Relevancia de Cástulo y del mosaico hallado en 2012

Foto: Vestigios de Cástulo

Historia

Cástulo fue una importante ciudad íbera, capital de la región de Oretania. Las ruinas de lo que fue aquel asentamiento se encuentran apenas a 5 km. de Linares. La ocupación del lugar se inició en el año 3000 a.C., y  basaba su desarrollo en la economía agraria del valle del Guadalimar. Algunos agricultores se establecen en ciertos lugares dando lugar a la llamada “Cultura de los Silos”. Durante el Bronce Medio, Cástulo toma entidad e importancia como conglomerado urbano, muy vinculada a los yacimientos minerales de su área de influencia.

Durante los siglos X al VII a.C., Cástulo es considerado como un núcleo avanzado de la periferia de Tartessos,  por lo que tanto griegos como fenicios ponen su punto de mira en la ciudad. En el periodo ibérico, Cástulo es considerado como uno de los oppidum –fortalezas elevadas y urbanizadas- más importantes de Andalucía. Fueron los tiempos de la capitalidad de la Oretania. Acuñó moneda propia como ciudad íbera. Oretania expandió sus límites hasta Ciudad Real por el norte, Málaga por el sur, Gibraltar por el oeste y Cartagena por el este. En el 208 a.C., y tras un año de guerra, la ciudad cae en manos de los cartagineses. En el 206 a.C., Cástulo pierde esta capitalidad tras entregarse al ejército de Publio Cornelio Escipión, que asedió la ciudad. Desaparece de ese modo la Oretania, puesto que la región es incorporada a la Tarraconensis romana. A pesar de perder la capitalidad, Cástulo sigue siendo una ciudad –ahora romana- muy importante.

 Con el comienzo de la Segunda Guerra Púnica, Cástulo se alía de primeras con Cartago, alianza sellada con el enlace entre el cartaginés Aníbal y la castulonense Himilce. En el último instante Cástulo se alía con Roma, que sale vencedora. Cástulo consigue con ello privilegios, tal como la explotación de los yacimientos de metal de la Sierra Morena Oriental.

La ciudad se adapta al modelo organizativo romano, construye nuevos edificios y cuenta con un gran teatro, posiblemente también tuvo un anfiteatro. De esta época son buena parte de los restos que hoy en día podemos encontrar en el yacimiento.

En época visigoda, Cástulo posee una sede episcopal que queda interrumpida en el siglo VII al trasladarse el obispado a la pujante ciudad de Beatia –Baeza-. La ciudad de Cástulo es literalmente desmontada para construir los nuevos edificios de Baeza, tal como muestra la estatua de Himilce que remata la fuente en la plaza del Pópulo de la ciudad baezana.

Comienza la decadencia de la ciudad. La llegada de los musulmanes a la Península Ibérica solo trae más decadencia para Qastuluna, la próspera ciudad ibero-romana no es más que unas casas dispersas protegidas por una endeble muralla. Finalmente, coincidiendo con la fundación de Bury al-Hamma -Baños de la Encina- la ciudad queda totalmente apuntillada.

 

A partir del siglo X, Cástulo no aparece en ninguna fuente escrita, por lo que se supone que hubo un traslado masivo de sus habitantes hacia poblaciones vecinas.

Entre los siglos XI y XIII existe un renacimiento del núcleo de la antigua Cástulo propiciado por su posición estratégica junto al río Guadalimar. De este periodo es el Castillo de Santa Eufemia del que todavía hoy perduran algunos restos.

En el siglo XIV Cástulo es abandonado definitivamente, las ruinas sirven de cantera para las florecientes ciudades de Baeza y Linares. Un siglo más tarde se ordena la demolición de las murallas y restos de edificios que quedaban en pie. Desaparece de ese modo una de las ciudades iberorromanas más importantes.

En el siglo XVIII las tierras de Cástulo fueron repartidas entre varios vecinos de Linares. Cástulo aparece mencionada en el el Diccionario de Pascual Madoz: Las investigaciones, prospecciones y excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento se desarrollaron ininterrumpidamente desde 1969 hasta 1983 (destacando los trabajos de José María Blázquez), y después, más esporádicamente, hasta 1991, fecha en que cesaron por cuestiones administrativas ajenas al proceso de investigación. A partir del año 2011, con la creación del Conjunto Arqueológico de Cástulo, y a través del proyecto de investigación Forum MMX se han retomado las excavaciones arqueológicas que han sacado a la luz restos de edificaciones públicas, concretamente un posible templo de época imperial del siglo II.

Mosaico romano de Cástulo, en Linares (Jaén)

En junio de 2012, durante la segunda fase de excavaciones en el foro romano de la antigua ciudad ibero-romana de Cástulo, en Linares (Jaén), un equipo de arqueólogos, del Proyecto de investigación Fórum MMX, sacó a la luz un mosaico romano de comienzos o mediados del siglo II, el cual presenta un vivo colorido y un magnífico estado de conservación gracias en parte a una capa de ceniza que lo cubría. Está compuesto por pequeñas teselas de piedra y pasta de vidrio en tonos rojos, amarillos, verdes y azules. El mosaico representa las cuatro estaciones del año. Cástulo tuvo una gran importancia comercial en la antigüedad, tanto en época íbera como romana, ya que, según los escritos, el Guadalquivir era navegable en esa zona, y por donde también pasaban varias vías romanas.

La directora de las excavaciones en curso del Proyecto de Investigación Forvm MMX, Concepción Choclán, el director del yacimiento y del Museo Monográfico de Cástulo, Marcelo Castro, y el director del Intituto de Arquelogía Ibérica, Arturo Ruiz, nos daban el pasado mes de agosto todos los detalles del descubrimiento.

