Svami MahaPremananda
  • Hombre
  • San Cristóbal, Táchira
  • Venezuela
Compartir en Facebook
Compartir

Las amistades de Svami MahaPremananda

  • maría cristina angelis
  • gerado bernal
  • Graciela Gestoso Singer
  • Gracia

Grupos de Svami MahaPremananda

 

Página de Svami MahaPremananda

Información de perfil

Ciudad / País
67
Profesión:
Universitario
Mi interés es:
Investigación
Mi Página Web:
http://San Cristóbal, Táchira, Venezuela

PROTOMORAL CIVILIZATORIA

“Protomoral Civilizatoria

  1. EL ALBA DE LA CIVILIZACIÓN.

Un breviario de la prehistoria, protohistoria e historia de la humanidad supone un producto: “El Alba de la Civilización”. Este producto natural, surge por la propia preeminencia de una protomoral civilizatoria.

La potencialidad humana presente en su estructura cerebral, eje cerebroespinal, condición de sujeto social, conciencia de sí mismo y el reconocimiento de los demás son algunos de los componentes naturales que junto con el intercambio, la interdependencia y la conectividad con el impacto ambiental, son entre otras variables, algunos de los factores intervinientes que dan lugar al nacimiento o Alba de la Civilización Humana.

Existe una ley, “Unidad y Proceso” denominada sandhi (sandhi del sánscrito: संधि, “conexión, conectividad”), descubierta por los hindúes, entre los que destacó Panini, gramático del Siglo IV a.C. quien estableció reglas de formación de palabras para el sánscrito. Dedujo que era posible obtener una forma a partir de la unión de otras formas básicas. Y no en vano esta metodología denominada “Unidad y Proceso”, recibe el nombre de Sandhi, que en sánscrito significa juntura, unión, conjunción, alianza, coalición, combinación, intervalo de tiempo de reposo, período de unión de dos yugas o manvantaras, conjunción de las fases positiva y negativa de una fuerza cuya teleología es producir una nueva formas que integra sus componentes. Panini utiliza esta ley del “sandhi”, en la lingüística para referirse a los cambios que experimentan las palabras, luego que se juntan dos o más.

En nuestra teoría civilizatoria, la misma ley o sandhi, la utilizamos para explicar, familiarizarnos, comprender y fundamentar el proceso de unidad y de aparición de formas básicas de civilización para repoblar civilizaciones avanzadas. Esta ley del “sandhi”, en el proceso civilizatorio se refiriere a los cambios que experimentan las pueblos o civilizaciones, luego que se juntan dos o más e implica cambios de lenguaje, cultura, economía, religión, etc. Así nos referirnos a reglas de combinación, conjunción y conexión que tuvieron lugar en la construcción de una forma de civilización compleja a partir de la unión de formas de civilización básica.

Esta ley fundamenta científicamente cómo entrelazan los pueblos sus palabras para construir un lenguaje, y por ende su cultura, su comercio y su religión entre otras, para construir inconsciente o conscientemente el “Alba de la Civilización Humana”.

 Una presentación diacrónica y sincrónica de la “Historia Primitiva y/o Antigua” sobre la aparición de la sociedad humana, no es posible. Abundan hipótesis y teorías que formulan interpretaciones, especulaciones y visiones sobre evidencias materiales paleontológicas y arqueológicas encontradas. Estas evidencias facilitan la elaboración de mentalidades e imaginarios sociales que proponen de manera especulativa cómo pudo ser la primera civilización humana; pues, ignoramos en qué momento, cómo y dónde surgió el ser humano, cómo inició la incorporación de sus elaboraciones mentales en la organización de su grupo social; por lo que, no podemos determinar cuál fue el momento y la forma de su aparición. Si permanecemos conectados con la sociedad natural del mineral, vegetal y animal, seguramente podremos deducir que de igual manera nosotros los humanos desarrollamos diversos grupos sociales; pues, la conectividad o sandhi aplicada a estos tipos de sociedad es igualmente válida para construir las formas primeras de civilización humana.

Estas formas primarias de sociedad humana se reconocen como grupos, manadas, gens, tribus, hordas, familias, comunidades, campamentos nómadas y sedentarios, etc. y evolucionaron hacia las aldeas, pueblos y posteriormente a civilizaciones paralelas con grados de complejidad y desarrollo diverso. Existen territorios cuyas formas de florecimiento civilizatorio primario se muestran actualmente.

En conclusión, ignoramos en pleno siglo XXI d.C. cómo evolucionamos desde la sociedad primitiva hasta la sociedad actual; pero proponemos que mediante la ley de sandhi aplicada a la fáctica protomoral civilizatoria podremos fundamentar un proceso de construcción social civilizatoria que logra avanzar hasta el modelo social que hoy predomina… ¿Por qué los dioses tal vez lo saben o tal vez lo ignoran?.. Rig Veda, X: 129.    

 El crepúsculo o “Alba de la Civilización”, es un producto que tiene su nacimiento no sólo por la potencialidad humana, sino por el uso y desarrollo de su conducta protomoral innata no heredada y existente en todos los niveles de la naturaleza o Prakriti mediante o por la aplicación de la ley de “Unidad y Proceso” denominada Sandhi, que coadyuva para la juntura, unión, conjunción, alianza, coalición, combinación de las protomorales civilizatorias básicas cuya teleología es originar formas primarias de civilización, que luego que se juntan dos o más forman o integran sus componentes producen nuevas formas de civilización más complejas.

Por lo tanto, el “Sandhi” fundamente el proceso de  unidad en la conformación de la protomoral civilizatoria, que junto con el hábitat, la alimentación, el territorio y la ley de la procreación suman algunos otros factores coadyuvantes que hicieron posible la aparición de las diferentes civilizaciones y empujaron su desarrollo y transformación permanente.  

Protomoral>>[1] es una palabra que deriva del gr. πρωτο-, y significa “primero”. Moral deriva del lat., morālis, y significa normas, conductas o costumbres; por lo que, protomoral significa primera moral o primeras costumbres. Ej. Protomártir, protomédico, prototipo, protozoario y protomoral. Recordemos que moral traduce la expresión latina morālis, que derivaba de mos (en plural mores) y significaba históricamente costumbre; los griegos recogían el sentido latino de moral en el uso del êthos: costumbres; pero este significado pierde influjo en la historia y la palabra tendió a referirse más a normas concretas de convivencia que a costumbres; es decir, a conductas fácticas que han de regir las acciones en cada grupo social con la finalidad de la supervivencia. En tal sentido, “conducta protomoral”, son pautas para la vida cotidiana; cuando es teoría, es moral pensada y escrita; cuando es normativa, expresa el deber ser; cuando es práctica, es moral fáctica, moral vivida, moral hecha, moral experimentada o realizada.

 La “Conducta Protomoral” inicia y es, en nuestra propuesta, la base de la construcción civilizatoria de la humanidad.

  • ¿Cómo se diseñó nuestro sentido social universal?
  • ¿Venimos de una civilización madre o de una multiplicidad de civilizaciones paralelas? 
  • ¿Cuáles el origen de las primeras civilizaciones?
  • Conductas Protomorales o Morales Primarias
¿Cómo se diseñó nuestro sentido social universal?

 

 “Venimos de la no dualidad, Brahman; existimos en la diversidad, Purusha y Prakrita y por principio teleológico vamos hacia la Unidad”.  

La ley del Dhárma actúa y la Naturaleza, la Materia Original (Prakriti) hace que minerales, vegetales, animales, seres humanos y formas divinas se jerarquicen en cualidades de organización primarias de sociedad.

En los minerales tenemos: pozos, ríos, lagos, minas, etc.

En los vegetales tenemos: flores, árboles, arbustos, selvas, montañas, etc.

En los animales tenemos: manadas, perros y perras; gatas y gatos, mamíferos, ovíparos; reptiles; carnívoros y carnívoras; herbívoros y herbívoras; omnívoros y omnívoras, etc.,

En los humanos tenemos: castas, colores, roles, funciones, género masculino y femenino, hembras y machos, seres sexuados,

En lo divino tenemos dioses y diosas, ángeles, arcángeles, demonios, etc.

Toda esta manifestación manifiesta un ciclo de organización social primaria. Todo nace, se desarrolla, envejece, muere y/o se transforme, sin que nada se pierda, es un ciclo de “Entropía Cósmica del Universo”. El universo no es eterno, sólo es una de las formas de posibilidades del Dhárma.

Este análisis no es idealista ni vitalista ni biológico ni naturalista ni antropológico ni pragmático-trascendentalita ni posmoderno de la realidad; es un análisis Védico.

Es Védico porque es una visión y misión del hecho protomoral como semilla de las primeras conductas civilizatorias en donde la Materia Original (Prakriti) o Naturaleza y el Espíritu (Purusha) hacen de la Unidad una diversidad de principios para manifestar los diferentes niveles de existencia civilizatoria: mineral, vegetal, animal, ser humano y seres divinos que como forma primarias logran realizarse como civilización.

