Tarragona excava en su catedral para encontrar el santuario de Augusto, cuyo rastro se perdió hace siglos.


FERRAN BALSELLS - Tarragona - 18/04/2010
El Pais


"Excavaremos justo aquí". Imma Teixell, arqueóloga municipal de Tarragona, clava los zapatos en el corazón de la catedral y a unos cinco pies bajo sus suelas deberían de hallarse las ruinas de un templo perdido durante siglos: el santuario dedicado a Julio César Augusto, heredero de Julio César, primer emperador de Roma, el soberano que encumbró Tarraco hasta la cima del mundo al proclamarla capital, provisional, del Imperio Romano, cuando trasladó allí su sede del 27 al 24 antes de Cristo. No muy lejos de aquellas fechas sus notables dedicaron a Augusto un templo que la era moderna nunca ha localizado con certeza. "Templum ut in colonia Tarraconensis in omnes provinciam exemplum", suspira casi en trance Josep Maria Macies, del Instituto Catalán de Arqueología Clásica. El doctor latinea a Tácito, por cuya obra se asume que el templo se mandó construir el año 15 para dar ejemplo al resto de provincias. "No es un templo, es el templo", precisa Macies.

La mayor incógnita de Tarraco, fuente de hipótesis, riñas y apuestas entre arqueólogos parece próxima al fin. "Está aquí", barre el suelo con el índice Andreu Muñoz, arqueólogo del arzobispado de Tarragona, propietaria de la catedral. Junto a sus colegas, Muñoz completa el triunvirato de entidades que han acordado destripar la iglesia en verano y palpar, por primera vez en siglos, el escurridizo templo de Augusto.

INTERIOR DE LA CATEDRAL DE TARRAGONA

La certeza del hallazgo es casi absoluta, subrayan los arqueólogos. Casi. "Hay muchos indicios de que bajo la catedral se encuentra algo muy parecido a lo que fue el templo de Augusto, pero no se sabrá hasta que lo toquemos", advierte Teixell. Los expertos consideran probado que la iglesia de Tarragona se levantó en el siglo XII sobre los cimientos de una catedral visigótica, a su vez edificada sobre una mezquita árabe que se había sobrepuesto a un templo dedicado al culto imperial romano. Las prospecciones geofísicas realizadas en la catedral en 2007 concluyeron que la estructura de ese templo coincidía con el de Augusto, un recinto de ocho columnas, unos 30 metros de alto y 45 de longitud que en sus días se alzó a casi 25 metros del suelo.

La negociación para acceder al subsuelo de la iglesia ha sido algo farragosa. "Se empezó a hablar hará 10 años, pero algunos eran reticentes a que abriéramos el suelo de la catedral", se limita a detallar Macías. "Confirmados los indicios, ni el arzobispado podía negarse", concede Muñoz. El arzobispo de Tarragona aprobó la excavación bajo la exigencia de que coincidiera con las obras de restauración de la catedral, que se prevén para este verano y limitarán temporalmente el culto religioso. Los tres arqueólogos aprovecharán el cierre del edificio para descubrir unos 25 metros cuadrados. "Los restos precisarán la cronología de la zona, las construcciones de los visigodos y la evolución del Imperio en la Península. Varios siglos en un puñado de metros cuadrados", teoriza Muñoz lo que Macias ilustra de un plumazo: "Leer el tiempo".

-------------------------------------------------------------------------------------


Descubierto bajo la catedral de Tarragona un templo igual al dedicado a Augusto
Los arqueólogos esperan estudios más profundos que confirmen que los restos encontrados son los del recinto construido en honor del emperador romano en la antigua Tarraco
EFE - Tarragona - 13/12/2007

La prospección geofísica realizada en el subsuelo de la catedral de Tarragona ha permitido localizar un templo de ocho columnas frontales igual al dedicado a Cesar Augusto en la antigua Tarraco, por lo que los arqueólogos dan prácticamente por seguro que se trata del construido en honor del emperador romano en el siglo I después de Cristo.

