Sobre la política ineficaz contra el mercado clandestino: entrevista con F. Fernández

El ex director del Museo Arqueológico de Sevilla y del conjunto de Itálica, Fernando Fernández, con casi 40 años de experiencia, cree que es ineficaz la política contra el mercado clandestino de antigüedades y cuestiona el resultado de la operación policial "Tertis", una de las mayores de la historia. - EFE

La entrevista con estas valientes declaraciones, de alguien que conoce muy bien el sistema por dentro, es de la Agencia EFE, y de momento ha sido reproducida en dos medios:

UN VETERANO ARQUEÓLOGO DENUNCIA LA INEFICAZ POLÍTICA CONTRA EL MERC...

(EFE - Sevilla - 26/12/2009 14:57 ) Por Agencia EFE – 27/12/09

Sevilla, (EFE).- Fernando Fernández, ex director del Museo Arqueológico de Sevilla y del conjunto de Itálica, con casi 40 años de experiencia, cree que es ineficaz la política contra el mercado clandestino de antigüedades y cuestiona el resultado de la operación policial "Tertis", una de las mayores de la historia.

En declaraciones a Efe, ha señalado que la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía "se ha negado siempre a adquirir piezas arqueológicas, pensando que era una manera de luchar contra las excavaciones clandestinas; y es posible que fuera así, si nadie comprara, pero en un mundo en el que todos compran, sobre todo los museos extranjeros, el que no compremos nosotros a nada conduce, más que a perder las piezas."

La Ley de Patrimonio dice que un objetivo prioritario será la recuperación del patrimonio andaluz que esté fuera de la región, pero, según el arqueólogo, "no se hace nada por evitar que salga, por lo que deberíamos reconocer que, si no somos capaces de evitar que se excave clandestinamente, hemos de comprar las piezas que están en el mercado antes que salgan al extranjero y haya que comprarlas a más alto precio."

"En el Museo de Mainz (Alemania) se ha hecho una tesis doctoral con los vidrios que posee procedentes de la Bética; y se ha escrito un grueso volumen recogiendo los broches de cinturón de bronce visigodos hallados en Andalucía. ¿No hubiera sido mejor evitar que se fueran?", ha puesto como ejemplo.

"Todo no puede hacerlo la Policía y la Guardia Civil; porque además luego el juez dice que todo eso que ellos han recogido en puestos de venta ambulante o registros domiciliarios debe devolverse a sus legítimos propietarios, porque no hay pruebas de que sean piezas procedentes de excavaciones clandestinas", ha señalado en alusión a la operación Tertis, una de las mayores de la historia contra el tráfico clandestino de piezas arqueológicas.

Ha insistido en que "la lucha contra las excavaciones clandestinas está mal enfocada, la solución está en las autoridades locales, que son, por otra parte, las responsables de la conservación de su patrimonio, pero se preocupan más de crear museos que de vigilar a quienes ellos saben que viven del tráfico de bienes culturales; en el fondo es cuestión de votos."

En el Museo Arqueológico de Sevilla, en estos últimos años, no ha entrado ninguna pieza por adquisición, salvo las compradas por el ministerio: "Las últimas creo que fueron las tablas de bronce de la 'lex romana de Irni", ha recordado Fernández.

"Después, siendo yo director, hice un par de propuestas más, y las adquirió también el ministerio, pero en una ocasión me obligó a entregar la pieza al Museo Arqueológico Nacional y en otra al de Mérida, aunque eran piezas procedentes de Sevilla; en vista de lo cual dejé de hacer más propuestas", ha explicado.

"El Ministerio compra, directamente y en las subastas públicas, y ejerce, como debe, los derechos de tanteo y de retracto, por si alguna pieza de interés se le escapa inicialmente poderla recuperar pagando lo que se pagó por ella o lo que vaya a pagarse en el momento de la venta; el comercio está permitido, lo que está prohibido y debe evitarse, y contra lo que se debe luchar es contra las excavaciones clandestinas."

Ha añadido que hay que "dar ejemplo", o sea que "no puede castigarse a un hombre porque esté haciendo un agujero para sacar una moneda y permitir que se destruya un monumento como el de Cercadillas, en Córdoba, o el subsuelo de la Encarnación, que llegó a calificarse del Gugenheim de Sevilla".

