy relacionado  -Gobekli Tepe-  con otros lugares, yacimientos cercanos y tratar de buscar su significado más auténtico y veraz, aunque esto resulte algo chocante y como "fuera" de los esquemas prehistóricos acostumbrados. Sentido práctico para los "tepes" del sureste de Turquía que haría referencia a los más tempranos desarrollos del mercantilismo y el comercio, lonjas de mercado, bolsas de intercambio de productos, lugares de canje y comercio y acaso dependencias adyacentes de administración o de pasar la noche en los viajes con esa finalidad.

Se podría recrear una escena de aquellos lejanos tiempos en una de las construcciones de Gobekli Tepe. Así habría observadores sentados en el banco circular pegado al muro como muy bien aparece representado en una de los pilares en T (unas figuras a modo de ovejas o carneros, sentados y como si escucharan con atención). Así los dos o más jefes de los grupos de mercancías se sentarían, cada uno de ellos, al lado de las dos grandes columnas en T que aparecen en el centro, y ahí hablarían de negocios mientras los asistentes del banco escucharían sus propuestas y los porteadores esperarían fuera o en la llanura con las mercancías.

Referente al potencial simbólico o información sobre aquellos lejanos tiempos que ofrecen las diversas representaciones y grabados escultóricos en Gobekli Tepe se podría hablar, en primer lugar y por su posición preeminente, de la decoración de las columnas del centro en forma de T en las que aparecen los atributos de aquellos primeros jefes de comercio, alguien al que se podría llamar "El Zorro", cinturones que ceñían ropas, la piel de un zorro plegada en el cinturón, el relieve de sus brazos y manos en una posición muy característica, etc. 

Un detalle que convendría remarcar aquí según la decoración de los grandes pilares en forma de T es la representación grabado que aparece en la cara de una de esas columnas. En ella se puede ver una como a modo de franja que recorre de abajo arriba la superficie pétrea del pilar. Es en ese grabado en forma de franja donde puede estar representado uno de los caminos y rutas importantes de comercio en sus inicios y en Anatolia, como es la ruta  que conduciría a las minas de obsidiana en Armenia. En efecto, la franja desde abajo parece provenir desde el Sureste, desde la zona entre ríos de la Alta Mesopotamia, hace un pequeño quiebro que se supone en relación con el propio lugar Gobekli Tepe y otros centros comerciales en Anatolia  y se dirige de forma decisiva hacia el Noreste. Puesta esa franja-ruta sobre un mapa de Anatolia y territorios vecinos así nos lo podría mostrar. Además, justo en la zona del quiebro aparece representada una figura de animal que debe ser un perro que con seguridad debió de ser ayuda inestimable e imprescindible como guía  para aquellas expediciones de porteadores y comerciantes. En otros diversos lugares del yacimiento aparece representado ese animal, el perro, como elemento importantísimo para esas expediciones.

Si se habla de la clase de fauna desplegada, serpientes, zorros, jabalíes, escorpiones, buitres (sobre todo de eso), harían referencia a la "peligrosidad" subyacente de aquellos ambientes mercantilistas y en otros aspectos a una caricaturización de los personajes que por allí aparecían.

También hay escenas en grabado escultórico con una precisa información sobre los negocios que allí se tramitaban: cestas o bolsas, provistas de sus correspondientes asas donde iría dentro la mercancía, ¿granos de trigo o cebada?, ¿obsidiana?, ¿alimentos, objetos preciosos? Y personajes caracterizados con formas entre monos y lagartos que parecen recibir el pago o usufructo de las transacciones, ¿oro, cobre, obsidiana, alimentos, droga? Y escenas de serpientes en medios de ríos o mares desde donde o adonde vendrían o irían esos productos. A resaltar en estos grabados de intercambio cómo los personajes de la derecha en la parte superior que están como sentados parecen llevarse o recoger unos como a modo de lingotes que lo serían de cobre y el personaje de la izquierda que recoge un objeto circular que podría ser oro, una pelota de opio u otra droga. Queda un tercer personaje en la zona inferior derecha que aparece también sentado y con las piernas estiradas, pero éste puede ser por simpleza un juez y que ya por aquel tiempo se usara para desde su postura superior ayudar a mejor a hacer los negocios.

