Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos VI: En los juzgados

Habiéndose publicado en el DNA de hoy una noticia relevante que afecta a una de las tres denuncias presentadas, en este caso la de Euskal Trenbide Sarea (ETS), y dada la extensión de los comentarios al anterior post de la serie, "Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos V: En espera de los j...", parece procedente abrir una nueva sección de la misma.

LA JUEZA NO VE DELITO POR EL 'CASO VELEIA' EN LOS TRABAJOS QUE ELISEO GIL REALIZÓ PARA EUSKOTREN

La magistrada sobresee una de las dos denuncias de la firma por fraude y daños
El auto recuerda que el convenio de patrocinio entre ambas partes se firmó años antes de la aparición de los grafitos

Garikoitz Montañés

VITORIA. Cuando parece que el caso Veleia ya no puede generar más sorpresas, siempre tiene una vuelta de tuerca pendiente. La jueza ha decidido sobreseer una de las dos querellas presentadas por EuskoTren -en concreto, se trata del litigio de Euskal Trenbide Sarea- contra los responsables de Lurmen, la empresa encabezada por Eliseo Gil e Idoia Filloy y responsable de los otrora revolucionarios hallazgos del yacimiento romano, por presunto fraude y daños en recinto arqueológico. La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Vitoria entiende que "no aparece suficientemente justificada la perpetración de una infracción penal". Contra esta decisión aún cabe recurso.

El arqueólogo Eliseo Gil, ex director del yacimiento de Veleia. Foto: M. Ruiz

Las expectativas generadas por los hallazgos de Iruña Veleia, basados en unos grafitos con inscripciones en euskera, latín y de temática cristiana llamados a cambiar la Historia, saltaron por los aires el 19 de noviembre de 2008: una comisión de expertos activada por el Departamento foral de Cultura concluyó que las inscripciones eran falsas. Ese anuncio conllevó la decisión del Ejecutivo foral de retirar los permisos de excavación a Gil, que siempre ha negado las acusaciones, y de cerrarle las puertas del yacimiento. Pero el asunto no quedó ahí, ya que también comenzó una batalla legal en los tribunales.

La Diputación anunció, ya en marzo de 2009, que presentaba una querella con doble vertiente para tres personas vinculadas a Lurmen: por un lado, cargó contra Eliseo Gil y el geólogo Óscar Escribano por un presunto delito de atentado contra el patrimonio cultural y, por otro, contra el físico nuclear Rubén Cerdán y el propio Gil por estafa. El asunto fue más allá, puesto que la empresa pública que financió los trabajos de Lurmen, EuskoTren, también presentó sendas demandas -la firma en su día dividió el patrocinio entre la propia EuskoTren y Euskal Trenbide Sarea (ETS)-, en este caso contra el ex director y la ex codirectora de Veleia, Gil y Filloy.

El panorama, así, se complicó de tal forma en los tribunales que, por momentos, hasta tres juzgados diferentes manejaron información en torno al caso Veleia. Desde la Diputación y EuskoTren, de hecho, se barajaba la posibilidad de aunar sus querellas. Gil, por su parte, también respondió presentando una denuncia contra la Diputación y la UPV que, sin embargo, fue archivada. La situación ahora se repite, pero a la inversa.

La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Vitoria ha sobreseído las acusaciones de ETS. En el auto, al que ha tenido acceso este rotativo, la magistrada se centra sobre todo en las acusaciones de estafa. La jueza destaca, como ya sostuvo la Fiscalía, que el acuerdo entre el querellante y Lurmen es cuatro años anterior a la aparición de los hallazgos excepcionales y que, por tanto, los arqueólogos no tenían el propósito de engañar a la empresa.

EuskoTren y Lurmen suscribieron su acuerdo, en concreto, el 27 de abril de 2001, mediante el que la firma pública se comprometía a financiar la excavación en Veleia entre 2001 y 2010 a cambio de casi 620.000 euros. En 2004, nace Euskal Trenbide Sarea que, dos años más tarde, se reparte el presupuesto con ET. La compañía abonó, entre 2006 y 2008, unos 648.000 euros para este fin. Sin embargo, la magistrada considera que "la aportación patrimonial del querellante no obedece a la aparición de los grafitos" y, además, "tampoco se alega que la aportación se hiciera por la promesa de encontrarlos".

