El Stonehenge aborígen: observando las estrellas en los tiempos remotos de Australia

 

Vía: BBC News | Stephanie Hegarty | 6 de octubre de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

Un anillo en forma de huevo compuesto de piedras, en Australia, podría resultar ser más antiguo que el de Stonehenge de Gran Bretaña, y podría demostrar que las antiguas culturas aborígenes tenían un profundo conocimiento de los movimientos de las estrellas.

Con cincuenta metros de ancho y conteniendo más de 100 rocas de basalto, el sitio de Wurdi Youang, en Victoria, fue señalado por los colonizadores europeos hace dos siglos y analizado por los arqueólogos en 1977, pero sólo ahora se está volviendo a descubrir su propósito.

Se cree que el sitio fue construido por el pueblo Wadda Wurrung, los habitantes tradicionales de la zona. Sin embargo, toda comprensión sobre la significación de las rocas se perdió cuando el lenguaje y las prácticas tradicionales fueron prohibidas a principios del siglo XX.

Ahora, un equipo de arqueólogos, astrónomos y asesores aborígenes están recuperando ese conocimiento. Ellos han descubierto que la altura de las rocas, en el punto extremo del anillo en forma de huevo, coincide con la posición del sol cuando se pone en el horizonte durante los solsticios de verano e invierno (el día más largo y más corto del año). Por su parte, el eje de arriba a abajo señala hacia el equinoccio, cuando la duración del día es igual a la noche.

 

 

 

 

En Stonehenge el sol se alinea, más bien, entre los huecos de las piedras, en esas fechas clave del calendario solar.

La probabilidad de que el diseño de Wurdi Youang sea una coincidencia es minúscula, afirma Ray Norris (foto a la izquierda), un astrofísico británico de la Agencia Nacional Científica de Australia, el cual encabeza la investigación.

El profesor Norris y sus colegas aborígenes utilizan la tecnología de la NASA para medir la posición de cada roca en relación con el sol, y para demostrar la conexión con los solsticios y equinoccios.

 

 

"Es realmente especial, porque mucha gente no toma en cuenta la ciencia de los aborígenes", dice Reg Abrahams, un asesor aborígen que trabaja con el Profesor Norris.

Como sucedió con Stonehenge, el descubrimiento podría cambiar la forma de ver las primeras sociedades. Es sólo recientemente que se ha demostrado que las sociedades aborígenes podrían contar más allá de cinco o seis.

Canciones y cuentos

"Esta es la primera vez que hemos sido capaces de demostrar que, así como se interesaban por la posición del sol, ellos estaban haciendo mediciones astronómicas", dice el Profesor Norris, quien también es miembro de la Escuela de Estudios Indígenas de la Universidad Macquarie, en Sydney.

Otros estudios realizados por el Profesor Norris, sobre canciones  e historias de los aborígenes, también han indicado una clara comprensión de los movimientos del sol, la luna y las estrellas.

Las costumbres indígenas varían entre los grupos aborígenes de Australia, pero una historia que aparece en muchas de las tradiciones locales es el relato de una gran emú (una especie de avestruz, foto a la izquierda) sentada en el cielo.

La emú, que se puede ver en el hemisferio sur durante abril y mayo, es una formación celeste constituida por las manchas oscuras de la Vía Láctea.

Su aparición coincide con el período de puesta de la emú salvaje, y, para los contadores de historias, es una señal para empezar a recoger sus huevos.

Impulsado por el historiador Hugh Cairns, el profesor Norris examinó y fotografió una roca tallada en forma de emú en el Parque Nacional de Caza de Kuring-Gai, cerca de Sydney, la cual refleja hábilmente la forma del animal celestial.

Durante el otoño del sur, la constelación se sitúa por encima de la roca con forma de ave casi perfectamente a la reflejada en el grabado.

 

Foto

Salto intelectual

Otras historias muestran más complejidad en la comprensión intelectual del universo.

En el caso de un eclipse solar, la gente walpiri, en el Territorio del Norte, cuenta la historia de una mujer-sol que persigue a un hombre-luna. Cuando ella lo coge, los dos se convierten en marido y esposa, causando un eclipse solar.

La idea de que el eclipse solar se produce por la luna moviéndose delante del sol es algo sólo ampliamente aceptado por los científicos occidentales en el siglo XVI.

"No se trata, más o menos, de bolas de llamas que salen, se trata de un cuerpo moviéndose delante del otro", dice el profesor Norris. "Eso es un salto intelectual gigante".

Dado que los eclipses solares son raros, la supervivencia de esta historia, pasada de generación en generación, también muestra una notable continuidad del aprendizaje.

