El Museo Arqueológico de Sevilla recibe el tesoro del Carambolo sin garantías de acogerlo para siempre

Se expone por quinta vez en 30 años el original del más famoso de los tesoros tartésicos junto a un centenar de piezas.

Tras nueve años bajo llave, el Tesoro del Carambolo vuelve a mostrarse hoy en la exposición que celebra el medio siglo de su fortuito hallazgo, por parte de unos obreros que trabajaban en la construcción de la nueva sede de la Real Sociedad Tiro de Pichón de Sevilla, en unos cerros a las afueras de Camas. Con un año de retraso respecto a la efeméride, las salas temporales del Arqueológico, recientemente reformadas, acogerán el más famoso de los símbolos de la protohistoria sevillana así como un centenar de piezas del Arqueológico de Sevilla y de otros museos españoles -el caso de la valiosísima Dama de Galera, que representa a la diosa Astarté y está custodiada en el Arqueológico Nacional- y colecciones extranjeras.

Vía: Patricia Godino, Sevilla |Diario de Sevilla.es, 2 de octubre de 2009

Con la exposición El Carambolo. 50 años de un tesoro -comisariada por los profesores de la Hispalense Fernando Amores y José Luis Escacena bajo el patrocinio de la Consejería de Cultura, la Universidad de Sevilla, el Instituto de las Artes y la Cultura de Sevilla y la Fundación Cajasol- se recorrerá el mito de este pueblo en torno al tesoro y al yacimiento en que apareció, así como la evolución de las interpretaciones que se han ido sucediendo desde los años 50, con el profesor Juan de Mata Carriazo como principal investigador, hasta hoy.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

Pero paradójicamente, este tesoro que supone la primera evidencia material de la presencia de los tartessos en Sevilla -y por tanto un atractivo cultural y turístico de primer orden- permanece hoy privado de exhibición pública permanente. Lo que hasta ahora ocupa las vitrinas del museo -el segundo más importante en España en su categoría- es una réplica (hay otras repartidas en distintas colecciones arqueológicas) mientras el original -compuesto por 21 piezas de 24 quilates de 2,95 kilos de peso- lleva más de 30 años en la cámara de seguridad de un banco y sólo se ha visto en contadas ocasiones.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

La cita, que será inaugurada hoy oficialmente por representantes del Gobierno local y autonómico así como por la principal caja andaluza, pone sobre la mesa un debate que viene de antiguo: ¿cuál es el futuro del tesoro?, ¿qué sentido tiene exhibir una réplica?, ¿cuál debe ser la prioridad en la reforma del Museo Arqueológico?

Una vez que finalice la exposición (el próximo 10 de enero) para la que, según fuentes de la logística de la muestra, "se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias" para albergar estas piezas, todo apunta a que esta colección única volverá a la caja de seguridad donde lleva guardada desde el año 78, a no ser que se produzca un anuncio inesperado que diga lo contrario. "Sin autenticidad no hay patrimonio y sin patrimonio no hay reclamo", "el original desprende un halo de siglos de historia, no es comparable" o "el Carambolo tiene una importancia que no se aprovecha ni dimensiona" son las afirmaciones de algunos especialistas en la materia. Sin embargo, el miedo a un posible robo ha mantenido bajo llave esta huella de la cultura mediterránea primitiva.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

De hecho, hace ahora un año que el Ayuntamiento de Sevilla solicitó a la Universidad Hispalense "un exhaustivo informe", aún inédito, según anunció en una nota, sobre las condiciones de seguridad y de conservación del Tesoro del Carambolo para "contrastar con las razones que años atrás recomendaron exponer una réplica y preservar el original". En el comunicado que difundió el Consistorio se consideraba "idónea la valoración de la Hispalense por su notable vinculación con el tesoro".

A los más de veinte siglos de historia del tesoro -el profesor Juan de Mata Carriazo fechó las piezas entre el VIII a.C. y el III a.C. aunque los últimos estudios lo sitúan desde el siglo IX a.C. al VI a.C.- se suma una agitada trayectoria de manos, museos y bancos. Según la Ley vigente en el momento del hallazgo, septiembre de 1958, el Estado era el titular de todas las piezas arqueológicas de interés que se encontrasen en territorio nacional, aunque debía indemnizar tanto al descubridor como al propietario de los terrenos donde se realizaba el hallazgo. Sin embargo, el Ayuntamiento de Sevilla (consciente de que entonces todas las piezas de valor eran trasladadas al Museo Arqueológico Nacional, en Madrid) pidió al Estado la titularidad del Tesoro del Carambolo. En un contrato un tanto extraño para la época, el Gobierno de Madrid accedió a las pretensiones de Sevilla con dos condiciones: el Consistorio hispalense debía pagar la indemnización antes mencionada (un millón de pesetas de la época) y se comprometía a su exhibición en el Museo Arqueológico de la ciudad, a no ser que entre las dos partes se decidiese lo contrario.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

Aunque desde 1967 el tesoro se expuso en la sala IX de este edificio, en 1978, después del famoso robo en la Cámara Santa de Oviedo (el 10 de agosto de 1977, en el que se sustrajeron la Cruz de la Victoria, la Cruz de los Ángeles y la Caja de las Ágatas, robadas por un joven de 19 años y recuperadas días después), se decidió el traslado de las piezas a la caja de seguridad de una conocida entidad bancaria en el centro de la ciudad. Desde entonces, el Tesoro del Carambolo, la principal joya arqueológica de la provincia de Sevilla, no se ha vuelto a exponer permanentemente y sólo se ha podido ver en cuatro muestras temporales en 1990, 1992, 1997 y 2000: Andalucía y el Mediterráneo; Tartessos y el Carambolo; Tesoros tartésicos bajo el Guadalquivir y, por último, Argantonio, rey de los Tartessos.