En definitiva, la jueza entiende que el mecenazgo financió un trabajo arqueológico que, de hecho, se ha realizado, "por lo que en origen no existió engaño alguno". Además, por los hallazgos de las piezas "no consta, ni se denuncia, que el querellante hubiera incrementado su aportación patrimonial".

OTROS DELITOS, OTRAS VÍAS

La magistrada, finalmente, también hace referencia tanto al perjuicio a su imagen que, según ETS, ha supuesto el escándalo de Veleia como al presunto daño causado al yacimiento arqueológico. Por un lado, entiende que para el daño al honor bastaba con acudir a la vía civil y mercantil y, por otro, que si se produjo un delito contra el patrimonio arqueológico, ETS debería presentarse "como acusación popular, presentando fianza, y no como perjudicado".

Llama atención, además, la celeridad con que el juzgado ha solventado esta querella, puesto que se anunció en mayo y el auto fue dictado, pese a las vacaciones, el pasado 17 de agosto. Este sobreseimiento provisional, contra el que cabe recurso, marca un precedente que podría motivar que, en próximas fechas, la denuncia pendiente de EuskoTren siga el mismo camino. Un nuevo enredo para un caso que no termina de aclararse.

LA POSICIÓN DE LA FISCALÍA AL PEDIR EL ARCHIVO DE LA CAUSA, CLAVE EN LA DECISIÓN JUDICIAL

El auto de la magistrada hace referencia en cuatro ocasiones a los argumentos anunciados por el fiscal

G. Montañés

VITORIA. El posicionamiento de la Fiscalía Provincial de Álava en el caso Veleia ha sido clave en la decisión judicial. El auto hace referencia en al menos cuatro ocasiones al razonamiento que llevó al fiscal a pedir el archivo de una de las denuncias de EuskoTren por las mismas razones que ahora esgrime la jueza: el convenio entre la firma pública y la empresa Lurmen, con Eliseo Gil al frente, se firmó cuatro años antes del inicio de los hallazgos y estos no motivaron un aumento del presupuesto de mecenazgo.

La posición de la Fiscalía, en cualquier caso, resultó sorprendente sólo hasta cierto punto. Y es que, en un primer momento, la Diputación alavesa simplemente trasladó la información del caso Veleia al fiscal jefe, Josu Izaguirre, para que estudiara el caso, pero la primera reacción de Izaguirre, el 5 de diciembre de 2008, fue solicitar más documentación. Ya en marzo, después de que Izaguirre mostrara sus dudas sobre la metodología seguida por el Ejecutivo foral en este caso, el Gobierno dio un paso más y presentó formalmente una querella contra tres personas vinculadas a Lurmen: Eliseo Gil, Óscar Escribano y Rubén Cerdán.

A Gil, de hecho, se le acumularon las causas en los tribunales, puesto que a la denuncia de la Diputación se sumaron las dos de EuskoTren, también por fraude y daños al patrimonio. Sin embargo, en julio, la Fiscalía solicitó el archivo de una de las querellas, la de ET. Fuentes del proceso incluso apuntaron que no se había repetido la fórmula con la otra causa de ETS porque el Ministerio Público no había recibido notificación de la misma.
.................................

Al día siguiente, en El País:

LA JUEZ ARCHIVA LA QUERELLA DE UN PATROCINADOR POR EL FRAUDE DE IRU...

El País - Vitoria - 06/09/2009

El Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria ha sobreseído una querella contra el arqueólogo Eliseo Gil e Idoia Filloy, directivos de la empresa Lurmen y responsables del yacimiento romano de Iruña-Veleia cuyos hallazgos resultaron falsos, presentada por la sociedad pública Euskal Trenbide Sarea (ETS), que patrocinó junto a EuskoTren las excavaciones. La juez entiende que "no aparece suficientemente justificada" la existencia de una infracción penal, puesto que el acuerdo de mecenazgo se firmó cuatro años antes de la aparición de las inscripciones en euskera y dibujos de temática cristiana calificadas por Gil de "excepcionales" en junio de 2006. El fallo es recurrible.

La sentencia argumenta que los arqueólogos no tenían el propósito de engañar a la empresa al presentar los hallazgos, debido a que la aportación no estaba condicionada a su aparición, según adelantó Noticias de Álava. La justicia aún debe pronunciarse sobre la querella de EuskoTren por el mismo motivo (ambas compañías compartían desde 2004 el patrocinio), y la presentada posteriormente por la Diputación de Álava.

