Acusan a científicos españoles de distorsionar la teoría de la evolución al datar mal los fósiles de Atapuerca

Foto: Uno de los cráneos hallados en Atapuerca. EFE/Archivo

Vía: The Guardian | Robin Mckie | 10 de junio de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Es el mayor alijo del mundo en fósiles humanos y el yacimiento paleontológico más importante de Europa: una cámara subterránea en la parte inferior de un pozo de 15 metros, en los recovecos más profundos de la caverna de Atapuerca, en el norte de España. Decenas de antiguos esqueletos han sido desenterrados.

La Sima de los Huesos ha sido designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a su importancia para entender la evolución, y millones de euros, donados por la Unión Europea, se han gastado en la construcción de un museo sobre la antigüedad humana en la ciudad de Burgos.

Sin embargo, el principal experto de Gran Bretaña en evolución humana, el profesor Chris Stringer (izquierda) del Museo de Historia Natural, en Londres, ha advertido en la revista Evolutionary Anthropology que el equipo encargado de la Sima de los Huesos tiene la datación de los fósiles equivocada en 200.000 años, y ha identificado incorrectamente las especies de seres humanos antiguos encontrados allí.

Lejos de ser una guarida de 600.000 años de antigüedad de una especie llamada Homo heidelbergensis, él cree que la fosa está llena de restos de neandertales que no tienen más de 400.000 años de antigüedad. La diferencia en la interpretación tiene implicaciones cruciales para la comprensión de la evolución humana.

"Los hallazgos de Atapuerca son enormemente importantes", dijo Stringer. "No hay otro sitio igual en cuanto al número de huesos y cráneos de nuestros  predecesores. Es la mayor colección del mundo de antiguos fósiles humanos y el equipo ha hecho un magnífico trabajo en la excavación del yacimiento. Sin embargo, si no podemos fijar correctamente la edad y la identidad de los restos, entonces estamos en problemas. La obtención de esta equivocación incluso afecta a la forma en que construimos nuestra propia evolución".

La Sima de los Huesos fue descubierta por espeleólogos que exploraban el sistema de la caverna de Atapuerca. Uno de ellos se trajo de vuelta algunos fragmentos de huesos humanos. Las excavaciones dirigidas por Juan Luis Arsuaga, de la Universidad de Madrid, comenzaron en 1990 y en un plazo de dos años habían descubierto dos casos completos de cráneos humanos. Costillares, huesos de las piernas y de mandíbulas también fueron desenterrados. Arsuaga tentativamente dató los hallazgos en unos 300.000 años.

Foto: Juan Luis Arsuaga (abajo a la derecha) con miembros del equipo de Atapuerca cuando descubrieron el cráneo nº 17, conocido como "El último de la fila".

Desde entonces los restos de 28 cadáveres han sido excavados, el más grande alijo del mundo de antiguos fósiles humanos. Durante este tiempo Arsuaga y su equipo han datado sus hallazgos en 600.000 años atrás y los asignaron como pertenecientes al Homo heidelbergensis.

Esta datación e identificación ha provocado creciente malestar entre varios paleontólogos. Los científicos de la Sima de los Huesos creen que el Homo heidelbergensis es un antepasado de los neandertales, pero no del Homo sapiens. Sin embargo, otros, como Stringer, creen que es en realidad un ancestro de nuestra especie.

"El problema es que muchos de los esqueletos desenterrados en la Sima de los Huesos tienen claramente características de neandertales", dijo Stringer. "En particular, los dientes y las mandíbulas tienen formas muy parecidas a las de los neandertales. Pero todas las demás pruebas indican que los neandertales no aparecieron en escena hasta 200.000 años más tarde. La datación de estos huesos en una fecha tan temprana distorsiona completamente nuestra visión de la evolución humana".

Esta crítica es apoyada por Phillip Endicott del Musée de l'Homme, París. Sus estudios de ADN humano y neandertal han demostrado que estos últimos no aparecen como una especie separada hasta hace 400.000 años. "Sin embargo, los huesos de la Sima de los Huesos, que tienen características neandertales, se supone que tienen 600.000 años", dijo. "Esto no puede ser verdad".

