Iruña-Veleia y sus "revolucionarios" grafitos: Un triste y anunciado final

Paso a reflejar a continuación las principales noticias que se han producido hoy (19-11-2008) tras la comparecencia oficial, ante las Juntas Generales de Álava, de la Sra. Diputada de Cultura, y de la Comisión de expertos nombrada al efecto hace unos meses, para explicar sus conclusiones sobre "el caso de los óstraka de Iruña-Veleia", que, con daños aún no bien previsibles para el buen crédito que merece el resto de la arqueología vasca, ha venido finalmente a unirse al "caso Zubialde".

No obstante, en aras de la verdad, conviene en este preciso momento recordar y reconocer, pues seguramente ello no conste en el informe final de la Comisión, ni en las actas de la comparecencia, ni en la prensa que se ocupe ahora de este tema, el decisivo papel que en este resultado final jugaron las muchas personas, expertos y no, que a partir del mismo día siguiente de la presentación oficial de los hallazgos (8 de junio de 2006) empezaron a ver anomalías e imposibilidades en unas piezas que, respaldadas por el mundo oficial implicado (quizá impresionado por unos análisis de laboratorios de renombre que parecían inapelables), estaban siendo muy generalmente aceptadas y aplaudidas, a pesar, por ejemplo, de unos "jeroglíficos egipcios" que no se podían leer como tales (Edmund S. Meltzer, comentario del 16 de junio de 2006, aquí en Terraeantiqvae), de un euskera que movía al escepticismo el mismo día 9, de aquel intragable R.I.P. sobre el crucifijo o un "ANQVISES" y unas flechas dobles que no tenían un pase en epígrafes de verdad... Y todo eso se presentó como "equiparable a Pompeya y Vindolanda", y avalado por una nutrida comisión de expertos. Así que no: si las falsificaciones hubieran sido tan "palmarias", "burdas" y "cómicas" como ahora se dice, no habrían pasado las primeras cribas académicas, y no habríamos llegado hasta este punto.

Me refiero, naturalmente, a la impagable labor del foro "Iruña-Veleia I" (8 de junio de 2006) en www.celtiberia.net, y a partir de él de otros nueve, hasta el "Iruña-Veleia X" (2 de julio de 2008), donde durante más de dos años se fueron analizando y desmigando cada uno de los pocos óstraka que fueron presentados gráficamente al público, sólo siete (si mal no recuerdo), más los tres que, por vericuetos, fueron "capturados" para su análisis por el respetable, como el famoso (e increíble) hueso de "Nefertiti/Nefertari", o el grafito con la P y R en caligrafía del siglo XX, en el interesante "Iruña-Veleia VII" (10 de enero de 2008). Y todo ello salpicado por miles de comentarios, paralelos y noticias, entre las cuales incluso algunas que revelaron, hace ya meses, la forma, lugar y momentos en los que realmente "aparecían" los grafitos.

Creo por todo ello y más, que es justo decir que lo que hizo levantar inquietud y sospecha sobre los hallazgos, y lo que obligó a que se llegara a este resultado final, ha sido en buena parte una obra colectiva, donde muchos contribuyeron a que otros reflexionaran y tuvieran que obligarse a revisar los tan aparentemente seguros y "revolucionarios" hallazgos. Cuique suum, que decían los clásicos. Pasemos ahora a ver lo que se consiguió. Aunque no se crea que con satisfacción, sino todo lo contrario...


LA DIPUTACIÓN RETIRA A LURMEN DE VELEIA ANTE LA FALSEDAD DE LOS "SORPRENDENTES" HALLAZGOS DE 2006

EFE - Actualizado 19-11-2008 21:47 CET

Vitoria.- La Diputación de Álava revocará el permiso de ocupación y de excavación del yacimiento de Iruña-Veleia, concedido a Lurmen SL, ante la "falsedad" de los "sorprendentes" hallazgos de 2006, según concluye el informe encargado por la institución foral a un comité de expertos.

Además, la Diputación no descarta poner los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal si se descubren indicios de delito o falta penal en Lurmen SL, que está representada por el arqueólogo Eliseo Gil.

La diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorena López de Lacalle, ha hecho este anuncio en una comparecencia en las Juntas Generales donde ha presentado el informe encargado sobre estos descubrimientos a una comisión de expertos, quienes también han comparecido para explicar sus conclusiones.

Los expertos han sido concluyentes y han negado veracidad a los descubrimientos que en su día se calificaron como "históricos" puesto que entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo.

Expertos en lingüística, filología vasca, historia antigua, arqueología y química han enumerado esta tarde en las Juntas Generales las "incoherencias" y "contradicciones" que han encontrado en los óstracas o grafitos que fueron presentados al público en el verano de 2006 y les han negado veracidad alguna.

Tanto los grafitos con iconografía supuestamente cristiana como los que contenían palabras en lengua vasca son "falsos", según los expertos y según las investigaciones realizadas, hay indicios de que han sido manipulados "quizás en el momento mismo de su aparición".

Los expertos han llegado a esta conclusión tras hallar elementos de escritura muy posteriores a la época romana, como por ejemplo el uso de una letra minúscula moderna, errores históricos en la denominación de emperadores romanos, el uso de nombres "imposibles" en la edad clásica, menciones a deidades "inexistentes" o representaciones de mujeres con vestimentas muy posteriores a esa época.