Sobre el perjuicio de imagen invocado por ETS por el fiasco, la sentencia, siguiendo la opinión del fiscal, resuelve que para exigir reparaciones bastaba con acudir a la vía civil y mercantil. Añade que, de existir un delito contra el patrimonio arqueológico, la empresa debería acudir como acusación popular y no como perjudicada.

..................................

P.D.- Permítaseme una apostilla. Con los datos expuestos, para un lector común, no experto en leyes, y no habiendo podido leer la totalidad de los argumentos, este auto de sobreseimiento sentaría un curioso principio: En cualquier acuerdo que se firme, por ejemplo a diez años, una de las partes puede engañar a la otra sin consecuencias ni responsabilidad penal, siempre que el propósito de engañar no fuera inicial sino sobrevenido, en el transcurso de la ejecución plurianual del convenio. Dicho así no sé si será legal -me imagino que sí, pues lo sostienen un fiscal y una magistrada- pero al menos muy lógico no suena.

Traslademos el caso a otro ámbito: Un organismo público adjudica a una empresa particular la ejecución de un plan de viviendas a diez años. Si a los cinco años la empresa, o alguien, comienza a sustituir algunos ladrillos aquí y allá por bloques de cartón-piedra, como los primeros cinco años se hicieron las casas perfectamente, cuando nadie tenía intención de engañar, pues lo que ocurra después no es importante, no pasa nada, aunque un edificio empiece a agrietarse, o se venga abajo. No tiene lógica que algo así no conlleve cierta responsabilidad penal sólo por haberse producido con posterioridad a la adjudicación. El incremento patrimonial para la empresa, o el enriquecimiento ilegítimo, se darían a partir del momento en que los materiales usados y la obra prometida -en definitiva el resultado final- no tuvieran ya el valor estipulado al principio, por el que el organismo pagaría a la constructora lo mismo cada año.

Y todo ello además sin entrar antes que nada a establecer si los ladrillos son auténticos o de cartón-piedra, ni si el cambiazo lo hizo la empresa, sólo alguien de ella, algún avispado obrero, o quién... Porque, ¿qué impide a un juez, si considera que no está bastante justificada, completar por sí mismo la "justificación de la perpetración de una infracción penal"? A veces el ciudadano de a pie no consigue entender los razonamientos de la Justicia.

Visitas: 3340

Comentario por Percha el noviembre 19, 2009 a las 10:18am
"Pregunta: Los investigadores de los laboratorios IKER han apoyado mediante un escrito las conclusiones de Gorrochategui y Lakarra. ¿Le parece que rechazan (el contenido) de su artículo?.

Respuesta: Los investigadores de los laboratorios IKER, pero quienes?. Yo he leído en Internet un texto anónimo, muy genérico, sin concretar. Yo también soy miembro investigador de los Laboratorios IKER y no he firmado nada ni he visto nada. Y en ese escrito no se hace mención alguna ni de mi nombre, ni de mi apellido ni mis investigaciones. Yo al menos no sé a quién va dirigido (para quién es). Los investigadores de los laboratorios IKER nos conocemos casi todos, pero nadie de ellos ha puesto en entredicho mi articulo-investigacion y los argumentos allí recogidos, ni uno sólo de los argumentos. Luego es de pensar que están de acuerdo con mis argumentos. Yo estoy presto para el debate, pero seriamente."


Pues ya sabe el Sr Iglesias a quien se refería el comunicado (aunque ya estaba muy claro).

Si no es miembro no es miembro, por muchas vueltas que se le quiera dar. Supongo que el director de IKER lo sabrá (en los procesos de intenciones, Addison, no entro). Si colaboró, o no, en algún momento pasado, no lo sé. Pero ahora NO es miembro, y como tal le presentan: "El amplio y documentado estudio del Dr. en Estudios Vascos Héctor Iglesias (Centre de recherche sur la langue et les textes basques -IKER-, CNRS: UMR5478 – Université Michel de Montaigne - Bordeaux III – Université de Pau et des Pays de l'Adour)....". Pues ni de IKER, ni de la universidad de Burdeos, ni de la de l'Adour.

¿Alguien hablaba el otro día de ética científica?
Comentario por Alicia M. Canto el noviembre 19, 2009 a las 10:31am
Lakorzana: A mí tampoco me gusta nada la eliminación de los números de páginas intermedias, pero parece que es cosa de los norteamericanos que manejan las comunidades éstas Ning, y ya se sabe... quizá si hay muchas protestas se lo repiensen.

