¿Quién estaba arrojando lanzas antes que los seres humanos?

Fuente: Discovery News | Jennifer Viegas | 13 de noviembre de 2013 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Restos de puntas de piedra de lanzas arrojadizas, descritas en un nuevo trabajo de investigación, son tan antiguas que en realidad son anteriores a los primeros fósiles de nuestra especie en 85.000 años.

Hay un par de posibles consecuencias, y ambas son alucinantes. La primera es que nuestra especie podría ser mucho más antigua de lo que previamente se pensaba, lo que cambiaría para siempre el árbol genealógico humano existente.

La segunda, y más probable en este momento, es que una especie antecesora era extremadamente astuta e inteligente e hizo herramientas sofisticadas mucho antes de que el Homo sapiens surgiera.

El Homo heidelbergensis, también conocido como Hombre de Heidelberg, vivió en África, Europa y Asia occidental, desde hace al menos 600.000 años. Él claramente se movió bastante, y muchos piensan que esta especie es el antepasado directo del Homo sapiens en África y de los neandertales en Europa y Asia.

Una muestra de puntas de piedra de Gademotta, las cuales exhiben características micro y macrofracturas indicativas de ser usadas en lanzas arrojadizas.

El nuevo trabajo, publicado en el último número de PLoS ONE, se centra en las puntas de piedra para lanzas recientemente identificadas, las cuales datan de hace 280.000 años. Fueron encontradas en un yacimiento de la Edad de Piedra etíope conocido como Gademotta.

Yonatan Sahle (izquierda), un investigador postdoctoral del Centro de Investigación de la Evolución Humana en la Universidad de California, Berkeley, y su equipo, analizaron los artefactos.

Determinaron que las lanzas se hicieron a partir de obsidiana encontrada cerca del lugar. Los fabricantes de las mismas tuvieron que diseñar la forma puntiaguda de las cabezas de dichas lanzas y sus mangos. A continuación, fue necesario unir las puntas firmemente a tales mangos. Incluso hoy en día todo esto requeriría de habilidad, concentración y múltiples pasos.

¿Podría acaso un especie de Steve Jobs, dentro del Hombre de Heidelberg -como innovador de su conjunto de herramientas-, haber llegado a elaborar esta útil punta de lanza y su proceso de producción?

"Posiblemente", dice Sahle.

"Los avances tecnológicos no necesariamente se asocian con cambios anatómicos (entre las especies Homo)", dijo. "Los avances podrían haber empezado antes".

Por tanto, la inteligencia necesaria para crear tales herramientas podría haber precedido a nuestro actual tipo de cuerpo. En base a las recreaciones que he visto del Hombre de Heidelberg (y Mujer de Heidelberg), sí se parecen mucho a nosotros. Se sabe que eran bastante altos y musculosos.

Foto: Localización y estratigrafía del yacimiento de Gandemotta.


En cuanto a por qué semejantes herramientas innovadoras de este período sólo se conocen en este sitio de Etiopía, Sahle tiene algunas ideas.

"Primero, las materias primas de alta calidad se encontraban cerca, así que las mismas podrían haber permitido una plena expresión de las capacidades tecnológicas", dijo.

"En segundo lugar, una mayor población existía en este enclave", continúa. Con más individuos alrededor, habría habido una mayor oportunidad para la difusión de ideas innovadoras. Si había de hecho una especie de Steve Jobs en el grupo, podría haber influido en más individuos e incluso haber creado una suerte de línea de montaje prehistórica de lanzas.

"En tercer lugar, hubo un gran lago aquí", añade Sahle. "Puede ser que el mismo haya atraído ocupaciones estables en su seno, alimentando aún más los avances tecnológicos".

Todavía no está claro que los seres humanos prehistóricos cazaran con lanzas. Una mezcolanza de restos de animales fue hallada en el lugar, pero los investigadores no han sido capaces de analizarlos todavía.

Lo que está claro es que las lanzas eran arrojadas desde cierta distancia a la presa, en lugar de ser empujadas hacia las víctimas, al estilo neandertal.

Visitas: 6064

Comentario por Francisco Joel Alvarez Martijn el noviembre 23, 2013 a las 4:24pm

Saludos.