Otra crítica es el método utilizado para datar la Sima de los Huesos. Una estalagmita hallada justo por encima de los restos ha sido datada 600.000 años de antigüedad, utilizando isótopos de uranio natural, y los científicos de Atapuerca sostienen que los fósiles deben ser más antiguos. Ellos dicen que los 28 cuerpos fueron arrojados a la fosa como un acto de reverencia a los muertos y que la estalagmita creció sobre el sedimento que contiene los huesos.

Sin embargo, esta interpretación es controvertida. Nadie ha encontrado ninguna otra prueba de conducta ceremonial en seres humanos de esa antigüedad. Además, hay un déficit de pequeños huesos de los dedos de la mano y el pie. "Si los cuerpos completos fueron arrojados allí, usted esperaría ver cada pieza de la anatomía humana", dijo Stringer. "Pero no las hay. Un montón de partes del esqueleto parece que faltan".

                                                                                                                                

Yolanda Fernández-Jalvo (izquierda) y Peter Andrews (derecha) de los Museos de Historia Natural de Madrid y Londres, respectivamente, indican que la ausencia de pequeños huesos se explica mejor si se asume que los cuerpos fueron arrastrados al sistema de la cueva y lavados allí por las inundaciones. Los huesos de los dedos de manos y pies se habrían perdido cuando fueron arrastrados dentro de la fosa donde la estalagmita podría ya haberse formado.

Sin embargo, Arsuaga ha rechazado este análisis. "Usted puede llamarlos [a los fósiles] neandertales tempranos o darles otro nombre, no importa. Yo prefiero darles un nombre diferente". Pero admitió que la edad de 600.000 años que su equipo había otorgado a los fósiles de la Sima de los Huesos se veía demasiado temprana. "Estamos trabajando en eso", dijo.
-----------------------------------------------------------------------------------------

Tal parece que estos paleontólogos ingleses quieren hacer subir de forma gratuita la prima de riesgo de las conclusiones de los equipos de investigación de Atapuerca, poniendo en duda el resultado de las mismas.

En fin, ya hablando en serio, digo lo de forma gratuita porque, precisamente, el reputado Sr. Chris Stinger, no ha tenido en cuenta -en la parte fundamental de sus críticas- el hecho de que, en noviembre del pasado año, tanto José María Bermúdez de Castro (drector del Centro Nacional de Investigación Humana) como la investigadora María Martinón-Torres, ya anunciaban un claro cambio de interpretación sobre los fósiles hallados en la Sima de los Huesos, asumiendo el carácter expresamente neandertal de los mismos y ofreciendo nuevas hipótesis interpretativas al respecto (véase el post en el que nos hicimos eco de la noticia).

O sea, que con independencia de que convenga investigar y aclarar si la procedencia de los esqueletos fósiles de la Sima de los Huesos proceden del arrastre de una posible inundación, o de que fueran arrojados por congéneres a la sima en cuestión (que es un aspecto un tanto colateral del asunto), y de que puede que sí convenga tener una datación más fiable (en la que al parecer se está  trabajando), lo cierto es que la crítica de los paleontólogos ingleses se queda un tanto anacrónica o extemporánea. Sorprende, además, que se haya hecho en los términos que se pueden leer en la noticia ofrecida por The Guardian, dado que las nuevas conclusiones que habían ofrecido Bermúdez de Castro y Martinón-Torres fueron incluso publicadas en 'Journal of Human Evolution', por lo que se supone que se debería haber leído. Lo lógico hubiera sido encontrar, en cambio, un parecer sobre lo que allí se proponía como nuevas hipótesis interpretativas.

El problema, que no parece contemplar Chris Stinger, y demás, es que no se trata quizá de un problema de datación, sino de interpretación de las características de los fósiles de la Sima de los Huesos. Los investigadores españoles han propuesto nuevos modelos o hipótesis al respecto. Falta por ver si tales les seducen a los ingleses o prefieren criticarlas y esforzarse en elaborar otras propuestas.

