El Museo de Cádiz realiza una exposición con piezas procedentes de la necrópolis romana de la ciudad

Fuente: andaluciainformacion.es | Fotos: Antonio Vazquez | 26 de marzo de 2013

La delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Cádiz, Cristina Saucedo, ha inaugurado el pasado martes la exposición 'Nuevos hallazgos en la necrópolis romana de Cádiz' que, de forma temporal, va a acoger el Museo de Cádiz. Esta exposición es una producción del propio museo y tiene como objetivo principal continuar la iniciativa comenzada hace unos años de dar a conocer la riqueza y variedad de las colecciones que contiene --en este caso las pertenecientes al área de arqueología-- a través de exposiciones temporales de carácter temático.

Las piezas proceden de la excavaciones arqueológicas llevadas a cabo durante el año 2005 en el solar de las antiguas bodegas Abarzuza, situado en la Segunda Aguada de Cádiz. La zona de intervención forma parte de un gran área de necrópolis de la que se han localizado numerosos enterramientos durante el proceso de otras intervenciones realizadas anteriormente en su entorno. Debido a sus dimensiones se ha ubicado en la Sala Multiusos, que ha sido totalmente renovada para la ocasión; según informa la Junta en un comunicado.

  

Los trabajos arqueológicos en el solar de las bodegas Abarzuza sacaron a la luz un total de 127 tumbas, enmarcadas en un periodo cronológico que abarca las épocas fenicia (siglos VI-V a.C.), tardopúnica y romano-republicana (siglo III-I a. C.) y romano-imperial (siglos I-II d.C.). Para la exposición se han seleccionado las pertenecientes a época romana, que responden a tipologías muy variadas y a los ritos de inhumación e incineración practicados en esos tiempos.

  

Las inhumaciones eran propias del mundo fenicio púnico a partir del siglo V a.C. En tanto que las incineraciones fueron introducidas paulatinamente por los romanos a partir del siglo III a.C. En Cádiz, la inhumación pervivió más que en otros lugares cercanos, coexistiendo con la incineración a causa del fuerte arraigo de la cultura fenicio-púnica en la ciudad.

  

Uno de los aspectos más interesantes de la exposición es el conjunto de piezas de diversas características que formaron parte de los ajuares de los enterramientos. En el solar de Abarzuza, al igual que en toda la necrópolis gaditana, abundan los ungüentarios de cerámica o vidrio, cuya tipología presenta algunas variantes relacionadas con la época en que fueron realizados. También son frecuentes los objetos de adorno y uso personal, como anillos, pulseras, fíbulas o amuletos, que propiciaban al difunto un buen tránsito a la otra vida.

  

En el solar de Abarzuza se han encontrado además unas cerraduras pertenecientes a pequeñas cajas o cofres, lucernas y piezas de hueso. Destacan, por lo inusual del hallazgo, dos grilletes de hierro colocados en los tobillos de una difunta, que podría tratarse de una esclava.

  

Asimismo, se localizaron algunas monedas, cuya presencia en muchas tumbas  respondía a funciones muy importantes, pues tenían un gran valor simbólico y religioso. Eran usadas como viático, amuleto y, en general, como elemento para facilitar el tránsito del difunto al "Más Allá".

  

En la excavación se han encontrado diversas estructuras relacionadas con los rituales funerarios. Una con planta cuadrangular parece relacionarse con algún tipo de habitáculo o recinto destinado a las actividades llevadas a cabo en la necrópolis, otra es una fosa de época fenicia que tenía en su interior restos de ánforas. Cuatro pozos contenían igualmente restos de ánforas junto a fragmentos de otras vasijas cerámicas, huesos pertenecientes a perros y conchas de moluscos marinos, sobre todo muergos y cañaillas. También se localizaron tres piletas escalonadas con la superficie estucada.

  

Además, 58 ánforas dispuestas en diversas alineaciones, seccionadas para utilizar únicamente sus mitades inferiores, aparecieron clavadas verticalmente en la arena. Podrían haber sido utilizadas a modo de muretes de separación para delimitar distintas áreas funerarias.

  

La selección de piezas ha estado a cargo de la conservadora del museo María Dolores López de la Orden y del restaurador Luis Carlos Zambrano, que también se ha encargado de la restauración de las piezas expuestas. Del montaje y renovación de la sala se ha ocupado el equipo de mantenimiento, correspondiendo a la dirección las tareas de coordinación. Ha sido muy valiosa la colaboración del Gabinete Pedagógico de Bellas Artes, cuyo personal ha realizado el montaje audiovisual y el diseño de los textos informativos.

Visitas: 674

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más