Foto: Eli Shukron, un arqueólogo ex-miembro de la Autoridad de Antigüedades de Israel, camina por el yacimiento arqueológico la Ciudad de David, cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Fuente: ABC.es | 8 de mayo de 2014

La legendaria ciudadela del Rey David, el rey más importante para los judíos, podría pasar de ser una historia bíblica a un hecho histórico si el anuncio esta semana del arqueólogo israelí Eli Shukron resulta ser cierto. Shukron, una especie de Indiana Jones israelí experto en arqueología bíblica, asegura que una fortificación cuya excavación concluyó el mes pasado ha resultado ser el mítico castillo del Rey David.

Podría tratarse de la Ciudadela del Manantial, ya que la fortificación conduce a un arroyuelo usado durante la época anterior al rey Herodes, tiene más de 3,800 años de antigüedad y es el castillo más imponente encontrado hasta la fecha de esa época.

Foto: Excavaciones en la Ciudadela del Maniantal con una reconstrucción superpuesta

El mes pasado, los investigadores de la Ciudad del Rey David, el parque arqueológico a los pies de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde según la Biblia se encontraba la mítica ciudad de David, anunciaron el descubrimiento de la ciudadela del Manantial aunque no incluyeron las sospechas de Shukron de que podría tratarse del castillo del mito bíblico.

Shukron afirma que se ha guiado con la Biblia para llegar a la conclusión de que esta fortificación, cuyas paredes miden casi 15 metros de grosor, es la ciudadela del Rey David. El arqueólogo comentó a la prensa israelí que varios pedazos de vasijas y demás utensilios de uso común encontrados dentro de la fortificación datan de esa época, así como la descripción que la Biblia da de la ciudadelaSegún el texto religioso, el castillo daba a parar a un manantial protegido por los muros para evitar que los enemigos asedieran a los que iban a por agua.

Según la Biblia, el Rey David tomó la ciudad de Jerusalén de manos de los Jebuseos y construyó la fortaleza, con la que logró repeler el ataque de los enemigos y se mantuvo en pie hasta la destrucción del primer Templo en el 587 a.C.

La teoría de Shukron ha sido rebatida por otros arqueólogos, que aunque se muestran de acuerdo en que el Rey David es una figura histórica, advierten de los peligros de usar la Biblia como una guía arqueológica. Shukron no ha sido el primero en proclamar el hallazgo del castillo del Rey David, como la arqueóloga Eilat Mazar, que aseguró en 2005 haber dado con los restos de la fortaleza, aunque nunca consiguió probarlo de manera irrefutable.

El anuncio de Shukron no ha causado mucho revuelo en Israel, donde están acostumbrados a este tipo de noticias arqueológicas, sobre todo si tiene relación con una figura bíblica tan importante como el Rey David. Por ahora Shukron, muy aficionado a unir arqueología y espectáculo, tendrá que basarse en algo más que la Biblia para convencer a la comunidad arqueológica de que ha encontrado el famoso castillo.

Visitas: 881

Respuestas a esta discusión

A ver, si la fortaleza tiene 3800 años y, supuestamente, el rey David vivió hace unos 3000, me parece que mal pudo construirla. En fin lo de siempre con los hallazgos supuestamente bíblicos. No sé que es peor, si el ansia de repercusión mediática/económica, o el rollo político que siempre se ve debajo. Bueno, sí lo sé :-/

Ya sabe, Percha, a estos anuncios se le aplica a la perfección el dicho de "si tiene barba es San Antón y si no la Inmaculada Concepción". Muchas veces me acuerdo de ese cuento de Boccaccio en el que una pluma de las alas del ángel Gabriel se convierte en los carbones de la parrilla de San Lorenzo.  

En El Mundo de hoy:

El busca del elusivo rey David

Eugenio García Gascón

El arqueólogo israelí Eli Shukron asegura haber descubierto la ciudadela que, conforme a la narrativa bíblica, el rey David conquistó hace tres mil años cuando penetró por primera vez en Jerusalén para establecer la capital del estado judío. El increíble hallazgo, sin embargo, no está exento de polémica y se ha recibido con notable escepticismo en amplios círculos de la arqueología.

