La organización social de Çatalhöyük era más compleja de lo que se pensaba

Foto: Panorámica parcial del yacimiento de Çatalhöyük

 

Vía: LiveScience | Owen Jarus | 29 de junio de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Fotos: Çatalhöyük Research Project y Jason Kilan

 

 

Restos humanos descubiertos bajo el suelo de las casas de adobe en uno de los primeros asentamientos permanentes del mundo, no estaban biológicamente relacionados unos con otros; un hallazgo que presenta una nueva imagen de la vida hace 9.000 años en una llanura pantanosa en el centro de Turquía.

Los investigadores encontraron, incluso, que los niños de tan sólo 8 años no fueron enterrados junto a sus padres u otros parientes en el lugar denominado Çatalhöyük.

"Ello habla mucho del tipo de estructura social que podrían haber tenido", dijo a LiveScience la investigadora Marin Pilloud (foto a la izquierda), una antropólogo físico de las fuerzas armadas de Estados Unidos en Hawai.

Una antigua sociedad

Çatalhöyük abarcaba unas 10,5 hectáreas, y sus habitantes -estimados en unos 10.000- se habrían ganado la vida mediante el cultivo y la cría de animales domésticos. Fue construida en una llanura pantanosa en el centro de Turquía.

Antes de Çatalhöyük, la mayoría de las gentes del planeta se ganaban el sustento como cazadores-recolectores, moviéndose a través de los territorios con el fin de sobrevivir. En el período posterior a la fundación de Çatalhöyük, más asentamientos agrícolas fueron creados en el Medio Oriente, allanando el camino para las grandes ciudades y el nacimiento de las primeras civilizaciones.

Cuando los arqueólogos desenterraron por primera vez el yacimiento, en la décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, se encontraron con que el asentamiento no contenía calles. Las casas de adobe estaban agrupadas unas con otras, y sus habitantes entraban a las mismas a través de una escalera en el techo. Dentro de las casas, la gente pintaba formas artísticas sobre las paredes y creaba puntas de lanza, así como cerámica. También enterraban en ellas a sus muertos (hasta 30 individuos por casa), debajo de los suelos.

 

 

Foto: Reconstrucción de una de las casas tal como aparecía hace casi 9.000 años. Las paredes estaban cubiertas con yeso blanco y cubiertas de arte decorativo, mientras que las personas estaban enterradas bajo el suelo con plataformas por encima de ellos.


 

 

Foto: Punta de lanza de obsidiana

 

 

Foto: La gente de Çatalhöyük fueron algunos de los primeros alfareros del mundo. Los arqueólogos han encontrado buenos ejemplos de su trabajo, incluyendo la vasija que se muestra.

 

 

Foto: Reconstrucción de un enterramiento.

 

Los dientes dicen todo

 

Para entender cómo los seres humanos enterrados estaban relacionados, los científicos intentaron -sin éxito, debido a su avanzada edad y a la contaminación- extraer el ADN de los esqueletos.


Así, Marin Pilloud y Clark Spencer Larsen (foto a la izquierda), de la Universidad estatal de Ohio, analizaron la siguiente cosa mejor: el tamaño y la forma de sus dientes. Dado que las personas que están relacionadas deben tener similitudes en la morfología de los dientes, los investigadores compararon los restos dentales de 266 individuos del yacimiento. Sus resultados se detallan en un artículo recientemente publicado en la American Journal of Physical Anthropology.

En su investigación encontraron que las personas enterradas bajo el suelo de cada casa no estaban, en general, relacionadas entre sí. Con la posible excepción de un edificio, esto ocurrió en todas las partes del yacimiento durante el tiempo en que éste existió.

 

 

Foto: Restos de una mandíbula que sirvió para analizar las relaciones de parentesco de los habitantes de Çatalhöyük.

 

"No se veía que hubiera un fuerte componente genético para determinar quiénes serían enterrados juntos", dijo Pilloud. El descubrimiento sugiere que las personas que vivían en Çatalhöyük no estaban vinculados entre sí a través de fuertes lazos de parentesco, agregó.

"No estoy tratando de argumentar que las relaciones biológicas no hubieran sido significativas para las personas de Çatalhöyük", dijo Pilloud. Sino que, más bien, el parentesco biológico "no era el único principio que definía (al grupo), tal como nosotros presumíamos que ocurría en la era de los cazadores-recolectores".

El profesor Ian Hodder (foto a la izquierda), de la Universidad de Stanford, que dirige las excavaciones en curso y los esfuerzos de investigación en Çatalhöyük, dijo a LiveScience que los resultados ofrecen una nueva perspectiva sobre cómo era la vida en el antiguo asentamiento.