Estos descubrimientos juegan un papel crucial para ayudar a los australianos indígenas y no indígenas a entender cómo de intelectualmente avanzada era su antigua sociedad.

"Este hallazgo tiene una importancia enorme para comprender la asombrosa capacidad de esta cultura, la cual es denostada", dice Janet Mooney, (foto a la izquierda) directora de Estudios Indígenas de Australia, en la Universidad de Sydney.

"Ello provoca que,  no sólo yo, como persona indígena, sino muchos de los pueblos aborígenes de Australia, estemos muy orgullosos".

Ella espera ser capaz de transmitir a sus alumnos la significación de un sitio aborigen más antiguo que Stonehenge.

Sin embargo, hasta que sea datado, Wurdi Youang podría situarse entre los 200 y los 20.000 años de antigüedad.

Las estructuras de piedra aborígenes de la región tienen un gran rango de edad y son muy difíciles de datar. Muchos de los sitios más pequeños con rocas que se han encontrado, tales como refugios y áreas de cocción, han sido movidos en el tiempo por fuerzas naturales y humanas.

Pero dado el tamaño de las piedras en Wurdi Youang, y dada la profundidad con que están arraigadas en el suelo, lo más probable es que hayan estado allí durante miles de años, dicen los arqueólogos.

La datación requiere que los arqueólogos examinen el suelo debajo de las rocas para ver cuándo fue expuesto por última vez a la luz solar, y el equipo espera ser capaz de hacerlo en los próximos meses.

Pero el profesor Norris cree que ya ha demostrado el valor real del círculo de piedra.

"Es interesante saber hasta qué punto la gente del pasado estaba haciendo astronomía; si se trata de 5.000 años de antigüedad entonces precedería a Stonehenge. Pero no es bastante interesante, a mi parecer, como saber si los aborígenes estaban haciendo realmente astronomía antes del contacto británico. Eso, ciertamente, nos dice mucho acerca de qué tipo de cultura que es", concluye.

 

Foto: Los grabados rupestres de Ngaut Ngaut se dice que representan ciclos lunares. Hay muchos ejemplos como el de la imagen en toda Australia que sugieren que la astronomía era una parte importante de muchas culturas aborígenes.


Visitas: 1314

Comentario por María // el octubre 10, 2011 a las 8:09pm
Que impresionante.
Comentario por mariano Serna Martínez el octubre 11, 2011 a las 12:27am
Pues verás Guillermo, es evidente que todas las antiguas culturas midieron el tiempo a base de distintas técnicas, pero cuando nos encontramos con cosas de este tipo y no digamos ya como lo de Stonehenge, que exigen tanto esfuerzo, creo que debemos preguntarnos por qué hicieron todo eso, cuando podían haber obtenido el mismo resultado con una vulgar piedra alargada o con un palo clavado en el suelo. Y la respuesta seguramente esté en que no solo pretendían conocer las estaciones o, en general, medir el tiempo. 
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 11, 2011 a las 2:19am

Pues sí, Mariano, es muy posible. De hecho, Stonehenge tiene varias teorías sobre su función, aparte de la astronómica. Hay que tener en cuenta que muchas cosas en esta vida no se hacen sólo para un objetivo en particular. Cada caso requiere su atención.

Lo que sí tiene algo de gracia es la adjudicación a los aborígenes, por parte de uno de los investigadores, del concepto de "ciencia". Pero, en fin, seguramente también son modos de hablar.

Saludos

Comentario por María // el octubre 11, 2011 a las 8:37am
Bueno: creo que si se basaban en la observación ,recogida ,conservación y transmisión de datos ,y constatación y aplicación práctica sobre la base de esos conocimientos ,como parece ,sí se puede hablar de ciencia.
Comentario por Percha el octubre 11, 2011 a las 9:33am
¿Es todo un poquito exagerado, no? 200 a 20.000 años, pues menudo salto.
Comentario por mariano Serna Martínez el octubre 11, 2011 a las 2:07pm
A mí también me llamó la atención lo de la "ciencia" y me la llaman otras cosas como "podría ser más antiguo que...", "se cree que pudo ser construido por,..."  Al final van a tener más ciencia las gentes de aquel tiempo que los entendidos de hoy día.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 11, 2011 a las 3:18pm

María:

 

A la escala en la que operan los aborígenes, con la recogida e interpretación de esos datos astronómicos, ni siquiera se puede considerar que estén en una fase proto-científica. Más allá de la practicidad que les suponga a los aborígenes saber cuándo se producían los equinoccios y solsticios, y, por tanto, el comienzo de las estaciones del año, sus planteamientos e interpretaciones astronómicas se mueven en un terreno puramente mítico, en el que, curiosamente, como en todos los pueblos de la tierra, sin excepción, atraviesan esa fase en la que establecen sus interpretaciones de la naturaleza a través de la relación numinosa (religiosa) con los animales, sólo que, aquí, bien se puede decir que están en una fase superior respecto de la etapa paleolítica. De la representación numinosa de los animales en el interior de las bóvedas de las cavernas, se pasa a su representación en el exterior (piedras) y proyectándolas hacia la bóveda celeste.