Shukron, que ha estado trabajando en este lugar situado justo al sur de la ciudad amurallada durante las dos últimas décadas para la dirección de Antigüedades de Israel, insiste en que su descubrimiento no admite dudas y se corresponde "perfectamente" con la Biblia. "Esta es la Ciudadela del rey David; esta es la Ciudadela de Sión; esto es lo que rey David conquistó a los jebuseos", ha dicho categóricamente.

En los medios de la arqueología se considera a Shukron un "maximalista", es decir un hombre que tiene una agenda clara y predeterminada que pasa por identificar a pies juntillas la narrativa bíblica con los descubrimientos que se hacen en Tierra Santa. De hecho, Israel es el lugar más agujereado del planeta y uno de los objetivos primordiales de los maximalistas es demostrar que el rey David existió.

Desgraciadamente, hasta ahora los maximalistas no ha podido confirmar la narrativa de la Biblia. El único hallazgo supuestamente relacionado con el rey David es una estela que se encontró en Tel Dan, al norte del país, a mediados de los años noventa, donde aparece el sintagma 'Casa-de-David', pero los rivales de los 'maximalistas', a los que se les conoce como 'minimalistas', sostienen que el sintagma se refiere a un topónimo local y no al polémico monarca.

La tesis de los 'minimalistas' es que solamente cuentan los hechos contrastables, y que la narrativa bíblica relativa al elusivo David es pura leyenda que se escribió al menos cinco siglos después con fines claramente religiosos. Y lo argumentan diciendo que pese a que Tierra Santa tiene más agujeros que un queso de gruyère, y a que los maximalistas llevan más de un siglo buscando desesperadamente a David, no han conseguido aportar ninguna prueba convincente.

Eli Shukron dejó de trabajar recientemente para la dirección de Antigüedades y en la actualidad está contratado por la Fundación Elad, una controvertida organización que adquiere casas de palestinos para meter en ellas a colonos judíos en el barrio árabe de Silwan y en otras partes de Jerusalén. La fundación recibe cuantiosas ayudas de judíos de Estados Unidos para 'judaizar' los barrios árabes y cuenta con el respaldo activo del gobierno.

La Biblia dice que David entró en la ciudad jebusea por una cavidad a través de la cual los habitantes de Jerusalén se proveían de agua, y Shukron asegura que ha encontrado dicha cavidad, lo que confirmaría la veracidad de la narrativa sagrada.

Pero este argumento no convence a los minimalistas, que consideran que David es un rey mítico que carece de base histórica. Los minimalistas se preguntan cómo es posible que un monarca que creó un vasto imperio hacia el año 1000 antes de Cristo, según la Biblia, no haya dejado ningún rastro de su existencia en los registros de otros pueblos de la región que consignaban concienzudamente todos los hechos de relevancia.

Los minimalistas cuestionan la misma existencia del imperio davídico argumentando que en su época Jerusalén no podía tener más de 4.000 habitantes, como mucho, contando a los niños y las mujeres, lo que significa que difícilmente podría haber creado un imperio tan enorme como el descrito en la Biblia, del que por lo demás no ha quedado ningún resto absolutamente.

La narrativa bíblica, en el segundo libro de Samuel, atribuye a un tal Elhanan la muerte del gigante Goliat, contradiciendo a la misma Biblia que en otro lugar se la atribuye a David. Para los minimalistas esta circunstancia prueba que la muerte de Goliat era una leyenda cananea que circulaba antiguamente por la región y que posteriormente se endosó a David, sin que por otra parte existan pruebas de la existencia de David.

Ha habido incluso compañeros de excavación de Eli Shukron que han señalado que la versión que éste da sobre las excavaciones no se ajusta a los hechos. En el fondo la interpretación que se hace depende de si sus responsables pretenden justificar la Biblia o no. Mientras los maximalistas, que suelen ser israelíes sionistas o cristianos radicales, conceden a la narración una autoridad divina o casi divina, los minimalistas se atienen a la historicidad de los hallazgos.

