El hombre de Cromañón tenía la cara llena de nódulos benignos

El primer ejemplar descubierto del hombre de Cromañón tenía la cara llena de nódulos benignos debido a una enfermedad genética, según un equipo de investigadores franceses.

Hallado en 1868 en una cueva de Les Eyzies de Tayac, en el suroeste de Francia, el primer esqueleto de cromañón es el de un Homo Sapiens varón de unos 28.000 años de antigüedad.

Con ocasión del 150º aniversario de su descubrimiento, el fósil, cuyo cráneo se conserva en el Museo del Hombre en París, ha sido reexaminado por el forense y antropólogo Philippe Charlier  (izquierda) de la Universidad de Versalles-Saint-Quentin-en-Yvelines (UVSQ), y otros investigadores como el paleoantropólogo Antoine Balzeau.

A raíz de esos estudios, "hemos hecho una propuesta de diagnóstico: padecía una neurofibromatosis de tipo 1", explicó Charlier a la AFP.

Esa enfermedad genética provoca el desarrollo de tumores benignos de los nervios periféricos, tanto superficiales como profundos (neurofibromas), así como la aparición de manchas en la piel.

La investigación fue publicada este viernes en la revista médica The Lancet.

El equipo de expertos hizo un examen antropológico y médico sobre el hombre de Cromañón realizándole un micro-escáner en el Museo Nacional de Historia Natural. Luego compararon los datos extraídos con los de distintos registros anatómicos y patológicos en Francia, lo cual les permitió hacer su diagnóstico.

 Detalle frontal de la erosión ósea en el examen de micro TC; la barra es 0,5 cm.



El cráneo del hombre de Cromañón "presenta una lesión al nivel de la frente que corresponde a la presencia de un neurofibroma que habría desgastado el hueso", indicó Charlier.

"Su conducto auditivo interno izquierdo también resultó dañado, presumiblemente por un tumor que engordó", añadió.

Con esa propuesta de diagnóstico, "hemos realizado una reconstrucción realista de la cara de ese hombre de edad mediana, teniendo en cuenta su patología", explicó.

Y su rostro apareció lleno de neurofibromas: un gran nódulo en la frente, otros más pequeños en las cejas y algunos cerca de la nariz y de los labios. "Tenía en todas partes", dijo Charlier.

Fuente: diariouno.com.ar | 30 de marzo de 2018

Visitas: 1113

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más