 

La revista especializada en Historia de National Geographic ya dedicó en el mes de octubre de 2012 un espacio destacado dentro de la sección de noticias al descubrimiento de Cástulo de este pasado verano.

"Uno de los grandes descubrimientos arqueológicos del año 2012″, así considera la prestigiosa revista de divulgación histórica y científica National Geographic, el flamante mosaico romano descubierto este pasado verano en el yacimiento ibero-romano de Cástulo, dentro del Proyecto de Investigación Forvm MMX. Tal consideración ha sorprendido al equipo de la excavación que sacó a la luz la obra y que no esperaba esta repercusión.

En un artículo de la edición digital española de la revista se incluye al mosaico castulonense dentro de los hallazgos arqueológicos más relevantes del pasado año en España y en el resto del mundo, junto a los nuevos guerreros encontrados en Xian (China), las momias «Frankenstein» de South Uist (Escocia), las máscaras del Templo del Sol Nocturno, en El Zotz (Guatemala), la fortificación de La Bastida, en Totana (Murcia), el conjunto de calaveras del Templo Mayor, en Ciudad de México, el asentamiento prehistórico de Solnitsata, en Provadia (Bulgaria), la localización del lugar exacto en el que fue apuñalado Julio César en Roma, la estatuilla prehistórica de «El encantado de Begues», en Begues (Barcelona), y el Tesoro tracio en Sveshtari (Bulgaria).

 

El mosaico, descubierto después de veinte siglos de oscuridad, es de una gran calidad, elaborado con esmero, con teselas de pequeño tamaño, algo propio del Alto Impero, realizado probablemente a finales del siglo I o principios del II d.C. Destaca el colorido aportado por teselas vidriadas de color rojo, verde y azul. Las figuras tienen un gran realismo, particularidad característica en obras encontradas en los países del sur del Mediterráneo. Un hecho que hace pensar en una más que posible vinculación del Cástulo con esta zona. Entre las figuras representadas se encuentran mitos como “Paris” o “Selene”. Tampoco faltan los motivos geométricos. Todo ello en un gran estado de conservación, a pesar de que el edificio que lo alberga fue demolido intencionadamente por algún motivo que se desconoce.

FUENTES:

http://www.linares28.es/2011/01/26/nuevo-hallazgo-en-castulo/

http://youtu.be/J21sQ5mbgCUhttp

http://http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/actua...

 

 

 

Visitas: 4191

Comentario por Alicia M. Canto el enero 27, 2013 a las 12:55pm

Ya sólo empezar a leer este post me trajo buenos recuerdos, pues fui quien supervisó, en el verano creo que de 1971 o 1972, la excavación del espacio que se ve en la foto de arriba. Corresponde a lo que llamábamos “el criptopórtico” de la “villa romana del Olivar” (villa o termas que había empezado a ser excavada en 1970 por F. Molina Fajardo, también bajo la dirección de J. Mª Blázquez).

Ese subterráneo estaba, como es natural, repleto de tierra hasta la bóveda, así que dio bastante trabajo. Yo misma encontré en él, a media altura, un fragmento de mano de bellísimo mármol blanco, entre otras muchas cosas allí arrojadas de cualquier manera, cuando ya era una especie de vertedero. Por no recordar el extraordinario pedestal de la estatua que el sevir augustal Lucius Licinius Abascantio (no Abascantius, como a veces se lee) dedicó a Antonino Pío, que también tuve la suerte de encontrar, siendo aún estudiante (fue una de las “piezas de convicción” que me atrajo hacia la Epigrafía), que apareció reutilizado en el muro trasero del mismo edificio (aunque en alguna parte leí hace poco la memoria de la excavación, en la que, a pesar de tal nombre, no se recordaba para nada a ambos excavadores, cosas que pasan... ;-) ).

Pero (con disculpas por comentar estos personalia), paso ya al espléndido e intrigante mosaico, encontrado en 2011 y terminado de excavar en 2012, recordando que aquí en Terrae Antiqvae hay una buena selección de fotos.

El post contiene algunos errores, aunque supongo que todos derivados de las fuentes utilizadas. Lo de llamarle "iberos" a los oretanos (y a casi todo el mundo...) parece que ya no tiene remedio, de tan extendido como está, (¡y a capite!) así que desisto de razonarlo.

Pero, por ejemplo, si la Oretania se llama así (aunque en ese mapa se les ha ido algo la mano), el nombre tendrá más que ver con Oretum, por lo que parece lógico que la ciudad llamada Oretum Germanorum (cerca de Granátula de Calatrava, C. R.) sea más antigua, o más "capital" del territorio. Lo que sí parece apreciarse es que había dos Oretanias, al norte y al sur de Sierra Morena, y que en ambas primaban respectivamente Oreto y Cástulo, como lo demuestra también el que en época visigoda fueran dos episcopados distintos.

Pero lo que de verdad quería comentar sobre todo es que, con todos los respetos, el texto de la National Geographic-España no está a la altura de la calidad del mosaico, ya que suministran cuatro o cinco errores en muy pocas líneas. Para empezar, el río junto al que se alza Cástulo no es el Guadalquivir sino el Guadalimar; además el Guadalquivir sólo era navegable hasta Córdoba; su hallazgo, como antes dije, fue en el verano de 2011, su tema principal no son las cuatro estaciones, etc. Está muy bien que pongan de relieve el mosaico, por la repercusión que esta revista tiene, y también para el yacimiento, pero es lamentable que no informen con precisión a sus lectores.

Así que no es extraño que los de NatGeogr hayan incluído también en su lista de hallazgos extraordinarios de 2012 el “Lugar exacto donde murió César (Roma)”  porque, en cuanto a calidad de información y de seguimiento, saber cómo terminó esa noticia sería ya “de matrícula de honor”… Saludos dominicales.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más