El catedrático de Historia Juan Santos también ha opinado que las letras de algunos grafitos hallados rotos han sido escritas en un momento posterior a su rotura. Asimismo, se han encontrado referencias a reinas egipcias como Nefertiti, que era desconocida en la época romana.

La diputada foral de Euskera, Cultura y Deportes de Álava, Lorena López de Lacalle (2i) y el presidente de las Juntas Generales de Álava, José Antonio Zárate (2d); con los miembros de la comisión científico-asesora para el estudio e investigación del yacimiento de Iruña-Veleia. (Foto EFE)

En los óstracas o grafitos con textos supuestamente en lengua vasca, los lingüistas han detectado numerosos "errores" fonéticos, morfológicos y de sintaxis y términos "inverosímiles" para el siglo III, como "arraina harrapatu", los cuales llevan a pensar que "estamos ante una clara falsificación".

"Las imposibilidad de autenticidad de los supuestos materiales lingüísticos vascos examinados no es ni casual ni parcial, ni dudosa, y además no se refiere sólo a la época que va de siglo III al V, tales materiales tampoco corresponden al siglo IX, XI ni al XVI ni al XIX", ha afirmado Joseba Lakarra (catedrático de Filología Vasca de la UPV).

En el caso del conjunto de los óstracas o grafitos latinos, los expertos han asegurado que las "evidencias de falsedad son aún más "palmarias", siendo las máximas en latín inscritas las que constituyen "las pruebas más evidentes de falsificación".

Lakarra se ha preguntado hasta dónde llega la falsedad de estos materiales analizados y ha opinado que el volumen "es tal" que otros colegas arqueólogos deberían revisar "hasta dónde llega la contaminación".

A la vista de estos datos, la diputada foral de Cultura ha anunciado la revocación del permiso de ocupación temporal y de excavación anual concedido a Lurmen SL y ha dicho que, a partir de ahora la Diputación foral asumirá la gestión y control directo del yacimiento, para el que ha anunciado un plan integral, y una financiación para 2009 superior en doce veces a la actual (140.000 euros).

Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2008/11/19/info/1227127631_978118.html
Más en: http://www.soitu.es/soitu/2008/11/19/info/1227118876_709528.html

………………………..

LOS EXPERTOS CALIFICAN DE FALSAS LAS INSCRIPCIONES DE IRUÑA-VELEIA
Se ha producido "una falta de rigor"
La diputada foral de Cultura anuncia la revocación del permiso de excavación a la empresa Lurmen, la toma de las riendas de la investigación del yacimiento por la Diputación y la presentación de los hechos a la Fiscalía
19.11.08 - 20:46 -
María José Carrero | Vitoria

Demoledor. El informe presentado esta misma tarde por los científicos sobre el conjunto epigráfico de Iruña-Veleia es categórico. Los cientos de inscripciones encontrados en el yacimiento son falsos. A esta conclusión ha llegado la comisión de expertos conformada por la Diputación hace ahora diez meses.

Álava no tiene el calvario más antiguo del mundo, ni es la 'cuna' del euskera. Casi dos años y medio después de darse a conocer una serie de hallazgos, que revolucionaron las teorías hasta ahora existentes sobre la implantación del cristianismo en el País Vasco, los expertos han concluido que no existe base científica que avale la autenticidad de los grafitos grabados en piezas cerámicas de los siglos III y V después de Cristo encontradas en el yacimiento situado a unos diez kilómetros de Vitoria.

La diputada foral de Euskera, Cultura y Deportes de Álava, Lorena López de Lacalle y el presidente de las Juntas Generales de Álava, José Antonio Zárate; posan con los miembros de la comisión científico-asesora para el estudio e investigación del yacimiento de Iruña-Veleia, antes de comparecer hoy en Vitoria ante el Legislativo foral para explicar el desarrollo de sus investigaciones.. /Blanca Castillo

En el informe han participado lingüistas, arqueólogos, epigrafistas, egiptólogos, historiadores, físicos y químicos. Aunque los estudiosos, que han consultado también con colegas de prestigiosas universidades de todo el mundo, eluden hablar de "estafa", sostienen que se trata de inscripciones contemporáneas, es decir, realizadas hace escasas fechas. Para llegar a esta conclusión ponen varios ejemplos de anacronismos, como la presencia del nombre propio "Descartes", junto al filósofo "Arsitóteles", o la reina "Nefertiti", de la que no se tuvo conocimiento hasta el siglo XX. Por si fuera poco, algunas de las piezas aparecen pegadas con pegamento instantáneo. Además, los textos en latín y euskera están llenos de faltas de ortografía.

Todas estas cuestiones han sido explicadas esta tarde en las Juntas Generales de Álava por cinco de los expertos que integran la comisión de investigación. La diputada foral de Cultura y Deporte, Lorena López de Lacalle, impulsora de este estudio, anunció que a la vista de lo sucedido revoca el permiso de excavación a la empresa Lurmen, a cuyo frente se encuentra Eliseo Gil.

A partir de ahora, la Administración foral tomará las riendas de la investigación de este yacimiento, que cuenta con una subvención de Euskotren y del Gobierno central. Además López de Lacalle comunicó a los partidos políticos que pone los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal por si fueran constitutivos de delito.

..........

EXPERTOS DE LA DIPUTACIÓN CONCLUYEN QUE LOS HALLAZGOS DE IRUÑA-VELEIA SON FALSOS

Unai Etxebarria. 19.11.2008

- Sentencian que las inscripciones en euskera del yacimiento arqueológico alavés "están manipuladas".
- Se desbarata así la teoría de que ya se hablaba euskera en el siglo III.
- El Gobierno central y Euskotren subvencionan la excavación.