Visitas: 2938

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el junio 11, 2012 a las 3:49am

Recién publico el post advierto que el blog de Ciencia y Tecnología de ABC, que escribe José Manuel Nieves, se hace eco de la noticia, pero aportándonos las opiniones sobre la misma de Juan Luis Arsuaga y el propio Chris Stringer. Bien se ve que este último parece que sólo quiere mostrar una discrepancia, pero el estilo de The Guardian, francamente, deja mucho que desear en cuanto a la presentación de la noticia. Está visto que también en paleontología nos quieren bajar la calificación de solvencia-país. Estos british...

Foto (de izquierda a derecha): José María Bermúdez de Castro, Eudald Carbonell y Juan Luis Arsuaga

Un diario británico acusa a Juan Luis Arsuaga de "distorsionar la teoría de la evolución humana"

El periódico The Guardian utiliza un estudio del prestigioso investigador Chris Stringer para justificar una supuesta hostilidad británica hacia los científicos españoles.

En un artículo publicado ayer por la mañana en su página web, el diario británico "The Guardian" acusaba en su titular a científicos españoles de "distorsionar la teoría de la evolución humana con huesos mal datados". El artículo, referido al yacimiento de la Sima de los Huesos de Atapuerca, afirmaba que Juan Luis Arsuaga y su equipo "se han pasado en 200.000 años (al calcular la antiguedad de los fósiles) e incluso se han equivocado al asignar la especie".

El rotativo británico, después de admitir que la Sima de los Huesos "es el yacimiento paleontológico más importante de Europa", se refería a un estudio del prestigioso experto británico Chris Stringer, recién publicado en Evolutionary Antrhropology, para afirmar que la edad de los fósiles de la Sima está equivocada en unos 200.000 años y que, además, esos fósiles están asignados incorrectamente a la especie Homo heilderbergensis

Stringer es de la opinión de que los restos de la Sima no pueden tener más de 400.000 años. "La diferencia -afirma Stringer en The Guardian- tiene implicaciones de crucial importancia para entender la evolución humana". El artículo está realizado de tal forma que parece que existe una animadversión personal de Stringer hacia Arsuaga, y desde luego de la ciencia británica hacia la española. Algo que ambos investigadores desmintieron ayer para ABC.

Desde que la Sima de los Huesos empezara a excavarse sistemáticamente en 1990, han aparecido restos de por lo menos 28 individuos diferentes, lo que convierte el lugar en el mejor yacimiento de fósiles humanos jamás encontrado en la historia. "Durante este tiempo -dice The Guardian- Arsuaga y su equipo han ido empujando hacia atrás las fechas de sus fósiles hasta los 600.000 años de antigüedad, y los han asignado como pertenecientes a la especie Homo heilderbergensis. Esta datación y esta identificación ha causado un creciente disgusto entre otros paleontólogos. Los científicos de la Sima creen que Homo heilderbergensis es un antepasado de los neandertales pero no de Homo sapiens (nuestra propia especie). Otros, sin embargo, incluído Stringer, creen que por supuesto se trata también de un antepasado de nuestra especie".

"El problema -afirma Juan Luis Arsuaga en una entrevista telefónica con ABC- es que los científicos no nos ponemos de acuerdo en lo que es un Homo heilderbergensis". En efecto, el holotipo de la especie (el ejemplar sobre el que se realiza su descripción) es una única mandíbula, la de Mauer, descubierta en 1907 en la localidad alemana que le da nombre y que está datada en unos 600.000 años. "Una sola mandíbula ofrece demasiado poca información como para ser fiable, por eso hay varias interpretaciones de lo que es, o de lo que debe ser, un Homo heidelbergensis". 

"Cuando encontramos los primeros fósiles de la Sima -recuerda Arsuaga- pensamos que era mejor asignarlos a esa especie, que estaba disponible, que nombrar otra nueva. Lo hicimos así para no añadir más confusión al árbol de la evolución humana, que ya está lo bastante confuso, pero tanta controversia nos está haciendo pensar muy seriamente en que deberíamos decidirnos a nombrar una nueva especie, el  'Hombre de Atapuerca', para zanjar la discusión de una vez por todas".

Recordemos que, unos años después del hallazgo de los primeros restos de la Sima, apareció en Gran Dolina, otro de los yacimientos de Atapuerca, un homínido aún mucho más antiguo: Homo antecessor, datado en unos 900.000 años. "Antecessor sí que es un antepasado común de sapiens y neandertales -explica Arsuaga-. Pero heidelbergensis sólo se parece a los segundos, y no tiene rasgos de nuestra propia especie. Stringer cree que Homo heidelbergensis fue el antepasado común entre sapiens y neandertales. Pero nosotros tenemos un candidato mejor, que es Antecessor".

