Descubren en Escocia momias de los pantanos "Frankenstein"

Los restos de una momia femenina de la Edad de Bronce, en Cladh Hallan (Escocia), están compuestos con huesos de esqueletos diferentes.

Fuente: news.nationalgeographic.com | Rachel Kaufman | 6 de julio de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

En un momento "eureka", digno del Dr. Frankenstein, los científicos han descubierto que dos "cuerpos de los pantanos" escoceses, de 3.000 años de antigüedad, están en realidad hechos con los restos de seis personas.

De acuerdo a las nuevas dataciones isotópicas y a los experimentos del ADN, las momias (1) -un hombre y una mujer- fueron conformadas con partes de varios cuerpos, aunque el propósito de tan espeluznante composición probablemente se haya perdido para la historia

Las momias fueron descubiertas hace más de una década debajo de los restos de casas del siglo XI, en Cladh Hallan, una aldea prehistórica en la isla de South Uist, frente a las costas de Escocia.

Los cuerpos habían sido enterrados en posición fetal entre 300 y 600 años después de su muerte.

Basándose en la condición y estructuras de los esqueletos, los científicos habían determinado previamente que los cuerpos los colocaron en un pantano de turba sólo el tiempo suficiente para su conservación y luego los retiraron. Los esqueletos fueron enterrados de nuevo entonces, cientos de años más tarde.


Terry Brown (izquierda), un profesor de arqueología biomédica en la Universidad de Manchester, dijo que había indicios de que estos cuerpos de los pantanos serían más de lo que parecía.
 

En el esqueleto femenino, "la mandíbula no encajaba en el resto del cráneo", dijo. "Así que Mike [Parker Pearson, de la Universidad de Sheffield] se acercó y dijo: ¿Podríamos tratar de averiguarlo a través de las pruebas de ADN?"

Brown enseña el ADN obtenido de la mandíbula del esqueleto femenino, el cráneo, un brazo y una pierna. Los resultados muestran que los huesos provienen de personas diferentes, ninguno de los cuales incluso compartían la misma madre, dijo.

La mujer está hecha de partes del cuerpo que datan alrededor del mismo período de tiempo. Pero la datación isotópica demostró que la momia masculina está hecha de personas que murieron con unos pocos cientos de años de diferencia.

 

Chapuzón en el pantano

Otra pista sobre la extraña naturaleza de las momias de Cladh Hallan son sus huesos extraordinariamente bien conservados.

Una turbera tiene un medio ambiente alto en ácido y pobre en oxígeno, lo que inhibe a las bacterias que descomponen la materia orgánica, dijo Plunkett Gill (izquierda), profesora de paleoecología en la Universidad de Queen, en Belfast, quien no participó en la actual investigación.

"La combinación de estas condiciones es particularmente buena para la preservación de la mayoría de los materiales orgánicos", dijo.

"Pero, por otro lado, las condiciones ácidas atacan a los materiales basados en el calcio", así la mayoría de los cuerpos de los pantanos conocidos han conservado mejor su piel y tejidos blandos que sus huesos.

En los cuerpos de Cladh Hallan, los huesos están todavía articulados, unidos los unos con los otros, tal como estuvieron en vida. Ello sugiere que los enterradores retiraron los cuerpos de los pantanos de turba después de su conservación, pero previamente el ácido destruyó los huesos.

Cuando las momias fueron de nuevo enterradas en el suelo, los tejidos blandos comenzaron otra vez a deteriorarse.

Los investigadores no están seguros de por qué los habitantes del pueblo siguieron este inusual proceso, o por qué reconstruyeron las momias en el primer lugar.



Foto: Otro de los cadáveres de los pantanos hallado en South Uist

Una teoría cínica, dijo el autor del estudio, Terry Brown, asume que la gente de la Edad del Bronce de Cladh Hallan eran eminentemente prácticos: "Tal vez retiraban la cabeza y conseguían otra para pegarla al cuerpo".

Otra posibilidad es que la reconstrucción fue deliberada, para crear un ancestro simbólico que, literalmente, encarnaba los rasgos de múltiples linajes.

Brown cita el ejemplo de las momias de Chinchorro descubiertas en los Andes chilenos, donde los embalsamadores reforzaban o reconstruían los cuerpos con palos, hierba, pelo de animales, o incluso piel de león marino.

"Parece que la persona no es lo importante, sino la imagen. Por lo tanto, no es una identidad única, sino que la misma está representando algo".

¿Más momias combinadas por ahí?

De acuerdo con Brown, puede haber otros cuerpos compuestos esperando a ser descubiertos.

A menudo, cuando los científicos estudian el ADN de restos muy antiguos, ellos toman una muestra de sólo una parte del cuerpo para evitar daños innecesarios al esqueleto.

Otros cuerpos compuestos, si existen, es probable que provengan de esos períodos de tiempo tan atrás.

"Creo que habría que volver a un  tiempo en que los rituales eran muy extraños", dijo Brown. "Usted tendría que volver a las brumas de un tiempo no registrado".

El nuevo documento sobre la momia femenina compuesta aparece en la edición de agosto de Journal of Archaeological Science.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1) Sobre el concepto de momificación referido en este post, ver el artículo:

"La momificación en la Edad del Bronce en Gran Bretaña"

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Los cadáveres de los pantanos continúan desconcertando a los cien...

* Arqueólogos británicos prueban que el "Hombre de Worsley", de la ...

* Descubren los restos de un ritual mesolítico con cabezas empalada...

Visitas: 2010

Comentario por Carmen L. el julio 14, 2012 a las 12:02am

Leí este articulo el otro dia entre mis feed y me quedé tarumba. Me parece que la intepretación de "crear un ancestro" a base de retales tiene su aquel: me recuerda algo que aparece en algún que otro relato irlandés sobre ancestros cuyo cuerpo estaba compuesto por la aportación de varios padres, con rayas o marcas donde acababa cada aportación. Pero claro... no soy tan optimista como para pensar que una cosa de la Edad del Bronce vaya a fundamentar un relato medieval irlandés. aunque, bueh...

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más