Ni Iruña-Veleia contiene las inscripciones en euskera más viejas que se conocen, ni en este lugar está el calvario más antiguo del mundo. Una comisión de expertos formada por la Diputación de Álava ha concluido que no hay base científica para corroborar que los hallazgos realizados en esta excavación a 10 kilómetros de Vitoria datan de los siglos III y V después de Cristo.

El comité formado por lingüistas, arqueólogos, epigrafistas, físicos y químicos eludieron este miércoles hablar de "estafa", pero afirmaron que en Iruña-Veleia hay "manipulación". Sostienen que ha habido "falta de rigor" en las excavaciones.

De ser ciertas, la historia vasca se revolucionaría, pues la hipótesis más consensuada es que el euskera llegó en el siglo VIII aproximadamente.

Euskotren y el Gobierno central pagan subvenciones a la empresa que excava en Iruña-Veleia.

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/430184/0/iruna-veleia/arqueologia/e...

…………………..

SON UNA 'BURDA MANIPULACIÓN'

Los expertos concluyen que los grafitos en euskara del siglo III son 'totalmente falsos'
- Todo apunta a una manipulación de los originales por algún miembro del equipo de excavación
- Las falsedades eran tan palmarias que en algunos casos resultaban cómicas

Actualizado miércoles 19/11/2008 21:57 - Maximiliano Vega Gallego

ÁLAVA.- Todo falso. Las inscripciones en euskara, la iconografía cristiana, las palabras en hebreo y los jeroglíficos egipcios hallados en el yacimiento de Iruña Veleia (Álava) son totalmente falsos.

Ésa es la conclusión a la que han llegado los 26 especialistas que han estudiado las distintas secciones en las que se podrían dividir los centenares de óstracas y grafitos que en verano de 2006 se dieron a conocer como un hallazgo excepcional.

"Una burda manipulación", "incoherente", textos y palabras "incorrectos e inexistentes" son algunas de las expresiones que han utilizado los especialistas que han comparecido ante las Juntas generales de Álava para explicar las conclusiones de los diez meses de trabajo que han tardado en analizar los centenares de fragmentos de cerámicas con inscripciones supuestamente hallados entre los restos de la ciudad romana de Iruña-Veleia, la más importante de la romanización del País Vasco.

En el verano de 2006 se informó del hallazgo durante las campañas de excavaciones de ese año y del anterior de centenares de piezas de cerámica con inscripciones y dibujos. Nada novedoso para un yacimiento arqueológico de una ciudad romana asentada en las proximidades de Vitoria entre los siglos I y VI de la era actual.

La bomba científica era que entre esas inscripciones aparecían palabras y expresiones en euskara, lo que implicaría adelantar los primeros vestigios históricos de la lengua vasca varios siglos. Pero había más. También aparecían jeroglíficos egipcios nunca hallados en la península Ibérica; calvarios e iconografía cristiana que también adelantaban la cristianización del norte de España. De haber sido cierto, toda una revolución histórica, lingüística e incluso religiosa.

Todo apunta a una manipulación de piezas originales de cerámica llevada a cabo por algún o algunos miembros del equipo de excavación que tenía la concesión del yacimiento, encabezada por el arqueólogo Eliseo Gil Zubillaga. Todos los especialistas han llegado a la misma conclusión sin lugar a dudas.

Existen muchas evidencias que prueban la falsedad inequívoca de la casi totalidad de los óstracas", en palabras de Joaquín Gorrochategui, catedrático de Lingüística de la Universidad del País Vasco. "La voluntad de falsificación no puede ser más manifiesta", dijo Joseba Lakarra, también catedrático de Lingüística.

Las falsedades eran tan palmarias que en algunos casos resultaban cómicas, como por ejemplo la inscripción de los nombres de grandes filósofos clásicos, como Sócrates, Séneca y Virgilio y junto a ellos el del francés Descartes, del siglo XVI, supuestamente escrito por un hombre que vivió entre los siglos III y VI.

La consecuencia inmediata es que la Diputación Foral de Álava, propietaria del yacimiento, ha firmado la revocación del permiso de ocupación de los terrenos y de la autorización de actividad arqueológica a la empresa de Eliseo Gil. Además, se inicia un expediente jurídico para tratar de ver si existe algún tipo de delito o falta penal que se pondrían en conocimiento de la Fiscalía si se hallase.

La diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, tuvo que reconocer que el yacimiento recibe un "un golpe" con este engaño, pero que está dispuesta a reconducir el proceso, primero haciéndose cargo del yacimiento directamente, a través del servicio foral de Arqueología y además, inyectando 140.000 euros para continuar con la labor de excavaciones y educativa que en el se desarrollaba.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/19/cultura/1227128228.html

------------

Algo para el final: Los resultados actuales no autorizan a titulares como el citado de "20 minutos": "Se desbarata así la teoría de que ya se hablaba euskera en el siglo III.". Hasta ahí podíamos llegar... Y ello me lleva a lo segundo: Qué enorme disgusto se habría llevado hoy el científicamente tan honrado Henrike Knörr...

P.D.- Gracias a José Luis Santos por las noticias de prensa de hoy que sigue allegando, útiles para este post. Véanse las añadidas por él en la barra de la derecha de la página.