"La desproporción es tal que si a aquél, que será un parado que rellena sus horas de ocio buscando algo por el campo, hay que ponerle mil euros de multa, y habrá que ponérselos, a los otros habría que ponerles cadena perpetua", ha dicho el arqueólogo.

Algunos ayuntamientos también compran piezas, y crean sus museos, ha señalado, para preguntarse "de qué excavaciones proceden las preciosas piezas tartésicas del Museo de Cabra" (Córdoba), inaugurado hace unos años por la que fue consejera y ministra de Cultura, Carmen Calvo.

...............

También en El Correo Web:

Fernando Fernández: "No se hace nada para evitar las excavaciones c...

(Alfredo Valenzuela (Efe) Actualizado 26/12/2009 21:26) (Vía P. Monteiro, Archport)

................

Suscribo particularmente algo que hemos comentado aquí en otras ocasiones: la enorme paradoja que supone perseguir a un modesto "pitero" de pueblo, mientras se permite un atentado al patrimonio tan monstruoso, y oficial (con todas las administraciones públicas implicadas) como fue lo de Cercadilla en Córdoba (ahora estación del AVE).

Visitas: 654

Comentario por Ituci el diciembre 27, 2009 a las 9:58pm
Felices fiestas a todos. Agradezco a Alicia. A. Canto que haya insertado esta noticia hoy. Si la hubiera colgado mañana pensaría en una Inocentada.
Sabía que cualquier día aparecería, aunque fuera un disidente; me he sorprendido gratamente; parece que esas palabras las hubiera cogido de mi tertulia de la noche de antes.
No entiendo o no estoy de acuerdo con el tema de las excavaciones clandestinas, pero en todo lo de más lo al calcado.
La Ley de patrimonio “al menos en Andalucía” es un desastre, no tiene contento a nadie (por lo visto).
Hace unas semanas en mi pueblo se registran dos viviendas, a personas por el mero hecho de haber preguntado por una tinaja (de esas de agua de toda la vida, vamos de patio y palmera) En una tienda de antigüedades, que estaba siendo investigadas en el pueblo vecino; ya nadie en este pueblo comprende estas actuaciones, que se llevan repitiendo en los últimos años (cualquiera podría pensar que este bello pueblo, Castro del río, es el pueblo de los expoliadores; y se equivocaría). Jamás hemos visto registros en busca de drogas u otras cosas ilegales, y si vimos como el concejal de este pueblo dimitía por que en su casa se encontró una moneda romana.
Los cacos buscan robos de menos de 300 euros para no ser juzgados y con el patrimonio por una moneda que en el mercado negro vale 2 euros te llevan imputado.
Hace menos días, alguien encontraba en Cordoba, unos restos arqueológicos, y aun no se sabe la procedencia; mi opinión es que alguien se ha desecho de ellos, temiéndole a la quema.
La ley de patrimonio recientemente aprobada, permitía en el plazo del primer año, declarar las piezas en posesión de particulares, claro las piezas en posesión legal, así que las piezas teóricamente ilegales, aunque llevaran veinte años en “propiedad” no se podían declarar. Así que poca solución.
Debería cambiarse al menos, para que los ayuntamientos permitieran la recepción de piezas particulares, por si hubiera algún “arrepentido”.
Desde luego que algo bueno tenía esta ley. Al menos que yo sepa ha quitado muchos aficionados de chichinabo, piteros domingueros, coleccionistas de poca monta y personas de buena voluntad, para dejar paso al expoliador de profesión y gentes que han encontrado aquí, la manera de ganarse la vida. Y por lo tanto difícil de quitar de circulación.
Comentario por Francesc Sánchez el diciembre 27, 2009 a las 10:33pm
Interesante la entrevista, y más por la categoria y conocimiento del tema del entrevistado. Es un tema de dificil conjunción y que lo sufren todas las comunidades autonomas en mayor o menor medida. Discrepo en que los gobiernos deban comprar material expoliado, aun a riesgo de que vaya a parar a manos privadas de "coleccionistas" sin escrupulos. Pero aceptar las compras por las instituciones sería tanto como legalizar "de facto" la expoliación. Debemos buscar otras medidas y sobre todo más eficacia, ahí, como siempre es donde falla la admnistración, sea cual sea.
Comentario por Ituci el enero 11, 2010 a las 8:10pm
Que lástima que este tema, no tenga mas discusión.
Lo digo por ......que en cuanto cuelguen otra noticia de actualidad desaparecerá de la cabecera. "

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más