Percha: Cierto, pero al menos tuvo que ser miembro asociado de verdad. Porque, si no, no se explica que tenga publicados con ellos más de 40 trabajos, poniendo su condición de miembro de IKER, y que nunca le hayan dicho nada. Y, si tuvo con IKER el tipo de relación que fuera, esto debía de aclararse bien, no negarlo todo.

Es verdad que unos más que los otros, pero me parece que aquí ambos bandos deforman o dejan algunas cosas en la penumbra, y que muchos hilos están muy entrecruzados y siendo estirados por detrás, en las zonas que la mayoría no vemos.
Comentario por José Luis Santos Fernández el noviembre 19, 2009 a las 1:50pm
Año 1 después de Veleia

Vía: Ángel Resa | El Correo Digital.com, 19 de noviembre de 2009

A costumbrados en la arqueología a fechar hallazgos antes y después de Cristo hoy podría decirse que se cumple el año I del escándalo en torno al yacimiento alavés de Iruña Veleia. Hace doce meses que unos profesores de la UPV rebajaron poco menos que al timo de la estampita los magnos descubrimientos lingüísticos y religiosos, unos sobre las inscripciones en euskera y otros relacionados con el calvario del Salvador. Eliseo Gil y su equipo se encargaron de presentarlos como el 'non plus ultra', e hicieron que la comunidad internacional virase sus ojos hacia esos terrenos próximos a Nanclares de la Oca.

Un año más tarde de que el grupo de científicos denunciara la falsedad de aquellas pistas, el contencioso sigue encerrado entre las cuatro paredes del Palacio de Justicia vitoriano. A él recurrieron Euskotren y ETS, las empresas públicas vascas que inyectaban dinero generoso al grupo de Gil mediante un convenio de patrocinio a largo plazo, y la Diputación. Tanto las firmas como el Palacio de la Provincia se sintieron estafados ante lo que consideraron poderosos argumentos de los profesores universitarios, moscas al principio e incrédulos después. Es más, el departamento foral que encabeza Lorena López de Lacalle entró a saco contra los explotadores del yacimiento y no ha bajado el pistón de su enfado.

La Diputación venía escaldada de asuntos anteriores. Sólo hace falta rebobinar un poco en la memoria para acordarse de las famosas, que no célebres, cuevas de Zubialde. El responsable de Cultura en aquel gabinete llegó a proclamar el hallazgo de las presuntas pinturas rupestres -falsas como los cariños de Judas- como 'la capilla sixtina' de la época. Confiemos en que algún día no salga un portavoz vaticano a confesar que el techo pintado por Miguel Ángel en el corazón espiritual de Roma no fue así, sino la obra de un tal Ángel Miguel que pasaba por ahí.
Mientras, Eliseo mantiene su condición de inocente y se agarra a que un fallo judicial le restaure el honor perdido para cobrarse luego el frío plato de la venganza.
Comentario por Alex el noviembre 19, 2009 a las 2:20pm
Se dice "spin-off", explicado como efecto o giro fuera del producto o la trama principal. Pero como aquí el origen linguístico carece de relevancia, solo la dejo caer para todo aquel que quiera aprender el idioma adecuadamente.
Y por favor, prosigan.
Comentario por Percha el noviembre 19, 2009 a las 3:16pm
¡Qué malo es haber sido expulsado a las tinieblas!

El "ínclito" hator-Ra, allí donde no da la luz, dice que no ha habido informes epigráficos, que las opiniones de Alicia (breve referencia, para despistados) valen tanto como las suyas (casi ná). Y olvidando además que Isabel Velázquez es Catedrática de Filología Latina y directora del Archivo Epigráfico de Hispania y de su revista, Hispania Epigraphica.

En fin, parece que todo vale.
Comentario por Roslyn M. Frank el noviembre 19, 2009 a las 11:50pm
Lakorzana: Ud. ha dicho:

No me gusta el cambio del índice, antes sabía que había leído hasta la página 90 y pico, y que había tres páginas de comentarios nuevos.

Alicia: Lo siento pero a mi tampoco me gusta el cambio del índice. A veces por alguna razón uno quiere volver a leer algo y sabe más o menos la fecha en que apareció (o más o menos el número de la página en que estaba leyéndolo antes).

Con el sistema viejo era relativamente fácil localizar los mensajes por fecha, saltando las “páginas”. Ahora con el nuevo índice uno tiene que empezar al comienzo (¡!!de 900+ mensajes!!!) o empezar al final y regresar al punto deseado, hojeando los mensajes de por medio, uno por uno.

