El yacimiento de Porto Maior (As Neves, Pontevedra), de 300.000 años de antigüedad, traspasa fronteras

La revista  Scientific Reports, revista en acceso abierto de la prestigiosa publicación científica Nature, acaba de publicar el artículo titulado "First evidence of an extensive Acheulean large cutting tool accumulation in Europe from Porto Maior (Galicia, Spain)", donde se presentan los resultados de las investigaciones desarrolladas en este importantísimo yacimiento gallego.

El artículo es de la autoría de los investigadores Eduardo Méndez-Quintas, Manuel Santonja, Alfredo Pérez-González, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), Mathieu Duval del Australian Research Centre for Human Evolution, Martina Demuro y Lee Arnold de la Unversidad de Adelaida.

Es la primera vez que una revista del mayor alcance científico e importancia mundial publica un artículo centrado en un yacimiento arqueológico gallego, apunta Méndez-Quintas (izquierda). "Estamos ante un hito en la Historia de Galicia y ante el descubrimiento arqueológico con mayor trascendencia científica realizada en Galicia en los últimos 50 años", enfatiza.

El yacimiento paleolítico de Porto Maior se sitúa en el ayuntamiento de As Neves (Pontevedra). Se localizó de manera casual en el año 2005, con motivo de la realización de unas obras de extracción de tierras, que dejaron la vista una sección de sus depósitos geológicos. Tras una serie de trabajos preventivos, desarrollados en los años inmediatos a su descubrimiento, durante 2012 y 2014 se retoman los trabajos de campo en el yacimiento, a cargo del equipo de investigación que firma este artículo.

Los trabajos de investigación en Porto Maior han sido financiados por la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia, así como por diferentes proyectos del Ministerio de Ciencia e Innovación español y el Australian Research Council.

El artículo expone las principales características del yacimiento. Estos trabajos de investigación pusieron de manifiesto la existencia de múltiples niveles de ocupación de cronología paleolítica, todos ellos encuadrables en la tecnología achelense (cultura del Paleolítico Inferior europeo). La datación del yacimiento se ha realizado mediante la aplicación de dos técnicas muy avanzadas y aplicadas por primera vez en Galicia: la Resonancia Paramagnética Electrónica (ESR) y Luminiscencia de Post Infrarrojo-Infrarrojo (pIR-IR). Ambas técnicas han deparado datos concluyentes situando la ocupación del yacimiento entre los 300.000 y los 200.000 años de antigüedad. Esto define a Porto Maior como el yacimiento con restos de actividad humana más antiguo conocido en toda Galicia. 

Ejemplos deherramientas recuperadas en el nivel PM4 de Porto Maior, 1-4:Hachas de mano, 5-6: Picos  triedro y 7-8: cuchillas (cada barra de escala representa 3 cm). Dibujo y foto de E. Méndez-Quintas.

"Esto viene a desmontar la idea comúnmente admitida que la primera ocupación humana de esta región se realizó en tiempos muy recientes, en relación a lo sucedido en otras regiones españolas. No se conoce a día de hoy yacimiento de cronología semejante en ninguno otro punto de Galicia y se confirma de manera incuestionable la presencia humana en la región en cronologías muy antiguas", esgrime Eduardo Méndez-Quintas.

La singularidad de Porto Maior no acaba en su cronología, si no que en uno de sus niveles la acumulación deliberada de grandes piezas talladas achelenses es el primer caso conocido en todo el continente europeo.

Este tipo de comportamiento es habitual en ciertos yacimientos del Paleolítico Inferior africano y de Próximo Oriente, pero nunca hasta ahora había sido constatado en Europa. De esta forma Porto Maior es un yacimiento único en el contexto europeo. Asimismo, las herramientas presentes en este nivel destacan por sus extraordinarias dimensiones, donde ostentan medidas superiores a los 18 cm (con máximos de 27 cm y más 2 kg de peso), cuando lo normal es que no superen los 15 cm. La tecnología con la que fueron fabricadas procede de África, de ahí que se descarte que el lugar fuera poblado por neandertales. «Tanto por la tecnología empleada, como por el tamaño y la ocupación del espacio, es un yacimiento idéntico a los africanos. No hay nada parecido en Europa», destaca Méndez-Quintas.

Esto las convierte en las herramientas de mayores dimensiones de todo el continente europeo y en las más grandes a escala mundial. Tal circunstancia abunda en la problemática sobre los procesos tecnológicos y culturales del Pleistoceno Medio Europeo, incidiendo en la coexistencia de dos tradiciones tecnológicas diferenciadas, el achelense de tipo africano, del que Porto Maior sería uno de sus mayores exponentes, y las industrias de tipo Paleolítico medio antiguo.

Pero, ¿a qué especie pertenecían los moradores del bajo Miño? Podrían ser Homo ergaster, pero es muy probable que se correspondan con un homínido más antiguo aún, el Homo habilis, que pudo haber salido de África hace dos millones de años. La clave para determinarlo no está en Galicia, sino en el yacimiento de Dmanisi, en Georgia.

