Descubren en Israel uno de los primeros asentamientos del periodo Neolítico (unos 10.000 años)

Excavación en Eshtaol (Foto: Yoli Shwarz/Autoridad de Antigüedades de Israel).

En una nueva actividad sobre el pasado antiguo de Israel, los arqueólogos han desenterrado recientemente evidencias de lo que han dado en llamar “uno de los primeros asentamientos agrícolas de la historia", el cual arroja nueva luz sobre el viaje de la humanidad hacia la civilización.

Según la afirmación de los arqueólogos, el enclave, ubicado dentro del asentamiento de Eshtaol, no lejos de la actual Beit Shemesh (a unas 32 kilómetros al oeste de Jerusalén), es un testimonio de un período crucial en el que la humanidad pasó de un estilo de vida nómada de cazadores-recolectores a un estilo de vida sedentario de grupos de agricultores. Rodeado de campos agrícolas contemporáneos, Eshtaol ofrece una visión de los albores de la agricultura humana, marcando un momento cambiante en la historia de la humanidad.

Dirigida la excavación por un equipo de expertos de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), incluidos el Dr. Kobi Vardi, el Dr. Amir Golani y Benjamin Storchan, la misma reveló una imagen vibrante de la vida durante el período Neolítico anterior a la alfarería, hace aproximadamente 10.000 años. Durante las meticulosas excavaciones, surgieron retos de edificios y artefactos antiguos (hoces, puntas de flecha, hachas de pedernal), que proporcionaron una información invaluable sobre las primeras prácticas agrícolas en los albores de la civilización.

Dr. Kobi Vardi sosteniendo una punta de flecha de pedernal procedente de la excavación (Foto: Yoli Shwarz/Autoridad de Antigüedades de Israel)

Según este entendimiento, no se puede subestimar la importancia de este descubrimiento, ya que marca un importante punto de inflexión en la historia del hombre. A medida que la humanidad pasó de sociedades de cazadores-recolectores a comunidades agrícolas asentadas, el asentamiento de Eshtaol prosperó durante milenios y alcanzó su cenit en la Edad del Bronce Temprano hace unos 5.000 años. Este período vio el surgimiento de una comunidad bien organizada, como lo demuestra la abundancia de cerámica, herramientas líticas y piedras de moler descubiertas en el sitio.

La ubicación estratégica de Eshtaol, cerca de fuentes de agua naturales como antiguos cauces de ríos y manantiales, jugó un papel crucial en su prosperidad. Este terreno fértil para la agricultura aseguró el éxito sostenido de las actividades agrícolas durante generaciones, destacando el ingenio de nuestros antepasados ​​​​en la selección de lugares óptimos para el asentamiento y el cultivo.

"Podemos ver claramente un asentamiento que gradualmente fue planificado, que incluía callejones y edificios que eran extremadamente impresionantes desde el punto de vista de su tamaño y la forma de su construcción", dijeron el codirector de la excavación, el Dr. Amir Golani (izquierda), y los arqueólogos de la IAA.

"También podemos rastrear claramente la planificación urbana y ver la mano rectora de los líderes del asentamiento que optaron por regular la construcción en las regiones pobladas en el centro del asentamiento y permitieron menos planificación a lo largo de su periferia".

Sin embargo, Eshtaol es sólo un capítulo de la rica historia de Israel durante el período Neolítico. A lo largo del paisaje se encuentran otros asentamientos notables, como el pueblo hoy sumergido de Atlit Yam y la legendaria ciudad de Jericó. Atlit Yam, cuya antigüedad se ha determinado mediante carbono-14 entre 8.900 y 8.300 años, ofrece información sobre las comunidades antiguas, mientras que Jericó, con sus muros del Neolítico, es un testimonio de la resiliencia y la innovación humanas.

Esta imagen muestra una casa de 10.000 años de antigüedad desenterrada cerca de la ciudad de Eshtaol, en la Sefela de Judea. Crédito de la imagen: Dr. Ya'akov Vardi / Autoridad de Antigüedades de Israel.

A Jericó a menudo se la llama “la ciudad más antigua de la tierra”, y aunque hoy en día se conocen asentamientos más antiguos en Turquía, Jericó sigue siendo la “ciudad amurallada” (de su tipo) más antigua de la Tierra. El nuevo asentamiento descubierto en Eshtaol es sólo uno más de la serie de yacimientos del Neolítico Pre-Cerámico descubiertos en esta principal zona de cruce geográfico muy estratégica del Levante.

Las principales investigaciones arqueológicas fechan el período Pre-Cerámico-Neolítico entre los años 10.000 y 6.500 a. C. Sin embargo, esto puede cambiar en el futuro debido a nuevas investigaciones. Se dice que este período siguió a la cultura natufiense del Epipaleolítico Cercano Oriente (también llamado a veces Mesolítico), donde algunas personas ya habrían comenzado a abandonar las viviendas de los “refugios del sitio” o “refugios de los acantilados” y a construir las primeras chozas y casas, intentando domesticar algunos animales y plantas en el levante (Ver Nahal Me'arot en Israel).

Un edificio de 6.000 años de antigüedad y la 'massebah'. Crédito de la imagen: Assaf Peretz / Autoridad de Antigüedades de Israel.

Además, el equipo descubrió una estructura que data de hace 6.000 años (no del período Neolítico Pre-Cerámico, sino más bien de un período posterior correspondiente con el Bronce temprano), el cual incluye un monolito pulido, lo que sugiere la existencia de una actividad ritual y de culto en el lugar. 

Se han desenterrado piedras verticales que datan del año 10.000 a. C. en el Cercano Oriente y persisten durante la era bíblica. Este tipo de piedra, denominada "massebah" en la Biblia, probablemente sirvió como un lugar religioso donde las personas se ungían con aceite y buscaban ayuda divina. Para obtener más información sobre estos menhires, haga clic aquí.

Juntos, estos asentamientos neolíticos tejen una cautivadora historia de ingenio y adaptación humanos, brindando una visión de los orígenes de la agricultura, la arquitectura y la organización social. A medida que los arqueólogos continúan desenterrando los antiguos tesoros de Israel, cada descubrimiento ofrece una ventana a nuestro pasado compartido, enriqueciendo nuestra comprensión del extraordinario viaje que nos ha llevado hasta el día de hoy.

Fuentes: allisrael.com | sci.news | 14 de marzo de 2024

Visitas: 90

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más