Además con vistas al futuro, el nuevo sistema hace casi imposible que un investigador, sea periodista, académico o ciudadano de a pie, utilice este foro en concreto como fuente de información y estudio. En fin, el cambio de índice no me parece el más adecuado para un foro del tamaño e la importancia de TA. ¿No habrá alguna posibilidad de recuperar el formato de antes, o sea el viejo índice?

Saludos.
Comentario por Roslyn M. Frank el noviembre 20, 2009 a las 5:54am
Alicia: Otra cosa. Ayer Ud. dijo:

Por otro lado, la Plataforma de apoyo (que, según se avisó, tras la recogida de firmas de hoy se dará por concluída), ha dado un salto repentino desde los más de 600 a los pocos más de 1000 firmantes actuales…

Que yo sepa, la campaña de recogida de firmas promovida por la Plataforma SOS-Veleia sigue adelante. Y si hubo algún “aviso” de lo contrario, me temo que la fuente no estaba muy bien informada de lo que dijeron los voceros de la Plataforma.

Saludos.
Comentario por Percha el noviembre 20, 2009 a las 8:29am
Comunicado de prensa 19 de noviembre 2009

IRUÑA-VELEIA. UN AÑO DESPUÉS

El 19 de Noviembre se cumple un año del día en que, de forma totalmente irregular, fuimos
apartados del proyecto de investigación al que llevábamos dedicando 15 años de ilusionante trabajo en Iruña-Veleia. Como consecuencia directa de ello nos hemos visto imposibilitados para continuar con nuestra profesión, con una trayectoria a nuestras espaldas de 3 décadas y se nos ha arrastrado por el tortuoso camino de la difamación pública más o menos encubierta. Todo ello por una decisión política de la actual titular de la cartera foral de Euskera, Cultura y Deportes. Decisión que se fundamentó en las conclusiones de los informes de una comisión asesora nombrada por ella misma y que se materializó en una Orden Foral. Pero, curiosa y lamentablemente, en el momento en que ésta se redactó, sólo estaba entregado uno de esos informes. Cuando, un mes después de la finalización de la Comisión, se aportó la versión definitiva de los demás, éstos realmente no aportaban prueba alguna de aquello que había fundamentado la acusación, es decir; no demostraban que los grafitos –unos 400- fueran fruto de una falsificación actual. Ni siquiera llegaban a probar que no pudieran corresponder a época romana.

En relación a la pretendida y no demostrada falsificación, y habida cuenta del conocido
recorrido que han tenido las demandas en la Fiscalía, se han ido extendiendo, de forma
intencionada, rumores sobre su autoría. Rumores creemos que destinados a condicionar la
toma de decisiones en quienes compete, a evitar potenciales apoyos y a asentar posiciones ante la galería vendiendo como solucionado lo que dista de estarlo. Porque… ¿cómo se puede culpabilizar a alguien de un delito cuando éste no se ha demostrado?

Diputación ha negado desde el primer momento, tanto la posibilidad de abrir el necesario debate científico como de llevar a cabo una serie de sencillas y poco costosas pruebas
analíticas, aún a sabiendas de que podrían ayudar a la resolución del caso. ¿Por qué? Ustedes mismos pueden sacar sus conclusiones.

Pese a ello y a las fuertes presiones académicas, mediáticas y de todo tipo que ha habido, el debate científico se ha producido de forma natural. Y se ha materializado en 13 nuevos
informes. Cuatro de ellos avalan la idoneidad del método arqueológico empleado por
nosotros. Otros seis se centran en el contenido de los grafitos desde el punto de vista de la lingüística latina y vasca, de la epigrafía, paleografía, iconografía; llegando a la conclusión de que se trata de grafitos perfectamente posibles en época romana, además de dar cuenta de que muchos de los aspectos señalados como ‘imposibles’ por la comisión para esa cronología, no lo son y se documentan ampliamente en la Antigüedad. Finalmente hay 3 informes que analizan las evidencias físicas que presentan los grafitos en su superficie y que demostrarían que no puede tratarse de falsificaciones actuales, aportando las vías de análisis que permitirían confirmarlo.