En cuanto a la datación, Arsuaga afirma que "sólo podemos decir con certeza lo que hemos dicho siempre: que los restos de la Sima de los Huesos tienen más de 300.000 años, y eso lo sabemos por la datación directa de los fósiles. Luego hay todo un mundo de evidencias geológicas, entre ellas una estalagmita de 500.000 años de antiguedad, que sugieren que los fósiles podrían ser más antiguos, pero no podemos estar seguros, porque las dataciones en la Sima son muy difíciles de realizar. Hemos publicado toda la geología de la Sima habida y por haber, llevamos 20 años haciendo dataciones con todos los métodos conocidos y ahora estamos a punto de publicar una nueva tanda. Es decir, seguimos investigando y buscando la mejor forma de datar el yacimiento. Pero nunca hemos dicho que los restos de la Sima tengan 600.000 años".

En todo caso, Arsuaga insiste en que no hay ninguna polémica con Chris Stringer. "He leido el artículo científico y es tremendamente elogioso con nosotros y con nuestro trabajo. No hay ninguna polémica entre él y yo. Al contrario, somos muy amigos. Otra cosa es que cada autor tenga sus propias teorías e intente argumentarlas. Yo, por ejemplo, creo que la especie de los restos de la Sima debería seguir siendo heidelbergensis, porque esa especie está en la línea evolutiva de los neandertales. Yo no les llamaría directamente neandertales, como hace Stringer, porque no le daría ese nombre a algo que todavía tiene que evolucionar durante cientos de miles de años para convertirse en un verdadero neandertal. Pero eso no es importante". 

"Sobre el nombre -prosigue Arsuaga- cada uno puede tener su propia teoría. Además, el hecho de que tenga 400, 500 o 600 mil años no tiene implicaciones directas para la especie. Sólo cambiaría la fecha del origen de los antepasados de los neandertales. Aparte de eso, en general estoy de acuerdo con el artículo de Stringer, del que sólo discrepo en algunas consideraciones. Y es precisamente a base de estas discrepancias como avanza la ciencia. Con Stringer no hay polémicas, ni carnaza, como quiere dar a entender The Guardian".

Para dejar completamente clara la cuestión, el propio Chris Stringer envió un email a Arsuaga, que resuminos a continuación: "Sí, se trata de un titular desafortunado (y ya he tenido el mismo comentario de muchos otros) que hace que parezca una acusación personal (y/o una disputa nacional entre Gran Bretaña y España), en lugar de una simple discusión científica con diferentes puntos de vista. Estoy escribiendo ahora (por ayer) un artículo para la web del Museo de Historia Natural en el que trataré de explicar que el equipo de Atapuerca ha argumentado su punto de vista de forma científica y basándose en sus propias evidencias, y que nosotros no estamos de acuerdo sobre la forma de interpretar esas evidencias. Eso es todo. ¡Yo no les he acusado de nada!"

Comentario por ningishzidda el junio 11, 2012 a las 2:13pm

La ciencia no es una competicion, no hay cabida para hegemonias, ni inquinas personales. Arsuaga y el resto del equipo son cientificos serios y reconocidos y no han tenido ningun problema para cuestionar sus propios descubrimientos publicamente. Hubiera sido genial que la hipotesis del homo heidelbergensis hubiera prosperado, pero no ha sido así, que vamos a hacerle. 

Comentario por Elisabet Ramírez Valle el junio 11, 2012 a las 2:20pm

No se dice nada nuevo ni mucho menos se acusa al EIA de nada. En todo caso, The Guardian es demasiado sensacionalista al dar la noticia (hasta el punto de decir que distorsionan la teoría de la evolución ni más ni menos... Si Darwin levantara la cabeza!).
Stringer siempre ha sido de la opinión de que los fósiles de la Sima de los Huesos son ya neandertales mientras que el EIA afirma que son Homo heidelbergensis. Esto es algo que suele pasar en paleoantropología, que nadie se pone de acuerdo en cómo llamamos a los fósiles.
En cuanto a la antigüedad de los fósiles, son distintos los medios con los que se puede saber: de manera directa, los fósiles fueron datados por Series de Uranio y ESR en 300.000 años y, de manera indirecta, la fauna hallada dataría entre 525.000 y 340.000 años mientras que los análisis bioestratigráficos dan una datación de 530.000 años. Por tanto, el abanico cronológico es bastante amplio (aunque esto es relativo) pero nunca ha superado los 530.000 años.

