Hallazgo de un naufragio de la antigüedad en las costas turcas

Descubierto accidentalmente en 1982 por buceadores dedicados a la recolección de esponjas, el pecio de 3.300 años de Uluburun, yace a 10 kilómetros de la costa de Turquía.

Una década de investigaciones arqueológicas dentro de lo que se reconoce como el conjunto de restos náufragos más antiguos del  ha revelado una abundante variedad de tesoros antiguos. El sitio fue elegido por la revista Scientific American como  de los mayores descubrimientos arqueológicos del siglo XX.

Luego del casual descubrimiento, George F. Bass y Cemal Pulak del Instituto de Arqueología Náutica desarrollaron excavaciones entre 1984 y 1994. Dada la complicada ubicación de los restos, sobre un  rocoso de empinada pendiente situado a 50 metros de profundidad, el tiempo para cada buceo debió limitarse a 20 minutos por buzo, dos veces por día. En total, se llevaron a cabo 22.413 descensos durante el tiempo de las excavaciones.

Sitio del hundimiento, frente a la costa este de Uluburun, y 6 millas al sudeste de Kaş, Turquía.

El barco transportaba más de veinte toneladas de carga en el momento de su hundimiento, compuesta tanto de materias primas como de productos manufacturados. Un cuidados mapeo de la distribución de los objetos permitió a los excavadores distinguir entre la carga y las pertenencias personales de los tripulantes. La carga incluye artículos de por lo menos siete culturas diferentes, incluidas  Micénica (griega), Siro-Palestina (antecesores de los fenicios),Chipriota, Egipcia, de Kassite, Asiria y Nubia.

La carga principal estaba constituida por diez toneladas de cobre chipriota en forma de 350 lingotes “cuero de buey”, así llamados por su forma que se asemeja a la de un cuero de buey seco y extendido, que facilitaba su manipuleo y transporte.

También había abordo una tonelada de estaño en lingotes, de origen desconocido. Cobre y estaño estarían probablemente destinados a su aleación para la  de bronce.

Presentes a bordo también, se encontraron los lingotes de vidrio intactos más antiguos conocidos. Había 175, de forma discoidal, algunos de color turquesa y otros azul cobalto.

Asimismo, se recuperaron cerca de 150 jarras cananeas con un total de mil kilos de resina de terebinto, posiblemente utilizada para preparar incienso, aunque también es probable que se haya tratado de vino, con el agregado de la resina para preservarlo del desarrollo de bacterias.

Joyas pertenecientes a la cultura egipcia

Entre los objetos más exóticos encontrados a bordo, destacan troncos de ébano originarios de , colmillos de elefantes y dientes de hipopótamos (para crear incrustaciones de marfil), caparazones de tortugas (para su utilización en instrumentos musicales similares al laúd), cáscaras de huevos de avestruz (utilizadas como recipientes) y cuentas de ámbar del norte de Europa (Báltico)

Entre las pertenencias personales de los tripulantes se encontró un escarabajo de oro con el grabado del cartucho real de Nefertiti. Se trata del único sello conocido de quien fuera esposa del Faraón Akenatón, y actualmente se exhibe en el Museo de Arqueología Submarina Bodrum en Turquía, junto con otros artefactos obtenidos en el lugar del naufragio. 

Otros elementos de la carga incluyen piezas de joyería, armas, artes de pesca, herramientas, alfarería, pesas con forma de animales y rastros de alimentos, incluidos nueces, higos, aceitunas, uvas, granadas, especias y granos carbonizados. También se halló un pequeño díptico (tabla de madera plegable para escrituras) que podría haberse convertido en el libro más antiguo del mundo, si no fuera por el hecho de que su superficie de cera –sobre la que se escribía-, no logró sobrevivir.

En cuanto a la embarcación, tenía 15 metros de largo y es el ejemplo más temprano conocido de barco construido con la técnica de acoplamiento con caja y espiga, donde las tablas se unían con lengüetas de madera insertas en muescas hechas en las mismas tablas.

La datación por dendocronología de una rama de leña fresca encontrada a bordo del barco, ubica el hundimiento del buque en cercanías del año 1306 AC. Esta fecha se ajusta bien a la presencia del sello de Nefertiti, cuyo esposo reinó durante la mitad del siglo XIV AC.