Eli Shukron: "No hay nada igual en todo Israel, este era el castillo del Rey David" 

Imagen del muro hallado junto a Jerusalén, que el arqueólogo identifica con el palacio del Rey David

Fuente: ABC.es | Susana Mendoza| 10 de mayo de 2014

Si el anuncio hecho esta semana por el arqueólogo israelí Eli Shukron resulta ser cierto, puede haber hallado la ciudadela del Manantial. Shukron, experto en arqueología bíblica, confirma a ABC que ha encontrado el mítico castillo del Rey David.

La Ciudadela del Manantial, cuyo nombre se debe a que la fortificación conduce a un arroyuelo usado antes de Herodes, tiene más de 3.800 años de antigüedad y es el castillo más imponente encontrado hasta la fecha de esa época. «No hay ninguna estructura igual en todo Israel», comentó a ABC Shukron, «y cada piedra pesa por lo menos tres toneladas, mientras que los muros alcanzan hasta ocho metros de largo, por lo que tenemos la certeza absoluta de que este castillo-fortaleza fue construido con mucha dedicación».

El mes pasado, los investigadores de la Ciudad del Rey David, el parque arqueológico a los pies de la Ciudad Vieja de Jerusalén, anunciaron el descubrimiento de una ciudadela, aunque no incluyeron las sospechas de Shukron de que podría tratarse del castillo del mito bíblico. Shukron afirma que se ha guiado con la Biblia para llegar a la conclusión de que esta fortificación, cuyas paredes miden casi 15 metros de grosor, es la ciudadela del Rey David.

El arqueólogo comentó a la prensa israelí que varios trozos de vasijas y utensilios de uso común encontrados dentro de la fortificación datan de esa época. Según la descripción de la Biblia, el castillo daba a parar a un manantial protegido por los muros para evitar que los enemigos asedieran a los que iban a por agua.

«Cuando comenzamos la excavación y vi la inmensidad de las piedras y el tamaño de la estructura me di cuenta de que se trataba de un edificio único, fuera de lo común. En la Biblia se habla de cómo el Rey David baja por una pendiente en su fortaleza, que da a un manantial, igual que esta fortificación», aseguró el arqueólogo.

Otra prueba para Shukron es la mención en la Biblia de una carta que el Rey David envía a uno de sus generales en Rabat Amón, la actual Amán en Jordania. «En este pasaje David le dice a su general en Amán que ha tomado la fortaleza del agua, en el sentido de que la ciudadela tenía un manantial», aseguró el estudioso del Rey David.

Según la Biblia, el Rey David tomó la ciudad de Jerusalén de manos de los Jebuseos y se hizo con la fortaleza, que se mantuvo en pie hasta la destrucción del primer Templo en el 587 a.C. «En el texto religioso se dice que cuando David se hace con la ciudadela, le cambia el nombre, que era Ciudadela de Sión, a Ciudadela de David», comentó Shukron.

La teoría de Shukron ha sido rebatida por otros arqueólogos, que, aunque se muestran de acuerdo en que el Rey David es una figura histórica, advierten de los peligros de usar la Biblia como una guía arqueológica. Shukron no ha sido el primero en proclamar el hallazgo del castillo del Rey David. La arqueóloga Eilat Mazar aseguró en 2005 haber dado con los restos de la fortaleza, aunque nunca consiguió probarlo.

«El Rey David fue una persona y ya se encontró la estela de Tel Dan (izquierda) en los noventa en la que se hablaba de la Casa de David, por lo que está demostrado que no es sólo un personaje legendario, sino que fue de carne y hueso», dice Shukron.

«Sabiendo que existió y conociendo la Ciudad de David como la conozco después de 20 años excavando aquí, sé que no hay ninguna otra edificación como esta. Teniendo esto en cuenta y las pruebas de que la fortificación daba a un manantial protegido por muros, como dice la Biblia, creo con total seguridad que este es el castillo del Rey David», aseguró el arqueólogo.