¿Y ahora qué?

Nueve años después de la última presentación pública del tesoro, la de hoy es una cita que aunque histórica -por ver de nuevo el original- coincide con un panorama donde todavía quedan muchos flecos por resolver. Los escollos que debe salvar el Tesoro del Carambolo para su exhibición pública y continuada en el Arqueológico de Sevilla se resumen en dos: la seguridad (haría falta una cámara acorazada que el ex director del museo, Fernando Fernández, cifró en el 2000 en 300.500 euros, aparte de su mantenimiento); y el precario estado en que se encuentra el edificio, una joya de la arquitectura española diseñada en 1929 por Aníbal González.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

Pese a ser el segundo espacio en su categoría en España, por la calidad y variedad de sus fondos, el Arqueológico necesita una reforma integral que pasa por un compromiso en firme por parte del Ministerio de Cultura, titular del inmueble mientras la Junta de Andalucía gestiona su uso. Con las cifras del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio, el Arqueológico recibiría 1,21 millones de euros, la partida más alta de cuantas se destinan a las reformas de los museos de titularidad estatal en Sevilla (el Bellas Artes tiene previstos 698.000 euros). Sin embargo, esta cantidad resulta a todas luces insuficiente para la reforma integral que necesita el inmueble. El proyecto está presupuestado en casi 20 millones de euros (19.356,81 millones para ser exactos). Lo que el Ministerio de Cultura ha otorgado para el Arqueológico de la capital andaluza para 2010 da, en el mejor de los casos, para adaptar la sala y adquirir la cámara acorazada que custodiaría el Tesoro del Carambolo en medio de un museo que hace años que perdió su esplendor.

El tesoro original estrena las nuevas salas temporales

La llegada del tesoro original, custodiado desde hace 30 años en una cámara de seguridad, puede ser el punto de partida de un compromiso en firme por parte de todas las administraciones para la recuperación del esplendor del Museo Arqueológico de Sevilla, aquejado desde hace años de graves achaques tanto en la estructura como en el discurso expositivo.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

La muestra Carambolo. 50 años de un tesoro (aunque el miércoles pasado se cumplieron 51 del hallazgo) inaugurará las nuevas salas temporales tras siete meses de reformas. El deteriorado estado de conservación de estas dependencias y la necesidad de ampliar la capacidad de las mismas llevó a la Junta de Andalucía, institución que gestiona el museo mientras el Estado es su titular, a destinar una partida de 1.015.446 euros para acometer unas reformas de urgencia.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

Con esta intervención, las salas de exposiciones temporales, realizadas en 1970 en la entreplanta del histórico edificio de Aníbal González, se ha aumentado el espacio expositivo de los 350 iniciales a los 605 metros cuadrados actuales; asimismo, se ha dotado a las dependencias de paneles móviles en sus muros que permiten jugar con la luz y abrir grandes ventanales con vistas a la Plaza América. Con esta muestra, se estrenarán también los sistemas de climatización y de iluminación, así como nuevas medidas de seguridad para evitar incendios y robos, además de vitrinas diseñadas para las muestras temporales, que han costado unos 97.000 euros.

El Carambolo. 50 años de un tesoro. Del 3 de octubre al 10 de enero. Museo Arqueológico. Plaza de América s/n. Entrada gratuita. De martes a sábado de 9:00 a 20:30. Domingos de 9:00 a 14.30. Cerrado lunes y algunos festivos.

El Tesoro del Carambolo no volverá a una caja de seguridad

Dos opciones son las que se barajan desde el Ayuntamiento. Por un lado, su exposición permanente en un lugar dotado para ello o bien, exponerlo determinados meses al año para hacer frente a los costes de seguridad.

Vía: Violeta Jiménez, Sevilla | Diario de Sevilla.es, 2 de octubre de 2009

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sanchez Monteseirín, ha asegurado este viernes en la inauguración de la exposición El carambolo, 50 años de un tesoro que éste no volverá a guardarse en una caja de seguridad donde ha permanecido encerrado durante más de 30 años.

Ante la polémica existente en torno al porvenir de este tesoro de 21 piezas huecas de oro de 24 quilates, que permanecerá durante 7 meses expuesto en el Museo Arqueológico del parque de María Luisa, el alcalde ha querido resaltar que “una caja de seguridad no es el sitio adecuado para una joya de este calibre”.