Visitas: 8468

Comentario por Alicia M. Canto el noviembre 23, 2008 a las 9:02am
Aclarando, que iba con prisas (hay vida más allá de Iruña-Veleia ;-)): con "aunque con letras no romanas", quiero decir que no son de época. Tampoco cuadra que aparezcan en dativo o ablativo lo que (como Ceres y Tellus), debían ser en todo caso nominativos, esto es, Vertumnus, Vulcanus y Momus.
Comentario por José Luis Santos Fernández el noviembre 23, 2008 a las 11:31am
Los vascos no datamos

23.11.08 - ANDONI UNZALU GARAIGORDOBIL | Diario Vasco.com

Yo tenía 19 ó 20 años la primera vez que fui a Iruña. Creo que había leído en algún texto de Caro Baroja la existencia de este oppidum romano. En aquella época no era nada popular, era más un medio-secreto vergonzante porque afirmaba con rotundidad la romanización de la zona. Ya funcionaba el mito, que aún hoy nos sueltan de forma recurrente Egibar y los suyos, del Et domuit vascones. Se afirmaba, y se afirma, que los cronicones de los reyes visigodos siempre tenían esta frase -«Y dominó a los vascos»- y que la reiterada afirmación suponía precisamente lo contrario. Si se les había dominado una vez no hacía falta que el siguiente rey los dominara de nuevo. (Y ahora que lo pienso, ¡con qué naturalidad se ha trasladado este mito del «Domuit vascones» a la invencibilidad de ETA! Curioso cuanto menos). De ahí que Arzalluz, como insulto máximo, llamara a Aznar el último godo. Venía de lejos el mito de la invencibilidad de los vascos. Hasta se había usurpado la autoría de la guerra cantábrica, adjudicando a los vascos la defensa heroica de su tierra. Y ya con el nacionalismo era casi una obsesión demostrar que la tierra vasca no había sido nunca hollada por el extranjero. Como mucho, pasaban por aquí, y lo de Roldán ya ni les cuento.

Por eso cuando yo fui por primera vez me costó mucho encontrarlo. No vi ninguna señalización. Y, obviamente, no había ningún cerramiento que defendiera el yacimiento. Había algunas catas, la entrada de la puerta principal y unas cabras jugando con algo que me pareció restos de mosaico. Es una imagen que aún recuerdo. Después he ido más veces. He visto cómo se hacía el cerramiento, se construía una pequeña edificación en el centro y se reiniciaban las excavaciones. Pero ha costado bastantes años que las instituciones vascas aceptaran que tenían en su ámbito un gran oppidum que no podían ocultar.

Si antes se pretendía negar la romanización, hoy, frente a la abrumadora manifestación científica de presencia romana en Euskadi, se ha cambiado de tercio. Ya que no se puede negar la realidad que salta a la vista, al menos vamos a ser pioneros. Esto de ser pioneros ha tenido su momento de gloria en la época Ibarretxe. Hemos sido pioneros en casi todo. Pioneros del mundo mundial, como recordaba hace algún tiempo Manuel Montero en estas páginas. Pero en una cosa sí que hemos sido pioneros: pioneros en ser pioneros de todo. Y ser pioneros en antigüedad tiene premio extra. Nos gustaba, por aquel entonces, repetir el chiste atribuido al abate Iharce de Bidassouet, del siglo XVIII, gran inventor de ascendencias imposibles: «Sepa usted que nosotros los Rohan datamos del siglo XII». A lo que el aldeano le responde: «Pues nosotros, los vascos, no datamos».

Pero Ibarretxe, dos siglos y medio después, y con mayores conocimientos científicos, sí que nos data: 7.000 años dice que tenemos. No sé con qué máquina lo ha calculado. Oteiza, más suyo, decía, si no me equivoco, que sólo 90 abuelas nos separan del Neolítico. Nos gustaba, también, repetir una frase del fuero de Bizkaia: nuestras costumbres se pierden en la memoria de los tiempos; que es como poner el símbolo de infinito a nuestra genealogía. Como se ve, esto de la antigüedad es cosa que los vascos tomamos muy en serio. En otras cosas, tal vez, nos pueden ganar, pero en esto nadie nos supera. Hasta Tubal llegaron las genealogías de los vascos.

Ahora que los defensores de la vasconización tardía de las zonas occidentales de Euskadi dan la lata de nuevo, algunos se ponen nerviosos; ¡A ver si resulta que hace 7.000 años en Gernika no se hablaba el euskera! Y viene Iruña-Veleia y zanja la discusión de forma definitiva: en el siglo III ya se hablaba el euskera en la zona más occidental. Se terminó la discusión. Pero ya puestos, el ser pioneros nos puede. A Ibarretxe, como alumno aventajado, le molestó mucho el «we can» y manifestó aquello de que los vascos lo habíamos inventado antes con «poder es querer», pero en realidad eso fue un desliz del vasco que era antes de ser candidato a lehendakari y aprender euskera. Y unos días después se dio cuenta del error y puso las cosas en su sitio. En realidad el «we can» de Obama venía del euskera: «Ezina, ekinez egina», le oí en persona con ojos y oídos asombrados (bueno, el asombrado era yo). Pero el batallón científico tiene mayores pretensiones y no se conforma con reivindicar el label vasco del «we can».

