Descubren un asentamiento de cazadores-recolectores de 10.500 años de antigüedad en Inglaterra

Una arqueóloga analiza los restos de huesos animales encontrados en un yacimiento cerca de Scarborough. Foto: Universidad de Chester.

Un equipo de arqueólogos de las Universidades de Chester y Manchester ha realizado descubrimientos que arrojan nueva luz sobre las comunidades que habitaron Gran Bretaña después del final de la última Edad del Hielo.

Las excavaciones realizadas por el equipo en un enclave situado cerca de Scarborough, en una antigua isla situada a orillas de un lago en North Yorkshire, han descubierto los restos excepcionalmente bien conservados de un pequeño asentamiento habitado por grupos de cazadores-recolectores hace unos 10.500 años. Entre los hallazgos que recuperó el equipo estaban los huesos de animales que la gente cazaba, herramientas y armas hechas de hueso, asta y piedra, y rastros raros de carpintería. 

Diversos utensilios fabricados en madera y asta de animal encontrados durante la excavación. Foto: Universidad de Chester.


El sitio cerca de Scarborough originalmente se encontraba en la orilla de una isla en un lago antiguo y data del período Mesolítico o 'Edad de Piedra Media'. Durante miles de años, el lago se llenó lentamente con gruesos depósitos de turba que gradualmente enterraron y preservaron el lugar.

El Dr. Nick Overton (izquierda), de la Universidad de Manchester dijo: “Es muy raro encontrar material tan antiguo en tan buenas condiciones. El Mesolítico en Gran Bretaña fue anterior a la introducción de la cerámica o los metales, por lo que encontrar restos orgánicos como huesos, astas y madera, que generalmente no se conservan, es increíblemente importante para ayudarnos a reconstruir la vida de las personas”.

El análisis de los hallazgos ha permitido al equipo aprender más y cambiar lo que se entendía previamente sobre estas primeras comunidades prehistóricas. Los huesos muestran que los individuos cazaban una amplia gama de animales en varios hábitats diferentes alrededor del lago, incluidos mamíferos grandes como el alce y el ciervo rojo, mamíferos más pequeños como el castor y aves acuáticas. Los cuerpos de los animales cazados fueron sacrificados y partes de ellos fueron depositadas intencionalmente en los humedales de la isla, tal vez como parte de algún tipo de ritual.

Una de las herramientas fabricadas con asta de animal que ha sido localizada durante los trabajos de excavación. Foto: Universidad de Chester.


El equipo también descubrió que algunas de las armas de caza hechas de huesos y astas de animales habían sido decoradas y luego anuladas antes de ser depositadas en la costa de la isla. Este proceder, creen los arqueólogos, muestra que las personas del Mesolítico consideraban la caza como un acto sagrado y tenían reglas estrictas sobre cómo se eliminaban los restos de animales y los objetos utilizados para matarlos. 

Según la Dra. Amy Gray Jones (derecha), de la Universidad de Chester: “La gente a menudo piensa que los cazadores-recolectores prehistóricos vivían al borde de la inanición, moviéndose de un lugar a otro en una búsqueda interminable de comida, y que solo con la introducción de la agricultura pudieron los humanos vivir un estilo de vida más asentado y estable. Pero aquí tenemos a individuos que habitaban una rica red de sitios y hábitats, que se tomaban su tiempo para decorar objetos y se preocupaban por la forma en que se deshacían de los restos animales y de artefactos importantes. Estas no eran gentes que estuvieran luchando por sobrevivir. Eran personas que confiaban en su comprensión del paisaje y de los comportamientos y hábitats de las diferentes especies animales que vivían en el entorno”.

Punta de asta de animal decorada descubierta durante las excavaciones. Foto: Universidad de Chester.


El equipo espera que las investigaciones futuras en este yacimiento, y otros en el área, continúen arrojando nueva luz sobre la relaciones que la comunidad mantenía con el medio ambiente. El análisis de los depósitos de turba alrededor del enclave muestra que este era un paisaje increíblemente biodiverso, rico en vida vegetal y animal, y, a medida que continúa el trabajo, el equipo espera descubrir qué efectos produjeron los humanos en tal entorno.

“Sabemos por investigaciones realizadas en otros asentamientos alrededor del lago, que estas comunidades humanas estaban manejando y manipulando deliberadamente las diversas plantas silvestres. A medida que trabajemos más en este yacimiento, esperamos mostrar con más detalle cómo los humanos estaban alterando la composición de este ecosistema miles de años antes de la introducción de la agricultura en Gran Bretaña", dice Dr. Barry Taylor (izquierda), de la Universidad de Chester, el cual también participó en el proyecto de excavación.

El desarrollo y resultados de las excavaciones aparecerán en el episodio número 5 de la nueva serie de Digging for Britain, que se transmitirá en BBC Two el domingo 5 de febrero a las 8:00 p. m., y actualmente está disponible en BBC iPlayer. 

Fuentes: Universidad de Manchester | National Geographic |  19 de enero de 2023
 

Visitas: 374

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2023   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más