¿Venimos de una civilización madre o de una multiplicidad de civilizaciones paralelas?
  •  El viejo paradigma impone y se mantiene como pensamiento único de que venimos de una organización social o civilización madre o única, creación divina y/o venida desde el África, en donde seres humanos y animales nos diversificamos en todas sus manifestaciones: lenguaje, mitos, religión, cultura, etc. Así surge el mito el mito de Adam y Eva, de la torre de babel, el mito indoeuropeo o. etc.
  • El nuevo paradigma tiende a imponer como pensamiento que venimos de una variedad de organizaciones sociales primarias básicas y paralelas para formar nuevas organizaciones sociales complejas en donde minerales, vegetales, animales, seres humanos y dioses nos desarrollamos. Nuevas investigaciones especulan que numerosas poblaciones africanas, americanas, y el estudio de la civilización védica en el subcontinente Indo o India Antigua y de todo el continente europeo muestran que hubo población prehistórica en cada continente. Actuales científicos piensan que no es posible un único "Jardín del Edén", a partir del cual nos desarrollamos. En cambio, dicen, "distintas poblaciones de la antigua África probablemente contribuyeron a los genes y las conductas que constituyen los seres humanos modernos”. Argumentan en cambio, que, "distintas poblaciones de la antigua África probablemente contribuyeron a los genes y las conductas que constituyen los seres humanos modernos".

¿Cuáles el origen de las primeras civilizaciones?

       El Origen. ¿Cómo se origina la sociedad primitiva?... Ningún registro existente nos explica qué lenguaje, organización, lugar y tipo de gente tenía la primera civilización, sólo la especulación humana es capaz de crear mitos, leyendas, filosofía y religión y ciencia para decirnos desde afuera y miles de años después, qué, cómo, cuándo, y dónde pudo haber sucedido tan magno evento… tal vez los dioses tampoco lo saben…

 El Veda hace posible decir que: La Naturaleza (Prakriti) y el Espíritu (Purusha) se abren camino sin conciencia y el Ser Humano (Mujer y Hombre) surge consciente de Ella. La “conciencia de sí mismo” sería como un salto cuántico que sin perder su conexión con el mineral, vegetal y animal, irrumpe del inconsciente como un testigo nuevo por sí mismo, mayor que la suma de sus partes, porque no es una creación, ni una superación, ni la realización de especies nuevas de existencia, tampoco una herencia o un aprendizaje simplemente; es la actualización de las potencialidades que existen en la unidad de la propia Naturaleza o Prakriti y en el Espíritu o Purusha; es decir, la Diversidad se manifiesta, aunque reciba distintos nombres, está en la cadena de sucesos. Nadie aporta nada por herencia, todas contienen la misma potencialidad, la misma aptitud y las mismas conductas protomorales; por eso somos iguales pero diferentes. Es conveniente repetir, corear, remachar y volver a la misma canción que está en la “Ciencia Védica” y afirmar: “Seres humanos, animales, pájaros, peces, árboles, tierra, rocas, y elementos son uno, etc.”. Teoría que está siendo gradualmente aceptada por el mundo científico actual debido a los estudios en lo referente al cerebro, la mente, la moral, lo social, la física quántica y el genoma humano, entre otros; por lo cual, se reseña en el Veda: “Dios duerme en los minerales, sueña en los vegetales, despierta en los animales pero sólo en el ser humano sabe que existe”[2].

El proceso de aparición de la primera civilización u organización social básica única o diversa y paralela, nadie lo sabe. Se formulan teorías que ninguna Escritura Sagrada contiene. Se tienden a explicar de manera especulativa por la creación divina, por la evolución materialista y ahora por la teoría protomoral. Pero es fascinante demostrar que todo desarrollo planetario puede ser explicado por la “Unidad y Proceso o Sandhi”, que en sánscrito significa juntura, unión, conjunción, alianza, coalición, combinación y/o conexión desde formas sociales básicas primarias hasta hacer surgir nuevas formas de integración social complejas dando origen a nuevas formas de lenguajes, mitos, leyendas, cuentos, religiones, culturas, etc. Todas derivadas de interacción de las conductas protomorales, arquetipos naturales no heredadas, sino de disposiciones innatas, propias y pertenecientes a cada estructura universal, modelos de comportamiento que en diferentes lugares varían con el tiempo. Por lo que independientemente de la teoría, el Sandhi está presente en cualquier teoría.

Analicemos cómo se dio este proceso. Desde la prehistoria, protohistoria e historia hasta la época contemporánea (hoy), el ser humano suele desembocar en diversas formas de vida. Experimenta el influjo de una siempre nueva, cambiante y renovada actitud moral o cambiantes formas de conducta. A partir de ese momento el ser humano (mujer y hombre) se agrupa conscientemente en sociedades primarias básicas, entonces sintió, asumió la necesidad de desarrollar una serie de normas que le permitieran regular su conducta frente a los otros miembros de la comunidad. Momento para el desarrollo social que se inicia con la fáctica del sandhi que fusiona, conecta y une las conductas protomorales civilizatorias dando lugar a nuevas formas existenciales de civilización y logrando llegar hasta la actualidad y que las seguimos reutilizando.

 “El Universo es un todo perfectamente organizado, en donde, minerales, vegetales, animales, seres humanos y seres divinos son análogos en su estructura íntima como en sus relaciones externas e internas al mundo de cual forman parte”.

Es decir, tanto minerales, vegetales, animales, seres humanos y divinos aparecen en diferentes territorios, regiones, comarcas, zonas, superficies con diferentes climas, humedad, temperatura, ambientes, etc. Allí se agrupan, socializan y se distribuyen de manera independiente en todo el planeta. En cada especie se construyen formas sociales primarias de manera paralela en diferentes tiempos y lugares del planeta y nadie ha podido demostrar que venimos de un mono del África; pues las primeras formas de organización social primaria dieron origen por la aplicación de conductas protomorales al intercambio de relaciones de grado y nivel cualitativo según su especie en diferentes lugares y de manera paralela, pues se las variedades se muestran en las investigaciones acuñadas por la arqueología, antropología, antropografía y antropometría.

La doctrina Védica se configura así: todos nosotros (humanos), mujeres y hombres, hemos alcanzado el presente nivel de desarrollo tras un largo viaje de 8.400.000 de clases y/o formas de organización desde las más bajas del ser en los cuerpos de varios reinos, tales como el mineral, el vegetal, el animal que culminan con el ser humano planetario; sin embargo se trata solamente de la aurora, del amanecer, pues el día completo está muy lejos para luego iniciar el sendero hacia abajo, volver al Uno. Por lo que las "normas" de conducta protomoral civilizatoria son reacciones espontáneas de cada grupo social que se desarrollan de manera paralela, heterogénea, distinta, diversa, separada en espacio, territorio, tiempo, calidad y cualidad frente a determinadas circunstancias concretas para desarrollar formas de adaptación civilizatoria cuya principio teleológico es la sobrevivencia y volver al Uno.

 Así hablan las escrituras:

 El Vidente védico concluye y dice: “Entonces no había ser, ni tampoco no ser, ni espacio, ni más allá cielo. ¿Qué había en la envoltura? ¿Dónde estaba? ¿Quién la cuidaba? ¿Era algo el agua profunda que no tenía fondo? Ni la muerte ni la no-muerte existían. Nada en la nada distinguía la noche del día. Sin aire, el Uno respiraba originando su propio movimiento. Nada más existía. ¿Cuál era el de arriba, cuál era el de abajo? Había el portador de la simiente, estaba la fuerza. El instinto abajo, impulso, movimiento más allá. ¿Quién lo sabe, quién podría decirlo, de dónde surgió, de dónde viene todo? Los dioses vendrían después del comienzo. ¿Quién sabe cómo llegó a ser el principio? ¿Fue hecha o no lo fue? El que vigila desde el alto puesto seguramente lo sabe. ¿O tal vez lo ignora?” Rig-Veda. Libro I, (10.90, estrofas 1-13).

En la Biblia judeocristiana encontramos: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y así fue creando, durante síes días. Gen. 1: 1 al 27. ¿Cómo, cuándo y dónde, se produje tal creación? Nadie lo sabe. “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al ser humano a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto. Gen 1: 1 al 31.

 En el Veda se ratifica: “No conoceréis al que creó los mundos, algo os impedirá verlo… Los recitadores de himnos, aves rapaces de vidas, marchan envueltos en sus vaguedades y parloteos”. (Rv. X. 82.7). El Shvetashvatara-Upanishad hace numinosa toda acción y contenido de la naturaleza de la manera siguiente: “Más allá de esto (mundo) está el Brahman supremo, el poderoso, escondido en nosotros y en toda criatura, el que lo abarca todo, Quien sabe descubrirlo, se torna inmortal”.