Los arqueólogos estiman que el buque navegaba desde el este hacia el oeste frente a la costa del Mediterráneo, cuando encontró su destrucción frente a la ribera de Uluburun.

La ruta de navegación comercial más probable para el buque era desde la costa del Levante, hacia el oeste hasta Chipre y la costa del sur de Turquía, de allí a Creta o aun Grecia, antes de poner rumbo sur hacia el norte de África y Egipto, para retornar al Levante mediterráneo.

Aunque amarga la fortuna para la antigua tripulación del barco,el descubrimiento de tan bien preservado conjunto de asombrosos artefactos, ha sido un golpe de suerte para la arqueología en nuestros días, rebosante de información acerca de los pueblos del pasado.

Por Robyn Antanovskii

Adaptado al español por NUESTROMAR. Fuente Heritagedaily

09/01/13

FUNDACIÓN NUESTROMAR

Visitas: 1235

Comentario por Dani García de la Cuesta el enero 10, 2013 a las 10:33am

Muy buenas.

Interesantísimo hallazgo Luis, me llama la atención la aparición de ámbar del Báltico. Por otro lado, a ver si alguien puede ayudarme. He visto que se denomina al estilo de las piezas de cobre halladas "cuero de buey", y he visto que es una traducción del Inglés de donde se obtuvo la noticia y en la que pone "oxhide". ¿Alguien sabe si este término es una forma reciente para denominar este tipo de piezas de cobre o ya se les llamaba así en la antigüedad?.

Más info en este enlace

Salud

Comentario por Aspidio el enero 10, 2013 a las 12:18pm

Hola. Uno de los misterios que me gustaría entender es el funcionamiento de la distribución de las noticias arqueológicas hasta que llegan al conjunto de los ciudadanos, a veces de manera inmediata y otras de forma tardía. Como ya se dice en el post, el hallazgo y excavación del pecio de Ulu Burun es de hace algún tiempo y por tanto en la literatura arqueológica hay ya bastantes alusiones a él. En castellano se puede encontrar este que enlazo de Gestoso Singer del año 2007 que creo puede interesarte Dani http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2603051.pdf aunque si no tienes problemas con el inglés puedes acceder a muchos más.

Ahí podrás ver que el comercio del ámbar no es algo raro, siendo un objeto poco frecuente y muchas veces se remite a su origen báltico habiéndose llegado a dibujar la “ruta del ámbar” (aunque cada vez más estudios refieren otras procedencias). He encontrado un artículo en castellano que habla de ello referido a la zona catalana y que puede servir para hacerse una idea de ello http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/915874.pdf

Tampoco son raros los lingotes de bronce en forma de piel de buey a veces denominados como lingotes chipriotas, con marca como el de la fotografía, que alguna vez se han interpretado también como elementos premonetales, además de tener su propio valor como materia prima. De ahí explicaciones que han hecho derivar la relación del ganado con la riqueza material, pecunia, pecuniario...  también hay bastantes referencias a ello y también he encontrado un enlace en castellano sobre este tema de Marín Ceballos que, si bien no se refiere estrictamente a los lingotes de bronce, puede ser de interés para entender esta cuestión

http://institucional.us.es/revistas/habis/37/04%20marin.pdf

Un saludo.

Comentario por María // el enero 10, 2013 a las 12:37pm

Gracias por los enlaces,  Aspidio

Comentario por Dani García de la Cuesta el enero 10, 2013 a las 12:40pm

Muy buenas.

Aspidio muchísimas gracias por los enlaces. Veo en el enlace de dianelt sobre la carga del barco que lo del ámbar báltico es una idea del trabajo de  

Christoph Bachhuber pero no he podido descargar el artículo en este enlace por algún error.
Soy conocedor del comercio en el Mediterraneo del ámbar, en el otro enlace de dialnet se especifica muy bien los puntos de extracción de la costa Este peninsular desde el calcolítico hasta el siglo 8, pero me llamaba la atención que se supiera que éste en concreto fuera del Báltico y hablamos del siglo 13 adne, lo que podría hacer intuir un comercio, quizá por mar, mucho más lejano y en tiempos muy remotos.
La pregunta que formulo va destinada a intentar interpretar un texto griego de Demostenes en el que, a lo mejor, en vez de cueros, /byrsas/, se transportarían lingotes de cobre, si es que podemos conocer si en la antigüedad se denominaba así a estas piezas.
Byrsa es un vocablo que utiliza mismamente Estrabon para relatar cual era la forma de la Península Ibérica, un cuero de buey.
Salud
Comentario por Aspidio el enero 10, 2013 a las 1:24pm

La ruta del ámbar se ha considerado tradicionalmente una ruta terrestre, a través del Danubio y el norte de Italia. Aunque como ve cada vez se identifican más materiales de ámbar de orígenes locales.

