Los seres humanos modernos se cruzaron con los humanos arcaicos en el este de Asia, según un estudio

Una nueva investigación muestra que la gente del este de Asia comparte  material genético con los neandertales y homínidos relacionados. Foto: © lily / Fotolia

 

Vía: Science Daily | 31 de octubre de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

Durante la evolución humana nuestros antepasados se aparearon con los neandertales, pero también con otros homínidos relacionados. En la edición online de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) han publicado los resultados que muestran qué gentes del este asiático participan del material genético de los denisovanos, los cuales reciben este nombre de una cueva en Siberia (Denisova), donde fueron encontrados por primera vez.

"Nuestro estudio cubre una parte más grande del mundo que los estudios anteriores, y está claro que la cuestión no es tan simple como habíamos previamente pensado. La hibridación se llevó a cabo en varios puntos de la evolución, y las huellas genéticas de ello se pueden encontrar en varios lugares del mundo. Probablemente tendremos que descubrir más episodios como estos", dice Mattias Jakobsson (foto a la izquierda), quien dirige el estudio junto con Pontus Skoglund (foto de abajo).

Estudios previos han encontrado dos episodios separados de hibridación entre los llamados humanos arcaicos (diferentes de los humanos modernos, tanto genética como morfológicamente) y los ancestros de los humanos modernos después de su aparición en África: la hibridación entre los neandertales y los ancestros de los humanos modernos fuera de África y la hibridación entre los denisovanos y los ancestros de los indígenas de Oceanía. La diferencia genética entre los neandertales y denisovanos es aproximadamente tan grande como el nivel máximo de variación entre nosotros los humanos modernos.

El estudio de los científicos de Uppsala demuestra que la hibridación también se produjo
en la parte continental de Asia oriental. La conexión fue descubierta mediante el uso de datos del genotipo con el fin de obtener un conjunto más amplio de datos. Genomas completos de los humanos modernos sólo están disponibles a partir de algunas docenas de individuos hoy en día, mientras que se disponen de datos del genotipo de miles de individuos. Estos datos genéticos se pueden comparar con las secuencias del genoma de los neandertales y denisovanos que han sido determinados a partir del material arqueológico. Sólo un dedo meñique y un diente han sido descritos de estos últimos.

Los datos del genotipo provienen de la investigación genética, donde cientos de miles de variantes genéticas de los paneles de prueba se recogen en un chip. Sin embargo, este proceso conduce a variantes inusuales que no se incluyen, las cuales pueden conducir a resultados sesgados si el material es tratado como si consistiera en genomas completos.

Skoglund y Jakobsson utilizaron simulaciones informáticas avanzadas para determinar lo que esta fuente de error significa en las comparaciones con genes arcaicos y, de este modo, han sido capaces de utilizar los datos genéticos de más de 1.500 seres humanos modernos de todo el mundo.

"Hemos encontrado que las personas de principalmente el sudeste asiático tienen una mayor proporción de las variantes genéticas relacionadas con los denisovanos que las personas de otras partes del mundo como Europa, América, Asia Occidental y Central, y África. Los resultados muestran que el flujo de genes desde grupos humanos arcaicos también se produjeron en el continente asiático", dice Mattias Jakobsson.

"Mientras que podemos ver que el material genético de los humanos arcaicos vive en un grado mayor de lo que se pensaba anteriormente, aún sabemos muy poco sobre la historia de estos grupos y cuándo ocurrieron sus contactos con los humanos modernos", dice Pontus Skoglund.

Dado que ellos encontraron variantes genéticas relacionadas con los denisovanos en el sudeste de Asia y Oceanía, pero no en Europa y América, los investigadores sugieren que la hibridación con el hombre de Denisova tuvo lugar hace unos 20.000-40.000 años, pero también podría haber ocurrido antes. Esto es, mucho después de que la rama que se convirtió en los seres humanos modernos se separara de la rama que condujo a los neandertales y denisovanos hace unos 300.000-500.000 años atrás.

"Con más genomas completos de los humanos modernos y más análisis de materiales fósiles, será posible describir nuestra prehistoria con una precisión considerablemente mayor y rica en detalles", adujo Mattias Jakobsson.

 

Posts de Terra Antiqvae relacionados:

* Científicos alemanes descubren una posible nueva especie humana

* Una población humana de hace 50.000 años, hallada en Siberia, rev...

* La cueva de Denísova en Siberia esconde pistas desconocidas sobre...

 * A partir del ADN del hombre de Denisova, científicos rusos afirma...

* Hallan en Denisova otro resto fósil que podría confirmar la exist...

* El genoma de los aborígenes australianos

* Un estudio del ADN denisovano sugiere que Asia fue colonizada en ...

Visitas: 235

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más