Comentario por Hispalois el junio 12, 2012 a las 2:05am

"La ciencia no es una competicion, no hay cabida para hegemonias, ni inquinas personales."

Ojalá fuera así ningishzidda, pero al menos en los campos científicos en los que yo me he movido hay muchísima competición, bastante personalismo y alguna puñalada trapera.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el junio 15, 2012 a las 2:18am

Pongo a continuación el artículo que Chris Stringer dijo que colgaría de la web del Museo de Historia Natural, en Londres, para explicar claramente sus intenciones críticas. En él reconoce saber que los miembros del equipo de Atapuerca ya habían concluido que los restos de la Sima de los Huesos tenían claras características neandertales, pero no va más allá de ello, es decir, no opina sobre las nuevas hipótesis que al respecto han ofrecido los investigadores de Atapuerca. Tampoco ofrece ninguna novedad más aparte de lo reflejado en el diario The Guardian.

El grupo más grande de fósiles humanos son neandertales, después de todo

 

Vía: Natural History Museum | 12 de junio de 2012

La muestra más grande del mundo conocida de fósiles humanos ha sido clasificada como la especie Homo heidelbergensis, pero de hecho son los primeros hombres de neandertal, según un estudio realizado por el profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural, en Londres.

Esto coloca a la especie Homo heidelbergensis de vuelta al corazón de la evolución humana como el último ancestro común que, con nosotros, el Homo sapiens, compartimos con los neandertales, los Homo neanderthalensis, dice Stringer, Jefe de Investigación del Museo de los Orígenes Humanos.

El estudio del estatuto del Homo heidelbergensis, que fue publicado en la revista Evolutionary Anthropology de esta semana, revisa la evidencia fósil y el ADN de la existencia de esta especie y su lugar en el árbol genealógico humano.

Un punto central de la discusión es el importante yacimiento de la Sima de los Huesos, en Atapuerca, en el norte de España. La misma ha proporcionado más de 6.000 fósiles acerca de 28 individuos.

Ellos han sido identificados como Homo heidelbergensis por el equipo que originalmente descubrió los fósiles, y se les ha estimado una antigüedad de unos 600.000 años. Para algunos paleontólogos, como Stringer, esto tiende a confundir las ideas acerca de dónde se asienta el Homo heidelbergensis en el árbol genealógico humano.

Sin emabargo, Stringer dice que hay suficiente evidencia fósil y genética para decir que el material de la Sima de los Huesos pertenece a los primeros neandertales, y también que pueden ser mucho más jóvenes que los 600.000 años de antigüedad que se les adjudica.

"La mayoría de los datos que apoyan este punto de vista en realidad provienen de estudios realizados por el mismo equipo de Atapuerca", dice Stringer. "Ellos han demostrado que los cráneos, mandíbulas, dientes y esqueletos de los fósiles de la Sima de los Huesos muestran muchas características de los neandertales".

Dichas características neandertales incluyen un pequeño hoyuelo en el centro del hueso occipital, en la parte posterior del cráneo, la forma de la cara, y los patrones de cúspides en los dientes.

Ancestros de los humanos modernos también

Debido a que ellos clasificaron el material de la Sima de los Huesos como Homo heidelbergensis, el equipo de Atapuerca considera al mismo -con todas sus características neandertales- como sólo el antepasado de los neandertales.

Sin embargo, otros paleontólogos, incluyendo a Stringer, consideran que el Homo heidelbergensis es también el antepasado de los humanos modernos. Ellos creen (el equipo de Atapuerca) que el Homo heidelbergensis fue una especie de amplia distribución, que, en África, dio lugar al Homo sapiens, y en Europa y Asia a los neandertales. Sin embargo, la clasificación y la datación de los fósiles de la Sima de los Huesos publicados por el equipo de Atapuerca contradice esta idea.

