El hallazgo de un mosaico en el asentamiento de el-Araj lo señala como la auténtica Betsaida, el hogar de cinco de los apóstoles de Jesús

El mosaico hallado después de una limpieza preliminar.

Una inscripción con una súplica a San Pedro encontrada en el enclave arqueológico de  el-Araj apoya firmemente el caso de que sea la ciudad perdida de Betsaida y que la basílica allí encontrada es la Iglesia de los Apóstoles, un descubrimiento que probablemente impulsará aún más el turismo cristiano en el Mar de Galilea.

El mosaico estaba sucio, como es el caso de las inscripciones enterradas en el limo durante más de 1.500 años.  Limpiarlo bajo el calor abrasador de la temporada de excavaciones de este verano en el-Araj, justo al lado de la mansión otomana Beit HaBek, ha sido lo más destacado de la temporada, según dicen los arqueólogos Mordechai Aviam y R. Steven Notley.

Foto: Los arqueólogos Steven Notley (izquierda) y Mordechai Aviam en el yacimiento de el-Araj.

El-Araj está en la orilla norte del Mar de Galilea y no es el único candidato como el pueblo bíblico de Betsaida del que surgió, posteriormente, la polis romana de Julias (en honor a Julia, la hija de  Augusto). El Nuevo Testamento es inconsistente acerca del lugar de nacimiento de Pedro y su hermano Andrés, pero la evidencia apunta a Betsaida como su hogar, no al pueblo de pescadores de Cafarnaúm, según sostienen muchos investigadores.

Entre los aspectos más destacados de el-Araj, los arqueólogos encontraron ruinas de la época romana, casas del pueblo judío y los restos de una basílica bizantina del siglo V.  Durante años, desde que descubrieron una iglesia antigua en el-Araj, los arqueólogos esperaban encontrar una inscripción dedicatoria, como era típico de las iglesias bizantinas. Ahora ya la tienen.

La inscripción comienza con “Constantino, el siervo de Cristo”. Se refiere al donante de la iglesia, de acuerdo con la tradición bizantina de los mosaicos dedicatorios. No es una referencia al emperador Constantino que abrazó el cristianismo, explican los arqueólogos.

Luego viene la parte emocionante: la inscripción continúa solicitando la intercesión del "jefe y adalid de los apóstoles celestiales", según la profesora Leah Di Segni, de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el profesor Jacob Ashkenazi, del Kinneret College en el norte de Israel.

Motivos del mosaico en estilo bizantino en la supuesta Iglesia de los Apóstoles. Crédito: Prof. Mordechai Aviam.

Mosaico de bandas multicolores de tres hilos en el borde de la nave de la Iglesia Bizantina de los Apóstoles. Crédito: Zachary Wong

¿Quién es este jefe y adalid? Simón Pedro fue el primero en declarar que Jesús era el Mesías (Mateo 16:16), por lo que fue considerado el principal de los apóstoles, según la tradición. Su prominencia queda demostrada por la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma, la cual se levantó sobre su posible tumba.

'Jefe y adalid de los apóstoles celestiales' es la forma como los cristianos bizantinos se referían a Pedro y solo a él, no a ningún otro apóstol, dicen los arqueólogos Aviam, profesor en el Kinneret College, y Notley, profesor en el Nyack College de Nueva York y director de la excavación.

Así que aquí tenemos una inscripción enmarcada con un medallón redondo hecho de dos líneas de teselas negras en estilo bizantino, que casi menciona explícitamente a San Pedro, en una iglesia primitiva que data del siglo V y en una ciudad judía-romana en las orillas del norte del Mar de Galilea.

FotoUno de los muchos pesos de pesca de plomo encontrados en el-Araj indicativo de la industria pesquera local en el-Araj. Crédito: Zachary Wong.