Adelantaron quince siglos el nombre de Nefertiti. ¿Que es una convención de los egiptólogos del siglo XIX? ¡Qué va! Los vascos ya lo habíamos inventado mucho antes. Y lo del calvario, ¿qué? Los vascos, que somos de cristianización tardía, ya lo habíamos inventado también. ¿Y qué es eso de que en aquella época no se utilizaban las minúsculas? Sólo les faltaba cortar las palabras con guión para pasar de línea. ¡Nihil novum sub sole! Nosotros, los vascos, ya habíamos llegado a las cosas importantes. Si a los demás les ha costado mucho más tiempo y esfuerzo descubrirlos no es problema nuestro.

A mí estas competiciones de siglos y antepasados me parecen cosas divertidas e interesantes. El problema surge cuando abandonan la tertulia amable para requerir la verdad literal. Y detrás de todos estos mitos está el nacionalismo como padre protector, que define lo que es políticamente correcto. ¡Y a ver quién es el guapo que le lleva la contraria!

El que haya espabilados buscavidas que quieren meter gato por liebre no es algo que nos debiera preocupar. Aunque esto de Veleia es algo más serio. Se acordarán ustedes del hallazgo de aquella cueva, también en Álava, que llenó de alborozo a todos y que la Administración vasca premió generosamente. Después he leído que un especialista extranjero dijo, con sólo ver una fotografía, que era falso. En esta ocasión, en la de Veleia, les puedo asegurar que prácticamente todo el mundo, desde el primer día, recibió la noticia con sonrisa maliciosa. Y no me refiero a los extranjeros, sino a los de aquí. Una simple foto publicada en el periódico era suficiente para poner en duda la noticia. Uno estaba convencido de que estas excavaciones arqueológicas dependían del departamento correspondiente de la UPV. Ya se ve que no. Una empresa con nombre sonoro, Lurmen, con propietarios limitados y dividendos ídem, es la que gestiona. El de la cueva fue un espabilado. Pero se supone, es mucho suponer, ya se ve, que estas cosas de Veleia tienen un protocolo riguroso en la recogida de piezas y la cadena de custodia.

La pregunta que deberíamos hacer es: ¿Cómo se ha tardado tanto tiempo en sacar al público el fraude? Y más, ¿cómo es posible que se atrevieran a la luz del día, no sólo con taquígrafos, sino con muchas televisiones y lunch, con un fraude tan burdo? Las dos preguntas tienen la misma respuesta, me parece. El silencio que produce el miedo a enfrentarse a la opinión nacionalista dominante. Los de Veleia pensaron: nosotros os hemos dado exactamente lo que más queríais. Os hemos hechos pioneros en todo. Hemos demostrado que aquí se hablaba euskera. ¿Qué más queréis? ¡A ver quién es el guapo que dice que no!

-----

Así se montó el calvario de Veleia

El escándalo de las falsas inscripciones se explica por la precipitación en mostrar los hallazgos y la inconsistencia académica de algunos 'expertos'

MARÍA JOSÉ CARRERO| VITORIA | El Correo Digital.com, 23 de noviembre de 2008

La semana que hoy termina podría denominarse 'la del calvario' porque fue el miércoles cuando cinco investigadores destaparon el fraude del dibujo de la crucifixión de Jesús grabado en una cerámica del siglo III, en el yacimiento alavés de Iruña-Veleia.

Además de desmontar el supuesto descubrimiento de la primera cruz de la Cristiandad hasta ahora conocida, los expertos calificaron de «burdas invenciones» de época contemporánea las palabras escritas en euskera, junto a términos en latín, hebreo o en lenguaje jeroglífico. Después de dos años y medio de engaño -los hallazgos se presentaron en junio de 2006- la arqueología alavesa se ha visto envuelta en un segundo escándalo, no menos monumental que el de las pinturas rupestres de Zubialde.

En noviembre de 2006, tres acreditados catedráticos de la Universidad del País Vasco -Joaquín Gorrochategui, Joseba Lakarra y Juan José Larrea- hicieron públicas sus sospechas sobre la falsedad de las colecciones epigráficas. Sus voces no fueron escuchadas por el director de las excavaciones, el arqueólogo Eliseo Gil, ni por ninguna institución. Así, la bola de Veleia crecía y crecía con la puesta en circulación de nuevas teorías sobre la llegada del cristianismo al País Vasco o el origen alavés del euskera.

Frente al cuento, las explicaciones científicas resultaban aburridas y farragosas. Por el contrario, el relato de Eliseo Gil sonaba fantástico. Sólo así puede entenderse la historieta de la rica familia que vivía en la casa de Pompeia Valentia, una villa de más de mil metros en la que, en el siglo III, se habilitó una escuela para niños, que hablaban en euskera. El maestro, un oriental -con toda probabilidad un egipcio-, les enseñó la escritura jeroglífica, desaparecida quinientos años antes, además de latín. El mismo pedagogo pudo ser el transmisor de la doctrina de Jesús.

¿Cómo una mentira de este calibre y con vocación de cambiar la historia ha durado tanto tiempo? La respuesta no es fácil. Sobre todo porque son pocos los expertos que quieren hablar en público para no mezclarse con tan chusca manipulación. En privado sí hay argumentos para explicar lo ocurrido.

El primero es, sin duda, la precipitación al presentar los hallazgos. Si es verdad que las piedras, huesos y cerámicas con textos y grabados se encontraron en 2005 y 2006, los expertos no tuvieron tiempo suficiente para estudiar dos colecciones -la de temática cristiana y la de textos en euskera - que sumaban más de mil piezas. Prueba de ello es que algunos de l os investigadores se quejaron, después, de que apenas habían visto el material.

