Detalle del altar rupestre hallado. Fotos: Tierra de los Amacos

Fuente: Diario de León.es | Verónica Viñas | 21 de julio de 2013

El astorgano Juan Carlos Campos, descubridor de decenas de petroglifos en la Maragatería que han llamado la atención de los mayores expertos del mundo, ha contagiado su pasión por el arte rupestre a toda la comarca. Decenas de habitantes de la zona hacen ‘batidas’ desde que surgieron las primeras piedras con enigmáticos grabados.

Mark Raes, un peregrino belga que se enamoró de Maragatería cuando hizo el Camino de Santiago y se quedó en la provincia para siempre, ha localizado un nuevo altar rupestre en Andiñuela, en el municipio de Santa Coloma de Somoza. No es su primer descubrimiento. Hace cuatro años encontró una roca con círculos y cruciformes que Campos bautizó con el nombre de Peña Cruzada.

La nueva estación rupestre está situada a tres kilómetros en línea recta de la conocida Peña Furada, muy estudiada por el departamento de Prehistoria de la Universidad de León. Hasta ahora, Peña Furada era un enclave rupestre aislado. El altar que ha encontrado Raes pone en relación ambos ‘petrograbados’, aunque el que acaba de salir a la luz es «más primitivo», según Campos. Se trata de un afloramiento en la propia roca, que ha sido horadada, presumiblemente, para algún tipo de ritual. Al verter líquido en una de estas cavidades, se extiende hacia las demás cubetas y acaba ‘sembrando’ el suelo. El altar de Andiñuela sigue el mismo patrón que el de Peña Furada y cumpliría la misma función, lo que hace suponer que es de la misma época cronológica, es decir, del Calcolítico. Aunque Campos aventura que, posiblemente, al ser «más simple» y «menos evolucionado», podría ser incluso más antiguo.

La existencia de estos dos enclaves rupestres, en Andiñuela y Peña Furada, que se encuentran en medio de la nada, alejados de cualquier asentamiento o castro primitivo conocido, hace pensar que serían lugares de pasto venerados por los hombres prehistóricos. Campos comunica cada nuevo hallazgo a la Junta, a la que entrega un informe con las coordenadas y fotografías de cada petroglifo, con el fin de que sean incluidos en la carta arqueológica de la provincia, para garantizar su protección.

Pasión rupestre

Diego Aparicio, natural de Castrillo de la Valduerna, contactó el verano pasado con Campos para atraer su atención sobre unos singulares grabados conocidos en el pueblo como La pisada del moro y la mora’ que resultaron ser petroglifos con huellas podomorfas. Pedro Dios, natural de Priaranza de la Valduerna, también avisó al aficionado astorgano al localizar una roca con grabados rupestres en La Degollada.

En un momento en el que apenas se excava en los yacimientos conocidos y cualquier descubrimiento supone un problema para las administraciones, por el colapso económico, la recuperación de un patrimonio histórico desconocido, que se halla en superficie, ha hecho aflorar también una legión de ‘buscadores’ de estos ‘tesoros’ rupestres.

Apenas han pasado seis meses desde el último hallazgo, cuando Luis Gómez Villaboa, alcalde de Alija del Infantado, contactó con Juan Carlos Campos para que estudiara una roca tallada con forma de mortero que da nombre a una peña situada al oeste del pueblo.

Campos rastreó parajes próximos a Peña Mortero y encontró otro agrupamiento de cazoletas (marcas circulares) situado en un pequeño afloramiento de cuarcita. Le llamó la atención que la roca está decorada con una variedad de cazoletas de mayor tamaño a otras que ha localizado en Maragatería y la Cepeda. Los hallazgos reforzaban su teoría inicial de que se trataría de un enclave ritual prehistórico: Peña Mortero sería el epicentro del santuario y los petroglifos del entorno delimitarían este espacio sagrado de más de 4.000 años de antigüedad.

Visitas: 2773

Respuestas a esta discusión

Verás Juan Carlos, esas cosas que dices (pisadas de virgenes, huellas de babieca, etc.), con independencia de la función con que se hicieron, algunas veces son elementos hechos por el hombre, pero otras responden a fantasías de la gente ante formas naturales que identifican como huellas de pie, pisadas de caballo, etc. Esas de que hablas teníamos que haberlas llegado a ver para emitir un juicio. Luis Benito del Rey, se quejaba ante mí hace años de que en numerosas ocasiones había realizado largas marchas con un indígena del lugar para llegar a un lugar donde le mostraban una piletas, o formas naturales curiosas pero que evidenciaban claramente que el hombre no había participado en forma alguna en los elementos. Y lo mismo me pasó a mí en Medinilla, localidad situada en el límite occidental de la provincia de Ávila con uno de esos "pies de la Virgen", y el lugar era buena, pues existío un asentamiento altomedieval con tumbas excavadas en rocas (las camas de los moros, llamaban a dos unidas en lo alto de una roca), el castro de las paredejas, los asentamientos prehistóricos del Cerro de El Berrueco, etc. Nada, no eran nada como se suele decir.

Lo mismo me ocurrió en Castillo Bayuela con otra supuesta huella de pie conocida como el "Resbalón del Moro" y con el posible trono inmediato, "la silla de la Reina", Nada. Y lo mismo en Navasequilla, en el Valle del Tormes,  en lo alto de la sierra de "los Castillejos", ya ves que nombre, con la "cama de la Virgen",... y en otros lugares,.... pero algunas veces suena la flauta Juan Carlos y nos encontramos con cantos como esos que has puesto, como los que no enseñó Santiago en no se qué lugar, etc. Un abrazo y seguimos en el asunto.