Como ya sucediera en otras ocasiones en el ambiente Paleolítico poco desperdicio tiene la información que se puede conseguir de los grabados y esculturas en Gobekli Tepe, pues cada símbolo significa algo, acaso preciso, acaso difuminado por el arte de los escultores o la necesidad de respeto y protocolo.

Bien, pues se conoce que el hecho aquel en Gobekli Tepe y otros lugares cercanos, del intercambio  o canje de mercancías, era una alta convención social digna de los lugares mejor situados y más visibles desde lejos, digna de aquellas construcciones y demostraciones escultóricas y rodeada de las ceremonias y el protocolo pertinentes.

Mercados lonjas, lugares de intercambio como importantísimos y cruciales puestos en las incipientes  -quizás no tanto-  rutas de comercio, posibles rutas entre el interior de Asia Menor, minas de Armenia, y el Creciente Fértil, ríos Tigris y Eúfrates, los lugares del sur de Anatolia y las islas de Egeo, Chipre y Mar Negro.

Estamos todavía en un perfecto ambiente Epipaleolítico y Mesolítico donde se conoce que ya debían existir muchas clases de gentes además de las típicas y consabidas de los grupos de cazadores-recolectores, gentes también muy características de cada zona o lugar, mercantilistas, porteadores, acaso ya bandas de ladrones y, por supuesto, la masa de gentes que hicieron posible esa clase de construcciones: picapedreros, artistas escultores, peritos diseñadores, etc. Esas construcciones serían así, el producto del entendimiento de alguna especie de consorcios o juntas que serían los responsables de pagar las obras y acaso del orden y buena marcha del mercado.

La cosa queda y permanece, entonces, en dónde escondieron la caja de herramientas los fabricantes de Gobekli Tepe, pues ninguna muestra de ello ha llegado hasta nosotros. Además, ¿de dónde, de qué escuelas y talleres sacaron unas técnicas tan refinadas quienes lo hicieron? Esa clase de arte es algo que no se consigue así de la noche a la mañana y los artistas debieron de aprenderlo de algún sitio. Todo parece como un cuento de ciencia ficción. Y podría tener su explicación si se entiende ese lugar, Gobekli Tepe y otros en aquella zona y ambiente como algo que se fabricó a sí mismo, es decir, que sería precisamente en sus lides y fábricas donde los artistas, peritos y arquitectos habrían aprendido y desarrollado su oficio.

Solo queda resaltar y reconocer el mérito de los artistas allí congregados, su fino sentido de la circunstancia a representar y sobre la procedencia de aquellos equipos, si serían de allí mismo, del sur de Anatolia, aunque ni en mientes existen en los alrededores y por esas fechas, pueblos o construcciones de otra utilidad y formas que no sean las ya citadas, o vendrían de Mesopotamia, aunque allí, a pesar de construcción de nuevos pueblos no se hallaron manifestaciones escultóricas de esa clase, o que para cada ocasión esos artistas en Gobekli Tepe vendrían desde fuera, desde lugares (los Balcanes, las civilizaciones danubianas), donde sí que existe una tradición y demostraciones de ese tipo.

Y unas últimas líneas para hacer referencia al descubrimiento del llamado gigante de Balikligol (izquierda) que fuera encontrado por un campesino muy cerca de Gobekli Tepe y de la ciudad Sanliurfa. Se trata de la escultura de un señor en piedra caliza y los ojos de obsidiana que mide cerca de 2 metros de altura y tiene una antigüedad de 13.500 años antes de nuestra era. ¿Qué puede pensarse de ello? Quizás de un objeto desplazado, dejado allí por otras circunstancias. Su aspecto es el de un hombre venerable y muy aseado con brazos y manos a lo largo del cuerpo y el emblema de los genitales debajo de las manos. Pero seguramente debe tratarse de la imagen de uno de aquellos personajes importantes de aquel tiempo, un curandero o médico o un abogado, ¡sí!, eso podría ser, la figura de un juez, alguien acaso muy solicitado en aquellos ambientes mercantilistas y cuya figura acaso presidiera alguna de las construcciones citadas. Hay que tener en cuenta que aquellos lugares de mercado fueron abandonados deliberadamente en los años 8.000 antes de nuestra era y fueron depositadas sobre ellos toneladas de escombros, acaso por un ligero desvío del comercio que dejaría las incomodidades de aquellos altos y se haría  ya, a partir de esas fechas, en la llanura o en los nuevos poblados aparecidos con el progreso, en Urfa, por ejemplo.

