La siguiente noticia, del diario extremeño "Hoy", se hace eco de la charla impartida hace tres días, el 18 de septiembre, en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, con motivo del XXIII Día del Museo, por el Prof. Luis García Iglesias, durante muchos años catedrático de Historia Antigua de la Universidad Autónoma de Madrid, viejo y buen amigo, compañero en la UAM y en la Real Academia de Extremadura, por lo que me satisface doblemente transmitir esta nueva incorporación al patrimonio epigráfico, histórico y religioso, emeritense e hispano, que imagino será publicada más adelante en detalle en la revista Anas.

La inscripción no es nueva propiamente hablando, pero sí novedosa, pues la tenía un coleccionista particular que ahora la ha donado al museo:

EMERITA AUGUSTA TAMBIÉN ERA JUDÍA
Una pieza desconocida que ha sido donada al Museo Nacional de Arte Romano muestra la existencia de al menos dos sinagogas en la ciudad en el siglo IV

Juan Soriano | Mérida

Un testigo de la riqueza de la comunidad judía en la Mérida romana que ha permanecido oculto durante siglos sale ahora a la luz. El Museo Nacional de Arte Romano de la capital autonómica cuenta con una nueva pieza, donada por Diego Galindo, un emeritense de adopción que durante años la ha guardado en su colección particular y que ha decidido entregarla al centro museístico.

Inscripción funeraria de Aniano Peregrino, pieza que evidencia una destacada comunidad judía. / (Foto Brígido)
(La misma, algo más ampliada, se inserta aquí, clicando luego sobre la foto).

La pieza, datada en el siglo IV y de origen desconocido, muestra una inscripción funeraria de Aniano Peregrino, a quien se considera un personaje importante de la comunidad judía. Se le identifica como un 'exarconte', aunque a título honorífico. Como explica Luis García Iglesias, catedrático de Historia Antigua, este cargo tenía cierta consideración, pero no correspondía al jefe religioso de la comunidad, sino a un puesto civil (*).

Lo importante reside en que se le identifica como 'exarconte' de dos sinagogas. La ausencia del artículo no permite aseverar si se refería a las dos sinagogas de la ciudad o a dos sinagogas, lo que invitaría a pensar que aún habría más. En cualquier caso, muestra un dato hasta ahora desconocido, la existencia de al menos dos templos de culto hebreo en la Mérida del siglo IV, cuando la ciudad «era la capital de toda Hispania, incluido el norte de África».

Hasta la fecha, apenas se disponía de datos sobre la comunidad hebrea en la antigua Emerita Augusta. Se conoce una inscripción del siglo II y varios textos, ya de época visigoda. La pieza donada al Museo Romano permite cubrir un espacio histórico desconocido y destacar la importancia del judaísmo en la colonia después de la diáspora causada por la conquista de Jerusalén por Tito en la década de los 70 del primer siglo de nuestra era.

Luis García Iglesias resalta que la inscripción está escrita en latín vulgar, de mala calidad, lo que remonta tanto a la época en la que se data la pieza como al ambiente marginal de la comunidad. «Los judíos, ni siquiera los de occidente, no se latinizaron», apunta el historiador. En lugar de la lengua dominante, sólo manejaban el hebreo y el griego.

Cuenta con otra particularidad. En su parte inferior refleja dos candelabros de siete brazos, lo que «hace indiscutible que se trata de una pieza judía». En ambos casos, uno de estos brazos se asemeja a un elemento vegetal. Para Luis García Iglesias, quizá se trate del árbol de la vida, un signo recurrente, pero se decanta por identificarlo con una palma, un símbolo de honor y alegría, como queda de manifiesto en la Biblia en la narración del recibimiento a Jesús a su llegada a Jerusalén. Pero, en este caso, la palma se funde con el objeto. «Eso no lo había visto en ningún sitio», reconoce el catedrático de Historia Antigua.

Día del Museo

Luis García Iglesias ofreció ayer una conferencia sobre esta pieza en la celebración del XXIII Día del Museo Nacional de Arte Romano, jornada en la que se conmemora la inauguración de la nueva sede del centro emeritense, que se llevó a cabo el 19 de septiembre de 1986.