“La Biblia judeocristiana complementa dice: ¿Qué es lo que hasta aquí ha sido? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que se ha hecho? Lo mismo que se ha de hacer. Nada es nuevo en este mundo; ni puede nadie decir: He aquí una cosa nueva; porque ya existió en los siglos anteriores a nosotros.” (Eclesiastés,1:9,10)

 ¿Cuáles son las Conductas Protomorales Civilizatorias?

Hemos llegado al quid del procedo. El género “Homo”[3] es un nivel del reino animal. Incluye al ser humano primitivo, antiguo y moderno. El más grande misterio que confrontan los estudiosos de la prehistoria se sucede al momento de averiguar, cómo, cuándo y dónde el género Homo aparece y forma sociedades con diversos grados de cultura. Ignoramos ese momento de la historia.

Independientemente de si es Creación Divina, o es Evolución Materialista; la aparición de la “Sociedad Primitiva” o alba de la civilización surge o comienza realmente cuando el ser humano incorpora sus elaboraciones mentales a la organización de su grupo social; cuando logra un nivel de desarrollo del lenguaje, del mito y la religión, luego la cultura, y concreta fundamentalmente el uso del lenguaje capaz de evolucionar hasta la escritura; cuando acierta a vivir en unidades sociales y políticas cada vez más complejas como hordas o gens, campamentos nómadas y sedentarios, agrupaciones familiares, tribus, aldeas y ciudades o pueblos. ESE ES EL MOMENTO…

La teoría Protomoral, propone una estructura de “Energía-Inteligencia-Organización y Conducta Civilizatoria”, capaz de inducir la fuerza natural civilizatoria innata pero consciente en el ser humano y hacer germinar como semilla la organización social gregaria primaria hasta y hacia la civilización en el desarrollo histórico de la humanidad. Esta estructura protomoral contiene: niveles de conciencia, componentes físicos, mentales, emocionales; estructura cerebro-espinal; Chakras o centros de energía, la Divinidad inherente y “Las Conductas Protomorales Civilizatorias,”

La estructura es constructora de la “Alba de la Civilización”, una respuesta simple pero compleja de la “Naturaleza”, no es un agregado de partes inconexas, sino un acto vital, inteligente, con variabilidad consciente, cuya mente, emociones e intelecto, constituyen un proceso de desarrollo autónomo, dinámico, estático, dialéctico, cambiante y fundamentalmente humano. Es un camino sistémico e histórico que revela el grado de interdependencia entre el mineral, vegetal, animal y el ser humano y propone una visión constructora de la sociedad como unidad y proceso o sandhi. Esta fuerza civilizatoria o protomoral es innata en un constructo o telaraña de posibilidades cuyas relaciones entre varios niveles del conjunto está en la naturaleza y somos nosotros mismos.

Recordemos, no hay creación, ni una superación, ni la realización de especies nuevas de existencia, simplemente hay una actualización de las potencialidades que existen en la propia Naturaleza y así surge la civilización. La conducta protomoral no se refugia en ninguna teoría porque no es otra cosa que un "hecho concreto" que se da en cada situación grupal, social e histórica y en cada agrupación social distinta. Esta protomoral no expresa costumbres, sino normas inherentes que regulan la conducta individual y/o social del individuo y del grupo, ya sea este mineral, vegetal, animal, ser humano y seres divinos y siempre en función de acciones de bondad o malicia de las mismas con un sentido estricto de supervivencia, cuyo principio teleológico es volver al Uno, y nadie escapa a su influjo. Se evidencia que la conducta protomoral civilizatoria es la capacidad innata de cada grupo de trasformar sus condiciones de manera particular e independiente, dando lugar a las acciones necesarias y suficientes para la prosecución de la supervivencia con la conexión de sus conductas protomorales en función del desarrollo.

“La Protomoral Civilizatoria”, es la fuerza natural que impulsa a la construcción de la Sociedad y/o Civilizaciones existentes. Entiéndase por conducta protomoral lo referente, conexo y pertinente a las acciones de cualquier reino natural (mineral, vegetal, animal o ser humano y dioses) desde el punto de vista de la bondad o malicia de las mismas por la supervivencia y como principio teleológico el de volver al UNO. El Dr. Marc D. Hauser, biólogo de Harvard, ha elaborado una tesis y propone que la gente nace con una gramática moral conectada por la evolución a sus circuitos neurales. En su libro, ‘Moral Minds', “La Mente Moral” (Harper Collins 2006), explica cómo la naturaleza ha desarrollado nuestro sentido del bien y del mal, y argumenta que la gramática genera juicios morales instantáneos que, en parte debido a las rápidas decisiones que deben tomarse en situaciones de vida o muerte, son inaccesibles a la mente consciente. Argumenta como una hipótesis que debe ser probada, y expone que hemos desarrollado un instinto moral, una capacidad que surge de manera natural dentro de cada ser humano, diseñada para generar juicios inmediatos sobre el bien y el mal, (vivir o morir) y que tenemos una gramática inconsciente de la acción moral y que parte de ella fue diseñada por la mano ciega de la selección darwiniana millones de años antes que apareciera nuestra especie. Complemente el Dr. Hauser que tanto ateos como personas que pertenecen a un amplio rango de credos, hacen los mismos juicios morales, lo que implica "que el sistema que genera inconscientemente los juicios morales es inmune a las doctrinas religiosas". Hauser argumenta que la gramática moral opera en gran parte del mismo modo que la gramática universal propuesta por el lingüista Noam Chomsky, maquinaria neural innata del lenguaje. La gramática universal es un sistema de reglas para generar sintaxis y vocabularios, que no especifica ningún lenguaje particular. Según Hauser la gramática moral, es también una herramienta de generación de conductas morales y no una lista de reglas específicas, de hecho, muchas normas son las mismas o muy similares en todas las sociedades: no hagas lo que no quieres que te hagan; protege a los niños y a los débiles; evita el adulterio y el incesto; no engañes, robes o mientas, etc. Sostiene que nuestra facultad moral está equiparada con una gramática moral universal, una caja de herramientas apta para construir sistemas morales.Parafraseando al Dr. Marc Hauser, sobre la “mente moral”. Proponemos que la protomoral civilizatoria es también una herramienta inconsciente, natural para generar conductas morales (normas de convivencia) en función de la organización social y no una lista de reglas específicas; es una gramática protomoral que opera en gran parte del mismo como normas primarias básicas que utilizan los grupos de cada especie para la supervivencia en función social y el humano para volver al Uno.

Por lo tanto deducimos que: “La protomoral civilizatoria” es una propuesta Védica y Científica, cuya objetividad, racionalidad, sistematicidad, organicidad y metodicidad permite reconocer que existe una energía innata que impulsa al ser humano a realizar acciones pertinentes para construir civilizaciones en diferentes grados de desarrollo con la finalidad de sobrevivir y/o volver al UNO, que clasificadas en orden de preeminencia son las siguientes:

 1.  GREGARISMO. 

 2. SINERGIA SOCIAL

 3. MIGRACIÓN  

 4. MARCAR TERRITORIO

 5. LUCHA ALIMENTARIA

 6. LUCHA SEXUAL O DE PROCREACIÓN

 7. ANIDAR O GUARECERSE

 8. LUCHA IDEOLÓGICA

 CADA CONDUCTA PROTOMORAL SE EXPLICA DENTRO DEL CONTEXTO CIVILIZATORIO.

 1.   EL GREGARISMO, es una conducta protomoral civilizatoria presente en todas las especies planetarias. El mineral, vegetal, animal, ser humano y dioses necesitan y buscan vivir imperiosamente acompañados, no puede vivir solos, esta es la fuerza gregaria del universo. El ser humano imperiosamente vive y se realiza acompañado. Esto nos permite formular la pregunta: ¿Que impulso movió a Dios para crear en su soledad?...  

 La finalidad del gregarismo, se observa en los pozos de petróleo, las minas de oro, en las bandadas de pájaros, los cardúmenes de peces y las manadas de lobos, entre otros, etc. Todos muestran una solidaridad gregaria que los lleva a agruparse para consolidar su sinergia social. Igualmente sucede con los primates, estrellas, constelaciones, dioses y seres humanos. 

2. SINERGIA SOCIAL, Cada cual aporta de sí lo que le corresponde y nada más.

La finalidad de la sinergia social, aplicada dentro del grupo humano, deriva en la cooperación dentro de la manada, la tribu, la familia, los gens, etc., en cuyo proceso civilizatorio aparece y se realiza el intercambio, el aprendizaje y la comunidad se transforma, por ende surgen las CIVILIZACIONES.