En los casos que apuntas, es decir, lugares en los que no existe evidencia antrópica clara pero en los que existe una tradición sobre su origen sobrenatural, creo que sería interesante preguntarse el porqué. Hay cuevas, o fuentes, o lagos singulares, que a diferencia de otros, son señalados como el escenario de una acontecimiento maravilloso, que frecuentemente se repite anualmente en una fecha determinada. Son naturales pero tienen algo especial ¿el qué?

Es eso estamos Miguel Angel, por mil motivos y entre ellos, los apartados lugares o de relevancia ritual donde se encuentran, su pequeño tamaño, el que en numerosas ocasiones se encuentren en los costados de rocas redondeadas, paredes casi verticales o muy inclinadas, que se encuentren unidas por canalillos, que se intercalen piletas, huellas de pies, escalones,.... etc. Me voy a la cama que mi nieta me tiene rendido. Un abrazo. 

Yo creo Miguel Angel, que en estas cosas en las que no parece haber huella del hombre pero que llevan nombres relacionados con las cosas rituales, influyen fundamentalmente, la Historia, antiguos poblados principalmente, y las ideas religiosas de la gente.

Te pongo un ejemplo que conozco, surgido en Cardeñosa hace tan sólo unos años. Existe entre ese pueblo y el castro de las Cogotas un viejo asentamiento del Cobre conocido como el Castillo, nombre muy típico por cierto. Más cerca del pueblo existió un convento del que queda una necrópolis de lajas; y más allá del Castillo, otro asentamiento medieval conocido como las Conejeras del que quedan los restos de su iglesia.

En El Castillo, además, se situó otro asentamiento tardorromano o visigodo (esto es lo que dicen los entendidos). Es decir que el Castillo se encuentra en una zona muy especial, además en la cumbre de este cerro hay una cruz, no se si para santificar el lugar o para que sirviera de protección a los canteros que, mira por donde, habiendo rocas por todos sitios han tenido que ir a ese lugar a destrozarlo parcialmente,... ESE ES EL ESCENARIO.

Ahora viene el iluminado religioso que justo al pie del cerro dice que en una roca ve la imagen de la Virgen María con siete puñales clavados en el pecho,... y no es sólo él sino que otras personas también lo ven,... sacralizan el lugar, acuden a él, rezan, ponen flores, etc. y, además, acuden al obispo para que lo santifique oficialmente. El obispo les manda a paseo.

Yo hoy opino como el obispo,... es decir que ESO NO ES NADA,... pero si esta gente se lía a hacer cruces allí, hacen una escalinata en la roca, etc. al final convertirán el lugar en un santuario, en un autentico santuario, pero tendrá que haber eso. Hoy no es nada y en esto creo que tenemos que ser un poco riguroso. acompaño el canto a ver si eres,... si sois capaces de ver a la virgen y a los siete puñales,... aunque hay que reconocer que forma, sí tiene.

El Castillo de Cardeñosa.

Supuesta imagen de María con siete puñales en el pecho.

 

Coincido contigo Mariano, yo no veo nada. Reconozco que no estoy muy puesto en Vírgenes y en puñales, pero os aseguro que si en esa roca hubiera dos pechos.. yo los vería jeje

Hace unos días estuve en Cangas de Onís con unos amigos. Me estaban enseñando algunos lugares interesantes relacionados con tradiciones de culebrones. Al regresar, nos encontramos un pastor al que preguntamos por historias de este bicho. Como sucede frecuentemente entre la gente que ha mamado estas tradiciones desde la infancia, se mostró escéptico en cuanto a la existencia de algún cuélebre (aunque solo le preguntábamos por tradiciones que conociera). No quería que lo tuviéramos por ignorante y crédulo. Sin embargo, nos aseguró que siendo niño había visto a una culebra mamar de la teta de una vaca, algo que biológicamente es muy, muy improbable.

¿Por qué es tan frecuente encontrar a gente,  muchas veces pastorcillas, que aseguran haber visto a la Virgen? La aparición de una Señora luminosa no es un fenómeno exclusivo del cristianismo. Al contrario, es una reminiscencia, un eco de una tradición anterior. Sobre esto os remito a FRAZÃO, F., MORAIS, G., Portugal, mundo dos mortos e das mouras encantadas, 1 y 2, Apenas Livros, 2009. El caso es que la misma inmersión cultural que hace que haya pastores que aseguren haber visto de niño a una culebra mamando de una vaca puede también hacer que haya pastores que aseguren haber visto a la Virgen.

Lo curioso de todo esto, en lo que incido muchas veces es ¿qué tiene de particular estos lugares, El Castillo en el caso que apuntas, para haberse convertido en un santuario cristiano con una intensa sugerencia, que tu mismo apuntas, de haber sido un lugar de culto precristiano. La litolatría en este lugar, tan lejana del dogma cristiano, es evidente. ¡Pues alguna razón debe haber! 

Dices que El Castillo fue un antiguo asentamiento de la Edad del Cobre. ¿Qué vestigios arqueológicos lo apoyan? Tal vez estos lo señalen como un antiguo lugar de culto.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más