Dos reconstrucciones de la evolución reciente de la humanidad: uno con una datación temprana para los fósiles de la Sima y su clasificación como Homo heidelbergensis (izquierda), y el otro con ellos posicionados como los neandertales y en una datación posterior (derecha). En la segunda reconstrucción los Denisovanos se agregan como una posible rama del linaje neandertal.

 

Datación de los fósiles

No hay otros fósiles con rasgos neandertales que hayan sido datados antes de unos 400.000 años. Stringer explica: "Nosotros no esperamos que se produzcan claros rasgos neandertales 200.000 años antes de la datación mencionada (400.000 años)".

"La datación de estos huesos con una antigüedad tan grande complica en gran medida nuestra visión de la evolución humana en la mitad de hace un millón de años".

Tanto los estudios morfológicos como genéticos han sugerido que los neandertales y los humanos modernos comenzaron a diverger hace alrededor de 400.000 años atrás. Así que el material de la Sima de los Huesos no puede tener 600.000 años, sino que debe ostentar por lo menos 200.000 años menos, dice Stringer.

Datación de estalagmitas

Los fósiles de la Sima de los Huesos son demasiado antiguos para ser datados mediante radiocarbono, por lo que los científicos han intentado otras técnicas para estimar su antigüedad. Un método fue el utilizar la degradación de los isótopos radiactivos para datar la estalagmita que cubría los fósiles humanos.

El primer análisis sugirió una antigüedad de alrededor de 350.000 años, pero las mediciones posteriores sugirieron una cronología de cerca de 600.000 años. "Creo que ellos lo hicieron bien la primera vez", dice Stringer.

Al reclasificar los fósiles de la Sima como neandertales, en lugar de heidelbergensis, los heidelbergensis vuelven al corazón de la evolución humana como el último ancestro común.

 

De vuelta al ancestro común

Reclasificando los fósiles de la Sima de los Huesos de Homo heidelbergensis como los primeros neandertales se da una idea más clara de la posición del mismo en el árbol genealógico humano, y también aclara el patrón de la evolución humana en Europa.

"Apartar los fósiles de la Sima de los Huesos como Homo heidelbergensis significa que la especie  es de nuevo un buen antepasado común de los neandertales, de los humanos modernos y también, probablemente, de los denisovanos (conocidos a partir del ADN recuperado en fósiles fragmentarios hallados en Siberia)", dice Stringer.

"Este nuevo punto de vista sobre la datación y clasificación del material de la Sima de los huesos ha llevado a un debate científico constructivo con el equipo de Atapuerca, lo cual ayudará a avanzar en nuestra comprensión del lugar que ocupan estos importantes fósiles en la evolución humana" concluye Stringer.

Comentario por María // el junio 15, 2012 a las 12:36pm

  El otro día oí contar en la radio cómo funcionan los lobbys  cuando quieren crear determinados estados de opinión hacia algo:contactos con personalidades que  se han pronunciado respecto a  determinadas  ideas para que escriban algún artículo ,noticias especialmente elegidas para que salgan en la prensa etc. Dá la impresión  de que ésta,con este titular , ha sido elaborada para incidir en la campaña que (según me han dicho) se lleva a cabo en la prensa anglosajona de rebajar la percepción de  la viabilidad de este país. E n este caso,sería una rebaja no en el mundo de las finanzas sino en la capacidad científica;claro que,al paso que vamos  con los presupuestos a investigación podría terminar ocurriendo….

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el junio 19, 2012 a las 12:22pm

El yacimiento de Atapuerca espera al Neandertal

 

El equipo de Atapuerca rechaza las dudas sembradas en Inglaterra sobre la antigüedad de los restos fósiles.

 

 

 

Foto: Los tres codirectores de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, Eudald Carbonell y Jose María Bermúdez de Castro, intercambian impresiones en la zona de excavaciones. R. Ordoñez 

 

Vía: elnortedecastilla.es | María Orive | 18 de junio de 2012

 

El codirector de la campaña de excavaciones de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, mostró ayer en Atapuerca su confianza en que «pronto» aparezcan fósiles de la especie Neandertal en el yacimiento de Cueva de las Estatuas, y confirmen la presencia de esta especie en la sierra burgalesa, si bien es cierto que los trabajos «van en progreso» y todo apunta a que «aparecerán».

