Una investigación refuta la idea de que la súper erupción del volcán Toba supuso una catástrofe demográfica para los primeros seres humanos

Fuente: Universidad de Oxford | 30 de abril (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Una nueva investigación de la Universidad de Oxford pone en duda la teoría de que la súper erupción del volcán Toba, que tuvo lugar en la isla indonesia de Sumatra, hace 75.000 años, pudo haber sumido a la Tierra en un invierno volcánico que casi lleva a la extinción a los primeros seres humanos.

Un nuevo análisis de las cenizas volcánicas recuperadas en núcleos de sedimentos lacustres, en el lago Malawi, en África Oriental, muestra que la erupción arrojó cenizas mucho más allá de lo que los estudios previos habían encontrado. Otras teorías han sostenido que la explosiva erupción volcánica pudo haber desencadenado una serie de acontecimientos climáticos que dieron como resultado un enfriamiento de las temperaturas, pero este último estudio no encuentra evidencias de una significativa caída de las mismas en el este de África en ese momento. Los resultados del estudio aparecen publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los investigadores de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Minnesota, en Duluth, EE.UU., examinaron las cenizas volcánicas microscópicas recuperadas de los sedimentos extraídos en dos sitios del lago Malawi, en el Valle del Rift de África oriental, alrededor de 7.000 kilometros al oeste de la fuente de erupción del volcán Toba. Su análisis mostró que la delgada capa de depósitos de cenizas, revelada en los núcleos de sedimentos, fue la última de las erupciones del Toba, conocida como Youngest Toba Tuff (YTT).

Los sedimentos del lago se han acumulado durante miles de años y registran una historia imperturbable del medio ambiente y del clima en el este de África. Los investigadores buscaron a través de 20 metros de sedimentos, localizados entre 20 y 40 metros por debajo del fondo del lago. Los núcleos fueron perforados a partir de dos puntos (uno al norte y y el otro en una posición central de la cuenca del Lago).


Los investigadores tamizaron los sedimentos y utilizaron una técnica de flotación del líquido pesado con el fin de encontrar fragmentos de cristal (izquierda) concentrados dentro de una capa fina a 28,1 metros por debajo del piso del lago Malawi, en la zona central, y a 26,8 metros en la zona norte.

Pequeños fragmentos de cristal se forman cuando el magma expulsado por un volcán se enfría al salir al exterior. Dichos fragmentos se identificaron bajo el microscopio, ya que son demasiado finos para ser distinguidos por el ojo. Además, los investigadores utilizaron una microsonda electrónica para confirmar que la composición química de los fragmentos de cristal llevaban la "huella digital" química de la súper-erupción del Toba o, en este caso, de la YTT.

Cabe destacar que en esta parte de África es donde se piensa se originaron los primeros seres humanos, y otros estudios han sugerido que la súper erupción podría haber sido la causa de un cuello de botella genético humano, es decir, la causa por la cual el número de los primeros seres humanos se redujo significativamente.

Habría habido un significativo enfriamiento de las temperaturas en la región, y es probable que la materia viva, cerca de la superficie del lago, hubiera muerto, al tiempo que la composición de los sedimentos del lago habrían sufrido un cambio drástico. Sin embargo, cuando los investigadores analizaron las algas y otras materias orgánicas que se encuentran en las capas del núcleo, donde los fragmentos de cristal fueron descubiertos, no encontraron evidencias de una caída significativa de las temperatura en el este de África.

La autora principal del estudio, Dra. Christine Lane (izquierda), becada por el Leverhulme Trust de la Escuela de Arqueología de la Universidad de Oxford, dijo: "Tras rastrear una capa microscópica de ceniza volcánica de hace 75.000 años, dentro de los sedimentos del lago Malawi, hemos podido demostrar que la mayor erupción volcánica, de los últimos dos millones de años no alteró significativamente el clima de África oriental.

Por tanto, nuestros resultados cuestionan la teoría de algunos investigadores que han propuesto que las primeras poblaciones de humanos modernos de África Oriental se habían reducido drásticamente, hasta casi su extinción, debido a los efectos climáticos de tal erupción. Nuestra investigación implica que esto no fue el caso, ya que no hay evidencia de que se hubiera producido un "invierno volcánico" en esta región".

"La súper erupción del Toba dispersó enormes cantidades de ceniza a través de gran parte del Océano Índico, el subcontinente indio y el Mar de China Meridional. Hemos descubierto que la capa de ceniza volcánica se esparció alrededor de dos veces la distancia que anteriormente se consideraba, esto es, más de 7.000 kilometros".

La erupción YTT proporciona una edad precisa de los sedimentos dentro de los cuales se encuentra, por lo que el análisis de los núcleos del lago Malawi ofrecen un punto de referencia por el cual otros fenómenos climáticos claves en esta región pueden ser cronológicamente identificados.

El estudio sugiere que otros registros datados regional y globalmente alrededor de esta región, y que han sido correlacionados con los registros cimáticos del lago Malawi, puede ser necesario que haya que revisarlos a la luz de estos hallazgos.

El estudio de investigación fue financiado en parte por la National Science Foundation Grant y por el Leverhulme Trust.

La Dra. Christine Lane muestra un ejemplo de un núcleo de sedimentos del lago a un grupo de alumnos de las escuelas secundarias de Malawi. Imagen cortesía de I. Castañeda de la Universidad de Minnesota.

Visitas: 2466

Comentario por José María Montes Villa el mayo 7, 2013 a las 6:34pm

Un equipo cientifico britanico tambien llega a la misma conclusión en la India. Sin embargo la única explosión volcánica megacolosal conocida que liberó una energía equivalente a 7.000 bombas atómicas como la de Hiroshima o al impacto de un asteroide, necesariamente tuvo que ocasionar una catastrofe a nivel global y un "invierno nuclear".

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más