Un físico nuclear

¿De quién fue la prisa? No hay contestación. Eliseo Gil ha asegurado que no tuvo «presiones» por parte de EuskoTren -empresa pública que financia las excavaciones con 3,7 millones de euros en una década- para obtener una rentabilidad de su patrocinio. Medios próximos al arqueólogo, sin embargo, aseguran que hubo «cierto empuje» por parte de la compañía para hacer públicos los descubrimientos.

Nadie entiende que el responsable de las excavaciones no se rodeara del mejor equipo para validar o no las inscripciones. Pero no lo hizo. En la invitación para acudir a la presentación de los descubrimientos se anunció la participación en el acto de la egiptóloga de la Universidad de Barcelona Montserrat Rius. Más tarde se dijo que era miembro del equipo de Arqueología de la Universidad de Tübingen (Alemania). A día de hoy, ningún entendido en la materia tiene referencias sobre la supuesta especialista en Egiptología.

Para las sofisticadas pruebas de laboratorio, se contó con Rubén Cerdán, quien se presenta como físico nuclear. ¿Lo es? Responsables del Ayuntamiento de Legutiano, donde trabajó como técnico de Medio Ambiente y no le fue renovado el contrato, señalan que «nunca vimos el certificado académico». Él, en cambio, asegura que terminó la carrera en la Universidad de Tel Aviv (Israel). El título, como comprobó EL CORREO en el Ministerio de Educación y él mismo admitió, no ha sido convalidado en España. Eliseo Gil guarda silencio.

Precipitación e inconsistencia académica de algunos expertos son los dos ingredientes principales del último 'calvario' de la arqueología alavesa. El tercero es el respaldo ciego de las instituciones a una noticia «que nos llenó de ilusión», comenta un ex responsable de la Diputación, propietaria del yacimiento y de un importante museo de Arqueología que ahora va a estrenar nueva sede.

Tampoco se cuestionó nada el Gobierno vasco que, a través de EuskoTren, financia la excavación. Además, el Obispado de Vitoria bendijo los hallazgos en dos ocasiones a través de sus boletines. La primera vez informa del descubrimiento. En la segunda, en 2007, defiende la «solvencia» del equipo investigador frente a las sospechas. En esta historia, la diócesis también carga con su cruz.

Los protagonistas

Como toda historia, aunque sea falsa, el fraude de Iruña-Veleia tiene sus protagonistas. El primero es Eliseo Gil, el arqueólogo que desde 1994 excava el yacimiento y quien presentó los hallazgos en 2006.

El segundo es Joaquín Gorrochategui, catedrático de Lingüística Indoeuropea. Al poco de constatar que había textos en euskera supuestamente escritos entre los siglos IV y VI e «inteligibles», hizo públicas sus sospechas sobre la autenticidad. Le apoyaron el catedrático de Filología Vasca Joseba Lakarra y el profesor de Historia Medieval Juan José Larrea.

El 'e-mail' de Knörr

En cambio, el también catedrático de Filología Vasca y vicepresidente de Euskaltzaindia, Henrike Knörr, no encontró motivos para desconfiar en un principio. Después, se quejó por no tener acceso a las piezas y por último, días antes de morir la pasada primavera, envió un correo electrónico a sus colegas en el que les decía: «No hay ninguna duda de que esto no puede corresponder a la etapa antigua».

La diputada foral de Cultura, Lorena López de Lacalle (EA) ha sido decisiva. Nada más acceder al cargo, en el verano de 2007, se propuso zanjar la polémica. En enero pasado creó una comisión de investigaci ón que el miércoles expuso sus demoledoras conclusiones.

Los políticos arroparon un fraude que terminará en los tribunales

El PNV perdió, en 1999, la Diputación alavesa en favor del PP. Desde ese momento, los dos partidos se enzarzaron en una disputa sin tregua. En este marco, el Gabinete Rabanera reivindicó sin éxito ayudas de EuskoTren para el transporte rural.

Ante la falta de acuerdo, en abril de 2001, el entonces consejero de Transportes y Obras Públicas, el peneuvista Álvaro Amann, firmó un acuerdo de mecenazgo de EuskoTren con Eliseo Gil para que la empresa de éste trabajara en el yacimiento durante diez años a cambio de 3,7 millones de euros. Se trataba de demostrar que EuskoTren invertía en Álava. La cifra era golosa, comparada con los 18.000 euros que la Diputación dedicaba anualmente a la excavación. Pero el acuerdo era ilegal al carecer del plácet de la Administración alavesa, titular del terreno.

La polémica se cerró con un nuevo pacto que rubricó el director general de EuskoTren, José Miguel Múgica, curiosamente natural de Iruña de Oca, donde se ubica la ciudad romana. La Diputación logró el dinero, pero hizo dejación de su capacidad de control de la excavación. En 2006 se anuncian los hallazgos. El Ejecutivo foral del PP los arropa con el mismo entusiasmo que los responsables nacionalistas de EuskoTren. El PSE, con alcalde en Iruña de Oca, se suma al alborozo y logra 200.000 euros del Gobierno central para el yacimiento.