Foto: © Juan Carlos Vázquez/Diario de Sevilla.es

En este sentido, Monteseirín añadió que en este 50 aniversario del descubrimiento de ”estas piezas que describen el origen de nuestra cuidad” ha cambiado la ”percepción de la cultura”, que se entiende ahora como “un arte que debe ser disfrutado por todos los habitantes que la conforman”. Basándose en este último argumento el alcalde confirmó “que es el momento de sacar este tesoro a la luz” después de que en el año 1978 el Ayuntamiento retirara El Carambolo de la exposición permanente en la que se encontraba y la almacenara en una cámara de seguridad de la fundación Cajasol.

Sin embargo, Montesirín esgrimió que "el Consistorio tiene la obligación de velar por la seguridad de nuestro patrimonio histórico” a la vez que admitió que todavía no se sabe realmente que pasará con este tesoro tras estos siete meses, “tiempo que utilizaremos para buscar una solución a este asunto”.

Dos son las opciones que se barajan desde el Ayuntamiento de Sevilla. Por un lado, exponer estas piezas de forma permanente en un lugar que cumpla con los requisitos necesarios y por otro, mostrarlas sólo en determinados momentos del año para así poder hacer frente a los altos costes de seguridad que con lleva sacar El Carambolo a la calle.

En la primera opción resultaría interesante que se quedara en el Museo Arqueológico, del cual es titular el Gobierno, a la vez que sus actividades son organizadas por la Junta. El problema vendría de la mano del estado de este inmueble en la actualidad, el cual ha estado sometido a reformas desde enero hasta julio por un importe de 97.000 euros, reformas que resultan totalmente insuficientes para la reforma integral que necesitaría este edificio emblemático de Sevilla construido por Aníbal González, basado en un presupuesto de 20 milllones de euros que tendría que correr de cuenta del Gobierno central.

Entre todo este ajetreo, la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía ha hecho hincapié en la idea de que “hoy por hoy”, el Museo Arqueológico "está capacitado en materia de seguridad “para acoger al Carambolo.


"Con el Carambolo se explica la fundación de Sevilla"

El profesor invita a disfrutar de la "fascinación de estar viendo un original" que en tres décadas sólo ha salido de su caja de seguridad para mostrarse al público cuatro veces

Vía: Francisco Camero, Sevilla | Diario de Sevilla.es, 2 de octubre de 2009

Fernando Amores y Juan Luis Escacena, profesores de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, son los comisarios de El Carambolo, 50 años de un tesoro, la exposición de esas piezas "únicas" encontradas en Camas y que contienen tantas señales de la fundación de Sevilla. "Es absurdo poner un precio al tesoro, pero cuanto más se estudia éste, adquiere un valor más sobresaliente. Cuando la Ley de Patrimonio Histórico habla del enriquecimiento del mismo... enriquecimiento es tener más, pero siempre es también saber más", dice Amores, con el que hablamos de las claves de la muestra.

-¿En torno a qué ideas se ha articulado la exposición?

-Convergen varias cuestiones. Hay una fundamental: aprovechar la efeméride. Otra es aprovechar las nuevas excavaciones que se hicieron entre 2002 y 2005, que fueron tuteladas por la Universidad en un proceso en el que yo mismo participé. Hubo hallazgos que cambiaron las hipótesis precedentes y que dieron la razón a muchas ideas nuevas en la interpretación del tesoro que en la última década se habían ido apuntando. Así que también queremos reflejar cómo funciona la ciencia; que hay hipótesis, pero que pueden ir cambiando, y que durante casi 50 años se ha pensado de una manera sobre el Carambolo y ahora se piensa de otra. Y de paso brindamos un homenaje a Juan de Mata Carriazo. Nos parecía, más que justo -ya que nunca fue ninguneado-, lógico, porque fue él quien impulsó la cuestión tartésica.

-Esas nuevas ideas de las que habla ya se han difundido de una manera u otra. ¿Cuáles son las principales conclusiones?

-Antes se pensaba que el Carambolo era un poblado tartésico, entendido como poblado indígena, que tenía relaciones con los fenicios. Ahora entendemos que el Carambolo fue un santuario muy importante y fenicio, fenicio puro, dedicado a la diosa Astarté y al dios Baal, la pareja divina de la religión de los fenicios. Se ha corroborado también que el tesoro no es parte del atuendo de un rey tartésico, sino que es el ajuar de un sacerdote. Había dos ajuares paralelos, similares aunque con diferente función, que se empleaban en sacrificios de bóvidos, vacas para Astarté y toros para Baal. Los pectorales, que de hecho tienen forma de piel de toro, irían sobre la testuz del animal y el ajuar sobre el lomo, al modo en que se visten hoy los toros para el Rocío. Y el sacerdote se ponía el collar, los brazaletes. Todo concuerda: se han encontrado los altares y el complejo arquitectónico responde perfectamente a esta teoría. Sigue habiendo muchos matices sobre Tartessos, pero lo que está claro es que no era esa civilización riquísima, indígena y con miles de años... sino que es fruto de lo que ocurre en esta zona con la colonización fenicia. Por ejemplo: América es lo que ocurre después de la colonización europea, de manera que los mayas y los aztecas siguen siendo mayas y aztecas, pero ya bajo un orden político nuevo. Bueno, eso aquí no fue así. Aquí, sin esa civilización fenicia no habría existido tartessos. Lo que ocurrió aquí desde el siglo IX al VI a.C. en la época de la civilización fenicia, eso es la médula de Tartessos.

