Novelista y profesor, Javier Arias, cuenta con varios libros publicados a sus espaldas. "Eitana, la esclava judía", fue su trabajo con el que alcanzó un gran éxito y ahora regresa con "El General Maldito", de La Esfera de los Libros, historia con la que transporta a los lectores a la Roma de Tito y Vespasiano a la vez que los adentra en una trama cargada de suspense, historia y el mundo de lo desconocido. Una historia de ficción que se desarrolla en un marco muy real; la Roma del siglo I d.C.

Fuente: Qué! | 14 de marzo de 2014

David Benito - Ágora Historia

Su libro es novela histórica, ¿podría situarnos en el marco geográfico y temporal en el que transcurre la historia?

La guerra de Judea llega a su fin. La revuelta ha durado varios años y Vespasiano estuvo en la región casi desde el principio, desde el año 66 d.c. Sin embargo, no será él quien remate aquella victoria sometiendo a la ciudad de Jerusalén, sino su hijo el general Tito. En el año 69 d.c Roma llega a tener tres emperadores: Galba, Otón y Vitelio, los tres asesinados, y el imperio estaba sumido en un caos que amenazaba con una guerra civil. Es entonces cuando el senado declara emperador a Tito Flavio Vespasiano, y es este el punto de partida de la historia, a los pies de una Jerusalén arrasada por las legiones. Allí, uno de sus generales se propone encaminarse a Jericó no se sabe muy bien para qué hasta el final del libro. El marco histórico es solo la estructura en la que se desarrollará esta novela de puro suspense, donde el telón de fondo será lo que sucedió en Judea, pero lo importante es lo que acontece en una villa romana, en el año 70, al regreso del protagonista, el general Marco Grato, después de haber sido declarado muerto.

Marco Grato es un personaje histórico pese a que usted ha incluido mucha ficción en torno a él. ¿Podría contarnos acerca del Marco Grato histórico?

Bueno, para ser sinceros, el único personaje histórico con este apellido fue Valerio Grato, procurador de Judea entre los años 15 y 27 d.c. Este general romano, predecesor de Poncio Pilato en el cargo, fue el padre de Marco, personaje ficticio completamente, ya que para construir una historia de la envergadura como la de EL GENERAL MALDITO era necesario recurrir a ciertas licencias literarias. Sin embargo, que Valerio Grato fuera su padre era algo necesario e importante para la trama, aunque no debo hablar demasiado de ello.

Otros personajes históricos que cita en su libro son Vespasiano y Tito. ¿Qué destacaría de cada uno de ellos?

Consiguió pacificar Roma, consolidó internamente el imperio, puso en orden las arcas del estado. Para ello, renovó impuestos, creó otros, supervisó los gastos del estado y dio ejemplo de austeridad. Casi parece que estuviéramos hablando del período que vivimos actualmente. Todo un estadista. Fue un hombre serio y riguroso, que dio estabilidad al imperio, lo que ansía cualquier estado. Además, si tenemos en cuenta lo militar, contuvo las fronteras de Germania y llegó a extender el imperio en Britania. Incluso, como curiosidad, podemos decir que fue él quien inició la construcción del Coliseo romano. Tito, su hijo, es un personaje demasiado secundario en la novela, el cual llegará a ser emperador tras la muerte de su padre, y que apenas gobernará un par de años, porque las malas lenguas arguyen que su hermano Domiciano envió envenenarlo. Tito continuará con la política de su padre, pero se ganará al pueblo por su generosidad como gobernante, en nada parecido a su sucesor, el despótico y cruel Domiciano.

La muerte y el "más allá" adquieren un papel importante en su novela. ¿Qué visión tenían los romanos en este sentido?

Efectivamente, EL GENERAL MALDITO se vertebra sobre este tema. La esposa del general Marco Grato sabe que hay algo sospechoso en el regreso de su marido, a quien el ejército había dado por muerto. La mirada de su mujer y la mirada de los esclavos es la mirada de la mayoría de los romanos con respecto a la muerte: supersticiosa. Los romanos eran politeístas y a partir del siglo I su religión tradicional fue impregnada por diferentes religiosidades provenientes del oriente del imperio. Sin embargo, sus creencias animistas sobre los espíritus fue lo que más me interesó para el desarrollo de esta novela. ¿Cómo era posible sospechar que quien había retornado a la villa era un muerto, o al menos un cuerpo habitado por otro espíritu? Hoy parece inverosímil, sin embargo los romanos cuidaban diariamente a sus antepasados en sus lararios, tal como vemos en la película Gladiator. Ellos creían que los muertos habitaban junto a ellos, en otro plano, pero presentes en sus vidas, y que algunos se convertían en espíritus buenos, manes, pero otros en espíritus malignos, los lémures. Y este tema se convierte en el asunto central de la novela, en la que el lector se acaba empapando de aquella fe que provenía de los fundadores de Roma.