Durante la próxima temporada de excavaciones, en octubre, los arqueólogos están ansiosos por encontrar una inscripción que aluda a Andrés, dado que se supone que también era originario de Betsaida, y además la iglesia primitiva hallada, presumiblemente, habría estado dedicada a ambos.

La inscripción dedicatoria con la súplica a Pedro (el primer Papa en la tradición católica) formaban parte del suelo de mosaico de la sacristía de la iglesia, que, en estilo bizantino, estaba decorado con motivos florales. Para más información sobre la inscripción habrá que esperar, pero los profesores prometen que llegará.

Vista aérea del yacimiento de el-Araj que muestra los muros sur, oeste y norte de la Iglesia Bizantina de los Apóstoles y plazas inundadas de temporadas anteriores con restos del período romano. Crédito: Achia Kohn-Tavor.

Cómo se perdió Betsaida

¿Este hallazgo cierra el caso de que los profesores Aviam y Notley hayan encontrado la ciudad bíblica de Betsaida, tal como han venido argumentado desde 2017, así como la Iglesia de los Apóstoles, una postulación que han hecho más recientemente?

“Diría que sí a ambos aspectos”, afirma Notley. “Creo que esto es una clara evidencia de que el sitio que estamos excavando es la iglesia a la que se refirió San Willibaldo, en el siglo VIII, como la iglesia construida sobre la casa de Pedro y Andrés”.

Cabe aclarar que los arqueólogos no sostienen que la Iglesia de los Apóstoles se haya construido realmente sobre las casas de Pedro y Andrés, sino que dicen haber encontrado el enclave de Betsaida y la Iglesia de los Apóstoles, y que si esta fue construida en el lugar “correcto”, no lo saben

Una de las razones por las que Betsaida se perdió para la posteridad es que el mar de Galilea, ampliamente conocido como el lago Kineret, en Israel, es un lago interior que sube y baja. De hecho, el sitio arqueológico quedó bajo el agua después de fuertes lluvias en 2020.

El enclave de el-Araj después de fuertes lluvias invernales provoca que el Mar de Galilea se eleve e inunde el área. Crédito: Prof. Mordechai Aviam.

Betsaida era un humilde pueblo de pescadores junto al lago que, según el historiador judío-romano Flavio Josefo, fue transformado por el gobernante local Herodes Filipo I en una polis, una ciudad romana. En los últimos años, los arqueólogos Aviam y Notley han encontrado evidencias de ambos períodos de la vida del asentamiento.

“Uno de los objetivos de esta excavación era verificar si teníamos en el lugar una capa aqueológica del primer siglo”, dice Aviam. Y lo han conseguido.

El inconveniente es que Betsaida siguió apareciendo en los registros históricos, cristianos y judíos, hasta finales del siglo III y luego desapareció durante unos 200 años. La investigación ha demostrado que, aproximadamente en ese momento, el lago elevó su nivel de agua. Probablemente, junto con otros sitios de alrededor, desapareció debido a las inundaciones y la sedimentación.

Hay en torno a 40 centímetros de limo entre la capa romana y la capa bizantina, por lo que la ciudad romana y el pueblo judío se encuentran debajo del limo y la iglesia del siglo V sobre ella.

Una cruz decorativa hallada entre los resto de la iglesia del período bizantino en la excavación de El-Araj, uno de los enclaves que podría ser la antigua Betsaida. Zachary Wong.

Ubicación de la Iglesia de los Apóstoles

La cuestión es que, cuando el cristianismo comenzaba a tomar forma y el lago retrocedía, muy posiblemente la memoria local de donde vivieron Pedro y Andrés se hubiera perdido. Llegado el siglo V, los dignatarios bizantinos visitantes podrían haber sido engañados o equivocados al señalarles dónde estaban las casas de los apóstoles en su propósito de construir una basílica en el lugar.

La inscripción recién encontrada nada puede decirnos sobre la precisión de la elección de la ubicación de la basílica, pero puede respaldar la identificación de el-Araj como Betsaida y la basílica como la Iglesia de los Apóstoles.