-¿Qué implicaciones tiene esta reciente interpretación?

-Hay una idea muy rotunda: con el Carambolo se explica también la fundación de Sevilla. Stal, el primer nombre de Sevilla, era la ciudad fenicia, y frente a ella, cruzando las aguas y sobre un promontorio, estaba el santuario. Ahora el tesoro es propiedad del Ayuntamiento, que es casi un ejemplo de justicia milenaria, en cierta medida se ha rescatado un tesoro que se escondió en su santuario primitivo.

-Esto debe ilustrarse con piezas. ¿Cuáles son las más destacadas?

-Hay muchas nuevas, de las que salieron en las últimas excavaciones, y de las antiguas. También algunas réplicas, para explicar las teorías. Y habrá sorpresas... Hemos incluido además muchas piezas del entorno tartesso, de Carmona, Alcalá del Río, Marchena, Huelva... La exposición no es de Tartessos, aunque hay que hablar lógicamente de Tartessos. Han venido piezas de Huelva, Cádiz y Almería, fundamentalmente, y también del Museo Arqueológico Nacional de Madrid,de Badajoz, de un pequeño museo de Castroverde [un pueblo de la región de Alentejo, en Portugal]. Son piezas que ilustran el discurso, didácticas. Como otra que procede de Alicante: una cabeza de toro, hecha en caliza, con las huellas en la frente de una pieza en forma de piel de toro. Esas formas de piel de toro, que nosotros hemos llamado taurodermis, están apareciendo por toda la Península Ibérica de una forma casi obsesiva en los santuarios. Creemos que el toro se sacrificaba y sobre el altar con su piel se quemaban sus vísceras, y ese humo era el que agradaba a Dios. Así que esta forma de piel de toro absorbe la totalidad de esa ideología, de la misma manera que hace la cruz para el cristianismo.

-¿Qué más cosas dice este tesoro de la sociedad que lo utilizó?

-El santuario del Carambolo es ahora mismo el más grande fenicio encontrado en todo el Mediterráneo. Así que aquí había operaciones comerciales y culturales de mucha, mucha envergadura. Tenemos que pensar que este lugar fue visitadísimo por multitud de fenicios y por gentes de aquí, indígenas. Los santuarios funcionaban también como centros donde se emitían oráculos, como testigos de operaciones comerciales y avalistas, así que en cierto modo eran como bancos también. El Carambolo servía además de observatorio, ya que era el lugar más alto del entorno. Estamos hablando de un importante centro de decisiones, de consulta, y también de un lugar donde se sacralizó este territorio.

-¿Qué pieza cree que llamará más la atención del público?

-Yo creo que lo más importante es la fascinación de saber que está uno ante un original. Quien esté muy familiarizado con el tesoro sabrá diferenciarlo de la réplica, pero a la mayoría les parecerán unos y otros casi iguales... así que hablamos en cierto modo de un acto de fe. Aparte de esto, también la nueva interpretación del tesoro.

-¿Qué atención han recibido estas piezas fuera de Sevilla?

-Es muy conocido, entre otros motivos porque es muy raro: no es un tesoro femenino (diademas, collares...), de los que hay muchos aunque sean diferentes entre sí. Éste es único en todo el Mediterráneo. Su valor para la arqueología fenicia es fundamental; cosas que no tienen en el mundo fenicio, en Líbano, Chipre o Cartago, las tenemos aquí. De hecho, a partir de ahora, nuestra intención es llevar esta exposición al extranjero para consolidar estas ideas. Pienso que el tesoro va a viajar, quizás sus réplicas...

-¿En qué punto está el proyecto?

-Ahora mismo es sólo una idea, aunque ha habido ya algunos contactos. Nos gustaría proponerla a un lugar de Oriente y a otro de Occidente, los dos con peso. Israel e Inglaterra, por ejemplo.

-Algo esencial: ¿qué pasará después de esta exposición? ¿Tiene sentido que el tesoro vuelva a la cámara de seguridad de un banco?

-Bueno... Yo no soy del museo. Es muy fácil decir cosas que son muy complicadas porque hay dificultades que no se conocen...

-Pero como experto tendrá alguna preferencia, algún deseo.

-Ya se sabe que el Arqueológico va a entrar en obras para una reforma profunda, dure lo que dure. Yo supongo que lo llevarán a la cámara de seguridad, porque además la sala de exposiciones eventuales sirve precisamente para exponer otras cosas. Hay cuestiones complejas, como la seguridad. Ahora bien, cuando el museo esté ya perfectamente organizado... Pero yo pienso que volverá a su caja de seguridad. Eso le da más valor a esta muestra, esa cosa tan sevillana de haber visto ya o no el tesoro.

-Vamos, que le gustaría que se quedara en el Arqueológico.

-Es que es el sitio lógico. Estaría arropado por un discurso completo, junto a otros tesoros romanos, turdetanos, de distintas fechas. Siempre se ha dicho que es el segundo museo arqueológico más rico de España, pero yo diría que en muchísimos aspectos es el gran museo del país. Porque sigue creciendo de manera exponencial. El de Madrid tiene piezas importantísimas, pero no crece, está cerrado.

