Anuncian la secuenciación del genoma de un Homo sapiens hallado en Siberia, con una datación de unos 45.000 años

Fémur del "Hombre de Ust-Ishim", un Homo sapiens con la datación más antigua conocida hasta la fecha, el cual habitó en Siberia Occidental hace unos 45.000 años (Sergei Melnikov, de la región de Omsk)

Fuente: La Gran Época | Anastasia Gubin | 29 de junio de 2014 

En el Centro Cultural de Omsk (Rusia) se han expuesto los restos del "Hombre de Ust-Ishim", el cual vivió hace 45.000 años en Siberia. Se trata del Homo Sapiens más antiguo datado hasta la fecha por un equipo de la Universidad de Oxford.

Científicos de Alemania y Rusia disertaron recientemente sobre los avances del hallazgo en un encuentro en Canadá, y revelaron la temprana colonización de esta zona siberiana por los humanos modernos. A su vez, en una charla de hace tres meses, el paleontólogo Svante Pääbo  (izquierda), del Instituto Max Plank de Alemania, expuso que el genoma del "Hombre de Ust-Ishim" reveló que tiene fragmentos de ADN neandertal anteriores a los que ostentan los seres humanos actualmente.

Esto le ha permitido estimar que la hibridación con los neandertales "ocurrió 331 + / -99 generaciones antes de su tiempo de 45.000 años a.C, o sea, alrededor de hace 50-60.000 años a.C.”. 

Según Pääbo, ello prueba que había seres humanos modernos en Eurasia antes de la revolución del Paleolítico Superior y refuta la teoría de Richard Klein (derecha) de que los humanos modernos, junto con las tecnologías diseñadas por los mismos, se propagaron fuera de África sólo después de hace 50.000 años. Esto generó un acalorado debate en los blog de Antropología.

Una muestra llamada «El Homo sapiens de Ust-Ishim" se inauguró el 27 de junio y despertó la atención de científicos de todo el mundo, según comunicó el Ministerio de Cultura de Omsk.

El territorio de Ust-Ishim, en la región de Omsk, es una zona rica en material prehistórico, y en la misma habitó mucha gente de las estepas y bosques cercanos a las orillas del río Irtish. Hasta hace poco, la historia del hombre en la región se conocía tan solo hasta 14.000 años atrás, una época que marca el final de la última Edad de Hielo, cuando el norte del continente asiático se derritió y los mamuts dejaron el sur de Siberia, explicó el equipo de cultura ruso.

Se sabía que el hombre moderno tenía precursores en Siberia, los neandertales y los misteriosos "Denisovanos". “Buscamos respuestas al hallazgo del fémur del hombre de Ust-Ishim, lo que unió a expertos de otras ciudades y después de otros países. Al final resultó que estos esfuerzos no fueron en vano”.

Foto: Distintos puntos de vista del fémur hallado en Ust-Ishim

“Tal como ha sido definido en el laboratorio de datación mediante radiocarbono de Oxford, el fémur tiene 45.000 años de antigüedad, por lo que es el resto más antiguo de un Homo sapiens en el mundo datado directamente”, agregaron.

El descubrimiento

En el encuentro de la Sociedad de Paleoantropología realizado el pasado 8 y 9 de abril de 2014 en Canadá, científicos rusos y del Instituto Max Planck de Alemania presentaron a la comunidad occidental el hallazgo. Se trata de un fosil de fémur encontrado en 2008 en las tempranas formaciones geológicas del río Irtish, en la provincia de Omsk, Rusia, al norte del pueblo de Ust Ishim, por Nikolai V. Peristov, quien recopiló muestras de huesos que atrajeron posteriormente al resto de los expertos.

El lugar donde se encontró corresponde a un gran depósito, entre el  período medio y tardío del Pleistoceno, el cual cuenta con un gran número de fósiles de vertebrados erosionados por el río, informó el equipo de científicos, entre ellos el Dr. Pääbo y Yaroslav Kuzmin, del Instituto de Geología y Minerología de Siberia, organismo de la Academia de Ciencias de Rusia.

Foto

“El fémur del homínido podría venir de los estratos de Buginka y Zagvozdino (Mapa), que constituyen la segunda terraza del río Irtish. Esta asignación está reforzada por la datación directa mediante carbono-14 del fósil,  entre  41.200 +-1.300 años a.C.”, describieron Pääbo y Kuzmin junto a su equipo.

Los investigadores detallaron las características del hueso para dar pruebas de que pertenecía realmente a un Homo sapiens y no a un neandertal.

“La muestra es de un fémur incompleto, dañado muy probablemente por el transporte fluvial. El ejemplar tiene un marcado contrafuerte glúteo y una gran flexión anteposterior del eje. Los dos labios de la línea áspera están bien separados y situados en un fuerte pilar que está delimitado por surcos mediales y laterales. La sección transversal en el eje medio tiene forma de lágrima. Estos caracteres son típicos de los humanos modernos y no se observan en los neandertales”, destacaron.

Según los expertos, “la presencia de humanos modernos en Siberia a principios del período OIS 3 (oxygen isotope stages/ Estadio Isotópico Marino) se ha propuesto anteriormente con base a los artefactos del periodo del Paleolítico Superior encontrados en Kara... (Montañas de Altai, en Rusia), datados en unos 43.000 años a.C. El fémur de Ust-Ishim, aunque está a unos 1.200 kilómetros más al noroeste, apoya la idea de una temprana colonización de esta zona por los humanos modernos”, agregaron.

En la investigación participaron además los investigadores Bence Viola y Qiamoi Fu, ambos del Instituto Max-Planck, el experto paleontólogo del Centro Criminalista de Omsk, Aleksei Bondarev, y el científico Sergei Slepchenko, de la Academia de Ciencia Rusa de Tiumen.

El Ministerio de Cultura explicó que “cuando Nikolai Vasilievich Peristov se encontró con el hueso no le atrajo inicialmente de un modo especial. Pero, después de algún tiempo, el paleontólogo Alexei Bondarev se convenció de que pertenecía a un hombre. Las preguntas que se hicieron fueron: ¿Quién sería este hombre? ¿Cuando vivió? ¿Pertenecía a nuestra especie?”, destacaron en su relato.

La exposición en Osmsk (arriba), muestra los principales resultados del estudio del "Hombre de Ust-Ishim", así como una serie de objetos antropológicos y paleontológicos. (Foto),(Foto),(Foto).

Artículo relacionado: 

* Oldest Homo sapiens genome pinpoints neandertal input (Science)

Visitas: 951

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más