“Este descubrimiento es nuestro indicador más fuerte de que la basílica tenía una asociación especial con San Pedro, y probablemente estaba dedicada a él. Dado que la tradición cristiana bizantina identificaba rutinariamente el hogar de Pedro y Andrés en Betsaida, parece probable que la basílica conmemore su hogar”, dice Notley.

El mosaico también refuerza el caso de que esta es la iglesia descrita por el obispo de Eichstätt, Willibaldo, quien en el siglo VIII hizo una peregrinación a los lugares donde los cristianos creen que Jesús realizó milagros alrededor del Mar de Galilea. El obispo informó que la iglesia fue construida sobre la casa de Pedro y Andrés. El Hodoeporicon, que describe el itinerario de Willibaldo en Tierra Santa, dice que caminó desde Cafarnaúm hasta Chorazin (Kursi) en busca de la Iglesia de los Apóstoles en Betsaida.

“Y [de Cafarnaúm] fueron a Betsaida, de donde venían Pedro y Andrés. Ahora hay una iglesia donde antes estaba su casa”, escribió el obispo.

Para apoyar el caso de que la iglesia de el-Araj es la aludida por Wilíbaldo, los arqueólogos señalan que no hay otras iglesias bizantinas en ruinas en las orillas del Mar de Galilea en esa área, la cual ahora es parte de una reserva natural.

La inscripción también apoya el argumento de Notley de que Pedro vivió en Betsaida, no en Cafarnaúm. De hecho, 1.700 años de tradición cristiana siempre situaron el hogar de Pedro en Betsaida, según señala el arqueólogo.

La iglesia octogonal en Cafarnaúm. Credit: Lenush/Shutterstock.com.

Pero en 1921 una teoría planteada por el padre Gaudence Orfali sugiere a Cafanaúm en su lugar. De hecho, también hay un edificio bizantino en Cafarnaúm (no solo en el-Araj): una iglesia octogonal, pero que, en realidad, no es una basílica y, por lo tanto, no puede haber sido la Iglesia de los Apóstoles, afirman Notley y Aviam.

Por tanto, la inscripción hallada es otro clavo en el ataúd de la teoría del padre Orfali.

Las excavaciones que se llevan a cabo cuentan con la asistencia de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel. “La inscripción arroja luz sobre la identificación del sitio con la Betsaida romana y bizantina, un lugar maldecido por Jesús porque los lugareños no aceptaron su mensaje”, dice el Dr. Dror Ben-Yosef, jefe de Patrimonio en el distrito norte, el cual agrega que la inscripción será de gran interés para el turismo cristiano.

“La inscripción dedicatoria con la súplica de oración a Simón Pedro es muy importante para identificar la asociación del apóstol con la basílica bizantina. Confirma el testimonio del obispo Willibaldo del siglo VIII, quien visitó la iglesia, de que el cristianismo en el período bizantino conmemoraba la casa de San Pedro en Betsaida y no en Cafarnaúm”, subraya Notley.

“Además, el recuerdo persistente de la ubicación de la casa de Pedro, a la luz de la evidencia arqueológica reciente de un asentamiento del período romano anterior, de al menos 48.500 metros cuadrados, agrega peso a nuestra sugerencia de que el sitio de el -Araj / Beit HaBek debe ser considerado el principal candidato para el enclave del pueblo de Betsaida referido en el Nuevo Testamento”.

Fuentes: haaretz.com | timesofisrael.com | 12 de agosto de 2022

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Encuentran la ciudad romana donde nacieron tres apóstoles (06/08/2017)

Arqueólogos israelíes afirman haber encontrado el lugar de nacimien...  (21/07/2019)

Sale a la luz una estela del 'Dios de la Luna' en Betsaida, al nort...  (03/06/2020)

Confirman el enclave arqueológico de Et-Tell como la antigua ciudad... (02/09/2020)

Visitas: 852

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más