Un yacimiento que excitó la imaginación de los arqueólogos

La investigadora Araceli Rodríguez recuerda la emoción del hallazgo y las últimas hipótesis sobre el tesoro.

El hispanista alemán Adolf Schulten, historiador, filólogo y arqueólogo, dedicó sus investigaciones a otras zonas de la Península Ibérica, pero a la postre sería reconocido por sus estudios sobre una población milenaria con estatuto mítico, de la que en su época sólo se tenía constancia por fuentes escritas y orales. En 1958, durante una excavación para la sociedad del Tiro de Pichón en Camas, apareció el tesoro, y las primeras investigaciones establecieron que las piezas "no correspondían a ninguna época ni a ninguna cultura conocidas", aparte de que salieron a la luz restos de un tipo de cerámica que tampoco se había visto hasta ese momento.

El episodio, que recuerda la arqueóloga Araceli Rodríguez, autora, junto a Álvaro Fernández, de Tartessos desvelado, un volumen editado en 2007, excitó la imaginación de quienes ya habían leído con entusiasmo el famoso libro de Schulten, Tartessos. Contribución a la historia más antigua de Occidente, donde se alentaba la imagen romántica de una civilización indígena con miles de años de antigüedad.

El proceso para analizar el significado de ese hallazgo, cuánto y qué decía de la historia de Sevilla, ha estado marcado por modificaciones sustanciales en su interpretación. Las excavaciones realizadas en la zona cuando los terrenos pasaron a ser propiedad del ganadero Gabriel Rojas han marcado el último hito en la investigación de Tartessos.

Araceli Rodríguez participó en esa campaña, en la que se analizaron hasta 7.000 metros cuadrados de tierra y tras la cual se estableció que en ese lugar existió un santuario "de tipología oriental" cuyo origen se remonta a la llegada de los fenicios, explica la arqueóloga. Su hipótesis y la de su colega Fernández mantiene que las colonias fenicias de este tipo se organizaban en "ámbitos funcionales". Así, Sevilla fue la colonia "de primer orden"; el Carambolo, su santuario; y Alcalá del Río, uno de los principales puertos y observatorios para controlar la actividad en el Guadalquivir y la ruta de los metales desde Sierra Morena. "Eran -concluye Rodríguez- asentamientos conectados entre sí, y el eje más fuerte de control era el compuesto por Sevilla y el Carambolo, que de hecho se encuentran enfrente".

...

Un ajuar con más de 2.500 años

Sevilla expone por primera vez en nueve años el tesoro del Carambolo (FOTOS: © JULIÁN ROJAS / TEXTO: S. BELAUSTEGUIGOITIA) El País.com, 2 de octubre de 2009

Foto: El conjunto de las piezas. El Museo Arqueológico de Sevilla ofrece al público, hasta enero de 2010, una exposición que celebra el 50 aniversario del hallazgo del tesoro del Carambolo, que supuso un acontecimiento decisivo en la historia de la arqueología española. En la foto, parte del conjunto de piezas de origen fenicio.

Foto: La joya de un sacerdote. Las últimas excavaciones han demostrado que el tesoro procede de un santuario del dios Baal y de la diosa Astarté, deidades fundamentales de la religión fenicia. En la foto, un brazalete de oro del tesoro.

Foto: Hallado en Camas. El tesoro fue hallado en la localidad sevillana de Camas en 1958. El descubrimiento dio materialidad arqueológica a lo que hasta entonces sólo era un relato que figuraba en textos griegos comprendidos entre los siglos VII y III a. C. En la imagen, un collar formado por cadena y siete colgantes.

Foto: En el cerro de El Carambolo. El hallazgo de las joyas se produjo de la mano de unas excavaciones realizadas por el investigador Juan de Mata Carriazo en el cerro de El Carambolo. Los restos arquitectónicos exhumados disuadieron a los arqueólogos de que correspondieran a la ciudad de Tartessos mencionada por autores de la Antigüedad. En la foto, un frontil de oro con rosetas que recuerda una piel de toro extendida.

Foto: Un mundo interconectado. El Carambolo es un referente fundamental en la investigación de la protohistoria de la península Ibérica, concretamente del periodo comprendido entre los siglos VIII y VI a. C., en los que por primera vez el Mediterráneo se conformó como un mundo interconectado y con una cultura compartida. En la foto, un brazalete y otras piezas del tesoro.

Foto: Así se colocaban. Copia del tesoro del Carambolo colocada sobre un torso para representar cómo llevaba puestas las piezas el sacerdote. En un principio, las joyas del tesoro fueron consideradas tartésicas. Tartessos era la capital de un reino legendario situado en los confines del mundo conocido y que tenía un poderoso y longevo monarca llamado Argantonio.

Foto: El tesoro está formado por 21 piezas de oro puro elaboradas con técnica experta y un peso de 950 gramos. Es propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, quien lo retiró de la exposición permanente del museo en 1978. En los últimos 30 años, sólo se ha visto en cuatro ocasiones, la última hace nueve años.


