Foto: El profesor de la Universidad de la Antropología, Anagnostis Agelarakis, muestra un fragmento óseo de un guerrero griego con una herida de flecha de 2500 años de antigüedad. 

Fuente: usa.greekreporter.com | Margarita Papantoniou| 23 de mayo de 2013

La Dra. Helise Coopersmith (izquierda) junto el profesor Anagnostis Agelarakis, y Argie Agelarakis, una ilustradora científico, examinan el fragmento de hueso de 2.500 años de antigüedad.

Anagnostis Agelarakis, profesor de griego y Catedrático de Antropología en la Universidad Adelphi, en Long Island, Nueva York, ha trasladado algunos de los restos de un antiguo guerrero griego herido desde la propia Grecia hasta el Centro Médico Judío de Long Island con el permiso del Servicio Arqueológico Griego.

Él ha declarado que los restos del guerrero fueron descubiertos durante una excavación arqueológica llevada a cabo por el Servicio Arqueológico Griego.

La radióloga Helise Coopersmith realizó un examen de rayos X al fragmento de hueso del soldado, cuyos restos se remontan a hace más de 2.500 años. En el cúbito izquierdo (un hueso importante del antebrazo) una punta de bronce de una flecha está incrustada.

Se ha deducido que la vara de madera de la flecha y parte de la punta habían sido eliminadas por los cirujanos de campo griegos. Sin embargo, el resto de la punta, al sospecharse que debía estar enganchada, tuvo que ser dejada en su sitio, ya que los intentos de eliminarla no tuvieron éxito, pues podría haber causado un mayor daño en la herida del soldado, tal como se ha informado en la web de PRWeb centro de noticias.

Los resultados de los rayos X demostraron de manera concluyente que la flecha estaba, de hecho, enganchada, y tuvo que mantenerse en su lugar para preservar el tejido del brazo del guerrero. Burdos intentos por tratar de eliminar la punta de flecha, sin tener el beneficio de la anestesia, habría sido, asimismo, muy doloroso, señaló la radióloga.

"Este hallazgo es más raro que un diamante", dijo el profesor Agelarakis. Sus colegas datan la tumba del guerrero herido en la época de Filipo II, padre de Alejandro Magno.

El profesor Agelarakis dijo que él cree que el guerrero sobrevivió y vivió con la punta de la flecha incrustada, probablemente hasta una edad de entre 58 y 62 años. Vivió con un dolor constante, parecido al severo síndrome del túnel carpiano, así como con los efectos de un síndrome post-traumático.

La Dra. Coopersmith, que se ha especializado en la lectura de radiografías de huesos rotos, dijo que el procedimiento confirma que el guerrero debió haber vivido con un gran dolor durante años, después de sufrir su lesión en el campo de batalla.

El profesor Argie Agelaraki, en colaboración con su alumno Kimberly Lombardi, diseñaron una reconstrucción facial forense asombrosa del guerrero griego teniendo en cuenta la forma de su cráneo (izquierda).

Visitas: 1296

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más