Primera conclusión: Estas dos conductas protomorales civilizatorias, gregarismo y sinergia social, constituyen un hecho natural, espontáneo y necesario. El grupo se mantiene en funcionamiento, adquiere continuidad en el tiempo y se institucionaliza, por eso hace civilización; con estas conductas podemos obtener en el agrupamiento y la ayuda mutua un efecto inmediato para el favorecimiento, el mejoramiento de la vida social y su desarrollo.

3.   LA “MIGRACIÓN. Todo colectivo o grupo, actúa de acuerdo a los intereses de supervivencia. Minerales, vegetales y humanos y dioses tienen la tendencia de que cuando se agotan las condiciones existentes de subsistencia (agua y alimentos), migran y así surge la conducta protomoral civilizatoria de “migración”, una necesidad colectiva, una acción nómada para buscar nuevas alternativas de supervivencia, hacer valederas las propias, defenderlas y propagarlas en función de la supervivencia del grupo.

La finalidad de la migración se explica por el surgimiento de la carencia de elementos básicos necesarios para la sobrevivencia: agua y alimentos. Cuando estos se agotan, los grupos se desplazan en busca de nuevos territorios que les suplan dichas insuficiencias. Migración traduce en general una forma de suplir y renovar necesidades. En estas migraciones al igual que en el animal, el humano busca un desplazamiento de un lado para otro y así surgen los grupos nómadas, pueblos en movimiento y manadas que buscan, encuentran y conozcan nuevos lares, nuevos lugares, mejores condiciones ambientales, etc. Este desplazamiento hace surgir uno de los mejores ejemplos que podemos escoger para que se comprenda la relación de desarrollo que la sociedad primitiva y salvaje imprime a su crecimiento y es comparable con la sociedad moderna y civilizada. Históricamente la migración como conducta nómada, ha cambiado, ha tenido diversas fases evolutivas, desde ser una fase exploratoria o fuerza natural innata que impele a moverse para satisfacer necesidades alimentarias, a ser costumbre y una necesidad de cambio que luego se transformó en invasión, imperio, dominio territorial y actualmente se llama turismo. Al principio era un bien, y ahora un mal controlado.

4.   MARCAR TERRITORIO, es una conducta protomoral civilizatoria presente en todas las especies planetarias desde el mineral, vegetal, animal, ser humano y dioses. Es una fuerza que ímplele al grupo a realizar acciones inconscientes y/o conscientes para asegurar la defender inicialmente alimento, agua y territorio para la sobrevivencia. Es la aplicación más inteligente para defender, compartir y vivir acompañados, vivir estables, desarrollarse y producir lo necesario con la fuerza gregaria del colectivo. Es mirar el futuro. Marcar territorio es la fuerza innata de la propiedad colectiva. Esta fuerza luego se trasforma en propiedad imperial, luego en propiedad privada y luego en propiedad particular o personal hasta llegar a propiedad intelectual; esto es lo mío... y esto lo tuyo…

Marcar territorio genera distribución social, trabajo productivo para la alimentación, educación, protección y procreación. Obliga al intercambio de lenguaje, mitos, religión, cultura y comercio entre otros.

La finalidad de marcar territorio se explica por el surgimiento de la necesidad de un espacio que garantice el suministro abundante y controlado de los elementos básicos para la supervivencia, agua y alimentos y territorio. La migración produjo un impacto de transformación social que deriva en el marcar territorio. Este motor protomoral civilizatorio da inicio al sentido de pertenencia. Cuando las colectividades o grupos humanos en su condición nómada se desplazan y entran en nuevos territorios, seguramente consiguen grupos humanos nómadas o establecidos; estos se consideran extraños o enemigos, entonces, surge la aplicación natural e innata de “marcar territorio” al igual que en el animal, en el humano se genera o se deriva en las luchas sociales, grupales, tribales y otras formas de conductas protomorales como la lucha alimentaria y la lucha sexual o de procreación.

5.   LUCHA ALIMENTARIA, es una conducta protomoral civilizatoria presente en todas las especies planetarias. El mineral, vegetal, animal, ser humano y dioses buscan, producen y preservan el alimento, lo protegen frente a los intrusos y ante los propios miembros de la comunidad. 

La finalidad de la lucha alimentaria, se explica por el surgimiento de la carencia de elementos básicos para la sobrevivencia, principalmente el agua y los alimentos que se necesitan mantener y distribuir. La carencia de alimentos nos agrupa, nos impulsa a migrar y a marcar territorio con sentido de propiedad.

6.   LUCHA SEXUAL O DE PROCREACIÓN, es una conducta protomoral civilizatoria presente en todas las especies planetarias. Complemente el marcar territorio biológico, pues el mineral, vegetal, animal, ser humano y dioses necesitan y buscan reproducirse, multiplicar la especie. 

La finalidad de la lucha sexual o de procreación, se explica por la conducta protomoral del animal de trasmitir sus genes; este trasmitir genes se realiza en expandir la especie, crecer como grupo y deriva en lo humano en trasmitir no sólo sus genes, sino su casta social, el apellido y el género. 7.   ANIDAR O GUARECERSE, es una conducta protomoral civilizatoria presente en todas las especies planetarias. El mineral, vegetal, animal, ser humano y dioses necesitan y buscan un hábitat o una guarida, una cueva, un nido, una casa u hogar para compartir, no pueden vivir a la intemperie y requieren guarecerse. La sociedad primitiva hace mitos para protegerse, guarecerse con ideas y fantasías de lo que no comprende. En la civilización humana se busca guarecerse como protección intelectual y emocional o psicológica en el mito, la religión, la filosofía y la ciencia, son formas de autoprotección de creación humana.

La finalidad de anidar o guarecerse, se explica por el surgimiento de la carencia de un lugar apropiado frente a los elementos naturales como la lluvia, el sol, el frio, el calor, etc.; fuerzas de la naturaleza que pueden y ponen en peligro la supervivencia del grupo y del individuo. Cuando las fuerzas de la naturaleza le causan miedo, temor buscan como interpretar tales fuerzas, hace de ellas un antropomorfismo y dichas fuerzas se convierten en dios, forma de superhombres.

 8.   LUCHA IDEOLÓGICA, es una conducta protomoral civilizatoria presente en todas las especies planetarias. Necesitan y buscan imponer su dominio físico, mental, social, individual y/o colectivo sobre el otro para lograr el dominio social-individual.

La finalidad de la lucha ideológica consiste en el surgimiento de la búsqueda de poder y dominio de unos sobre otros. “Y dios mandó, sólo a mi debes adorar”. 

Algunas condiciones comunes y necesarias facilitaron el establecimiento de las diversas civilizaciones en el planeta; fueron resueltas de modo distinto y en diversos grados y lugares que de manera paralela permitieron que dicho proceso de unidad de desarrollo fuese intervenido por la existencia de:
  •  Lagos, ríos y la orilla del mar.
  • Un lenguaje onomatopéyico
  • Desarrollo adicional y autónomo en la producción del alimento, no siguió un solo curso, hubo transición; primero recolección y luego sociedades agrícolas, procesos paralelos en áreas diferentes y a ritmo en el planeta.
  • Desarrollo del cultivo del mijo, trigo, arroz, cebada, maíz, y otros granos.
  • La domesticación de animales condujo al desarrollo colectivo de las protomorales civilizatorias, que fueron dejando de ser sólo instintivas hasta convertirse en conscientes y voluntarias.
  • Las conexiones o Sindhi entre las civilizaciones se dio desde el comienzo; es decir, la interconexión existió en su origen desde que las manadas fueron ocupando diversos territorios y se produjo intercambio.
  • Cada civilización creció lentamente por el propio desarrollo y aparición de las nuevas conductas protomorales civilizatorias.
  • Una fuerza motora vital, fue la propia necesidad de la lucha alimentaria que con la migración como fuerza de progreso, impactó en el desarrollo social, produjo intercambio y creó el comercio.
  • Fáctica de las protomorales civilizatorias instintivas: Migración hoy turismo; marcar territorio, propiedad privada mi país, mi casa, mi partido, etc. Procreación,  patrilineal, “casta de David”, la mujer usa el apellido del marido, descendencia patrilineal; Anidar o guarecerse, mi casa, el que se casa, casa quiere; Lucha ideológica, mi religión es la verdadera, Jesucristo es el único hijo de Dios, y el único salvador.
  • Desde el comienzo todos pueblos están en ascenso a una fase superior de civilización: de recolectores-cazadores a desarrollo agropecuario, desarrollo sustentable; comercio, y para ello requirió del lenguaje, y posteriormente de la escritura.  
  • No existen en todas las culturas documentos escritos, la mayoría se contienen en la arqueología halladas desde el siglo XIX d.C. y son documentos de una cultura material inmensa, difícil de comprender.
  • La protomoral civilizatoria de la lucha ideóloga instintiva, se ha tergiversado para intereses imperiales y de dominación; no pertenece sólo a la realidad humana, sino que pertenece a todo cuanto existe en el Universo.