Articulos relacionados en Terrae Antiqvae:

El tesoro del Carambolo, descubierto hace hoy cincuenta años

Fenicios

Visitas: 2248

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 2, 2009 a las 10:16pm
Excelente post, José Luis, con ese buen número de fotos de gran calidad.

Para los que estamos lejos de Sevilla, es casi como si se estuviera allí observando la exposición. Aunque el tesoro del Carambolo es archiconocido siempre gusta verlo, aunque sea a través de estas espléndidas fotos, que también tienen la particularidad de estar realizadas sobre el tesororo original y no de una reproducción del mismo.

Por otro lado, esperemos que se cumpla lo que ha dicho el alcalde de Sevilla, Alfredo Sanchez Monteseirín, cuando ha asegurado que no volverá a guardarse en una caja de seguridad, y que se estudiará la forma de que pueda verse de forma permanente en ese magnífico museo de Sevilla, que, cierto es, bien necesita una reforma en condiciones.
Comentario por ignacio el octubre 3, 2009 a las 12:31am
Me han gustado mucho las fotos del tesoro del Carambolo. Nunca lo habia visto antes. Me impresiona la delicadeza de talla de algunas piezas, y la belleza en la composicion de otras. Hablan de una civilización refinada, que a muchos nos resulta un tanto mítica, por desconocida.
Creo que estas piezas poseen un gran potencial exibicionista, y que podrían atraer al público, si se pudiesen sacar, junto a otras, configurando una magna exposición tartésica. Me recuerda un poco a los pecios localizados y hundidos, que no se pueden tocar.....un patrimonio estatal que no adolece de fondos para promocionarse ni para generar nuevos ingresos por si mismos, en espera de otros tiempos mejores, que nunca llegan.
Comentario por Iranice silva el octubre 3, 2009 a las 3:14pm
Muito interessante!!! Belíssimo tesouro!!
Lamentável que tamanha beleza, por medida de segurança, não possa ser admirada permanentemente. Espero que esta questão seja resolvida brevemente.
Comentario por el iberocelta el octubre 4, 2009 a las 11:02am
Me recuerda en cierta manera a la joyería que se encuentro en Micenas. Es preciosa y creo que es un buen momento en le tiempo para ver toda la historia escondida de Andalucía.
Comentario por Juan Carlos González el octubre 12, 2009 a las 12:38am
Es conocido por todos los historiadores y arqueólogos, que, en el sur de la Península Ibérica se halla el emplazamiento de la cultura tartéssica. Que en el siglo XX se encontró un gran tesoro denominado de "El Carambolo", también debe de serlo. Que las autoridades sevillanas y la Junta de Andalucía han montando una gran exposición con el verdadero tesoro (unos 30 kg. en oro de 24k.), algunos lo sabrán. Pero que el asentamiento se encuentra en un estado ruinoso, convertido en un vertedero, (con quema de rastrojos alrededor incluída), y que el enclave se utiliza como zona de "botellona" de los jóvenes y no tan jóvenes que vieven cerca del área de influencia, me pregunto, ¿cuántos lo sabrán? ¿Quién ha alzado la voz contra esta barbarie arqueológica?, supongo que, tras ver el estado, la respuesta es muy pocos.

Para muestra, adjunto el video de la zona, en el cual, los cimientos abandonados de un hotel que se íba a construir, y que gracías al desplome de la burbuja inmobiliaria no se construyo, los rastrojos calcinados (cosa que no le hace mucho favor al entorno), y la basura acumulada alrededor rodean este enclave que deberia de ser patrimonio de la humanidad, y gracias a la gestión de "los de siempre",no es más que una zona de "botellona" , abandonada a su suerte. ¡Bienvenidos a España!, patrimonio del desplome cultural.
Para ver video: http://www.youtube.com/watch?v=TCpT5nuWmng
Comentario por José Luis Santos Fernández el octubre 13, 2009 a las 10:47am
Arqueólogo del Carambolo lamenta que el yacimiento quede "al margen" del aniversario pese a su "nefasto" estado

Álvaro Fernández considera que se trata de "una de las grandes paradojas de este aniversario".

El Correo. 12/10/2009

El arqueólogo responsable de la investigación en el yacimiento del Carambolo, Alvaro Fernández, lamentó hoy que éste haya quedado "al margen" de las actividades e inversiones realizadas con motivo del aniversario del hallazgo del tesoro en este cerro de Camas (Sevilla) pese al "nefasto" estado en el que se encuentra.

Así, Fernández explicó a Europa Press que se trata de "una de las grandes paradojas de este aniversario", ya que "mientras se organizan exposiciones y congresos y hay financiación para esos eventos no la hay para la protección del propio yacimiento, ni medidas políticas para protegerlo ni tampoco financiación para el estudio completo de todo pese a las veces que se ha solicitado por parte del equipo de arqueólogos".

En este sentido, aclaró que "el yacimiento no está estudiado al completo y se puede sacar mucho más jugo aún de todo lo que ya se excavó", por lo que insistió en criticar que hayan mantenido este aspecto "al margen de toda esa serie de actuaciones que se han programado en el aniversario" y que no se haya atendido "la problemática de rentabilizar científicamente todos los datos que han salido y que se pueden conjugar de forma histórica".