Como entendemos que el debate científico es un tema pendiente, consideramos la posibilidad de llevar a cabo un encuentro abierto, un Congreso, en un plazo de tiempo no muy lejano, al que estarán invitados los miembros de la Comisión. Mientras tanto, les adelantamos que próximamente vamos a publicar a través de una página web, los denominados grafitos excepcionales, con su descripción, con el material fotográfico disponible y con el contexto arqueológico de cada uno. Este material se pondrá a disposición de aquellas personas interesadas en la investigación y en el avance del conocimiento científico, de una manera transparente y abierta al espíritu crítico, sin más limitación que la seriedad y la educación. Por nuestra parte, señalar que sólo somos simples personas, con una carga añadida y no deseada de padecimientos públicos y privados, pero haremos por nuestra parte cuanto esté en nuestras manos para que el extraordinario asunto de Iruña-Veleia se mueva de nuevo por los cauces de la Ciencia, de los que nunca debió haber salido. Al fin y al cabo estamos hablando de un patrimonio cultural que merece todo nuestro respeto, incluyendo el de la institución que más debiera haber velado por él.

Idoia Filloy Nieva

Eliseo Gil Zubillaga

Arqueólogos
Comentario por David Montero el noviembre 20, 2009 a las 9:30am
Como esto va de repetir lo mismo no va a quedar más remedio que agarrar el pedrusco y tirar pa arriba otra vez. Allá vamos.

Dicen los Sres. Filloy y Gil que les están negando la posibilidad de un debate científico. Este parece un el leit motiv de la defensa a juzgar por la continua referencia a él que se hace desde el sector "gilista". Sin embargo uno tiene la impresión de que quién se ha negado sistemáticamente a que haya un debate científico es el equipo Gil. Durante varios años todo lo que se presentó a la opinión científica fueron tres o cuatro páginas en un anuario de arqueología local. El resto fueron conferencias de prensa y actos publicitarios. Se desdeñó la posibilidad de presentar algún informe en un congreso de arqueología en el que el Sr. Gil habló de las murallas de Iruña Veleia y no se refirió para nada a los "excepcionales hallazgos". En la famosa reunión final de la comisión de noviembre de 2008 el Sr. Gil podía saber que al menos varios informes le iban a ser muy desfavorables. Sin contar al Sr. Gorrochategui, cuya oposición venía de más lejos, el Sr. Santos le había informado de su cambio de posición, la Sra. Velázquez le había advertido de sus conclusiones, etc. Se podía esperar que ante la comisión viniera preparado para el debate científico: aportara las analíticas en las que tanto había confiado o confesara que había sido engañado, arremetiera contra las "opiniones" de los filólogos, mostrara su buen hacer arqueológico y, respecto a las críticas que le pudieran venir de nuevas, que pidiera un tiempo para debatirlas. Y toda su respuesta cuando se le pidió aclaraciones fue "este no es el momento". (¿Cuál era el "momento"?).

A continuación, el equipo Gil se ha dedicado a dos o tres cosas: buscar respaldo entre el mundo académico o, al menos, nuevos informes favorables, a su defensa legal, a comparecer en la prensa y en mesas redondas y a pedir un debate científico por el que no había hecho absolutamente nada hasta entonces. Y por el que sigue sin hacer nada. Porque si los conocimientos de la Sra. Filloy, al menos, son ahora mucho más fuertes que lo fueron en el pasado habría llegado el momento de convertirlos en una ponencia o en un artículo serio y pasar al contraataque científico. Porque no es colgando páginas en internet como uno consigue que un tema se debata entre arqueólogos e historiadores, sino acudiendo a un congreso de historia, por ejemplo.

Así que nadie ha impedido, ni puede hacerlo, al equipo Gil entablar un debate científico. Porque es algo que pueden hacer cuando quieran. Si es que quieren.

Bueno, ya he subido el peñasco. Ahora a esperar la próxima ascensión.
Comentario por Percha el noviembre 20, 2009 a las 12:22pm
Creo que este artículo de ayer de El Correo no había sido mencionado.

El caso Veleia entra en punto muerto

Los procesos judiciales se estancan cuando se cumple el primer aniversario del escándalo

19.11.09 - 02:35 - LUIS LÓPEZ | VITORIA

Hoy se marchitan en algún rincón oscuro cientos de piezas que estaban llamadas a cambiar la historia del cristianismo y del euskera. Esos grafitos emergidos de la tierra en Iruña Veleia ya no son hallazgos extraordinarios. Dejaron de serlo, oficialmente, hace exactamente un año, cuando una comisión de expertos impulsada por la Diputación dio su veredicto. Aquel 19 de noviembre de 2008, lingüistas, historiadores y arqueólogos calificaron el orgullo de la arqueología alavesa de «falsedad», y las inscripciones en las que se sustentaba de «infantiles», «ilógicas», «inverosímiles» e «imposibles».