 Podemos concluir que las raíces del ALBA DE LA CIVILIZACIÓN, están contenidas en las conductas protomorales civilizatorias como un todo considerado como una telaraña dinámica de sucesos relacionados e interdependientes y que dichas fuerzas son vivenciadas por las civilizaciones primarias básicas que desde la prehistoria, protohistoria e historia revelan un desarrollo paralelo en diferentes territorios planetarios que luego se juntaron y diversificaron sus lenguas, mitos, religión, cultura y economía y nadie puede asumir que la mía (civilización) fue la primera y la única o que es la mejor.

“PROCESO Y TEORÍAS CIVILIZATORIAS”

El proceso civilizatorio partiendo del hecho existencial del ser humano, está interpretado por diversas corrientes de pensamiento, pero independientemente de la corriente de pensamiento, la aparición de primera sociedad no es única, es paralela y diversa, en acción, tiempo y lugar. Es la aplicación natural de las conductas protomorales para realizar la civilización.

La teoría Védica establece las Yugas: Nacemos, vivimos y morimos para volver a nacer siempre inmersos en la gran maquinaria cósmica, siendo ésta siempre repetitiva. Los antiguos videntes védicos nos dicen teóricamente de cómo todo lo que vivimos está sujeto a la llamada Rueda del Samsara o a la Rueda de la Existencia desde hace millones de años y/o miles de años.

El DÍA Y LA NOCHE CÓSMICA, se distribuye as:

El MANVANTARA: Es el período de actividad universal, es el Día Cósmico.

El PRALAYA: es el período de disolución, reposo del universo que sobreviene al fin de un MANVANTARA.

El Mahâ-Pralaya, Pralaya universal o final, es la muerte del Cosmos, la reabsorción del universo. En él todas las cosas se resuelven en su original Elemento único; los mismos dioses (Brahmā, etc.) mueren y desaparecen durante aquella dilatadísima Noche. Estas Edades tienen dentro de un Manvantara períodos de tiempo Divino y humano:

En el hinduismo, un Kalpa equivale a 4.320 millones de años; que es un único día de Brahma o Manvantara, y está compuesto de un ciclo humano de ascenso y descenso de 12.000 cada uno:

Satya Yuga or Krita Yuga – 1.728.000 divinos. 4.800 años humanos.

Treta Yuga – 1.296.000 años divinos. 3.600 años humanos.

Dvāpara Yuga – 864.000 años divinos. 2.400 años humanos.

Kali Yuga – 432.000 años divinos. 1.200 años humanos.

Para un ciclo Yuga completo de 24.000 años humanos.

Una explicación de estos yugas adaptados a lo humano, lo hace mi Param gurují, Sri Yukteswar su libro “La Ciencia Sagrada”. Interpretando tenemos: Luego de transcurridos 13.511 años del inicio de un nuevo Ciclo Cósmico, de 24.000 años, hoy, en el año 2011 del Siglo XXI, d.C., estamos en el 311 del Dvaaparayuga ascendente, y constituye uno de los mejores momentos para comprender el desarrollo histórico de la humanidad. Esto predetermina que de acuerdo a la cronología Védica, las civilizaciones paralelas surgidas en el planeta azul, hace miles años a.C., dio lugar al influjo de la acción de las diferentes fuerzas de conducta protomoral civilizatoria, prenombradas y explicadas y cuya base se fundamenta es la teoría de la “Unidad y Proceso” llamada Sandhi (सन्धि), término Sánscrito que significa, “Unión o confluencia y conexión" de componentes sociales primarios como el lenguaje, el mito, la religión, la cultura entre otros para realizar el Alba de la Civilización humana”

La biblia Judeo-Cristina presenta un ciclo de 7 días para las creaciones del Universo, minerales, vegetales, animales y la especie humana.

Las Escrituras sagradas de diferentes civilizaciones como la maya, la griega, la mesopotámica, la egipcia, las árabes, las sumerias, aportan su respectivo ciclo cósmico y creación divina del ser humano y de los dioses.

Por lo que podemos concluir que una amplia cobertura de fuerzas se dio hace miles de años para el despeje y compresión de la variedad de procesos que tuvieron lugar en la formación de las primeras civilizaciones y parten del hecho natural de una confluencia, conjunción y conexión de interés innatos, no heredados y naturales que configuran la naturaleza del mineral, vegetal, animal, seres humanos y dioses y permiten la formación de la civilización planetaria.

Todo este proceso civilizatorio fue posible por la necesidad de comunicación del grupo. Inicialmente el grupo utilizó un lenguaje vulgar; es decir un lenguaje onomatopéyico; es decir, un lenguaje gestual, emocional, lleno de ruidos, señas, voces, gritos hasta configurar con una voz, un sonido, un dibujo, una grafía, una palabra hasta llegar a la morfo-grafología o escritura.Sin la “comu nicación”, los grupos no hubiesen podido configurar un mensaje, esta es la primera manifestación de relación, intercambio, unión, enlace, vínculo, lazo y relación humana consciente, fue el mayor impacto que permitió el máximo desarrollo de la especia, pues así; pudo organizar su pensamiento, sin un símbolo de comunicación no hubiese sido posible el mayor suceso para crecer. El lenguaje en sus variadas y múltiples expresiones dio lugar a comprender a la otra persona, entenderla, conocerla y compartir; así surge como creación humana el mito. Este es el momento en que el ser humano social experimenta asombro, miedo, temor, angustia frente a la realidad existencial que le rodea y que no puede explicarse. Luego de satisfechas las necesidades básicas de alimento, agua, vivienda y sexo, entre otras; surge el pensamiento con la simbología creada y así brota el primer intento racional para dar cuenta de la realidad.

Es la mentalidad mítica la tendencia a concebir la realidad de manera viva y dinámica. El ser humano observa los objetos y animales como seres benéficos o maléficos, amigables u hostiles, familiares o extraños y hace de ellos un politeísmo antropomórfico, los convierte en dioses. El mito es una interpretación esperanzadora y fantástica de la realidad. Los seres humanos en sus momentos de encuentro consigo mismos, crea una serie de cuentos, narraciones cuasi-históricas mezcladas con hechos reales y fantasiosos, con la finalidad de revestir de poder y eficacia a estos seres y utilizar dichos mitos para guarecerse intelectualmente y emocionalmente a fin de superar miedos, interpretar la realidad y construir moradas externas que diesen respuesta a sus dudas y protección sobre lo que no puede entender. El mito da lugar a la filosofía, una explicación más real y significativa de la verdad, pero también da lugar a la religión como una interpretación menos significativa de aquellos mitos que no puede entender con la filosofía y deben creerlos y aceptarlos por antonomasia; pues superan la racionalidad. Luego aparecen dioses, chamanes, milagros y poderes sobrenaturales, así aparece la religión básica primitiva y luego se trasmite de manera consuetudinaria y aparece la religión compuesta de fe aceptada sin racionalización. 

“Realmente nadie conoce el momento o el lugar de dónde surge el mayor acontecimiento civilizatorio en la tierra y la explosión de una cultura planetaria. No tiene sentido remontarnos con más especulaciones al período arqueológico de los primeros establecimientos humanos prehistóricos cuya antigüedad es tan grande que casi no tiene significado para el común de las personas.

EL CARÁCTER HISTÓRICO DE LA CIVILIZACIÓN.

En el proceso de unidad civilizatoria existe una “DIVISIÓN DE LOS PERÍODOS HISTÓRICOS”. Este carácter histórico de la civilización es un conjunto de hechos y procesos sociales desde la más remota antigüedad hasta nuestros días. La necesidad de dividir el pasado para facilitar su estudio y comprensión ha obligado a considerar ciertos acontecimientos como límites de esas porciones de tiempo sin conocerse.

Debe recordarse que estas son divisiones artificiales y sólo facilitan su estudio y comprensión para la racionalidad humana y materialista de la historia.

Así tenemos: LA PREHISTORIA, LA PROTOHISTORIA Y LA HISTORIA. Aceptando el concepto de las ciencias sociales:

Prehistoria, es el estudio del pasado anterior a la escritura.

Historia, es el estudio del pasado siguiente a la invención de la escritura.

Protohistoria, es el estudio del período intermedio existente entre la prehistoria y la historia; período breve, con restos arqueológicos, leyendas, mitos y la iniciación de la primera escritura y sus respectivos alfabetos como resultado de la confluencia cultural.

Otra clasificación, establece una división social en la cual aparece:

LA SOCIEDAD PRIMITIVA.

LA SOCIEDAD ANTIGUA.

LA SOCIEDAD FEUDAL o MEDIEVAL.

LA SOCIEDAD MODERNA.  