Verdad o mentira

Desenterrando la tumba del Rey David

Las excavaciones sobre la fortaleza del Rey David: uno de los sitios turísticos de Israel.

Fuente: eltiempo.com | Jana Beris| 18 de mayo de 2014

Cuando en 1995 encomendaron al arqueólogo Eli Shukrun, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y a su colega el profesor Roni Reich, de la Universidad de Haifa, excavar al sur de las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, el proyecto en el horizonte era construir ‘El elevador del tiempo’.

Eran excavaciones de salvamento, un procedimiento que, en Israel, siempre debe preceder a la construcción de algún gran emprendimiento para no arruinar reliquias históricas, que en la tierra de Israel no sería extraño encontrar.

El ‘elevador’ era una atracción turística en la que, con la actuación del israelí Jaim Topol, una película enseñaría a los visitantes sobre la historia de Jerusalén. Hoy, casi 20 años después, Shukrun siente que el proyecto le trajo suerte y le permitió descubrir la fortaleza del bíblico Rey David.

“En dos años lo único que hice fue sacar tierra”, recuerda Shukrun al conversar con EL TIEMPO. “Todo esto no estaba”, nos dice en la parte inferior de las excavaciones, hoy finalizadas.

Cuesta creer que la gran distancia del sitio que se tiene que bajar, donde fueron descubiertos pasajes especiales y milenarios muros de seis o siete metros de profundidad, con piedras de varias toneladas, estuvo tapada por siglos. “Dos años después de empezar a excavar, me topé con las primeras piedras”. El proyecto del “elevador del tiempo” se trasladó cerca del centro de Jerusalén.

Topol todavía aparece en pantalla, explicando a los visitantes sobre la milenaria historia de la ciudad de los jebuseos que, hace más de 3.000 años, el Rey hebreo David conquistó y siete años después convirtió en capital de su reino. Pero la verdadera historia está a poca distancia.

Shukrun, hoy retirado de la Autoridad de Antigüedades, afirma que es una historia de 3.800 años, lo cual queda confirmado, explica, por las numerosas cerámicas halladas, de las que su edad es científicamente comprobable.

Cuenta cómo fue armando en su mente el cuadro. Unió las piezas del mosaico hasta llegar a la conclusión de que las grandes estructuras altas de piedra, con las que dio en la excavación hace más de dos décadas y que le llevó muchos años desenterrar, son los remanentes de la fortaleza que los jebuseos habían construido y que, siglos después, fue conquistada por el Rey David.

A su criterio, una de las explicaciones centrales del hallazgo es la ubicación de la fortificación, alrededor del manantial Guijon, que en la antigüedad era la principal fuente de agua de Jerusalén.

Dado que gran parte de la fortaleza fue destruida a fines del siglo VI antes de Cristo, el manantial quedó expuesto. Lo que recién con la excavación se descubrió, fue la fortificación que lo rodeaba.

“El agua estaba adentro y la fortificación afuera. Esto es sumamente lógico”, asegura. “No hay vida en una ciudad sin agua. Era el gran tesoro y había que protegerlo. No se construye nada de la imponencia que vemos acá, si no hay del otro lado algo muy preciado que deba ser protegido”.

Consciente de las polémicas que hay a nivel académico sobre arqueología y fuentes bíblicas, Eli Shukrun aclara que para él, lo que cuenta es lo que se halla en el terreno."Recién después de desenterrar algo y comprenderlo, puedo comparar con las fuentes bíblicas… pero no voy guiado por ellas”, recalca. El orden, explica, es al revés.

Sin embargo, no resta en absoluto importancia a la fuente bíblica y sí considera relevante combinarlas con los hallazgos en el terreno.

También con la fortaleza hay fuentes bíblicas para citar, como versículos en el capítulo V del libro Samuel II, en el que describe que David “bajó” hacia ella… y está claro, según lo hallado, que se trata de una fortificación en la ladera de la montaña, hacia la cual había que bajar desde la parte superior.

Justo como la que desenterró durante tantos años y que ahora, sin duda alguna en su corazón, afirma: “Es la fortaleza del Rey David”.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más