En una rueda de prensa, el arqueólogo del Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC) Josep Maria Macias ha revelado que se trata de un templo de 25 por 40 metros, cuyos vestigios se encuentran a un metro y medio de profundidad, bajo la actual nave central de la catedral. Estos restos corresponderían al templo de Augusto, tal y como afirman los arqueólogos, aunque no lo suscriben al cien por cien hasta que no realicen un estudio más profundo de los restos encontrados, y han subrayado que los resultados expuestos hoy tienen un carácter "preliminar". En este sentido, los responsables de las prospecciones han pedido "prudencia" y, para corroborar la principal hipótesis de los expertos, podrían realizarse algunas intervenciones arqueológicas selectivas a finales de 2008 o principios de 2009.

Además, el equipo de científicos del ICAC y de la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona, en colaboración con la Universidad de Palermo y el Museo Bíblico Tarraconense, todavía analiza los resultados de las prospecciones, que se realizaron el pasado mes de septiembre con tecnología "punta y poco agresiva". Estas técnicas, de inducción electromagnética, han permitido la obtención de "centenares de miles de datos de toda la extensión del subsuelo y hasta diez metros de profundidad", de modo que se dispone de "una imagen tridimensional" de las entrañas de la catedral.

La imagen tridimensional muestra un templo con una estructura de ocho columnas frontales, situado en el centro de una plaza porticada y que se levanta sobre un podium, los cimientos del templo, que todavía se conservan bajo el pavimento de la catedral. Esta estructura permite a los arqueólogos mostrarse "optimistas", por lo que el director del Museo Bíblico Tarraconense, Amadeu Muñoz, ha señalado que los datos recogidos dejan "poco espacio a otras interpretaciones" que no pasen por la existencia del templo de Augusto en los cimientos de la catedral de Tarragona. En la misma línea, la directora del ICAC, Isabel Rodá, ha reconocido que "la lógica dice que éste es el templo de Augusto".

La prueba de las monedas
El principal argumento para creer que los restos pertenecen a ese lugar de culto es que los vestigios se corresponden con unas monedas que se acuñaron en el año 15 después de Cristo con la imagen de Augusto, en una cara, y la de un templo con ocho columnas frontales dedicado al emperador romano después de su muerte, en la otra.

No obstante, Macias ha apuntado que "no sabemos si la imagen acuñada en las monedas se corresponde con el templo real", si bien ha asegurado que, de no tratarse del templo de Augusto, "tendríamos un problema, porque no sabríamos ante qué construcción estamos". Ya en los Anales de Tácito queda documentada la existencia de un templo de culto dedicado al emperador Augusto en la antigua Tarraco, e incluso parece probado que una embajada tarraconense viajó a Roma en el siglo I d.C y obtuvo el permiso de Tiberio, sucesor de Augusto, para la construcción del recinto.

Durante años se ha creído que el recinto de culto se ubicaba en el Fórum de la Colonia, en la Part Baixa, donde se desarrollaba la vida económica y social de la ciudad, pero las excavaciones realizadas en la zona no han arrojado luz sobre tal hipótesis y sólo han podido documentar la existencia de un templo republicano.

Visitas: 527

Comentario por francisco javier lópez cabarcos el abril 20, 2010 a las 1:14pm
En dónde figura que Tarraco fue capital provisional del imperio del 27 aC al 24 aC?. Habrá arcanos que lo digan. De lo que hay constancia es de que en el 27 es nombrada capital de la Hispania Citerior. Es decir capital fue, pero no er lo mismo. Pienso que se trata de un error, por lo cual les urjo que lo subsanen´

un saludo

Pako
Comentario por Melvin L. Minaya el abril 24, 2010 a las 10:51pm
Lo que ocurre Francisco Javier es que en el 27 a.C. Augusto se trasladó a Tarragona para dirigir la ofensiva contra los pueblos belicosos del Norte de Hispania, y, recordarás que la Capital del Imperio era aquella donde recidía el Emperador, de ahí que Tarragona fuera Capital del Imperio.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más