LA SOCIEDAD CONTEMPORÁNEA

(AUM) “TEORÍAS CIVILIZATORIAS”

UNA HISTORIA: A principios del siglo XIX d.C., el siglo de las luces de la historia, aparece la coyuntura que hacer surgir en occidente la necesidad de conocer la historia antigua de la humanidad. Se inicia un momento lucha ideológica por imponer teorías (marcar territorio) sobre cómo, cuándo, dónde y quién hizo el primer lenguaje humano. Se reconoce el lenguaje como fuerza motora de desarrollo de toda civilización y surge el sánscrito que exhibe su perfección y el mundo tiembla.

Inglaterra y Estados Unidos, y otros países en el siglo XIX d.C. habían alcanzado un alto grado de desarrollo económico e industrial, comenzaron a expandirse con mayor fuerza por diversas regiones del planeta.

Inglaterra colonizó la India, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, y muchas otras regiones. Esta colonización tuvo, como primer objetivo, adquirir materia prima para abastecer su industria y de aprovisionamiento para sus barcos mercantes. Los ingleses instalaron gobiernos dirigidos desde Inglaterra, la colonización trajo consigo la explotación y esclavitud de los nativos y en la India descubren el sánscrito, nuevas civilizaciones y Escrituras Sagradas como las Vedas que generan un conflicto existencial de inseguridad, miedo y angustia. La angustia que generó lingüística sánscrita impacta el siglo XIX, por consenso entre los historiadores de lingüística se consideran que su nacimiento es a principios del siglo XIX. Los europeos inician un profundo estudio del sánscrito, se abordaron explicaciones a partir de hipótesis inductivas sobre su origen. En este momento se revela la gramática la sánscrita, principal factor para el desarrollo de la lingüística del siglo XIX y el impacto de su descubrimiento desbordó la intelectual del momento. Distintos historiadores de la lingüística coinciden en señalar que hay dos aspectos en los cuales la lingüística sánscrita puede considerarse superior a la gramática tradicional occidental pues los estudios de la fonética y sobre la estructura interna de la palabra la superan. Los gramaticales indios lograron con su lengua preservar intacto no sólo el texto, sino también la pronunciación de los himnos védicos, cuya precisa y segura recitación se consideraba esencial para su eficacia en el ritual hindú. Es así como las últimas décadas del siglo XIX la ciencia fonética en Europa alcanzó relevancia, por la influencia del descubrimiento y la traducción de los tratados lingüísticos con la gramática sánscrita. Se considera la lingüística sánscrita como la fase influyente de mayor impacto en el conocimiento de los europeos; en este momento la pregunta fascinante es sobre el origen de la civilización; pues el supuesto hallazgo de un lenguaje primitivo explota la inseguridad existencial del europeo y se generan cuentos, leyendas, mitos tergiversados de la realidad existente y tendientes a destruir lo encontrado. El impacto hace temblar a Europa y se genera nueva investigación.

Estados Unidos, luego de lograr su independencia de Inglaterra en 1776, inicia una política de expansión hacia la costa oeste. Negocia con Inglaterra los territorios del noreste; compran a Francia el territorio de Luisiana en 1803; España les cedió la Florida en 1819, y anexan Texas a su territorio en 1836. En los territorios ocupados, Estados Unidos permitió a los colonizadores crear gobiernos propios que se unieron al gobierno federal. Los nativos de las regiones colonizadas fueron expulsados, recluidos en espacios delimitados llamados reservaciones, o exterminados. No hay impacto visible por el hallazgo del sánscrito en este país.

Imperio Alemán, a principios del siglo XIX d.C., no existía el Estado Alemán como el que conocemos. Los pequeños reinos que se encontraban ahí, no habían formado una nación debido a la organización política feudal que imperaba. Hacia 1830, un acuerdo económico que permitía el libre tránsito de productos constituyó el antecedente para la unificación de los pequeños reinos germanos en un gran Estado alemán. El canciller prusiano Otto von Bismarck logró la creación de un nuevo imperio alemán, después de haber derrotado a Francia en la guerra franco-prusiana en 1871. Aquí en Alemania, si hubo un impacto visible por el hallazgo del sánscrito, a tal punto que los alemanes inician la creación de una mitología en la que ellos son los Arios. Sus investigadores dedican y construyen con el sánscrito mediante el sandhi, nuevas formas de lenguaje como el indoeuropeo.

El Imperio Ruso en los comienzos del siglo XIX era incierto. Rusia vivía bajo una organización feudal; los campesinos trabajaban la tierra para los terratenientes o señores feudales; el zar gobernaba el imperio y rechazaba cualquier intento de reforma democrática. En 1856, la situación comenzó a cambiar. No hay impacto visible por el hallazgo del sánscrito en este país.

Japón, en el Lejano Oriente, había sido gobernado durante siglos por antiguas casas dinásticas de tipo feudal, haciendo a un lado el poder del emperador. En 1868, el emperador Meiji recobró la autoridad imperial e inició reformas para introducir los avances políticos, económicos y sociales de Occidente. No hay impacto visible por el hallazgo del sánscrito en este país.

La India, el territorio despertador del mundo. La América se descubre por tratar de encontrar una vía más corta para llegar a India, centro de desarrollo industrial y cultural del mundo 1490. En 1820, fue conquistada por los ingleses, convirtiéndose en dueños de casi toda la región y obteniendo el control comercial de la zona. Sin embargo, estas formas de control no impidieron rebeliones de los hindúes, que fueron reprimidos sangrientamente. Se inicia en Europa el mayor impacto visible por el hallazgo del sánscrito en la India; los europeos invasores y muchas corrientes y religiones invasoras quisieron eliminar el sánscrito, surge un miedo a la nueva ideología (sánscrito) y tratan de tergiversar su origen, perfección, grandeza y realidad.

China, los mercaderes ingleses encontraron en el opio un negocio muy lucrativo. Surge la Guerra del Opio, entre 1839 y 1842, China perdió y tuvo que entregar a los ingleses la isla de Hong Kong, y permitir el tráfico de opio en su territorio. No hay impacto visible por el hallazgo del sánscrito en este país.

África, es lo más dramático. Las naciones europeas colonizaron este continente desde el siglo XVI, pero con más fuerza en el siglo XIX. Entre 1800 y 1865, comerciantes, militares, administradores, aventureros y misioneros ingleses, franceses, belgas, portugueses, estadounidenses y holandeses dominaron extensas regiones africanas, hasta la actualidad. En 1860, las potencias entraron en conflicto por el dominio de diferentes regiones del mundo. Quince países colonialistas europeos, americanos y asiáticos se repartieron los territorios de África. No hay impacto visible por el hallazgo del sánscrito en este continente.

Prehistoria. La teoría de que el hogar natal de la raza humana no parece haber sido Europa, sino África, y por ende, el ser humano llegó a Europa desde afuera, en un movimiento colonizador es una interpretación científico no demostrada. Cerca de unos 500.000 años atrás ya existían especímenes homínidos tales como el Hombre de Heidelberg, por ejemplo, pero el ser humano actual (el Homo Sapiens) llegó mucho más tardíamente. El fin de la Era Glaciar y la llegada del Holoceno produjeron algunos cambios geográficos de importancia. Así, el casquete de hielo que cubría el norte de Europa desapareció, y al subir el nivel del mar, las Islas Británicas quedaron separadas del continente por el Canal de la Mancha. En los 10.000 años siguientes se desarrollaron varias culturas, que a través del desarrollo de la agricultura, crearon las primeras civilizaciones incipientes.

El siglo XIX d.C., ha sido el momento en que la Europa dominante declara que existen otras civilizaciones iguales y/o superiores que deben ser descubiertas. El imperio ingles en posesión de territorios invadidos, reconoce civilizaciones prehistóricas y así elabora mitos, leyendas cuentos que con el material existente intenta interpretar el mundo al estilo del mito para darse seguridad frente al descubrimiento de viejas civilizaciones con un lenguaje milenario que nadie había tomado en cuenta. La fundación de la Sociedad Asiática de Calcuta fue un paso decisivo en el conocimiento del sánscrito por lo europeos y el estudio acelerado de diferentes civilizaciones antiguas y a partir de este momento se levanta el mito de que la civilización será, durante siglos, la obra de dos razas: la semita primero y la indoeuropea después; entonces, ¿qué sucede con la teoría de que venimos del África?  ….sabrá Dios…

          En el supuesto negado de que el origen de la Civilización humana tuvo lugar en el sur de África, sigue siendo un enigma. Diferentes teorías marcan distancia en sus conclusiones y se deduce que[4]:

