Una calculadora milenaria para determinar la fecha de los Juegos Olímpicos

Foto: Restos del Mecanismo de Anticitera- MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ATENAS.

Investigadores revelan nuevos usos del misterioso mecanismo de Anticitera, del siglo II antes de Cristo.

Vía: REUTERS / ELPAÍS.com, 31 de julio de 2008

El mecanismo de Anticitera, una primitiva calculadora de metal, fabricada en el siglo II antes de Cristo y hallada en 1901 junto a la isla griega homónima, no sólo servía para seguir el movimiento de los cuerpos celestes y predecir eclipses y otros fenómenos de la bóveda celeste, sino también para determinar la fecha exacta de celebración de los Juegos Olímpicos, según ha revelado un equipo de investigadores en la revista Nature.



***Artículos relacionados en Terrae Antiqvae:

Mecanismo de Anticitera. El ordenador astronómico más antiguo del mundo revela sus secretos

“II Conferencia Internacional de la Tecnología de la Antigua Grecia”

Los Juegos Olímpicos de la Antigüedad, que marcaban el comienzo de un periodo de tiempo de cuatro años llamado olimpiada, empezaban con la luna llena más cercana al solsticio de verano. Realizar dicho cálculo hacía necesario un elevado conocimiento en astronomía. Usando tecnología de rayos X en tres dimensiones, los investigadores han descifrado pequeñas inscripciones del interior del artefacto. Dichas inscripciones apuntan su función olímpica.

Junto a un pequeño dial del mecanismo se halla el nombre "Nemea" que hace referencia a uno de los Juegos más importantes durante el periodo olímpico, según los investigadores. También aparece el nombre de Olimpia. "Nos ha sorprendido de verdad el hecho de que mostrara el ciclo de cuatro años de los antiguos Juegos griegos, incluyendo los Juegos Olímpicos", señala Tony Freeth, investigador del mecanismo de Anticitera.

Los primeros Juegos Olímpicos tuvieron lugar el 776 antes de Cristo y continuaron celebrándose hasta que fueron prohibidos por el emperador romano Teodosio I, cristiano, hacia el 394 después de Cristo. Los científicos habían pensado que el artefacto era originario del Mediterráneo Oriental porque fue encontrado entre objetos de esa región, señala Freeth a través del teléfono.

Pero los nombres de los meses utilizados en el aparato eran de origen corintio, lo que indica que el mecanismo proviene de la zona contraria del mundo griego, es decir, al noroeste de la antigua Grecia, en Corfú o Sicilia, agrega Freeth.

En Occidente, aparatos de tal complejidad no se conocieron hasta la aparición de los relojes en las catedrales medievales. Los últimos Juegos Olímpicos de la Era Moderna serán inaugurados el 8 de agosto, una fecha elegida por los anfitriones chinos porque su pronunciación es similar a la de la palabra "fa", que esparte de la expresión "enriquecerse".

Una calculadora de 2.000 años (Vídeo Nature.com)

Un grupo de científicos descifra cómo funcionaba una calculadora astronómica griega.

Vía: ELPAIS.com/BBCMundo - Madrid - 30/11/2006

El Mecanismo Anticitera, descubierto hace más de 100 años en un naufragio romano, fue utilizado por los griegos antiguos para mostrar los ciclos astronómicos. Utilizando técnicas avanzadas, un equipo anglo-griego investigó los fragmentos restantes del complejo instrumento. Los resultados, publicados en la revista académica Science, muestran que podría haber sido usado para predecir eclipses solares y lunares y obtener información planetaria.

Foto: Reconstrucción del Mecanismo de Anticitera- Antikythera Mechanism project.

"Es tan importante para la tecnología como la Acrópolis para la arquitectura", ha declarado el profesor John Seiradakis, de la Universidad Aristóteles en la ciudad griega de Thesssaloniki, y uno de los integrantes del equipo. "Es un instrumento único". Sin embargo, no todos los expertos están de acuerdo con esa interpretación del mecanismo.

Complejidad técnica

Los restos del instrumento fueron descubiertos en 1902 cuando el arqueólogo Valerios Stais notó una rueda de engranaje fuertemente corroída entre unos artefactos rescatados de un barco romano hundido. Desde entonces, otros 81 fragmentos han sido encontrados que contienen un total de 30 engranajes de bronce cortados a mano de los cuales el fragmento más grande tiene 27 piñones.

The Antikythera mechanism


Los investigadores creen que estos habrían estado encajados en un marco rectangular de madera con dos puertas, cubiertas con instrucciones para su uso y que la calculadora completa habría sido impulsada por una manivela.