 

Percha:

Sí, a mí también me llamó la atención el rango temporal tan amplio que daban. Quizá haya algún error en la transmisión de la noticia y, en vez de 200 años, lo que se quería decir eran 2000 años, que por lo menos ya parece algo más razonable.

 

 

Comentario por María // el octubre 12, 2011 a las 9:19am

Guillermo,pienso que si fueron capaces de identificar el patrón de los solsticios y los equinoccios es porque estaban haciendo lo que lo que han hecho todos los  astrónomos de otras partes   del mundo incluída la nuestra .Observar y ,registrar. Que proyectaran los mitos en el cielo no impide lo otro.

En "El pensamiento salvaje "Lévi -Strauss reivindica ,con un montón de ejemplos la capacidad  para la observación,la sistematización y la especulación de los llamados"primitivos".

En cuanto a la utilidad práctica,yo me refería a que el conocimiento de los movimientos de los astros han servido siempre como calendario ceremonial en el más amplio sentido

Por un lado  en las culturas arcaicas, el mundo –el macrocosmos y el micocosmos- se renueva de forma periódica y,por otro,todo lo que ocurre aquí es un reflejo de lo que ocurrió en tiempos míticos;quizá la aparición del emú en el cielo (es solo un ejemplo,no sé si era así en realidad)indicaba que determinado clan debía hacer determinadas cosas o ir a determinado lugar ,o celebrar determinado encuentro con otros grupos etc.

L aastronomía no era simple curiosidad.Por eso se utilizaban piedras para fijar las posiciones y que perduraran,no estacas de madera.

Me resulta muy interesante la forma ovoidal.No sé si en algún momento tuvieron algún mito relacionado con el huevo cósmico. O sí,lo que sería más fascinante,fueron capaces de intuir la elipse en los movimientos celestes .

Sobre los 200 sí,teneis razón ,;no sé si tiene relación con esto:  “….  saber si los aborígenes estaban haciendo realmente astronomía antes del contacto británico.”

no sé si se plantean que pudieron adquirir conocimientos astronómicos de los ingleses,pero dudo mucho que ,dada su condición de “seres inferiores “ aquellos pudieran proporcionarles  acceso a estos conocimientos en las escuelas inglesas ¿),y ,de ser así  ,si los integraron de esta manera.

 Aquí vienen algunos mitos ,muchos de ellos  relacionados con las astronomía.

 

 http://bib.cervantesvirtual.com/historia/TH/cosmogonia_australiana....

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 12, 2011 a las 11:49am

María:

 

Estoy de acuerdo en todo lo que dices, pero el que sea muy meritorio que los aborígenes observaran, identificaran y registraran procesos astronómicos, no significa que estuvieran realizando auténtica "ciencia". Es evidente que la explicación que dan de todos esos datos que recogen se mueven en un claro terreno mítico, no científico, sin perjuicio de que les fueran de utilidad práctica (tanto los datos observados como la propia funcionalidad de los mitos). 

 

saludines

Comentario por María // el octubre 13, 2011 a las 9:13am

No sé,Guillermo;depende del momento en el que consideremos que se comienza a hacer ciencia.Cuando Kepler imaginaba los cuerpos celestes organizados en cuerpos geométricos perfectos ¿era científico?No sé si en la llamada historia de la ciencia hay un momento tajante a partir del cual ya se considera a unos científicos y a otros no,pero supongo que todos son eslabones necesarios de  una cadena. A lo mejor dentro de 70 años el Big-bang se considera un mito del siglo veinte

Pienso que en los mitos más que intentar  explicar la naturaleza de los cuerpos celestes y las constelaciones  ,se está proyectando  la cosmología ,se está introduciendo un orden ,y no es incompatible con una actitud científica,de observación .

Pienso que para identificar los equinoccios y los solsticios hace falta un propósito de conocer,una atención continuada y una recogida y transmisión de datos . En mi opinión,eso ya es hacer ciencia ;otra cosa es que ,en esos momentos no tuvieran medios para saber más .

Pero me temo que esta es una discusión de esas que  se vuelven eternas:-)

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más