"Pedimos financiación para proyecto para terminar de estudiar allí pero fue denegado y los intentos de acuerdo no han dado resultado", agregó Fernández, quien reiteró que "para otras cosas si hay apoyo institucional", mientras que "el equipo de técnicos de campo han pasado a un segundo plano en estos actos conmemorativos".

Además, planteó un doble problema, "para el propietario porque es un terreno baldío y para los investigadores porque es un terreno de estudio que está sufriendo un progresivo deterioro". Así, recordó que la Delegación provincial de Cultura de la Junta realizó años atrás una cubrición parcial, pero "el resto no se protegió de ninguna forma y se está viendo deteriorado por agentes atmosféricos y acciones vandálicas de expoliadores y curiosos".

Del mismo modo, apuntó que en esa zona prolifera el 'botellón' y hay "gran acumulación de basura", por lo que calificó de "nefasta" la situación actual del yacimiento. Según concretó, "se están perdiendo partes de muros por la erosión del agua y la vegetación, que hacen que los muros de adobe y los pavimentos que no se protegieron se destruyan".

En este sentido, el arqueólogo precisó que "se tapó la zona mejor conservada, que conformaba el núcleo central del santuario", pero señaló que "una gran zona de patio y de dependencias secundarias están sufriendo la acción de los agentes meteorológicos, animales y humanos".

VIGILANCIA Y VALLADO "URGENTE"

Por tanto, consideró que se necesita "un vallado urgente, porque está muy deteriorado y la puerta está rota, y vigilancia permanente, por lo menos hasta que deje de ir gente y se respete aquello", además de "terminar de cubrir todo el yacimiento hasta que haya un plan de puesta en valor o conservación definitiva". Con estas medidas preventivas, según aseguró, se conseguiría que "no se sigan alterando aquellas zonas que no se cubrieron hasta que se tenga una idea sobre lo que se va a hacer allí".

Por otro lado, avanzó que la Delegación provincial de Cultura podría estar gestionando una reforma de la catalogación del yacimiento "para que tenga más cautelas de protección", aunque admitió la "problemática" que se deriva del hecho de que la finca en la que se ubica el yacimiento sea de propiedad privada.

Ya el pasado mes de julio, el delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, consideró "complicada" la adquisición del cerro de Camas (Sevilla) donde en 1958 fue descubierto el famoso tesoro de El Carambolo, suelos titularidad del grupo promotor inmobiliario Gabriel Rojas y ahora ofertados al Gobierno andaluz.

No obstante, aseguró en declaraciones a Europa Press que la Consejería examina "con detenimiento" la propuesta dado el valor del yacimiento arqueológico que albergan los terrenos, a partir de una oferta del grupo Gabriel Rojas en cuanto a este cerro en el que se descubrió el citado tesoro, formado por un ajuar de 21 piezas de oro de 24 quilate y actualmente en poder del Ayuntamiento de Sevilla.

(2) La exposición 'El Carambolo' en el Arqueológico muestra restos encontrados en la zona, como desechos de fauna

Europa Press. 11/10/2009

La exposición 'El Carambolo 1958-2008. 50 años de un tesoro', que se muestra estos días en el Museo Arqueológico de Sevilla, aporta entre sus contenidos, además del tesoro original rescatado, los resultados de la investigación sobre los restos paleobiológicos encontrados en la zona de El Carambolo, un trabajo desarrollado por los laboratorios de Paleobiología, Química y Geología del Centro de Investigación y Análisis del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH).

Según informó IAPH en una nota, sus laboratorios realizaron el estudio paleobiológico de los restos de los animales terrestres y marinos que un día formaron parte de la vida cotidiana de los antepasados en la zona de El Carambolo. Son, en su mayoría, "los desechos de una fauna que garantizó el sustento de una población cuya alimentación incluía el ganado --vacas, cerdos, ovejas y cabras--, la caza y el marisqueo", aprovechando ciertos restos marinos para la construcción de suelos.

"Esta población que procedía de una cultura muy práctica que convertía el abastecimiento de carne en un ritual de iniciados tenía la comida y, sobre todo, la carne con una connotación sacra, tanto para consumirla como para prohibirla; además, les costaba mucho obtenerla, bien por el tamaño del animal o por lo que corre, en cualquier caso solía ser una proteína cara".

También se podrán conocer con la paleobiología los recursos naturales animales que alimentaban o manejaban los habitantes de la zona; inferir los hábitos alimentarios actuales, aunque los de esta población en materia de salubridad; analizar las condiciones químicas de los alimentos animales que harían de ellos unos seres sanos o proclives a las enfermedades; relacionar la continuidad de esas costumbres con las de sus propios sucesores y con sus vecinos y progenitores.

Cabe destacar que el tesoro fue hallado en el cerro de El Carambolo, en el municipio sevillano de Camas en 1958 por el albañil Alonso Hinojos del Pino, y los restos arqueológicos fueron exhumados por el profesor Juan de Mata Carriazo, quien comprobó que aunque los restos no se correspondían con la arquitectura que cabía esperar para la ciudad de Tartessos mencionada por Hecateo de Mileto, Herodoto y otros autores de la Antigüedad, vio el valor del hallazgo.

