El yacimiento de Must Farm proporciona una imagen viva de la vida cotidiana en la Edad de Bronce de Inglaterra

Foto: Yacimiento de Must Farm (Inglaterra), correspondiente a la Edad de Bronce.

Fuente: lagranepoca.com | 22 de julio de 2016

Arqueólogos de la Universidad de Cambridge recrean la vida de una próspera comunidad de la Edad de Bronce en el yacimiento arqueológico de Must Farm, cuyos restos se han desenterrado en los últimos 10 meses. El asentamiento, construido sobre pilotes en el agua, recibió el nombre de “Pompeya de los pantanos”, ya que colapsó en un río poco profundo después de producirse un incendio. Sus restos, extraordinariamente bien conservados, revelan la dinámica vida pasada de los residentes de Whittlesey, cerca de Peterborough, en Cambridgeshire, Inglaterra.

Cada casa, explica un documento publicado por la Universidad de Cambridge, estaba tan bien equipada, que sugieren un materialismo y sofisticación nunca antes visto en la Edad del Bronce británica. Hace 3.000 años la gente parecía tener un montón de cosas”, señala el comunicado. Los investigadores advirtieron que la moda de la “casa llena”, propia del siglo XXI, ya existía hace miles de años.

Las perlas de vidrios de color verde y azul turquesa que se identificaron en los hogares demuestran que probablemente fueron realizadas en la cuenca mediterránea o en el Medio Oriente, lo que confirma una comunicación Norte-Sur.

Cuenta de vidrio azul hallada en Must Farm.

El yacimiento ha puesto de manifiesto “la colección de textiles más grande de Gran Bretaña durante la Edad de Bronce, perlas, artefactos de madera domésticos (incluyendo cubos, fuentes, abrevaderos, pozos y mangos) y carpintería metálica doméstica (hachas, hoces, martillos, lanzas, gubias, cuchillas de afeitar, cuchillos y punzones", describe en su comunicado la Universidad de Cambridge.

A esto se agregan una serie de artículos para el hogar, tales como originales conjuntos de jarras de almacenamiento, vasos y cuencos, algunos con residuos de alimentos de grano todavía en el interior.

El hallazgo de dos ruedas da fe de una interacción entre el asentamiento del humedal y la actividad económica en tierra firme.

La variedad y calidad de muchos de los hallazgos tienen atónitos a los miembros de la Unidad de Arqueología de Cambridge y a sus colegas del Instituto McDonald de Investigaciones Arqueológicas de la División de Arqueología”, dice el documento.

"Tal vez de forma única, estamos viendo todo el repertorio de la vida en la granja, desde la adquisición de alimentos para cocinar a la elaboración y conformación de materiales de construcción", dijo el profesor Charles French, de la División de Arqueología. “Vemos herramientas completas y conjuntos de armas en un solo lugar, no sólo artículos que se habían perdido, tirado a la basura o depositados en un acto de veneración”.

Cerámica hallada en Must Farm.

Los textiles, entre los más finos de Europa

La doctora Margarita Gleba, arqueóloga especialista en textiles, describió que se encontró hilo enrollado en palillos de madera o en forma de bolas y ovillos de fibra preparados para su uso. Hay telas hechas con hilo del grosor de un cabello. La especialista espera poder usar la microscopía electrónica para identificar los materiales.

Textil hallado en  Must Farm.

“Todos los textiles parecen hechos de fibras vegetales. Para obtener las materias primas, la gente de Must Farm usaba especies agrícolas como el lino, así como plantas silvestres, entre ellas la ortiga y tal vez árboles de los que obtenían diferentes elementos. El lino proporcionaba las mejores fibras y se utilizó en un telar para tejer telas de calidad”, dijo la investigadora, destacando que “están entre las mejores de la Edad de Bronce en Europa”.

En cambio las fibras silvestres- que también se usaron- les permitieron hacer telas más ásperas, hechas en una técnica diferente, conocida como trenzado.

Excelente conservación

El profesor French destacó la excelente conservación del lugar. “Se debe a su ubicación en un entorno encharcado, a la exclusión de aire y a la falta de alteración. La madera y los artefactos cayeron en un canal del río donde fueron posteriormente enterrados por unos dos metros de turba y limo. La carbonización superficial de la madera y de otros materiales también ayudó a preservarlos”.

Hallazgos en Must Farm.

Utilizando los recursos de los pantanos

Las visitas al yacimiento por más de 2.000 miembros del público han sido dirigidas por la investigadora Selina Davenport, de la Unidad de Arqueología de Cambridge, la cual destaca que “una de las cosas que la gente encuentra más fascinante es la forma en que este yacimiento cuestiona puntos de vista, mantenidos desde hace mucho tiempo, sobre la vida en los pantanos durante la Edad de Bronce, dado que las comunidades utilizaban los recursos del medio acuoso, pero vivían en tierra firme”.

“Los hallazgos en la granja ponen de manifiesto que algunas comunidades vivían en el corazón de los pantanos, y que estas gentes estaban conectadas con otras por una activa vía terrestre que los unía con el resto de Gran Bretaña y el Mar del Norte”, señala Davenport.

“Casas llenas”, como en el siglo XXI

David Gibson, director de la Unidad de Arqueología de Cambridge, destaca que la gran cantidad de hallazgos en cada casa hace pensar que experimentaban el mismo estilo de vida de una “casa llena”, tal como la vive el hombre del siglo XXI. En las mismas “había muebles, objetos, adornos, ropa, comida, etc., y, dada esta gran cantidad de cosas, su almacenamiento tuvo que haber sido un problema que surgió mucho más temprano de lo que jamás habríamos imaginado”.

La dieta

La población del pantano se alimentaba de jabalí, ciervo rojo, peces de agua dulce – como el lucio europeo- corderos y terneros, de acuerdo a los restos óseos encontrados. Sin embargo, advierten los investigadores, que “también las plantas y los cereales eran una parte importante de su dieta”.

Los restos carbonizados de alimentos como gachas de avena, espelta y granos de cebada, fueron encontrados “conservados con asombroso detalle, a veces aún dentro de los cuencos en que se sirvieron”.

Las viviendas

Las viviendas eran muy similares entre sí y estrechamente unidas, con una parte reservada para la conservación de la carne y otra para cocinar.

Fueron construidas sobre pilotes, encima de un pequeño río. Los techos cónicos estaban construidos con largas vigas de madera cubiertas de césped, arcilla y paja. Los pisos y las paredes estaban hechas de mimbre y se mantenían firmemente en su lugar por el marco de madera”.

Los estudios en Must Farm no han concluido y seguramente revelarán muchos otros secretos de la vida diaria de hace 3000 años en el norte de Europa, los cuales quedaron inmortalizados en la "Pompeya de los pantanos".

Foto: Representación esquemática de una casa típica en Must Farm. Los postes que sostienen el edificio son muy importantes, se enterraban en los sedimentos a profundidades de hasta 3 metros. El techo está hecho de una combinación de paja y césped con arcilla alrededor de la unión de la techumbre. Crédito: Unidad de Arqueología de Cambridge (CAU).


Foto




style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="1040020379"
data-ad-format="autorelaxed">

Visitas: 887

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más