La pirámide de Kefrén se reabre al público junto a 6 nuevas tumbas faraónicas

La pirámide de Kefrén, o Jafra, levantada en torno al 2520 a.C., abrió hoy de nuevo su interior al público después de permanecer tres años cerrada por los trabajos de restauración, junto a seis tumbas de altos cargos faraónicos de gran valor histórico y artístico. Las labores en Kefrén se concentraron principalmente en la restauración, mantenimiento y ventilación interna de los pasadizos y la cámara funeraria, según explicaron los responsables de la arqueología egipcia.

Fuente: Enrique Rubio | EFE, El Cairo, 11 de octubre de 2012


"Cerrar la pirámide durante tres años da una buena oportunidad para restaurarla. Hay tiempo para limpiar la ornamentación, que se ensucia por la presencia constante de turistas", señaló en declaraciones a la prensa el director de la Meseta de las Pirámides de Guiza, Ali al Asfar. La segunda pirámide más grande de Guiza, después de la de Keops, fue construida para el enterramiento de Kefrén, cuarto rey de la IV Dinastía, que reinó en Egipto entre los años 2590 y 2463 a.C.

Kefrén (nombre helénico del faraón Jafra, por el que se le conoce en Egipto) la construyó encima de una roca para que estuviera a la misma altura de la de su padre, el faraón Keops, y es considerada como la más completa encontrada en Egipto hasta ahora. El ministro de Estado para Asuntos Arqueológicos, Mohamed Ibrahim, destacó en Guiza la importancia de las tumbas que han sido abiertas al público por primera vez, especialmente la de Meresanj III, nieta del faraón Keops y esposa de Kefrén.

Según Ibrahim, las seis tumbas son "únicas tanto desde un punto de visto histórico como artístico" y servirán para mostrar al mundo nuevos secretos de la vida diaria en la civilización faraónica. "Con estos proyectos, preservamos nuestro patrimonio para entregárselo a las generaciones venideras. El objetivo que deseamos es aumentar el número de turistas, del cual depende directamente la financiación de los proyectos, e intentar que cuando alguien viaje a Egipto vea algo más que las pirámides", explicó Ibrahim.

Para el responsable de las antigüedades egipcias, es fundamental que todo el mundo vea que se puede visitar de nuevo Egipto, tras la revolución del 25 de enero de 2011, en una situación de normalidad absoluta y sin riesgos para la seguridad. "No deseamos donaciones ni ayudas, solo que los turistas vuelvan a Egipto", dijo Ibrahim en declaraciones a Efe tras el acto de inauguración.

En la meseta de Guiza se han descubierto hasta ahora alrededor de 400 tumbas o mastabas, que se van abriendo y cerrando de forma alternativa para protegerlas y restaurarlas.

En el cementerio oeste hoy se abrieron cinco tumbas de altos cargos del Reino Antiguo, mientras que en el cementerio este se encuentra la mastaba de Meresanj III, de especial importancia "ya que se trata de una tumba real", según Ibrahim. La tumba de Meresanj III (cuyo nombre significa literalmente "la que ama la vida") está esculpida en la roca, a unos 200 metros de la pirámide de Keops, y contiene un conjunto de estatuas de gran belleza, incluida una que reproduce a la princesa con su madre.

Foto: Vista de los grabados de la tumba de la reina Meresanj III en la milenaria pirámide de Kefrén, en Giza, El Cairo, Egipto / Khaled Elfiqi - EFE

Además, los frescos en la pared de la mastaba muestran escenas cotidianas del Egipto faraónico, como la caza o los trabajos domésticos. Las tumbas restantes del cementerio oeste pertenecen a altos funcionarios del Egipto antiguo como Ka Um Ong, que fue responsable de los secretos de los documentos de la realeza y supervisor de sus tesoros, o Ya Sen, inspector de los jardines y parques faraónicos.

En el Reino Antiguo, los egipcios deseaban tener sus tumbas cerca de las de su rey por la esperanza de resucitar junto a él, para participar de las ofrendas que se realizaban al difunto y para reproducir el mismo escenario de la realeza en el "más allá". Además de la reapertura de la pirámide de Kefrén y de las seis tumbas, las autoridades egipcias anunciaron en el acto el final de los trabajos para controlar las aguas subterráneas que amenazan algunos de los monumentos más emblemáticos de Guiza, como la Esfinge.

...

...

 

Jafra (ḫˁ f rˁ en egipcio) o Jefrén (Χεφρήν en griego), más conocido como Kefrén, fue el cuarto faraón de la dinastía IV de Egipto, reinando de c. 2547 a 2521 a.C. (Según Von Beckerath).

En la Lista Real de Abidos lo titulan Jafra y en la Lista Real de Saqqara Jaufra. El Canon Real de Turín da 20 años de reinado (datos muy dañados). Manetón lo denomina Sufis II y asigna 66 años de gobierno.

Hijo de Jufu y Henutsen; estaba casado con Meresanj III, hija de Kauab y depositaria de los derechos dinásticos, con Jamerernebty I, madre de Menkaura, y con Jamerernebty II.

Heródoto escribe que Kefrén era hermano de Keops, reinó 56 años y que en su época todos los templos estaban cerrados al culto y Egipto se encontraba en la mayor indigencia, siendo detestado por los egipcios (esta narración se contradice con la construcción de sus templos)

Según Heródoto mandó erigír la segunda pirámide de la meseta de Guiza, datada cerca de 2520 a. C (Altura 143,5 m. Base 215,25 m. Pendiente 53º 7’ 48”), de la que quedan el núcleo pétreo y restos del revestimiento original, en piedra caliza, cerca del vértice, y una hilada, de granito, en la zona inferior. Dispone de cámara Real con sarcófago de granito rosado, donde Giovanni Battista Belzoni encontró, en 1818, unos huesos de vaca.

También se le adjudica la Gran Esfinge, el templo funerario, el Templo del Valle, una pirámide subsidiaria, cinco fosos de barcos y la calzada procesional.

Ordenó construir la tumba de Jamerernebty I en Guiza, próxima a la pirámide.

Fuente: Wikipedia.es

Una espléndida estatua de Jafra sedente protegido por el dios Horus, de diorita, fue encontrada en Guiza por Auguste Mariette, en 1860; se expone en el Museo de El Cairo.

Visitas: 2330

Comentario por Horacio Atilio Fleitas el octubre 13, 2012 a las 3:43pm

Cuando uno lee 2520 años ANTES DE CRISTO,  es algo que pareciera salirse del espectro lógico. Y sin embargo, esta allí inconmovible, es evidente que todos vamos a pasar pero esa pirámide quedará allí, a no ser un desastre natural de proporciones apocalípticas. Es algo increíble. Muy bueno el blog.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más