  • Algunos equipos de investigación internacional afirman que África es considerada como el continente donde tienen origen las poblaciones humanas modernas. Pero los detalles de la prehistoria y evolución humana en África siguen siendo poco claros debido a las complejas historias de cientos de poblaciones distintas, que se desplazaron.
  • El científico Chris Stringer, paleontólogo líder, con sede en el Museo de Historia Natural de Londres, plantea, en su nuevo estudio sugiere que los genes de los bosquimanos de Namibia y Khomani (sur de África), los pigmeos Biaka (África central) y los Sandawe (este de África) parecen ser los más diversos, y, por ende, se trataría de las poblaciones más antiguas del Homo sapiens. Parece más probable que los grupos supervivientes de cazadores-recolectores estén ahora localizados en restos de poblaciones que antes atravesaban gran parte de la línea del África subsahariana hace unos 60.000 años. Stringer agrega que no pensaba que hubiera un único "Jardín del Edén", a partir del cual nos desarrollamos y argumenta en cambio que, "distintas poblaciones de la antigua África probablemente contribuyeron a los genes y las conductas que constituyen los seres humanos modernos. Hoy surge una primera conclusión en la que se determina que hay una enorme cantidad de diversidad de poblaciones africanas de cazadores-recolectores, un nivel de diversidad mayor que el que existe en las poblaciones de agricultores. Estos grupos de cazadores-recolectores están muy estructurados y bastante aislados unos de otros (paralelas) y, probablemente, mantienen una gran cantidad de diferentes variaciones genéticas. Esto implica que son poblaciones paralelas africanas, no blancas ni semitas las que han intervenido en la posible invasión a Europa. Nosotros encontramos esto muy interesante.
  • Hace unos 20.000 años, durante la cuarta y última glaciación de la era cuaternaria, el ser humano vagaba por la Tierra en busca de caza y recolectando frutos allí donde los hallaba. Cuando un grupo humano llegaba a una zona rica en caza o en vegetación comestible, establecían campamentos temporales hasta agotar los recursos, pero algunos se encontraron con parajes especialmente fértiles, hasta el punto de que se regeneraban antes de ser agotados, de modo que poco a poco fueron surgiendo campamentos estables o poblados dedicados a la caza y la recolección. Así fue como el hombre se hizo sedentario. Tal vez los ejemplos más antiguos de este tipo de poblados (aunque no muy numerosos al principio) son una serie de asentamientos escalonados en el tiempo en el noreste de África, en el actual Egipto, los primeros de los cuales datan de hace 19.000 años. Al parecer, sus habitantes recogían anualmente cosechas de cebada y trigo silvestres. Por aquel entonces todo el norte de África era una selva rica en fauna y vegetación, pero pronto terminaría el periodo glaciar y comenzaría un proceso de desertificación que originaría el desierto del Sahara. No obstante, la zona noreste continuó siendo fértil mucho tiempo gracias al río Nilo. Se trata del río más largo del mundo, que nace en el lago Victoria, en el ecuador africano, y transporta sus aguas hacia el norte hasta el Mediterráneo.
  • La era prehistórica India es una de las épocas más fascinantes e interesantes de leer. Aunque se especula acerca de cuándo se originó, historiadores citan el período aproximado de 200.000 a.C. hasta aproximadamente 3500 a 2500 a. C. Se estima que los primeros seres humanos en pie en el subcontinente indio entre 200000 y 40000 a.C. Pre-histórica de la India se ha dividido en cuatro momentos principales. Estos son: Edad de Piedra, era del Paleolítico, Mesolítico Era la Era Neolítica. La Edad de Bronce también se menciona aquí sin embargo se produce después de estos cuatro épocas.
“EXPLICACIÓN SUCINTA DE LA SOCIEDAD PRIMITIVA O ALBA DE LA CIVILIZACIÓN”

LA SOCIEDAD PRIMITIVA, o Alba de la Civilización, es una estructura social básica primaria que ninguna “Escritura Sagrada” expone de cuál o tal manera se estructuró, cuál fue el principio, su lenguaje, y su territorio, etc.

Suponemos que la sociedad primitiva es el umbral entre la sociedad superior animal inconsciente y las diferentes fases de la entrada consciente a la sociedad humana; es decir, encontramos un estrato o conjunto de niveles de conciencia que, con determinados caracteres comunes, se ha integrado y conectado (sandhi), con otros conjuntos previos o posteriores para la formación de una entidad consciente como producto histórico. Son pues las capas o niveles de conciencia de una sociedad cuyo tejido orgánico se sobreponen a otras o se extienden por debajo de ellas para configurar un eje de ascenso en la evolución consciente de la sociedad animal a la sociedad primitiva hasta lograr un nivel superior de organización social.

Este proceso de construcción social, para algunas cuentas o yugas tardó miles, tal vez millones de años; para otros tan sólo hace unos 5000 o 7000 años. De todas formas con el material existente los humanos mejoraron su condición animal inconsciente hasta llegar a esos diversos niveles de conciencia social. El ser humano, mujer y hombre, por su naturaleza gregaria desarrollaron vínculos y en base a la interacción social o sinergia crearon formas diversas y primitivas de sociedad, formas de organización social que podríamos clasificarse en: manadas, hordas, gens, fratrías (familias), clanes, tribus, etc., hasta llegar a la sociedad antigua, luego a la moderna hasta hoy la contemporánea.

Las primeras fases de la sociedad primitiva no se las consideraba como una sociedad constituida completamente, son un atisbo social, por no tener instituciones. Se le atribuye a la palabra manada un vínculo comparándolo con las manadas de animales y el de la horda como algo homogéneo referido a una conciencia superior que domina a todos, no con conciencias individuales, domina la conciencia colectiva o instinto, se evidencia la sumisión automática a las reglas, seguir al alfa o  líder, etc.

La fase siguientes de clan y tribu, son categorías superiores diferentes de la sociedad primitiva, podría decirse que una tribu es un conjunto de clanes. Los clanes son una clasificación relacionada a la herencia. Es un grupo en el cual se consideran todos descendientes de una misma persona o divinidad, se inicia la constitución de instituciones primarias, etc.