En este acto también se hizo entrega de la XVI edición del premio 'Genio Protector de la Colonia Augusta Emerita', con el que se distingue a personas y entidades que destacan en el conocimiento y conservación del patrimonio arqueológico de Mérida.
Este año los galardones han recaído en el empresario portugués Manuel Rui Azinhais Nabeiro, fundador de Cafés Delta, por su apoyo a las labores del Museo Romano, la Asociación de Amigos del Museo y la Fundación de Estudios Romanos, además de por su ayuda para estrechar lazos entre España y Portugal.

En el apartado institucional se ha premiado a la Fundación Orange por su promoción del patrimonio entre las personas con discapacidad auditiva gracias a la puesta en marcha del servicio de signoguía que presta de forma gratuita el museo emeritense.

………………………

(*) Conociendo al conferenciante, seguramente quiso decir que se trata de un cargo dentro de la comunidad religiosa, pero no directamente relacionado con el culto. La figura del exarco/exarconte existe también en los monasterios cristianos, y no debe confundirse con los exarcas bizantinos y ortodoxos.


- Para una iniciación al tema de las sinagogas en el mundo romano (en inglés), véase aquí, dentro del interesante portal Livius.org (sección de Roma, aquí).

N.B. Vayan las gracias al amigo Juan Gil, que me dio a conocer la noticia.

Visitas: 916

Respuestas a esta discusión

Interesantísima noticia, Dra. A.M. Canto, tanto por la referencia que hace a la comunidad judía de Mérida en el S.IV, como por la propia inscripción en sí, con esos dos menorás, uno de ellos muy peculiar, efectivamente, al llevar un brazo con forma vegetal (curiosa la coincidencia de esta noticia con el debate hemos tenido -tenemos- en el post "Hallan en Israel representación antigua de menorá").

A tenor de lo que se informa en la noticia, lo que sorprende es que esta inscripción no haya sido conocida y registrada antes. ¿Cómo es posible que su propietario no la haya dado a conocer hasta ahora regalándola al Museo Romano de Mérdia? Parece un poco censurable tal escamoteo de tan interesante inscripción. A lo mejor es que no he entendido bien la noticia, dada su redacción. Ud. dice que "La inscripción no es nueva propiamente hablando, pero sí novedosa", lo que no sé muy bien como interpretar. ¿Quiere decir, tal vez, que sí se conocía, pero que hasta ahora no hubo, quizá, oportunidad de presentarla y estudiarla públicamente? En fin, no está muy claro.

De lo dicho por el catedrático, Luis García Iglesias, con esta inscripción se confirma, efectivamente, que la comunidad judía de Mérida era numerosa e importante ya en el S. IV, tal como se suponía (de ahí que el título de la noticia "Mérida también era judía" no sea muy exacto). La existencia de dos sinagogas así lo demuestra.

Esto me trae a la memoria, además, que no hace mucho se estableció en Mérida una fuerte polémica con el derribo del muro Sur de la iglesia de Santa Catalina (en el entorno del Templo de Diana), pues algunos expertos suponían en la misma vestigios de una sinagoga judía. Ahora que se recupera esta inscripción funeraria judía, puede que se reavive dicha polémica.

Foto: Restos de la iglesia de Santa Catalina, con el muro de cierre meridional ya derribado.

Y ya que se hace mención en la nota informativa a otra inscripción epigráfica judía de Mérida, del S. II, quizá no esté de más recordarla aquí:

C.I.L. II, 515


Transcripción: Iustinus Menandri filius / Flavius Neapolitanus anno(rum) / XLVI h(ic) s(itus) e(st) s(it) t(ibi) t(erra) l(evis) Sabina marit(o) / optimo et merentissimo et / Menander filius cum seroribus(!) / suis Rece[pt]a et Salvina / patri piissimo [- - -] / p(onendum) [c(uravit)]

Puede encontrarse una foto mejor de esta inscripción y su traducción aquí, y un pequeño comentario sobre ella (dentro del contexto de elementos forasteros en la Hispania romana) en esta obra de Antonio Garcia Bellido (pag. 142 [24]).