Dos años después, Iruña-Veleia cambia de escenario. Deja la política y se va a los tribunales, que deberán investigar el fraude.
Comentario por José Luis Santos Fernández el noviembre 23, 2008 a las 11:41am
Y las óstraka se van haciendo visibles. Nuevas piezas publicadas hoy en el Correo Digital:




Nombre irlandés Deidre: Es un nombre actual de muchas mujeres de origen irlandés. Se trata de la la forma que adquiere sólo a partir del siglo XX, por evolución de la forma tradicional Deirdre. Además, este corto epígrafe, con su engañoso aspecto de grafito truncado, resume el nivel y carácter de la impostura: nombre céltico moderno, en una escritura moderna que diferencia mayúsculas de minúsculas en un soporte de terra sigilata.




Neu Corne Eskon Euskera: Los filólogos no encuentran explicación a este texto que vendría a decir algo así como 'yo me caso con Cornelio o Cornelio se casa conmigo'. Para la grafía de la misma sílaba en el nombre latino se usa 'co' y en la palabra vasca 'ko' en aplicación de reglas ortográficas modernas.




Ramses Seti Filio Latín: La transcripción sobre un hueso de 'Ramses (la 'e' escrita 'II') hijo de Seti' no se adecua a lo conocido del egipcio antiguo y difiere en los detalles también de su trascripción griega. Lo lógico habría sido escribir el nombre del conocido faraón como 'Ramphes' y el de su padre como 'Sethi'.




YaVHII Zutan Izana Ininteligible: Aparentemente vine a decir algo así como 'Yavé en vosotros he sido o he estado' que podría recordar la fórmula 'el señor esté con vosotros'. Pero 'Yavhe' con 'y griega' inicial y vocales 'a' 'e' no cuenta con ningún paralelo en la antigüedad.




Una ficha de juego Si: Esta pieza constituye una de las caras de una ficha de juego que en el envés lleva grabado el adverbio 'no', en vez de 'non'. El lingüista Joaquín Gorrochategui destaca esta incongruencia en su informe, dado que ni 'si' ni 'no' existían en esa época. Asimismo, se refirió al anacronismo que supone hacer jugar a los alaveses de esa época a 'síes y noes' con una fichas de juego.
Comentario por Alicia M. Canto el noviembre 23, 2008 a las 1:23pm
Gracias, José Luis, por las "novedades". Sin embargo, sobre todo el primer ejemplo ("Deidre" en caligrafía moderna), y el último ("Sí / no") me convencen ya definitivamente de una sospecha que tuve y comenté aquí el pasado día 20, a propósito del grafito con "Descartes", y reiteré ayer mañana, en la postdada a este mensaje:

Algunos textos son tan burdos que indican que puede haber "intrusiones en las intrusiones". Esto es: que alguien, conocedor de la "intrahistoria" del tema, hubiera creado a posteriori nuevos fragmentos falsos y los hubiera introducido en el lote con intención de hundir definitivamente a Eliseo Gil cuando el escándalo por fin explotara.

Una explicación más benévola sería pensar que, conocidos los "hallazgos", durante las excavaciones de 2007, en las que tengo entendido participaban infinidad de jóvenes, españoles y extranjeros, algunos bromistas hubieran añadido por su cuenta otros "grafitos". Que los detectara o no Eliseo Gil o su equipo, es otra historia y responsabilidad.

Francamente, sería preferible lo segundo, pues lo primero suena feísimo. Pero los expertos de la actual Comisión tendrían que haber contemplado estas dos posibilidades, y no achacárselo todo a Eliseo Gil.

Para un observador imparcial, que trata de mantener algo de objetividad en medio del presente caos, llega a parecer imposible que un arqueólogo con una trayectoria respetable y un buen yacimiento en las manos (el mejor del País Vasco, con o sin grafitos) se lo juegue absolutamente todo por piezas tan infumables. Sin renunciar a la hipótesis principal, tengo que darle la razón a Gil en que algo de linchamiento hay, lo digo tal como lo siento.
Comentario por Alicia M. Canto el noviembre 23, 2008 a las 1:49pm
Acabo de recordar que quedaría una tercera opción, que acaso sería la mejor de todas (si es que no hay una combinación de las tres opciones).

Esta primavera pasada hubo un(a) efímer@ usuari@ en Celtiberia, de nombre "Hildegarda", que dejó caer, aquí y aquí, que "El equipo de epigrafistas a los que se ha encargado el estudio de estos testimonios gráficos han advertido ya... que lejos de pertenecer los grafitos a un supuesto "pedagogium", al parecer proceden de un convento del siglo XVIII que existía en el lugar", y nuevamente que "los grafitos romanos han aparecido entremezclados con material procedente de un convento de monjas del siglo XVIII". Recuerdo que nunca pude comprobar que tal cosa apareciera en la prensa en ningún momento, pero pensé que, dados los datos de la usuaria, sí le pudo llegar a través de comentarios personales.

Esto del convento explicaría buena parte de las intrusiones modernas, como el "Deidre", el "Sí/no", el "Descartes", el "Homo proponit"... y quizá las euskéricas; aunque no las destinadas a pasar por antiguas, singularmente el RIP, los dioses crucificados, el de Eneas... Pero a su vez dejaría en evidencia la falsedad de "la cápsula del tiempo" que se garantizó desde el principio, que los materiales romanos aparecían arqueológicamente "sellados" y que es lo que en buena parte ha justificado el "wait and see". Esto le corresponde aclararlo al Sr. Gil.
Comentario por Alicia M. Canto el noviembre 23, 2008 a las 2:06pm
Para mí que sólo puede tratarse del convento o monasterio de Santa Catalina de Badaya, en Trespuentes, aunque no fue nunca de monjas, sino por poco tiempo de jerónimos y durante cuatro siglos de agustinos, hasta su incendio durante las guerras carlistas (1), (2) (3).

