Esta semana pasada ha finalizado la campaña de excavación arqueológica que los miembros de la Sociedad de Ciencias Aranzadi están llevando a cabo en el término de Artzi, contiguo al Palacio de Arce y a la Ermita de Santa María de Arce (Navarra)  donde antiguamente se situaba la calzada romana que atraviesa los Pirineos Occidentales.

Varios expertos junto con una decena de voluntarios y voluntarias de Aranzadi han permanecido durante 10 días en este yacimiento donde llevan excavando ocho años, el cual podría tener en torno a una hectárea de extensión y en el que se ha encontrado un complejo de edificios de diferentes elementos constructivos.

Vista aérea de la zona delimitada para la excavación.

Hasta ahora, las investigaciones se han centrado especialmente en el edificio que albergaría unas termas romanas. A través de la geofísica, los resultados muestran que las instalaciones tendrían una planta rectangular de 20 metros de largo por 8 metros de ancho y que estuvo formada por al menos cinco habitaciones.

Durante los años anteriores, las excavaciones se llevaron a cabo en una estancia en el centro del edificio y en el año 2018 se documentó la estructura del hipocausto, un sistema de calefacción que confirmaba que el edificio habría sido usado como termas públicas. Los hallazgos de agosto de 2019 confirmaron que en una habitación contigua había suelo de ladrillo de la época en la que funcionaban las termas.

Este año, la excavación se ha centrado en la zona de entrada del edificio, más concretamente, en el extremo sur, y se han excavado en torno a 37 metros cuadrados. "Nuestro objetivo este año era delimitar lo que serían las termas y por eso hemos abierto dos estancias. Este año hemos podido determinar cómo es el cierre del edificio y por donde sería la entrada principal", afirma Oihane Mendizábal, una de las directoras del proyecto.

Allí se han encontrado restos de otro suelo alisado y la superficie original de mortero que revestiría las paredes de piedra. Como novedad, también se ha podido recuperar un pequeño borde de un mosaico, una superficie de suelo formado por 22 teselas o pequeñas piezas de piedra. "No podemos determinar el tamaño del mosaico ni si tenía algún dibujo o no, pero es la primera vez que encontramos un mosaico exactamente colocado en donde estaba", asevera la arqueóloga.

Pequeño borde del mosaico con 22 teselas.

Así, los hallazgos de este año han ofrecido información valiosa para entender mejor las características y el uso que podía haber tenido el edificio de las termas. "Ya vamos sabiendo qué medidas tienen las habitaciones, qué tipos de suelo, cuáles podrían tener calefacción, por dónde se podía entrar", añade.

Resto de cerámica encontrado que se usaría como vasija.

Además de las estructuras, también se han documentado huesos de animales, cerámicas, material constructivo, escorias, clavos y decenas de materiales arqueológicos en el interior del edificio, incluso un botón de bronce o una fíbula (broche). Todas ellas, están relacionadas con las actividades registradas en campañas anteriores, ya que tras el cese del uso termal, el horno del edificio cumplió también la función de horno reductor de metal. Por lo tanto, los restos han confirmado que fue un espacio utilizado durante varios siglos a lo largo de la era romana.

Fuente: noticiasdenavarra.com | 30 de agosto de 2020

Visitas: 197

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más