En este caso, la exposición 'El Carambolo. 50 años de un tesoro' celebra el cincuenta aniversario del hallazgo de este tesoro, y reúne una selección de objetos y documentos procedentes de diversos museos y colecciones, y entre los que está el tesoro original. La muestra se completa con textos, imágenes, ilustraciones, un audiovisual y otros recursos, así como varias piezas externas procedentes de otros museos españoles y portugueses.

RESTAURACIÓN DE LA PÁTERA DE LA JOYA

Por otro lado, en la exposición también puede apreciarse la restauración llevada a cabo por el Centro de Intervención del IAPH de una de las piezas expuestas, la pátera de la Necrópolis de La Joya, perteneciente al Museo de Huelva.

La pátera restaurada por el IAPH constituye un recipiente de probable función ritual realizado en bronce y se encuadra cronológicamente en la primera mitad del siglo VII a.C. De forma elíptica, destaca por la decoración cincelada de ascendencia fenicia de sus asas, que tienen forma de trapecio.

En el momento de su hallazgo en los años sesenta, en la tumba 16 de la necrópolis onubense, la pátera presentaba una gran fragilidad, por lo que fue necesario llevar a cabo una intervención que le devolvió la suficiente resistencia mecánica.

En el Centro de Intervención del IAPH, la pieza ha sido sometida fundamentalmente a un tratamiento de estabilización. Para ello, se han eliminando los productos de corrosión que podían acelerar su deterioro a través de una limpieza y una posterior protección de la superficie metálica. También se ha recuperado la unidad formal de la pátera mediante la unión de fragmentos en los extremos de las asas.

Asimismo, siguiendo la metodología de trabajo del Instituto, el tratamiento se ha complementado con estudios y análisis de la pieza, con objeto de profundizar en su conocimiento tanto a nivel histórico como material.

La restauración de la pátera forma parte de un proyecto de conservación más amplio, por el que el IAPH interviene, desde 2006, un conjunto de 47 piezas correspondientes a nueve tumbas de la Necrópolis de La Joya, todas ellas pertenecientes al Museo de Huelva.
Comentario por Juan Carlos González el octubre 14, 2009 a las 1:46am
Por cierto, para ver el actual estado en que se encuentra el asentamiento de El Carambolo: http://www.youtube.com/watch?v=N5LFej-245c
Comentario por José Luis Santos Fernández el octubre 14, 2009 a las 6:48pm
Arqueólogo del Carambolo asegura que ya le fue denegada una investigación y que aún se puede sacar "mucho jugo"

SEVILLA, 14 Oct. (EUROPA PRESS)

El arqueólogo responsable de la excavación en el yacimiento donde fue encontrado hace 51 años el Tesoro del Carambolo, Álvaro Fernández, aseguró hoy que la Delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía ya le denegó hace varios años una investigación en el cerro de Camas donde se produjo el hallazgo y consideró que aún se puede sacar "mucho jugo" del mismo.

En concreto, Fernández explicó a Europa Press que "en su momento se presentó un proyecto que incluía un estudio de la paleogeografía de la zona, para comprobar si Tartessos fue una zona costera, pero fue denegado y en lugar de insistir se decidió intentarlo por la Universidad de Sevilla, que tampoco consiguió dinero".

"Los profesores universitarios a los que acudimos no consiguieron dinero para la investigación, entre esperas y esperas han pasado años", apuntó el arqueólogo, quien insistió en la "paradoja" de que "sí lo han encontrado ahora para la celebración del aniversario" y barajó la posibilidad de "remodelar el proyecto y volverlo a intentar de nuevo" a Cultura.

En este sentido, precisó que, además de que "se puede excavar mucho más", a los materiales extraídos en la primera investigación, tales como los elementos cerámicos, por ejemplo, se les puede sacar "mucho jugo" todavía. Así, señaló que el propietario de los terrenos, el empresario Gabriel Rojas, financió las catas arqueológicas pero "no tenía por qué pagar unos análisis que son más de investigación que de definición del yacimiento".

El Carambolo. Historia lamentable de un asentamiento arqueológico
http://laopiniondelpueblo.blogia.com

* Gracias Juan Carlos González

Del mismo modo, Álvaro Fernández aclaró que "lo más importante es la protección" de la zona, ya que "no está cubierto todo, ni siquiera todo el cuerpo central del santuario, queda gran parte sin cubrir", y reiteró que "se podría investigar más".

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía instó ayer a Fernández a presentar un proyecto de investigación arqueológica. "Por lo que sabemos, el lugar donde se encontró el Tesoro de El Carambolo estaba rodeado de una superficie de adobe, que es lo que se ha protegido, pero fuera de ahí prácticamente no hay nada que explotar y todo lo que había ya se sabe", afirmaron fuentes de Cultura, señalaron que "si este arqueólogo cree que hay algo más que investigar, que presente un proyecto que será valorado por la Comisión de Arqueología".

Así respondió la Junta a las críticas del arqueólogo, que lamentó que el yacimiento se haya quedado "al margen" de las actividades e inversiones realizadas con motivo del aniversario del hallazgo del tesoro pese al "nefasto" estado en el que se encuentra.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más