Hallan un templo en Tel Motza, Israel, que demuestra que rivalizaba con el Templo de Salomón

Una vista panorámica del templo, tomada al final de la temporada de excavaciones 2013.
(Imagen: © P. Partouche / SkyView)

El descubrimiento de un templo de la Edad del Hierro cerca de Jerusalén ha trastocado la idea de que el antiguo Reino de Judá, ubicado en lo que ahora es el sur de Israel, tenía solo un templo: el Primer Templo, también conocido como Templo de Salomón, un lugar sagrado de culto en Jerusalén que se mantuvo desde el siglo X a.C. hasta su destrucción, en 586 a.C.

El nuevo templo descubierto, cuyos aproximadamente 150 fieles adoraban a Yahvé, pero también usaban ídolos para comunicarse con lo divino, estuvo en uso durante el mismo período que el Primer Templo. Su hallazgo muestra que, a pesar de lo que dice la Biblia judía, había otros templos contemporáneos además del Primer Templo en el reino.

 

"Si un grupo de personas que vivía tan cerca de Jerusalén tenía su propio templo, quiere decir que ¿tal vez el gobierno de la élite de Jerusalén no era tan fuerte y el reino no estaba tan bien establecido como se describe en la Biblia?", dijo a Live Science la co-investigadora Shua Kisilevitz (izquierda), una estudiante de doctorado en Arqueología en la Universidad de Tel Aviv y arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Los arqueólogos han sabido sobre este yacimiento de la Edad del Hierro en Tel Motza, ubicado a unos 6,4 kilómetros de Jerusalén, desde principios de la década de 1990. Sin embargo, no fue sino hasta 2012 que los investigadores descubrieron los restos de un templo, y no fue sino hasta el año pasado que lo excavaron aún más, antes de llevarse a cabo un proyecto de carretera. 

Este templo probablemente se construyó alrededor del 900 a.C., y funcionó durante unos cientos de años hasta su desaparición a principios del siglo VI a.C., según Kisilevitz y su co-investigador, Oded Lipschits (derecha), quienes escribieron sobre el mismo en la revista Biblical Archaeology Review. 

Este momento de la existencia del templo dejó atónitos a los arqueólogos. "La Biblia detalla las reformas religiosas del rey Ezequías y el rey Josías, quienes consolidaron las prácticas de adoración en el Templo de Salomón en Jerusalén y eliminaron toda actividad de culto más allá de sus límites", escriben los autores en la revista. 

Estas reformas probablemente ocurrieron entre finales del siglo VIII y finales del siglo VII a.C. En otras palabras, ocurrieron al mismo tiempo que la sinagoga de Tel Motza estaba funcionando, dijeron los investigadores. 

¿Era atrevido que un templo así desafiara aparentemente las órdenes de los reyes y operara tan cerca de Jerusalén? "El único otro templo conocido de este período en el reino, además del Primer Templo de Salomón, es un pequeño templo en el fuerte de la frontera sur de Arad, que sirvió a la guarnición local", dijo Kisilevitz.

Sin embargo, parece que hubo otros templos en el reino cuya existencia continua fue permitida, a pesar de las reformas de Ezequías y Josías, dijeron Kisilevitz y Lipschits. Así es como pudo haber sucedido.

Granero antiguo

El enclave de Tel Motza albergaba no solo el templo, sino también docenas de silos para el almacenamiento y la redistribución de granos. De hecho, el granero parece que prosperó con el paso del tiempo, e incluso había edificios que probablemente tenían fines administrativos y religiosos. 

Parece que Tel Motza se convirtió en un granero tan exitoso que abasteció a Jerusalén y se convirtió en una potencia económica. "Se diría que la construcción del templo, y el culto realizado en él, estaban relacionados con la importancia económica del granero", escribieron los investigadores. 

Por ello, tal vez se permitió que el templo existiera, dado que estaba unido al granero y no parecía amenazar al reino de ninguna formma, dijeron los investigadores. 

Ídolos rotos

"El templo en sí era un edificio rectangular con un patio abierto al frente. Dicho patio servía como punto focal para la actividad del culto, ya que a la población en general no se le permitía ingresar al templo mismo", comenta Kisilevitz a Live Science. 

"Los hallazgos culturales en el patio incluyen un altar de piedra en el que se sacrificaban animales se sacrificaron animales y sus restos se tiraron en un pozo excavado cerca", precisa Kisilevitz. Además, cuatro figuras de arcilla, dos de aspecto humano y dos en forma caballo, se habían roto y enterrado en el patio, probablemente como parte de un ritual de culto.

Las figurillas en forma de caballo pueden ser las representaciones más antiguas conocidas de equinos de la Edad del Hierro en Judá, agregaron los investigadores. 

Figura de caballo descubierta en el complejo del templo de Motza. (Clara Amit / IAA)

"Ahora bien, los antiguos judíos probablemente no adoraban a los ídolos de arcilla", señaló Kisilevitz. "Más bien, estos ídolos eran un medio a través del cual la gente podía comunicarse con Dios [o los dioses], y probablemente pedirían buenas lluvias, fertilidad y cosecha", advierte Kisilevitz.

De hecho, no es sorprendente que las personas en el antiguo Reino de Judá usaran ídolos, señalaron los arqueólogos. 

"Existen evidencias de actividad de culto a los ídolos en todo el Reino de Judá tanto en los textos bíblicos (representados como admitidos por la realeza, con la notable excepción de Ezequías y Josías, los cuales llevaron a cabo una reforma del culto a los mismos) como en los hallazgos arqueológicos", afirma Kisilevitz.

Base de soporte ritual con restos de decoración en forma de un par de leones o esfinges en el templo de Moẓa / K. Amit.

Además, durante aquel tiempo, nuevos grupos políticos estaban surgiendo en Levante, la región que incluye a Israel y sus países vecinos hoy en día. Dados estos cambios tumultuosos, las personas tendieron a seguir con sus antiguas prácticas religiosas, e incluso la arquitectura del templo Tel Motza y sus artefactos recuerdan las tradiciones religiosas del antiguo Cercano Oriente que se habían practicado desde el III milenio a.C., dijeron los investigadores. 

En defiitiva, el descubrimiento de este templo arroja luz sobre la formación del Estado durante este período. Cuando el Reino de Judá surgió por primera vez, no era tan fuerte y centralizado como sucedió más tarde, pero sí estableció relaciones con los gobernantes locales cercanos, incluyendo Tel Motza, dijeron los investigadores. 

Fuentes: livescience.com | radio.cz | 11 de febrero de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Salen a la luz, en Tel Motza (Israel), dos estatuillas de animales ... (30/08/2012)

Nuevos hallazgos en Tel Motza (Israel): descubren un templo ritual ... (27/12/2012)

Visitas: 256

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más