Por último, Dra. A.M. Canto, le estaría muy agradecido (si no es mucho pedir, y dado que es usted una gran experta en epigrafía) si pudiera avanzarnos la transcripción completa y traducción (aunque sea provisional, puesto que quizá haya que estudiarla con detalle) de esta nueva o novedosa inscripción funeraria que se ha dado a conocer.

Por cierto, el enlace a la foto de la inscripción, para verla más ampliada, por algún motivo no funciona.

Como siempre, un cordial saludo.

Estimado Sr. Caso: Empezando por el final, gracias, pero no sería correcto por mi parte, puesto que me consta que el Dr. García Iglesias se está ocupando ya de ella. La inscripción no es "nueva", en el sentido de que no acaba de aparecer, pero es "novedosa" porque no la conocíamos físicamente. ¡Cuántas piezas desconocidas están desde hace años, décadas e incluso siglos, en colecciones particulares, y los propietarios, a veces en razón de su origen, no siempre notifican su existencia! De todos modos, en el ámbito local sí suele haber conocimiento de los fondos de una colección, otra cosa es poderlos publicar, no siempre es posible.

Por otra parte, debo decirle que, a pesar del consenso que hay (de expertos como García y Bellido, García Iglesias y García Moreno) en ver el ara de Justino de Mérida como el más antiguo testimonio epigráfico judío en la Península, personalmente no estoy de acuerdo con ello, no creo que se trate de una familia judía.

Le agradezco la noticia del derribo de la ermita de Santa Catalina (o al menos de su muro sur) en marzo pasado, lo que lamento, aunque supongo que se habrá hecho tras las oportunas comprobaciones del Consorcio. Cabe decir de que en ese entorno del templo de Diana-foro es donde se halló en las excavaciones de 1972 el fragmento de lucerna con menorah que está en el Museo (la foto está en el enlace que Ud. puso al libro de Hervás, pág. 17-18), lo que reforzaba la vieja idea de que por ahí andaba una de las sinagogas emeritenses, quizá la principal y una de las dos de las que conocemos ahora que Anniano Peregrino fue exarconte. Saludos.

P.D.- Uno de los brazos tiene forma vegetal en ambas menorahs.
Apreciada Dra. Canto:

Me hago cargo de sus reparos y lo entiendo. Supongo que ya habrá ocasión de ver los resultados del análisis de la inscripción cuando se publique en la revista Anas (o en cualquier otro medio), como usted apuntaba al principio del post. Si, en su momento, Ud. se entera de ello, y nos lo comenta aquí, ya sabe que se lo agradecemos mucho.

Debo decirle que ignoraba que Ud. no considera que la inscripción de Justino sea de autoría judía. Es un dato interesante. ¿Tiene Ud. publicado en algún sitio sus argumentos al respecto, de tal forma que los pudiera leer? ¿O podría decirme, sucintamente, por qué mantiene esta opinión?

No sé, igual me paso pidiéndole estas cosas (que me interesan sobremanera), pero ya sabe que admiro mucho su competencia profesional.

Gracias también por advertirme que la inscripción funeraria que se presentó tiene en cada menorá (o menorah, como usted apunta) un brazo en forma vegetal. A simple vista parecía que sólo lo había en uno de ellos. Fijándose más detenidamente parece que sí se observa esta circunstancia (no sin cierta dificultad). De todos modos, ¿podría Ud. revisar el enlace que puso para ver más ampliada la imagen de dicha inscripción, dado que no funcionaba?

Otro saludo cordial
Sr. Caso: Desde luego, aunque puede que la revista tarde un poco en salir. Le agradezco de nuevo sus amables palabras, pero el estudio en cuestión está aún inédito y no puedo darle los detalles, le informaré igualmente cuando aparezca; ya he tenido varias experiencias desagradables por poner datos y opiniones inéditas en red, y he aprendido la lección (no lo digo por Ud., obviamente). Por otra parte, el enlace a la foto ampliada es éste, y clique Ud. luego sobre la fotografía. Saludos.
De acuerdo, Dra. Canto, esperaremos, es muy comprensible lo que me dice.

Gracias por lo del enlace.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más