Según explicó el propio Arsuaga, en la Galería de las Estatuas se trabaja en una serie de catas en las que se puede afirmar que hay una ocupación de neandertales que apenas se ha comenzado a excavar y de la que, con seguridad, saldrán nuevos datos en nuevas catas que permiten hablar de una ocupación. Se trata de la primera presencia de la especie Neandertal, una de las preocupaciones de los especialistas que por causas geológicas no hallaron hasta este momento ninguna cavidad de este estilo.
 

«Aquí no encontramos ninguna entrada al sistema pero finalmente ha aparecido», aseguró Arsuaga. «Pronto publicaremos resultados de la fauna y los ecosistemas y la industria, aunque los fósiles humanos aparecerán cuando ellos quieran», remarcó. Por otro lado, en la Cueva del Portalón se trabaja en los yacimientos holocenos, en cuya parte inferior se encuentran restos del Pleistoceno a gran profundidad. En este espacio, se han descubierto restos que permiten conocer cómo fue la vida de los primeros agricultores y el ADN de las primeras especies domésticas como el caballo.

Polémica con los ingleses
 

Del mismo modo, en la Sima de los Huesos y Cueva Mayor se ha acumulado gran información en los últimos años por lo que Arsuaga confía que sea este otoño cuando se saque una publicación –«en una revista de primera línea»–, con todo lo que hasta ahora se ha ido descubriendo. «La Sima será noticia a finales de otoño», apostilló.

Para este paleontólogo, la Sima de los Huesos es una «colección única de fósiles humanos que permite estudiar una especie desaparecida». Con esto quiso contestar a las declaraciones del profesor inglés Chris Stringer, y la polémica en el periódico 'The Guardian', que ponía en duda algunas de las dataciones sobre restos humanos encontrados en estos yacimientos. «Si hubiéramos encargado esta controversia, no lo habíamos hecho mejor», destacó Arsuaga, que añadió que «es un jamón del que todo el mundo quiere sacar lonchas».

Arsuaga consideró que «la polémica no está realmente en la cronología, aceptada por los profesionales, sino en la evolución». Algunos investigadores quieren incluir la especie Homo Heidelbergensis entre el Neandertal y el Homo Antecessor, como antepasado común del Neandertal y el Homo Sapiens. Así, el científico insistió en que el debate está en «en el último millón de años en Europa y eso está vinculado al Homo Antecessor, o casi más, que a los fósiles de la Sima, que desde el primer momento supimos que corresponde a una línea evolutiva de los neandertales».

Stringer manifestaba que los restos de la sima burgalesa no tienen 600.000 años de antigüedad, sino 400.000; y que no se pueden atribuir al Homo heidelbergensis, que el inglés considera una especie previa a la hallada en Atapuerca, cuyos métodos de datación también cuestiona en su artículo.

Por su parte, y en la misma línea que Bermúdez de Castro, el tercer codirector Eudald Carbonell anotó que «cada vez que se hace una reestructuración está pensada para obtener más eficiencia en los registros». En el yacimiento de la Gran Dolina, donde aparecieron los fósiles de Homo Antecessor, se podría encontrar un uso de la cueva mucho más antiguo porque fósiles de animales y herramientas ya se han podido conocer, «un fósil humano en estos niveles sería una gran noticia».
Comentario por Morfeo Gómez el abril 25, 2018 a las 4:59pm

El artículo del Museo de Historia Natural de Londres que figura arriba, ha desaparecido y parece que se ha transformado en este.


http://www.nhm.ac.uk/discover/news/2014/june/grandpa-neanderthal-pi...

Lo que antes eran heidelbergensis, ahora son pre-neanderthales.  O sea, algo que sugiere que no es todavía un neanderthal. ¿Y si los llamamos primeros neanderthales o simples neanderthales, huyendo de clasificaciones innecesarias?

¿Y si ampliamos las fechas donde existen los neanderthales, y damos variabilidad al modelo ideal abstracto, y ya está? 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más