Pese a que sus orígenes son inciertos, nuevos estudios de las inscripciones sugieren que habría sido construida alrededor de los años 100-150 antes de Cristo, mucho antes que instrumentos similares apareciesen en otras partes del mundo.

El equipo de investigadores ha escrito en Nature que el mecanismo era "técnicamente más complejo que cualquier otro instrumento conocido al menos en el siguiente milenio". Aunque una buena parte del artefacto se perdió, especialmente su parte frontal, lo que queda le ha dado material a los investigadores por más de un siglo para obtener una ventana al mundo de la astronomía griega antigua.

Uno de los estudios más completos fue llevado a cabo por el historiador de la ciencia británico Derek Solla Price, quien sostuvo la teoría de que el instrumento era utilizado para calcular y mostrar información celestial. Esto habría sido importante para establecer el cronograma de festivales agrícolas y religiosos. Recientemente, algunos investigadores sostienen que podría haber sido usado para enseñar o para la navegación y es que, aunque el trabajo de Solla hizo bastante por avanzar el estado del conocimiento sobre las funciones del instrumento, sus interpretaciones acerca de la mecánica han sido descartadas casi en su totalidad en tiempos más recientes. Por ejemplo, una reinterpretación de los fragmentos por Michael Wright, de la universidad Imperial College de Londres, llevada a cabo entre 2002 y 2005, por ejemplo, propuso un modelo de ensamblaje enteramente distinto para los engranajes.

Función de eclipse

Utilizando equipos especialmente diseñados, el equipo pudo tomar fotos detalladas del instrumento y descubrir nueva información. La estructura principal que describen, al igual que lo hacen estudios anteriores, tenía un dial único, ubicado centralmente en el plato frontal que mostraba el zodiaco griego y un calendario egipcio en escalas concéntricas.

Al respaldo, dos diales adicionales mostraban información acerca de la duración de los ciclos lunares y los patrones de eclipses. Previamente, la idea de que el mecanismo podía predecir eclipses era apenas una hipótesis.

Muestra planetaria

El equipo también pudo descifrar más del texto en el mecanismo, doblando la cantidad de texto que puede ser leída ahora. Combinadas con el análisis de los diales, las inscripciones sugieren la posibilidad de que el mecanismo pudiese haber sido usado para mostrar las órbitas planetarias. "Inscripciones mencionan la palabra Venus y la palabra ?estacionario? lo que tiende a sugerir que estaba mirando a los movimientos de planetas", señaló el profesor Mike Edmunds. "En mi propia opinión, probablemente mostraba a Venus y Mercurio pero algunas personas sugieren que puede mostrar a otros planetas".

Animation of Antikythera Mechanism


Una de esas personas es Michael Wright. Su reconstrucción del instrumento, con 72 engranajes, sugiere que podría haber mostrado los movimientos de los cinco planetas conocidos en ese tiempo

Visitas: 1603

Comentario por UBALDO SOLIS el agosto 1, 2008 a las 4:51pm
Considero el trabajo de muy bueno, ponderado y bien logrado que despeja muchas interrogantes sobre los juegos olímpico y sobre este mecanismo de tiempo, el cual data desde hace muchos siglo, excelente.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el agosto 4, 2008 a las 3:06am

Ciertamente, no deja de sorprender los avances que se han venido haciendo sobre el funcionamiento y características de este magnífico mecanismo antiguo. No dudo que nos seguirá proporcionando más sorpresas.

Cuanto más se lo observa y analiza, más interrogantes e hipótesis surjen sobre las posibilidades de interpretación del alcance de la ciencia en tiempos greco-romanos.

El nivel tan sofisticado de elaboración que presenta el mecanismo de Antikythera demuestra, sin lugar a dudas, el alto grado de conocimientos científicos (astronómicos, por ejemplo) y tecnológicos (ruedas diferenciales) existentes en la sociedad esclavista de aquellos tiempos.

Pero al mismo tiempo invita a reflexionar, de nuevo, sobre las causas que impidieron su ulterior transmisión y desarrollo, tanto más cuanto que un artefacto de tal complejidad y precisión sugiere o refleja con mucha fuerza que el nivel de conocimientos científico-tecnológicos tendría que haber conformado un espacio ambital -social, cultural y económico- suficientemente fértil para que pudieran haberse dado esas circunstancias de desarrollo en el tiempo, y más allá -quizá- de las tesis de Farrington y Bernal sobre el colapso de la ciencia antigua merced a los obstáculos que proporcionaba el modelo de producción de la sociedad esclavista.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más