Desde aquel momento el yacimiento más prometedor del País Vasco pasó a ser el mayor fraude arqueológico en la historia de la comunidad. La Diputación destituyó a los responsables de la excavación y comenzaron a llover las querellas. La entidad foral impulsó la primera ante el juzgado de instrucción número 1 de Vitoria. En ella se acusa al ex director del yacimiento, Eliseo Gil, y al geólogo Óscar Escribano de atentado contra el patrimonio cultural. Y, además, se imputa por estafa a Gil y a Rubén Cerdán -supuesto físico nuclear que en el proceso no ha podido probar esa titulación-. Euskotren y ETS siguieron los pasos de la Diputación e interpusieron otras dos querellas, en las que también se acusa a Gil y su socia, Idoia Filloy, de estafa. Ambos organismos públicos habían subvencionado durante años sus trabajos.

Tras meses convulsos, esos procesos han entrado en un punto muerto, una especie de limbo legal. La jueza decretó el archivo del caso impulsado por ETS al considerar que no había estafa porque la subvención era anterior al descubrimiento de los hallazgos y no estaba vinculada a ellos. ETS ha puesto un recurso de reforma que está por resolver. Por su parte, en la instrucción de la causa liderada por Euskotren ha concluido la práctica de pruebas testificales (durante los últimos meses han sido llamados al juzgado de instrucción número 4 numerosos expertos) y no hay previstas más actuaciones.

Aunar procesos

Pero la causa fundamental es la impulsada por la Diputación. Ella es la que tiene la carga penal, la de probar que ha habido manipulación en las piezas, que alguien ha dibujado monigotes e inscripciones en trozos de cerámica -estos sí provenientes de los siglos III, IV y V- para hacer creer que en ellos se recogía el calvario más antiguo de la cristiandad y las primeras palabras comunes en euskera. Y todo ello acompañado de jeroglíficos egipcios que no resultaron ser tales y menciones a filósofos nacidos muchos siglos después.

¿Qué ocurre en este proceso? Aún no se ha practicado ninguna prueba testifical ni se le espera. La jueza, mediante una providencia, ha dado traslado al fiscal para que informe del procedimiento, una situación que podría durar meses. Frente a ello, la Diputación ha presentado un recurso para evitar esta paralización y que la instrucción siga.

Con este panorama, todo apunta a que aún quedan largos meses en la arena judicial: habrá que ver si, tras la instrucción se abren procesos penales y cuánto se dilatan. Y si, para evitar la duplicidad en la práctica de pruebas -ya que las querellas están repartidas entre dos juzgados-, todos los casos se aúnan en un mismo órgano. Euskotren ya había pedido esta medida, a la que no hay respuesta. Aunque también es cierto que en la Diputación no están por la labor: una vez que se ha archivado la causa de ETS, y toda vez que el argumento que la sostenía es el mismo que esgrime Euskotren, los abogados forales temen el naufragio de esta última querella. Y, en esta situación, cuanto más lejos y cuánto menos salpique a los intereses del Palacio de la Provincia, mejor.

El comienzo

Mientras, los acusados continúan empapelando los juzgados de informes en los que tratan de demostrar que los hallazgos «podrían» ser auténticos; tachan los informes de expertos internacionales de «opiniones» y reabren un debate científico que más allá de las fronteras vascas casi todos dan por zanjado.

¿Quién iba a imaginarse este espectáculo en junio de 2006? Entonces se dieron a conocer por todo lo alto los extraordinarios descubrimientos que situaban en Álava la cuna del euskera. Políticos de todo color se abrazaron a ellos y se potenció un yacimiento glorioso. Pero en noviembre ya comenzaron a surgir dudas. El runrún inicial se hizo clamor y los expertos se atrevieron a dar la cara a principios de 2007; los profesores Gorrochategui y Lakarra levantaron la liebre. Otros colegas se les sumaron, y tal fue el revuelo que se montó la ya célebre comisión de investigación. El resto ya es historia. Igual que, dicen muchos, el yacimiento de Iruña Veleia. Una excavación prometedora que se 'pinchó' por querer ser extraordinaria.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más