La necrópolis del castro vetón de Yecla de Yeltes (Salamanca) se suma al conjunto arquitectónico con la reproducción de una tumba celta

Fuente: lasarribesaldia.es | 22 de enero de 2013

YECLA DE YELTES

  • La reproducción de los restos óseos humanos hallados en 2010 pueden observarse a través de una vitrina piramidal con estructura metálica que ejerce de túmulo funerario
  • También han sido acondicionadas para la visita las ruinas de pequeñas edificaciones que se encontraban ocultas por la maleza en la zona oeste del interior amurallado
  • Las actuaciones se han desarrollado a lo largo de tres meses hasta su finalización el 20 de diciembre pasado
  • El Ayuntamiento espera de la Diputación el modo en el que se gestionará el Centro de turismo arqueológico tras la finalización de las obras

El hallazgo en 2010 de los restos óseos en perfecto estado de conservación de un humano dio entonces a los arqueólogos la certeza de sus sospechas de seis años antes sobre la ubicación de la necrópolis del castro vetón de Yecla de Yeltes, hasta octubre de ese año se trataba de una de las incógnitas por espejar en uno de los asentamientos celtas mejor conservados de Europa.

Ahora, ocho años después de que a poco más de un centenar de metros de la puerta oeste de la muralla, en el exterior del castro, se fijara el lugar en el que 25 siglos antes los antepasados de estas tierras enterraban a los suyos, el programa Castros y Verracos de la Diputación Provincial, junto con Patrimonio Histórico de Castilla y León, ha permitido la recuperación de ese nuevo espacio para convertir a este conjunto arquitectónico en uno de los lugares de mayor interés para el estudio de la cultura celta.

Las obras para la puesta en valor de la necrópolis han consistido en el desescombro y allanado de la zona donde se asienta el cementerio celta y la instalación de una vitrina con armazón metálico donde, a modo de túmulo funerario, se aloja la tumba con la reproducción de los restos humanos hallados hace algo más de dos años. Su construcción permite al público presenciar en cualquier momento la imagen descubierta entonces y las características de su construcción, un armazón de piedra que servía de compartimento a los restos mortales de los antiguos moradores del castro vetón.

Junto a esta actuación, otras obras han consistido en la limpieza de matorral y el escombrado hasta los cimientos de pequeñas edificaciones en el interior del castro y que permanecían ocultas, principalmente, por una densa vegetación de matorral y zarzas. Ambas actuaciones han requerido el empleo de maquinaria pesada, además de trabajadores, durantetres meses, hasta su finalización el 20 de diciembre pasado, según manifestaba a LAS ARRIBES AL DÍA el alcalde de Yecla de Yeltes, Ignacio Abarca. Estas actuaciones de acondicionamiento permiten un acceso fácil a los visitantes por medio de un pasillo que discurre junto a las edificaciones en el recinto amurallado y que conducen a la necrópolis situada frente a la puerta oeste de la muralla.

Estas edificaciones tendrían su origen entre los siglos I y V a. C, mientras que la necrópolis dataría entre los siglos III y V de nuestra Era, según manifestaba el alcalde de la localidad, Ignacio Abarca. Hay que considerar que el castro prerromano del sitio Viejo de Yecla de Yeltes estuvo habitado entre los siglos V a. C. y el XII d. C., concretamente hasta finales de esta última centuria, pues fue entonces cuando Ecla sucumbió al saqueo y las llamas del señor de Ledesma tras conocer que había de entregar estas tierras a la Iglesia de Santiago Apóstol por orden del rey Fernando II, de 5 de octubre de 1184, en reconocimiento a los servicios prestados por los caballeros de esta Orden.   

Hallazgo de restos humanos por empleados municipales

                                                                                                                     

Este importante hallazgo, ahora puesto en valor, fue fruto de las excavaciones realizadas en octubre de 2010 por dos empleados municipales. Los trabajos realizados correspondían a cuatro catas dirigidas por un arqueólogo de la Junta de Castilla y León, y que se acometieron en el interior del recinto amurallado y en el espacio exterior, donde se ubica la necrópolis celta, dos catas en cada una de estas zonas.

Si bien, en las dos catas realizadas en el centro del castro no dieron ningún resultado, todo lo contrario resultó en la zona donde se tenía la certeza de que se encontraba el cementerio, ubicada a unos 100 metros frente a la puerta oeste de la muralla. En estas dos catas fueron descubiertas sendas tumbas,presentando una de ellas los restos óseos de un humano, y entre los que se podía apreciar el cráneo completo y cada uno de sus huesos en perfecto estado de conservación.

Al contrario que ahora, entonces los trabajos fueron realizados por dos empleados municipales, y se desarrollaron a lo largo de 15 días. Tras descubrir el hallazgo, los restos fueron trasladados al museo arqueológico de Salamanca para su catalogación y posterior exposición en este espacio, según el convenio acordado entre Patrimonio de Castilla y León y el Ayuntamiento de Yecla de Yeltes, por lo que puede contemplarse ahora en el castro de aquel descubrimiento es la reproducción de los restos óseos de un hombre enterrado entre los siglos III y V d. C.

Pero estos no fueron los primeros restos importantes encontrados en este castro. En la mayoría de las intervenciones realizadas, los trabajos de excavación siempre habían dado excelentes resultados. Incluso antes de este hallazgo, se sospechaba que en el interior del castro sería difícil obtener resultados positivos, principalmente porque las excavaciones se realizaban a escasa profundidad, no así en el lugar donde en octubre de 2010 se confirmaría la ubicación del cementerio, zona donde había puestas muchas esperanzas.