Y respecto a la utilización del vocablo byrsas por Demóstenes, nada puedo aclararle más allá de que esa forma de "pellejo" fue muy utilizada en la antigüedad como puede ver en el enlace que le pasaba en el comentario anterior, de manera especial en lingotes de bronce marcados que, insisto, se han interpretado también como un elemento que hacía las veces de moneda antes de la aparición de ésta.

Un saludo.

Comentario por Dani García de la Cuesta el enero 10, 2013 a las 4:35pm

Muy buenas.

Gracias de nuevo por la aportación Aspidio. Aquí se puede ver la ruta del ámbar según ya la organizaron los romanos. Parece que Tutankhamon ya usó ámbar del Báltico, en el siglo 14 adne. y como se ve en la noticia y los comentarios, en el Oeste Mediterráneo se conocen diferentes yacimientos que proporcionarían material desde estas costas ya en el calcolítico, por lo que pudieron participar del comercio de este mineral resinoso sin pasar por la ruta citada.

¿Porqué traerlo del Báltico?, pues a día de hoy es reconocido por su dureza y antigüedad, ¿Era esto mismo lo que se valoraba hace 3500 años?, ¿Vendría también en manos de comerciantes marítimos escandinavos?.

Comentario por Mario Valdez el enero 10, 2013 a las 6:48pm

Hola a todos , muy interesante noticia, sobre todo por una cuestión muy moderna, el hecho de que queda en evidencia nuevamente el grado de relación comercial o digamos de otra manera : la dependencia que la economía de la época había alcanzado. Esta época antes del colapso de la cultura cretense pareciera indicar que aun después de la catástrofe de la erupción de Santorini , hubo una época de intercambio comercial muy fuerte , no se si el barco se dirigía a Egipto , de ser asi : ¿cómo respondieron los pueblos de los Balcanes y el norte de Italia a la desaparición de su intermediario cretense y los pueblos de medio oriente?, ¿fue la desaparición de ese intermediario y el apogeo de el poder Egipcio lo que atrajo las invasiones de los pueblos del mar?. ¿Los hititas se vieron asediados por los pueblos de la periferia europea que exigían la continuación del comercio y no soportaron la presión?. Aquí vemos un barco que responde al auge de la economía egipcia que pareciera aprovecharse de la decadencia cretense...¿quién dentro de los presentes me ayuda a responder mis dudas o posibles errores? , me atengo a sus correcciones , feliz día...

Comentario por Mario Valdez el enero 10, 2013 a las 6:53pm

Lo que pongo sobre la mesa es el primer experimento de globalización , su fracaso y colapso ante catástrofes todavía no entendidas plenamente antes del siglo XI a.C: el experimento de globalización parece repetirse a partir de las conquistas de Alejandro Magno hasta la desaparición de Roma y su colapso , otro intento de globalización . ¿Son ellos una lección del pasado para nosotros ? , ellos no sabían lo que hacían al conectar sus economías , a lo mucho pensaban que a mayor comercio mayor riqueza . Este repito es un tema muy moderno e interesante.

Comentario por Dani García de la Cuesta el enero 14, 2013 a las 11:59am

Muy buenas.

 

Leyendo el enlace del interesantísimo trabajo de Mª Cruz Marín Ceballos, que facilitó Aspidio, en el que se trata de la importancia de la forma de estos lingotes que representan la piel de un buey y el simbolismo que iba unido a ella, he visto una cosa curiosa.

Resulta que sobre una estatuilla de bronce hallada en Chipre, con base en forma de byrsa/lingote de cobre/ oxhide/ piel de buey, se puede ver un guerrero con unas características muy similares a otro que vi en una estatuilla sarda del Museo de Casttedu, y a su vez con un relieve egipcio que ya se expuso en TA en este enlace hablando sobre cascos con pequeños cuernos. Obsérvese la peculiar forma del casco y la indumentaria, una faldita, curioso.

Estatuilla con base en forma de byrsa.

Estatuilla sarda

Relieve egipcio

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más