¿Hay alguna fuente histórica que nos hable de que en Roma llegaron a ocurrir hechos "sobrenaturales"?

Que yo sepa, no. Es más, no conozco ninguna novela histórica que intente adentrarse en este mundo de una manera rigurosa y seria, donde nada es lo que parece y el lector puede llegar a comprender a los personajes. Sin embargo, EL GENERAL MALDITO no es una historia fútil, donde los fantasmas circulan por ella de una manera inverosímil. Más bien se trata de una novela donde el protagonismo recae sobre la psicología de los personajes, los cuales se mueven en un riguroso ambiente histórico, pero intentando comprender lo que sucede.

Su novela, además de ser histórica, ¿qué otros aderezos tiene?

Yo creo que el principal aderezo es la mezcla de géneros. En la historia de la literatura tenemos la combinación de la novela histórica con novela negra, como en el caso de Umberto Eco con El nombre de la rosa, o Lindsey Davis o Steven Saylor. Sin embargo, esta convivencia con la novela de suspense contemporánea y con destellos sobrenaturales es algo de tal originalidad que creo que es exactamente esto lo que la está cimentando su éxito.

Al ser novela histórica, muchos lectores, al leerla, les gusta adentrarse en las fuentes en la que se ha basado para documentarse. ¿Cuáles han sido las más importantes que ha consultado?

Mis fuentes más sólidas fueron: a nivel social, cultural y religioso: Pierre Grimal, Alberto Angela y Max Gallo. En cuanto a la situación histórica y aspectos militares, me fue de suma utilidad Suetonio, Flavio Josefo y José Guillén, así como Alfredo Buzzi y Arnaldo Rodolfo Doisembant para comprender el mundo de la medicina antigua, aspecto importante en la novela. No obstante, siempre se acaba recurriendo a múltiples fuentes de internet que facilitan sobremanera la documentación.

La Duodécima Legión Romana. Dicha legión pasó a llamarse con el tiempo "Legio Fulminatrix". ¿Qué podría contarnos sobre ella?

Era una legión con mucho prestigio, que había nacido con Julio César. Su emblema era el rayo y con el tiempo comenzó a llamarse la legión fulminadora. Sin embargo, su papel en mi novela es intrascendente. Su protagonismo en la obra se debe a que fue una de las legiones que participó en la campaña de Judea y poco más puede importarle al lector sobre ella.

Algunos historiadores, los más puristas, piensan que la novela histórica desvirtúa la historia, ¿qué les diría?

Yo creo que quizás tengan razón. Novelar la historia es dotarla de ficción y esto ya es una forma de manipularla, desde luego. Yo opino que quien quiera adentrarse en un acontecimiento histórico, con más o menos objetividad, deberá abordar un libro de investigación y no una novela. La novela no tiene como fin contar la historia con mayúsculas, sino hacer de ella literatura y, a la vez, por qué no, aproximar al lector a un hecho histórico. Es más, si esto no fuese así, esta realidad desvirtuaría a la novela histórica como género literario. El fin de la literatura es crear belleza, emocionar, entretener. Nutrirse de la historia con esa intención es un recurso fabuloso y lleno de posibilidades, pero en ningún caso debe convertirse en un fin, porque de esta manera no habría obra de arte.

Por último, que sirva como adelanto. Su próxima novela, ¿no hará viajar también a Roma o cambiaremos de coordenadas espacio temporales?

Dejo Roma. Yo soy escritor e intento en cada una de mis obras crear una obra literaria lo más original posible. No quisiera ser encasillado como escritor de novela histórica, sino como escritor. No puedo adelantarte el tema de mi siguiente trabajo, pero sí puedo decirte que se desarrollará a finales del siglo XIX, en Sudamérica, recreando la repoblación de aquella tierra. Evidentemente, los ingredientes de la novela histórica estarán presentes, igual que los de la novela negra, pero no sé dónde la colocarán los libreros. De momento, solo aspiro a que EL GENERAL MALDITO llegue lo más lejos posible.

Visitas: 158

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más