Encontramos en esta sociedad primitiva, características principales como:
  • Los integrantes de estas comunidades se hallaban indefensos ante las fuerzas naturales y se alimentaban de todo lo que la naturaleza les proporcionaba, la economía era la recolección, la cacería y la pesca.
  • Eran gente nómada en un principio, al igual que los animales dependían totalmente de la naturaleza, seguía el cauce de los ríos, buscando los climas más favorables, así como los lugares con abundancia de alimento que les facilitaran sus actividades. Su fundamento era el autoconsumo, no existía una organización funcional laboral, tampoco instrumentos de producción, por lo que su producción era poca, apenas alcanzaba para subsistir.
  • Al satisfacer necesidades y generarse el agotamiento de las fuentes de alimentación requerían nuevos lugares y migraban, todas las relaciones sociales eran comunitarias. Se inicia el trabajo sedentario, por la poca producción y se realizaba en forma comunitaria, en consecuencia la distribución era en base a la supervivencia del grupo.
  • Luego aparece el desarrollo de los instrumentos de producción y surge la primera división natural del trabajo, determinada por sexo y edad. La mujer era la encargada de la atención de la descendencia, la distribución de los productos, y los hombres de buscarlos.
  • Con el tiempo los integrantes fueron aprendiendo a dominar la naturaleza y a desarrollar la agricultura, el pastoreo, la domesticación de animales y el fuego contribuyo a que se volvieran sedentarios y más territoriales.
  • El descubrimiento del fuego contribuyó al mayor desarrollo de estas comunidades, les permitió cocer sus alimentos e incorporar la carne y el pescado a su dieta. Los excedentes de alimentos, hizo que surgiera el intercambio, el trueque y luego aparece el comercio entre las diversas comunidades.
  • La aparición del animismo, es la primera manifestación de espiritualidad. Consideraban a las fuerzas naturales como dotadas de almas o espíritu y se logró mayor unificación social y otra división social del trabajo, aparece el chamán.
  • Con fundamento en el animismo se originan los mitos y las primeras ideas religiosas como intento de explicación de la realidad que los rodea. El mito es una interpretación esperanzadora de la realidad natural, estas explicaciones eran muy ingenuas, pero sentaron la base de la explicación realista del mundo. Así surge el concepto de tótem y tabú y los miembros de un clan creían que todos descendían de un antepasado común que es el tótem al cual veneran y respetan. El tótem era representado simbólicamente por un animal y se suponía que los miembros del grupo tenían o adquirían las aptitudes y características de dicho animal cuando comían alguna de sus partes. El tabú es lo prohibido, lo que no se debe hacer; también se atribuye al carácter de tabú a los objetos, seres o actos sagrados que se deben evitar para no traer la mala suerte o prejuicios al grupo.
  • La comunidad primitiva da inicio a la práctica de enterrar a los muertos en tumbas, y dicha práctica era revestida de rasgos funerarios que variaban con los grupos o clanes y de los lugares.
  • Aparece el arte rupestre, representado principalmente por pinturas y grabados en paredes de cuevas y cavernas que mostraban animales y escenas de caza en las que se utilizaba el color y son un reflejo de su vida cotidiana grabado
  • Estos grabados en cuevas y materiales de lucha es considerado como la primera forma de escritura. El aspecto artístico también se encuentra unido a objetos como las armas y utensilios de trabajo.
  • Todas las prácticas religiosas manifestaron la construcción de monolitos y pequeños monumentos de prácticas mágico–religiosas, pirámides y templos dedicados a las divinidades que son formas antropomórficas.
  • La migración traen consigo la lucha territorial, es la base para la aparición de la “Propiedad”, no sólo del territorio sino de las mujeres, de los hombres y de los bienes de los vencidos y dominados hasta convertirse en el modelo social del esclavismo.
  • No podemos partir de que todas las anteriores acciones sociales las realizaban personas mudas, sin lenguaje. Tenemos que suponer que al igual que el animal tenían un lenguaje primitivo, onomatopéyico. Seguramente todas estas actividades hace surgir la necesidad consciente de mejorar la comunicación. Las aves, el ganado y todos los animales se comunican; por ende los seres humanos necesitan comunicarse y al buscar nuevos territorios para sobrevivir tenían la posibilidad de una comunicación con ellos mismos o con las diferentes poblaciones encontradas en su migración.
  • Debemos destacar que el ser humano por su propia capacidad cerebral intentó y unificó una diversidad dialéctica; es decir, un lenguaje diverso (sonidos, ruidos, expresiones, etc.) y produjo como resultado un efecto de conjunto a fin de comprender al otro. Para ello inicialmente utilizó formas de lenguaje disperso y luego produjo el lenguaje más refinado y especializado, así se logra un crecimiento y desarrollo del lenguaje humano como el “Lenguaje del Alba de la Civilización” que nadie conoce; pues cada pueblo tenía su propio lenguaje. Por lo que nadie habla o conoce cuál fue el primer lenguaje humano, sólo se especula sobre ellos pero las teorías existentes no confirman nada. Se acepta el sánscrito hablado como uno de los primeros lenguajes humanos pero realmente hoy todo está en discusión.
  • El comercio generó la necesidad de registrar cuentas y apareció la matemática y todo era rudimentario, primero de memoria y luego de registro material.
EN CONCLUSIÓN: Toda Civilización pequeña o grande tiene:
  • Geografía y Territorio; porque ha dejado de ser nómada.
  • Colmena, Manada, Gen, Tribu, Grupal Social, Familia, Pueblo, Comunidad, País, Continente, Planeta; así es el instintito social, pasar de nómada o sedentario.
  • Un Lenguaje y/o sonido, alguna forma comunicación gestual, gritos, ruidos, señas, lenguaje onomatopéyico, oral y luego dialecto, lenguaje hablado y escrito, dentro de la cual habrá mitología, filosofía, religión, literatura, arte, música, ciencia y tecnología, etc.
  • Mito y Religión, diosas y dioses primarios y secundarios, funerales para sus muertos, rituales para la agricultura, festivales, fiestas y matrimonios, etc.
  • Cultura, música, canciones, danza, juegos y vida familiar, etc.
  • Ciencia y tecnología, astronomía, llamada astrología, matemática y medicina.
  • Economía, agricultura, animales, comercio y comunicación.
  • Política, gobierno, reyes, guerra, leyes, códigos, constituciones, etc.
  • Arte, arquitectura, casas, templos, palacios, sistemas de riego, etc.,
  • Cada civilización tiene un nombre, etimología originaria y significado originario que cambia a un referente dado por alguna otra civilización invasora y dominante.
  • Una historia en la que nadie conoce su origen. La historia se tergiversa con la especulación, no está escrita solo hablada y por tal insostenible.

 INTERPRETACIÓN DE CIERRE:

 La Evolución y la Creación no se contradicen, no son excluyentes, se conjugan y se conectan. Hay un acto “creador o manifestador” de todos las especies. Los animales distintos y existentes aparecen después de los vegetales después las especies evolucionan de modo natural adaptándose al medio, y en el caso del ser humano usando su constitución e inteligencia logran desarrollar las conductas protomorales innatas que le permitan adaptarse a cualquier tipo de medio, por más hostil que este sea y desarrolla civilizaciones.

Independientemente de estas dos teorías sobre el origen Divino y Materialista del Universo y Ser Humano, no podemos dejar de indicar que el animal y el ser humano muestran en ambas teorías un origen natural común y que en uno y otro se encuentran sentimientos y conductas morales parecidas, es decir, comportamientos equivalentes.

En las dos teorías subyace una variedad de procesos que generaron conjunción, conexión, unión o confluencia de conductas protomorales que tuvieron lugar en la formación de las primeras civilizaciones mediante la acción inconsciente de la ley de “Unidad y Proceso” denominada en sánscrito Sandhi.

Este proceso impele al cambio de nivel de conciencia pero no impide, no frena, no imposibilita, no contiene, no interrumpe, no retrasa ni obstaculiza que el ser humano deje su condición animal instintiva y se reconozca como “Ser Social”, gregario.

Esta conducta protomoral está presente en el animal instintivo y la traen consigo desde su naturaleza, no la hereda, no la trasmite sino que la desarrollan en su propio nivel; pero el ser humano la hace herramienta consciente y componente esencial para la construcción, transformación y desarrollo social de cada civilización humana.

Asumiendo estas conductas protomorales civilizatorias presentadas, podemos deducir que las raíces del ALBA DE LA CIVILIZACIÓN, están presentes bajo un proceso de Unidad o Sandhi, en la cual cada conducta se conecta con su próxima inmediata anterior y/o superior y genera una nueva forma de conducta de existencia en cada civilización y posteriormente una extensión continuada del desarrollo de conductas protomorales civilizatorias en la hominización.

Este proceso que podría denominarse involución o descenso y evolución o ascenso pues venimos de la unidad hacia la diversidad y viceversa, es la transformación de la especie desde sus ancestros hasta el estado actual, incluye el desarrollo lingüístico, mítico, religioso, cultural, social, científico, tecnológico, psicológico, emocional, moral, espiritual y científico desde la aparición del universo hasta la aparición humana.

Podemos concluir que todas estas características sociales son primarias, generadas por una protomoral predominantemente instintiva que luego fue cambiando por niveles de conciencia superior y cuyo instinto se conserva aún en sociedades del Siglo XXI.

Un estudio detallado y de carácter histórico de las grandes civilizaciones humanas se presenta en el próximo capítulo o temario y dará una mejor compresión de la Alba de la Civilización y del proceso de desarrollo social y humano hasta el presente.

 Comentario final: Con todo lo antes planteado, se inicia la explicación de mi tesis de “Confluencia o Sandhi” – (सन्धि), como factor de construcción civilizatoria por lo que la conciencia moral de las sociedades cambia a medida que cambian las relaciones económicas entre los seres humanos. Si se admite como válida una relación de dominación de un hombre sobre otro, de una clase social sobre otra, de un país sobre otro, de una sociedad sobre otra; no queda más que aceptar la idea de que la conciencia moral imperante en esa sociedad, será la moral del dominador, la moral del esclavista, la moral de la clase dominante, la moral del país colonizador, y el país colonizado la aceptará, por las buenas o por las malas. etc. Esto es lo que ha venido sucediendo a través de la historia de la humanidad, pues, las ideas o la moral de los más fuertes, de los “superiores” se ha impuesto sobre la moral de los más “débiles”; no quiere decir esto que estos últimos no hayan tenido una moral propia, sino que, ha sido ensombrecida con la moral de aquellos, los más fuertes.

 

(OM(AUM).........TAT...............SAT...............

Shanti......Shanti.......Shantiji......... Les deseo la Paz.

 Svami Maha Premananda

Lic. José Ángel Padrón Molina

Tel. 0276-3462120.

 japadron@cantv.netjapadrom@gmail.com

Web: http://yogakriya.org.ve/

LA SERIE COMPLETA ESTá en

https://docs.google.com/#home

Puedes leerla completa en:

http://centroculturaldelaindia.ning.com/profiles/blogs/civilizacion-vedica-parte-iii?xg_source=msg_appr_blogpost

(Última versión, sábado, 21 de mayo de 2011)

 

 



[1] Fuente: Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid: Proto: pref. que significa 'prioridad’,’ preeminencia' o 'superioridad'. De prototipo. m. clase. Persona o cosa en la que destacan ciertas cualidades, por las que se toma como modelo: el prototipo de belleza va modificándose por épocas.

 

[2] Fuente: Manava-Dharma-Shastra. Libro I, 1-34

[3] Fuente: Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid: homo- pref. que indica 'semejanza' o 'igualdad': homónimo, homogeneidad.

 

Comentarios

  • ¡No hay comentarios todavía!

Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

 
 
 

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más