Derriban una iglesia de origen visigodo con una retroexcavadora en Jerez de los Caballeros

Iglesia visigoda de Santa María de Brovales en Jerez de los Caballeros, Badajoz, antes de ser derruida.

Solo la espadaña que se alza sobre la puerta de acceso oeste de Santa María de Brovales permanece en pie, como testigo mudo del abandono y la barbarie. El resto de esta iglesia de origen visigodo de Jerez de los Caballeros, en Badajoz, ha sido demolido con las acometidas de una retroexcavadora que se ha llevado por delante no solo las ruinas de este bien patrimonial extremeño casi por completo, sino también restos romanos del yacimiento en el que se ubica.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está investigando el derribo de casi la totalidad de este templo, que se cree que estuvo vinculado a los templarios y que vivió en la Edad Media su época de esplendor. Hay escritos del año 1503 que hacen referencia a esta ermita de nuestra Señora de Santa María de Brovales.

«Desafortunadamente no se ha podido evitar el daño», ha declarado la alcaldesa de Jerez de los Caballeros, Virginia Borrallo, quien ha explicado hoy que el pasado domingo fueron alertados por los vecinos y se informó a la Guardia Civil y a la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura. Al día siguiente, la propia alcaldesa, junto con concejales de su equipo de Gobierno y efectivos del Seprona se personaron en la finca privada en la que se ubica la ermita para comprobar el derribo llevado a cabo, que ha supuesto la destrucción casi total de la construcción. Los técnicos municipales han elaborado un informe y expertos la Unidad de Protección del Patrimonio de la Junta de Extremadura se desplazaron este martes a la finca para evaluar los daños. «Los hechos se han puesto en conocimiento del Juzgado a fin de determinar la responsabilidad respecto a los mismos y las posibles acciones que se deriven de ello», señala el Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros en una nota.

La ermita de Santa María de Brovales está incluida en el Catálogo de Bienes Protegidos de Extremadura, con categoría A y grado 2 como elemento de interés prioritario, y se encuentra dentro de la Carta Arqueológica regional por el yacimiento que hay en su entorno. Además figura en el catálogo municipal de inmuebles de valor artístico, histórico y arquitectónico situados fuera del casco histórico, como un «edificio singular de interés prioritario», según ha destacado Manuela Cordobés, responsable de Patrimonio del Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros.

Cordobés ha explicado que, «aunque se desconocen los motivos de este suceso, hay indicios de unas obras que se estaban acometiendo en dicho lugar sin el correspondiente permiso municipal y cuya relación con los hechos se está investigando». A su juicio, el derribo «es un atropello contra el patrimonio de todos los extremeños».

El arqueólogo Víctor Gibello se lamenta de esta «pérdida de valor incalculable». Según señala a ABC este experto, delegado de Hispania Nostra en Extremadura, «Santa María de Brovales era una de estas joyas rurales que tenemos en nuestros campos». Se erigió en época visigoda sobre un importante yacimiento romano y cuando el territorio fue nuevamente conquistado, la Orden del Temple la convirtió en «un oratorio muy interesante, con elementos góticos», continúa explicando. Las últimas reformas se realizaron en época barroca y su culto se mantuvo hasta el siglo XIX en que terminó abandonándose y se transformó en una casa de campo.

Perdido para siempre

Gibello había visitado el lugar en diversas ocasiones y da fe de que «su estado de abandono era enorme», pero «era perfectamente recuperable con una restauración», subraya. Ya nunca podrá realizarse y nunca podrá ser estudiado. «Un monumento histórico -explica el arqueólogo- es un documento histórico que habla de las gentes que habitaron el lugar, de sus costumbres, sus vidas, de tantas cosas perdidas». El de Santa María de Brovales ya no podrá revelar sus secretos, es un capítulo de la historia que, por desgracia, se ha perdido para siempre.

«Su propietario ha decidido demoler un monumento que formaba parte de nuestro Patrimonio. Con su decisión nos ha robado un legado que no solo le pertenecía a él, el Patrimonio es un bien común, es la herencia de nuestros antepasados, una herencia preciosísima que tenemos obligación de entregar a las generaciones venideras».

También desde la Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (Adenex) se lamentan del destrozo. En cuanto tuvieron conocimiento de los daños, el responsable de Patrimonio, Antonio Díaz, envió un escrito a la Dirección General de Patrimonio y la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura informando del suceso y y solicitando que se considerase el mensaje como un escrito de denuncia y se abriese un expediente sancionador. En otra solicitud enviada al Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros, pidieron información sobre si el derribo estaba amparado por alguna licencia.

«En este tipo de edificios sólo están permitidas las obras de consolidación, conservación, restauración y reforma restringida, y esta última siempre y cuando no afecte a elementos significativos. En ningún caso además las obras pueden afectar a elementos estructurales. Para su realización necesita un Estudio Previo Urbanístico que ha de ser aprobado por el Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros y por la Consejería de Cultura», explican. El Ayuntamiento ha confirmado que no se cursó solicitud alguna para ninguna obra y no contaba por tanto con licencia.

A la espera de los resultados de las investigaciones del Seprona, el arqueólogo Víctor Gibello avisa de otro de los muchos bienes patrimoniales de Jerez que podría sufrir en el futuro una fatídica suerte. «El puente que se dice que es romano y que está en la 'lista roja' de Hispania Nostra corre el serio riesgo de que desaparezca en el próximo invierno».

La iglesia Santa María de Brovales, en Jerez de los Caballeros tras su derribo casi total - Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros

Fuente: abc.es | 25 de marzo de 2021

Visitas: 1110

Comentario por Marisa Martinez de Pinillos el marzo 26, 2021 a las 11:03am

Aparte de que al responsable, cuando se encuentre, le caiga encima el peso de la ley, me gustaría que se publicase su nombre y a ver si eso sirve de ejemplo de alguna manera.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más