Fuentes: farodevigo.es | lavozdegalicia.es | 16 de febrero de 2018

Publicidad by Google

 

Visitas: 1250

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el febrero 23, 2018 a las 10:56am

El Achelense de Galicia

Galicia no es tierra pródiga en yacimientos del Pleistoceno, por lo que la publicación de los resultados del estudio de los restos arqueológicos del yacimiento de Porto Maior es una novedad ciertamente importante. Este yacimiento se encuentra en el Concello de As Neves, en la provincia de Pontevedra, cerca de la ribera del río Miño y no lejos de la frontera con Portugal. El joven investigador Eduardo Méndez-Quintas, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, CENIEH (Burgos) ha liderado una investigación sobre el registro arqueológico, que ha merecido su publicación en la prestigiosa revista Scientific Reports.

 

En este yacimiento se ha recuperado una acumulación extraordinariamente densa de artefactos de piedra atribuidos sin ningún género de dudas a la tecnología achelense. En pocos metros cuadrados se han obtenido cerca de 4.000 piezas fabricadas sobre todo en cuarcita y cuarzo procedentes de varios niveles arqueológicos. Abundan los bifaces, pero también hay hendedores y picos, las tres herramientas características del achelense. La datación ha sido realizada por los geocronólogos Mathieu Duval (ESR), Lee Arnold y Martina Demuro (luminiscencia), que desafortunadamente y por diferentes motivos, dejaron de pertenecer hace casi cinco años al CENIEH. Por suerte, seguimos contando con su colaboración, pues no solo dejaron huella de su paso por el CENIEH, sino varios proyectos en marcha. El rango temporal de los niveles arqueológicos de Porto Maior se ha estimado entre casi 300.000 y 200.000 años.

 

Este rango sorprende por el hecho de que es en esa época cuando ya se ha establecido la nueva tecnología que caracteriza no solo a los neandertales europeos, sino a otros grupos humanos de la misma época en África y el resto de Eurasia. Es por ello que los autores del artículo apuestan por la presencia en Europa de al menos dos grupos humanos distintos, una hipótesis que se viene proponiendo desde hace más de un par de décadas por el hallazgo de una biodiversidad compleja en el registro de fósiles humanos, como ya hemos contando en diferentes ocasiones en este mismo blog.


Foto: La gran acumulación de hachas de piedra es lo que da singularidad al yacimiento.  INSTITUTO ESTUDOS MIÑORANOS


Además, Porto Maior nos muestra una acumulación de herramientas poco habitual y los arqueólogos que firman el artículo en Scientific Reports vuelven a proponer la vieja hipótesis de la entrada de la tecnología achelense por el estrecho de Gibraltar. La casi ausencia de herramientas achelenses en la parte más oriental de Europa supone un reto a la hipótesis de la entrada de esta tecnología por el camino más lógico. Los humanos siempre se han movido desde el suroeste de Asia hacia Europa. De hecho, nosotros somos “herederos genómicos” de las últimas migraciones del Neolítico desde el llamado Creciente Fértil. El achelense se ideó hace más de 1,7 millones de años en África, llegó al Corredor Levantino hace un millón de años y aún tardaría otros 500.000 años en entrar en Europa, previsiblemente por el Este, o tal vez no. Son cifras que marean, pensando que hoy en día la tecnología se propaga a velocidad supersónica gracias las comunicaciones instantáneas.

 

El sur de Europa es pródigo en yacimientos con tecnología achelense. La península Ibérica posee yacimientos muy importantes con tecnología achelense, de norte a sur, de este a oeste y ahora también en Galicia. El aspecto de las herramientas achelenses ibéricas recuerda a las africanas, por lo que no resulta extraño que los arqueólogos se decanten por mantener viva la hipótesis de una entrada por Gibraltar.

Sobre esta hipótesis ya publiqué un texto en este mismo blog, el 29 de mayo de 2014, por lo que no repetiré algunos de los argumentos que siempre me han hecho dudar de esta posibilidad. Aparte de las dificultades que entraña la travesía por el Estrecho, aún durante los importantes descensos del nivel del mar (más de 100 metros) durante las épocas glaciales, está por resolver la falta de similitud biológica entre las poblaciones del norte de África y las europeas.

Desafortunadamente, existen pocos lugares en los que se dan las condiciones necesarias para la preservación y fosilización los restos óseos de las diferentes especies del Pleistoceno, incluidas los de los humanos. Pero, por el momento, los restos de homininos encontrados en el norte de África conducen a pensar que en ese territorio evolucionó una población aislada del resto de las regiones de la cuenca mediterránea. Por supuesto, las evidencias paleontológicas irán llegando y la hipótesis del paso por Gibraltar perderá o ganará fuerza. Hemos de permanecer atentos a todas las posibilidades, sin descartar ninguna. Es lo correcto.

Fuente: quo.es | 22 de febrero de 2018

 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más