Resulta muy interesante encontrar información, que una vez mas nos demuestra que la Historia oficial de la raza humana se ve cuestionada, pues ese enorme rompecabezas que es nuestra evolución, y que cuenta con muchas piezas faltantes,  muchas veces se completo con solo la imaginación de los distintos autores o investigadores; pero es momento que se empiece a replantear los descubrimientos de la "arqueología oscura", para tener una visión real de nuestra historia como raza.

Comentario por Francisco Javier Martín Fernánde el noviembre 23, 2013 a las 9:04pm

Saludos,

Este trabajo de investigación supongo que debe ser revisado y repetido por otros investigadores. ¿Son realmente puntas de lanza? ¿Qué tecnica de datación se ha usado? ¿Qué margen de error tiene esa técnica? Por otra parte, el titular no es correcto, ya que los Homo heidelbergensis fueron seres humanos. Como sabéis, los humanos son todas las personas pertenecientes al género Homo, que se define por la taxonomía y por el empleo profundo de la cultura (industria lítica), con una antigüedad de más de 2 millones de años.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 23, 2013 a las 10:45pm

Antes de cuestionar el trabajo de investigación que se relata -muy resumidamente- en el post conviene leerse el mismo en PLOS ONE (está en abierto), cuyo enlace se proporciona justamente para ese fin.

En dicho trabajo se puede encontrar cumplida respuesta a las preguntas de si los artefactos que se analizan son realmente puntas de lanza, qué método de datación se ha usado, y otras parecidas.

Respecto a si es correcto o no el uso del  sintagma "seres humanos", dado que el Homo heidelbergensis se encuadra en el género Homo, la cuestión es relativa. En sentido lato, genérico, de género, así es, pero en sentido estricto, de especie, quizá cabe tal definición para distinguir al Homo sapiens del resto de sus ancestros. Al fin al cabo, el concepto de especie también es sumamente controvertido. Seguramente, más apropiado sería referirse a los Homo sapiens con la consabida fórmula de "Hombres Anatómicamente Modernos" (HAM), que es muy usual en los medios científicos, a fin de evitar confusiones y debates más o menos estériles. Sin embargo, como ya sabemos que en los medios periodísticos (especializados incluso en información científica) se inclinan más por la fórmula referida (seguramente para hacerla más compresiva ante el gran público) los aficionados y profesionales a estos temas saben a qué atenerse sin dar mayor importancia al asunto (y sin menoscabo de que estas cosas convenga, como es de rigor, aclararlas de vez en cuando).

 

 

Comentario por Francisco Javier Martín Fernánde el noviembre 24, 2013 a las 3:36pm

Gracias por la amplia respuesta, Guillermo, no me había percatado del enlace a la publicación. La he leído y ahora tengo una idea más precisa del asunto, pero me faltan conocimientos para poder evaluar el trabajo. Pienso que en ciencia siempre es bueno un poco de sano escepticismo sistemático, y tengo la impresión de que los resultados de este trabajo podrían no ser del todo concluyentes. En cualquier caso, me alegraría que estos resultados se confirmasen, porque serviría para combatir el chovinismo de especie.

Algunos grupos étnicos, como los esquimales inuit, se han otorgado a sí mismos y en exclusiva la la condición de humanos (el singular de inuit es inuk, que significa «hombre» o «persona»), en un alarde etnocéntrico. ¿Y ahora vamos nosotros a hacer lo mismo con nuestra especie, en contra de la taxonomía? No me parece que sea una cuestión relativa ni que ayude a conprender mejor nada al gran público, ni que sea este un debate estéril sin importancia. En un contexto actual se puede hablar de la especie humana porque solo hay una, pero la biodiversidad humana ha sido mucho mayor en el pasado y eso lo debe tener muy claro la gente. Pienso que, sin necesidad de recurrir al tecnicismo "Hombres Anatómicamente Modernos" (HAM), basta con decir "humanos modernos" o "sapiens". No me parece que baste con aclarar esto de vez en cuando, pienso que los conceptos deben divulgarse siempre de forma clara y sencilla, pero con rigor. Un saludo.

Comentario por Ariel Mario Ricobaldi Bracciale el diciembre 20, 2013 a las 6:29pm

ME PARECIÓ ACERTADA LA PRIMER POSTURA DE LA ANTIGÜEDAD DEL HOMO...GRACIAS.-

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más