Creo que esta posibilidad tendría opciones. Aunque todo sigue dependiendo, como siempre, de los detalles y pruebas documentales de la corrección o no del proceso arqueológico seguido.
Comentario por José Luis Santos Fernández el noviembre 23, 2008 a las 3:29pm
Al hilo de lo que comentas, Alicia, copio y pego un comentario del blog amigo Iesus Ioshe Marian, que tan bien están trabajando el tema y, que me parece una pista, cuando menos curiosa. ¿Quizá a tener en cuenta?

…//…

Autor: barcino

Un curioso comentario de hoy en uno de sus periódicos provinciales:

Addison´s disease :

Solo por comentar, mirando un poco el entorno del yacimiento me encuentro que esta pegado al antiguo convento de Santa Catalina de Badaya 500 mts,cinco siglos de agustinos en las inmediaciones, y mirando quien es Danta Catalina me encuentro con: Santa Catalina procedía de una reconocida familia de !!!!EGIPTO!!!. Instruida desde joven en filosofía y la teología, su cultura y cristianismo convirtieron a esta religión a varios de sus educadores. Debido a su fe cristiana fue condenada al martirio cuando aún contaba con dieciocho años por el emperador Majencio en el año 307. Según la tradición, su cabeza se conserva en el monasterio de Santa Catalina en el Sinaí. Simbolizada con una pequeña cruz y un libro (símbolo del saber) o con una rueda por alusión al instrumento utilizado en su martirio. Patrona de los filósofos, con fiesta el 25 de noviembre, cuenta con más de 15 recintos sagrados dedicados a esta mártir en la provincia de Álava. Ahí tenemos una explicación SIN SALIR DE CASA, DE: JEROGLIFICOS , EUSKERA CITAS DE SOCRATES Y DESCARTES y todo lo que queramos , Alguno de los monjes o novicios usaba el promontorio para sus meditaciones sobre filosofía y la vida de Santa Catalina (unida a Egipto)....¿esto nadie lo ha tenido en cuenta? Bastaba mirar un poco en el entorno ¿no? creo que acabo de sumarle otros mil años a las dataciones de los grabados......y sin megamáquinalaser Francesa. Presencia de los Agustinos en Badaia 1400 a 1800 aprox . ...coste de la investigación 15 minutos en el Google.....cobro a 3000 euros hora (como los subvencionados) ergo hay un saldo a mi favor de 750 euros ¿paso a cobrarlos por euskotren?
Fecha: 21/11/2008 09:59.

…//…

http://iesusioshemarian.blogia.com/2008/112002-falso-f-a-l-s-o.php#comentarios
Comentario por Asdrúbal el Bello el noviembre 23, 2008 a las 4:03pm
Pero yo no entiendo que en un convento de fines del XVIII-principios del XIX se dediquen a grabar restos de cerámica con alusiones a una época antigua, con nombres que no podían conocer en ese momento. ¿Qué sentido tiene?

Lo que sí tiene sentido es la idea de un ambiente de descontrol metodológico, en el que un rumor entre los estudiantes de que se estaban deslizando ostracas entre los hallazgos, propició que todo el mundo se uniera al festival, lo que explicaría la dispersión de temas y "habilidades" falsificadoras. De cualquier forma, tuvo que haber un inicio del proceso (¿2005?) que luego se desmadró hasta llegar a las 1000 piezas. Qué pena que no podamos ver las memorias de excavación.
Comentario por Karistiarra el noviembre 23, 2008 a las 8:39pm
Una cosa esta clara: ESTO NO ES UNA FALSIFICACIÓN. Una falsificación se realiza para hacer creer que algo es verdadero, para darlo por bueno. Esto, claramente, no ocurre aquí. En Veleia no hay intención de engañar, en Veleia no hay intención de reescribir la historia (como algunos, entusiasmados ven )... en Veleia puede haber intención de hacer risas, puede haber deseo de tomar el pelo, puede haber intentos de desacreditar... incluso puede haber un inmenso error y una mala praxis, pero no hay intención de perpetrar un fraude.

La razón por la que a todos los que han seguido mínimamente lo de Veleia les chirría enormemente este “final”, es que no tiene ni pies ni cabeza. Todos aquellos que más allá del simpatiquísimo pegamento se han parado a pensar en este caso, llegan a la conclusión de que no tiene sentido. Esto de Veleia es como si fuéramos a comprar una tele con billetes del monopoly o si atracáramos un banco con los dedos en forma de pistola.

Mi mayor temor es pensar cuántas inscripciones verdaderas de época romana pueden haber quedado invalidadas para siempre. Creo que es necesario que saquen un listado de todo lo hallado, señalando para cada pieza lugar y año. Deben decir qué piezas se hallaron en el laboratorio y cuáles no. Hay que explicar también por qué 2 años y cuándo se lee por primera vez cada inscripción (cuándo vieron por primera vez que ponía EZKON? y la chapa con SI y NO? y el nombre irlandés?
Comentario por Karistiarra el noviembre 23, 2008 a las 9:12pm
La hipótesis apuntada por Hildegarda y recordada por la Dra Canto es muy interesante. Habría que saber qué epigrafistas fueron los que propusieron el convento y qué pasa con inscripciones como NEFERTITI que (aparentemente) no hay forma de encajarlas en ningún lado.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más