Precisamente, este cementerio, datado en la segunda Edad del Hierro, fue uno de los descubrimientos realizados, aunque no confirmado de forma fehaciente, durante el campo de trabajo realizado en el verano de 2004, actuación que tuvo como director al profesor de la USAL Ricardo Martín Valls, auténtico impulsor de la recuperación de este conjunto arquitectónico y que tendría el apoyo de la Diputación Provincial a través del programa Interreg Castros y Verracos impulsado conjuntamente con la Diputación de Ávila.

Castro de Yecla la Vieja

                                                                                                                     

Según recoge en su web la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León,  los orígenes del castro se remontan al siglo V a. C., pero es a partir del siglo III a. C. cuando se construyen la mayoría de los edificios y elementos defensivos que se pueden visitar. Durante la etapa romana seguirá habitado, abandonándose definitivamente, como ya se ha mencionado, en el siglo XII, fecha en la que sus habitantes se trasladan a una zona más llana, fundándose así el pueblo actual.

El castro se halla en la confluencia del río Huebra con el arroyo Varlaña sobre grandes peñascales.Ocupa prácticamente 5 has. de superficie y está rodeado por una gruesa muralla de mampostería de granito en seco. La defensa del recinto se completaba con la presencia de zonas con piedras hincadas situadas frente a las puertas principales. Los accesos se hacían mediante cuatro puertas y dos portillos. La principal se halla en el flanco norte y da paso al único camino de acceso.

Tanto en el exterior como en el interior del emplazamiento destaca la presencia de más de un centenar de grabados rupestres, algunos de ellos descubiertos en esta última actuación de acondicionamiento. Se trata de insculturas hechas en la roca que representan principalmente caballos, aunque también hay algunas figuras humanas, dos escenas de caza, jabalíes, asnos, toros, etc. 

Los principales elementos constructivos del castro, de forma particular los relativos a sus defensas,pueden ser recorridos y visitados gracias a la labor de acondicionamiento, restauración y señalización efectuados en el yacimiento a través de distintas intervenciones.

A lo largo de un sugerente y atractivo trayecto de cerca de un kilómetro por el exterior del recinto, el visitante tiene la oportunidad de observar y conocer directamente los principales accesos al poblado, las zonas con piedras hincadas, algunos grupos de grabados, y en general las características de esta magnífica fortificación prehistórica enclavada en un paisaje de gran belleza, erizado de canchales graníticos y cubierto por bosques de encinas, conjunto al que se suma desde hace un mes la necrópolis con la reproducción de una de las tumbas halladas y al que hemos hecho referencia anteriormente. 

Durante la etapa romana el castro estuvo habitado; de hecho en el siglo III se reconstruye parte de su muralla. A esta época se corresponden la necrópolis hallada y diferentes estelas funerarias que además hoy pueden encontrarse como elementos decorativos en muros y fachadas de Yecla de Yeltes.

A pesar de que fue abandonado en el siglo XII, en época de los Reyes Católicos se construyó en su interior la ermita de la Virgen del Castillo, lo que fomentó los lazos de unión del enclave con el pueblo actual.

El Aula Arqueológica

                                                                                                                     

Como complemento a la visita al castro y para que el espectador capte más profundamente las características de este enclave del pasado, es imprescindible acercarse al Aula Arqueológica donde se han reunido con un criterio principalmente didáctico, una serie de elementos que ayudarán a una mejor comprensión del yacimiento y de las épocas históricas en él representadas.

Se halla instalada en el edificio de las antiguas escuelas, situado en la Plaza Mayor del pueblo, y alberga, entre otras piezas, una maqueta del conjunto del castro, junto a textos y fotografías explicativas. Además, merecen mencionarse las cabezas humanas esculpidas en granito, que debieron de ir empotradas en muros, y que guardan analogía con las llamadas ‘cabezas cortadas’ características del mundo céltico europeo, pudiendo también visitarse la magnífica escultura de jabalí descubierta en anteriores excavaciones, una de las mejor conservadas de Europa. En las vitrinas pueden verse cerámicas, armas, adornos, etc., que dan testimonio de las sucesivas ocupaciones del castro. 

De la época romana, cuya huella fue tan importante, cabe resaltar una nutrida colección de estelas, así como una propuesta de reconstrucción de una tumba altoimperial.

Centro arqueológico

Por otra parte, se han dado por finalizadas las obras de construcción del Centro de turismo arqueológico, un proyecto incluido también en el programa Castros y Verracos y que tras la colocación del mobiliario está disponible para su apertura al público.

Este nuevo espacio está dirigido, principalmente, al hospedaje de  alumnos y personal docente relacionados con la Arqueología e Historia Antigua, pues, además de todo los necesario para el alojamiento, dispone de un aula para la realización de talleres y actividades para la formación académica, espacios que se complementan con la actual Aula Arqueológica, donde se han reunido con un criterio principalmente didáctico, una serie de elementos que ayudan a una mejor comprensión del yacimiento y de las épocas históricas en él representadas.

De este modo, según aseguraba a este diario el alcalde, “está todo terminado, incluso con el equipamiento y el mobiliario instalado, solo queda convenir con la Diputación el modo para su gestión, tal vez a través de alguna entidad con experiencia en este campo y que pueda complementar su oferta con el conjunto arqueológico que posee Yecla”, concluyó.

Horarios y visitas al conjunto vetón

La visita al castro es libre, aunque hayposibilidad de concertar visitas guiadas. El Aula Arqueológica se abre en horario de mañana y tarde los sábados, domingos y festivos de todo el año. En julio y agosto todos los días, mañana y tardes. Fuera de estos horarios se pueden concertar visitas a grupos, para los que se ofrecen descuentos en la entrada. Para mayor información y concertar visitaspuede llamarse por teléfono al Ayuntamiento de Yecla de Yeltes marcando el número 923 500 702

Visitas: 1256

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más