Acaso la estatua de Balikligol sea un producto de esos cambios. Escultura perfectamente original que sigue recordando los artistas del Danubio y de la que no existen ejemplares parecidos en ninguna cultura del mundo que vaya más allá de los 10.000 años antes de nuestra era.

Visitas: 3199

Comentario por ignacio el enero 2, 2015 a las 9:52pm

Lo siento, pero la interpretación de GT como una lonja de mercado profusamente decorada, no acaba de cuadrarme. Resulta mas increíble que la mas descabellada interpretación mitológica.

Comentario por Juan Manuel Hernansanz Gozalo el enero 4, 2015 a las 10:11pm

Sí,......., no profusamente decorada, sino ilustrada precisamente para algo, una especie de decoración práctica para alguna clase de quehaceres de entonces. De cualquier forma el hecho de que las representaciones paleolíticas o postpeolíticas no puedan servir como demostración de hipótesis sigue siendo un problema a la hora de enjuiciar este u otros yacimiento de aquellas eras. El comentario no deja de ser pertinente por ello.

Comentario por Jose MT el junio 12, 2022 a las 6:23pm

¿Artefactos metálicos hace 11 mil años? No puede decirse que fueran indispensables, si consideran las tallas mesoamericanas (a veces en rocas duras) realizadas con instrumentos de piedra; y tampoco hay indicio de su existencia. En todo caso, lo que sí sería indispensable es referir a fuentes especializadas. Agradezco la referencia a la escultura de Baliklingol, que yo desconocía hasta ahora,  aunque la wiki la data hacia 9mil AC.

Saludos

Comentario por Juan Manuel Hernansanz Gozalo el junio 13, 2022 a las 7:07pm

De cierto resulta algo absolutamente impensable que en los inicios del Neolítico pudieran existir esa clase de utensilios. No obstante, por adecuado o indispensable me refiero tan solo al mismo hecho de la fábrica de los grabados y esculturas desplegadas en el yacimiento y al modo de labrar las piezas en piedra caliza que conforman los edificios.

No es posible saber qué clase de materiales y utensilios fueron usados, si estos no fuesen metálicos. ¿El sílex, la obsidiana? La obsidiana por su misma consistencia cristalina se rompería al ser usada contra el bloque de piedra caliza, el sílex acaso, pero ni por mientes cualquier instrumento de sílex podría conseguir no solo devastar la roca para formar columnas, sino la delicadeza y precisión de los trazos de grabado y escultura.

Esos instrumentos, entonces, han de ser metálicos y de Cobre, no hay más que fijarse en esas dos magníficas formas de lingotes que aparecen en la parte superior derecha de una de las superficies grabadas.

En lo que no estoy muy de acuerdo es en la datación cronológica otorgada para el yacimiento Gobekli Tepe. Esa cronología habría que hacerla coincidir con otros hechos culturales y civilizacionales vecinos o inmediatos y su datación cronológica.

No puede entenderse, dentro de la dinámica que siempre caracteriza los hechos históricos, esa presencia ahí del yacimiento Gobekli Tepe y otros de sus alrededores, 10.000 o 12.000 años hace, cuando las piezas y utensilios más sofisticados debían ser unos pequeños bifaces coloreados y usados como puntas de flecha en las labores de caza. 

Si lo que llevan esas bolsas y el negocio principal en Gobekli Tepe es el comercio de obsidiana, esto debería quedar relacionado con algo, con otros sucesos, evidencias y lugares en los que el uso de la obsidiana fuese algo patente. Pero es que existen esos lugares: Las culturas adscritas al ampo de Tell Halaff, por ejemplo. La cronología asociada a la cultura halafiana va desde aproximadamente los 6.000-5.000 años a.n.e, hasta los 4.500-4.000 antes de esa era y está localizada al Noreste de Siria, Norte de Irak, en la región entre ríos, Mesopotamia Norte y cerca de la frontera con Turquía, hasta probablemente las costas del Mediterráneo. Es en esas culturas puntas de invención y desarrollo primigenio neolítico, donde se hallan evidencias del uso de obsidiana.

Tan solo habría que adelantar un milenio y medio la cronología para Gobekli Tepe y retrasar otro milenio y medio la adscrita para Tell Halaf para conseguir una relación que uniese ambos hechos, el comercio de obsidiana y su uso en ambientes sedentarios de poblados y ciudades al norte de Mesopotamia.

Un saludo.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más