Bandurria, la civilización que llegó del desierto

Foto: Las edificaciones circulares son características de la civilización Bandurria. Foto: Noticieros Televisa.
Arqueólogos peruanos estudian la civilización Bandurria, quizá la cultura más antigua del continente.

Vía: Ricardo Burgos | Noticieros Televisa, LIMA, Perú, mayo 29, 2008

Bandurria es el nombre de un ave que vivía entre los humedales y lagunas que limitan con el mar en el litoral norte del Perú. Fue el nombre que tomó una civilización que surgió cuatro mil años antes de Cristo, en plena época del periodo Precerámico Tardío o Arcaico Tardío.

Descubierta recién en 1973, algunos arqueólogos sostienen que Bandurria es la civilización más antigua de América. Su construcción es lítica, no tiene cerámica, no hay por tanto registros gráficos, pero bajo sus muros se han encontrado prendedores hechos de huesos de aves, shakiras y cuentas de piedra, así como canastas de junco y esteras de totoras.

Otros científicos sostienen que Caral, ubicada en el área norcentral del Perú, cerca de Bandurria, es la población organizada más antigua de América.

En todo caso, cuando en Egipto se construían las pirámides de Sakara y Giza o cuando se ocupaban las ciudades sumerias en Mesopotamia, en Perú se edificaban Bandurria y Caral con sus pirámides truncas y plazas circulares rituales.

Bandurria, ubicada 141 kilómetros al norte de Lima, creció mirando al mar, al imponente Océano Pacífico. Se levantó sobre 54 hectáreas y albergó a más de 8 mil 500 habitantes.

Es un sitio monumental con diez pirámides truncas y seis plazas circulares hundidas para protegerse de los intensos vientos que resuellan en el árido desierto. Actualmente, una de las plazas, un círculo perfecto de 360 grados, con cuatro accesos al igual que los puntos cardinales, ha sido plenamente restaurada. Es una construcción de piedra unida con barro de gran solidez.

Allí, los sacerdotes quemaban ofrendas, paquetes con peces y frutos agrícolas. Era el lugar de culto a los dioses de la naturaleza: el Sol, la Luna, el Mar, los vientos.

Otra de sus seis plazas, donde los trabajos de restauración aún no concluyen, se ha convertido en el escenario del mayor hallazgo histórico del sitio monumental: restos humanos sacrificados hace más de seis mil años.

El arqueólogo Alejandro Chu Barrera, director del proyecto arqueológico Bandurria dijo que los restos encontrados son dos pares de piernas y caderas y un cuerpo decapitado. Se trataría de tres personas, dos de ellas mujeres, sacrificadas para calmar la ira de los dioses.

El guía del sitio, Jorge Cabanillas, dijo a Noticieros Televisa que en la zona doméstica de la ciudadela se han encontrado también los restos de un niño, de entre 8 a 12 años de edad, igualmente sacrificado. Un ritual extremo, no muy común para la época, pero que testimonia el temor de los antiguos peruanos a los cambios climáticos que alteraban y ponían en riesgo su forma de vida.

Otras diez edificaciones, entre plazas y pirámides truncas, permanecen aún ocultas bajo la arena del desierto en ese sector de la costa peruana. No sería raro encontrar más restos de personas víctimas del sacrificio humano.

En el Perú antiguo, como en otras grandes culturas de América, entre ellas la Maya, Azteca e Inca, los sacrificios humanos forman parte de su historia. Estas ofrendas humanas tienen, sin embargo, distinta connotación.

En Bandurria, era un acto ritual extremo. Era el último recurso para aplacar la ira de los dioses. Los pobladores no entendían lo que hoy se conoce como el fenómeno del Niño, pero sí sus consecuencias desastrosas. Al elevarse la temperatura del mar, la tierra se secaba, los ríos languidecían y el fantasma de la sequía y el hambre recorría sus comarcas.

En la cosmovisión del primer habitante de América, la única manera de mitigar los cambios climáticos, era ofreciendo a los dioses un presente, pero si las calamidades de la naturaleza persistían, entregaban entonces como ofrenda final los sacrificios humanos.

Los elegidos eran niños y jóvenes, especialmente mujeres, entre 18 a 24 años. Para estos ofrendados, morir en el altar de los dioses, significaba vivir para siempre.

Bandurria, seis mil años después, vive también en el tiempo. Las autoridades municipales de la provincia de Huaura, al norte de Lima, donde se aloja el sitio arqueológico, se han propuesto despertar al gigante, un gigante que sigue sepultado bajo la arena caliente del desierto.

En unos diez años, el sitio arqueológico habrá sido puesto totalmente en valor, pero las excavaciones hasta hoy realizadas permiten definir que Bandurria es un gran complejo arquitectónico de estructuras cívico ceremoniales, un centro urbano con arquitectura pública de escala monumental, comparable a la encontrada en Caral, la otra gran ciudad peruana más antigua del Continente, ubicada en la cuenca de Supe, en el valle de los orígenes de la civilización americana.

Visitas: 961

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más