"Es realmente muy emocionante. Normalmente los arqueólogos han de deducir exactamente lo que las relaciones biológicas podrían ser; ellas abren todo un mundo", dijo Hodder, el cual no está involucrado directamente en este estudio. "De alguna manera los resultados son contra-intuitivos, ya que no es realmente lo que nosotros esperábamos".

 

 

La vida colectiva

Los resultados apoyan una idea que los científicos habían venido presentado: que la sociedad de Çatalhöyük fue determinada por la pertenencia de sus miembros a las casas, en las cuales un grupo de personas transmitían derechos y recursos, explicó Hodder.

"Ser miembro de la casa no estaba basado en el parentesco biológico, sino en una amplia gama de procesos mediante los cuales las personas podrían unirse a la casa", adujo.

Cada casa podría haber tenido acceso a sus propias herramientas, cotos de caza, fuentes de agua y tierras agrícolas. La organización de cada casa en Çatalhöyük podía, de hecho, abarcar varios hogares concretos del lugar.

"Lo que distingue a cada entidad es su co-propiedad en una serie de recursos", señala Hodder.

 

Foto: Restos de cebada.

 

 

Foto: Restos de tejido textil.

 

Convirtiéndose en urbanitas

El cambio de las relaciones familiares-biológicas hacia una forma más práctica basada en la participación de los recursos, pudo haber resultado como consecuencia de haber adoptado la gente de Çatalhöyük un estilo de vida urbana centrado en la agricultura. Ello podría haber alterado su visión de las relaciones familiares.

"Antes eran cazadores y recolectores, eran grupos sueltos altamente móviles. Ahora estaban totalmente juntos y ligados, y todos viviendo en lugares cerrados.

Ellos podían haber llamado a otros grupos de personas, fuera de su familia biológica, para hacer cosas como tomar el rebaño para llevarlo a pastar o para ayudar con la cosecha, cosas que podían haber requerido más gente", argumenta Pilloud

Hodder dijo que este descubrimiento sugiere que Çatalhöyük era una sociedad más compleja de lo que se pensaba.

"Creo que, mientras la sociedad se volvió más sedentaria y compleja, el parentesco en sí mismo no pareció ser suficiente para mantenerla unida", dijo. "Esto es lo que se sugiere, dado que ellos tenían un nivel lo suficientemente complejo, necesitaron algo más complejo que la relación de parentesco".

 

Foto: Además de pinturas murales el pueblo de Çatalhöyük elaboraba figuras enigmáticas, tal como el ejemplo que se muestra aquí.

 

Noticia relacionada:

* Family ties doubted in Stone Age farmers



Visitas: 726

Comentario por ignacio el julio 2, 2011 a las 3:14am

Me ha gustado el articulo. Desconocia este sitio totalmente. He estado mirando por google y wikipedia, para ampliar info. Este articulo en ingles de la linea aerea turca tiene mapa y fotos muy buenas. Pongo el link a quien le interese.

http://www.turkishairlines.com/en-INT/skylife/2006/august/articles/...

 

Comentario por MIGUEL LEON VAQUERO el julio 5, 2011 a las 2:38am

Es muy curiosa la organización de los individuos de esta aldea. El respeto por una vida más

allá de la muerte queda patente en estos antepasados nuestros, además de ser un reflejo de

sus reflexiones sobre lo humano y lo ¿ divino ?.

Comentario por Mario Valdez el julio 14, 2011 a las 3:24am
Pues parece lógico que una vez que el nivel de subsistencia se supera las relaciones sociales cambien , para mantener bien administrada la riqueza debieron de unificar los intereses de gente venida de varios lugares. Aun es común que en la época moderna un cruce de caminos donde los grupos se reúnen para intercambiar gradualmente se convierta en un caserío y luego en un pueblo o ciudad . En la zona donde vivo en Latinoamerica los cruces de caminos bien aprovechados en unos años se concierten en mercados y luego aparecen las casas , luego la colonia ...me parece una idea para este primer ensayo de urbanidad de los hombres antiguos .
Comentario por Mario Valdez el julio 14, 2011 a las 3:29am

Alguien sabe si había una relación cultural entre este yacimiento y Gobleki Tepe ? ...

 

Comentario por F. Javier RODRIGO el febrero 8, 2014 a las 10:50am

Seguro que cuanto mas se avance en la excavación mas nos sorprenderemos de lo que llegarón a conseguir, seguro que habrá muchas cosas que no nos sorprenderán.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más