EL PUESTO CANTONAL DE CONSTAZA, EN LA REPUBLICA DOMINICANA


El Puesto Cantonal de Constanza


FUENTE, Documento de J. Agustín Concepción, aparecido publicado en la Revista Ahora, num. 438, de fecha 3 de abril de 1972, reproducido para el conocimiento de la historia de la Provincia de La Vega.

La sección de Constanza fue erigida en sede de puesto cantonal, dependiente de La Vega, el 25 de mayo del 1900 y conservó su rango hasta 1909, año en que fue elevada a Común.
La elevación de Constanza en asiento Cantonal se efectuó en virtud de una moción que presentaron al Congreso Nacional los diputados por La Vega, que eran los señores. Manuel Ubaldo Gómez Moya y Elías Brache hijo.
El texto de la Ley que dispuso la elevación del puesto cantonal es-

VISTA.: la moción presentada a este Alto Cuerpo por los diputados por la provincia de La Vega, pidiendo la erección del poblado de Constanza, jurisdicción de la citada Provincia, en Puesto Cantonal
Visto: el informe de la Comisión de lo Interior de este Alto Cuerpo, favorable a la moción:
CONSIDERANDO: que el poblado de Constanza, por la densidad de su población, por su importancia agrícola y por haber gazado de la categoría de Puesto Cantonal desde hace mucho años es acreedor a la gracias solicitada

RESUELVE.
Articulo 1ro. Erigir en Puesto Cantonal el poblado de Constanza, jurisdicción de la Provincia de La Vega
Articulo 2do. El ciudadano Gobernador de La Vega designara provisionalmente los límites que deban separar de la común de Jarabacoa el Nuevo Puesto Cantonal
Articulo 3ro. La presente Resolución será enviada al Poder Ejecutivo para los fines constitucionales
La Ley fue promulgada por el Presidente de la República Juan Isidro Jiménez, el 25 de mayo de 1900.

Primer Personal Edilicio
Creado el puesto Cantonal, en asamblea primaria efectuada el 15 de junio del mismo año, se procedió a la elección de los miembros del ayuntamiento.

Los primeros ediles fueron: Francisco Gratereaux, presidente, José Avelino Cabral, vicepresidente, Generoso Matías, Vitelio García y Antonio María García, vocales, Norberto Infantes, síndico y Manuel Monte de Oca, secretario
La instalación del bufete se hizo al aire libre, a la sombra de histórico guayabo quien existió en la actual calle Garatereaux. Era entonces gobernador civil y militar de La Vega,. Pedro A. Bobea de Castro.

Hasta el momento de su conversión en común. Constanza tuvo un total de cinco jefes cantonales, fueron: Salvador Bois, Miguel Abreu, Ricardo Rodríguez, Manuel Maria García y Francisco Castillo, El primer alcalde fue Francisco Gratereaux hijo, designado el 15 de junio de 1900.

Primeros Pobladores
En el número de los primeros pobladores de Constanza, además de los montoneros procedente de San Juan y de Jarabacoa que constituyeron el grueso de la primitiva población, pueden mencionarse los siguientes: José Araujo, Francisco y Antonio Suriel. Damián, Juan Pablo y Agustín Duran, Carlos Soriano, Ciriaco y Pilar Corcino, Agustín Espinal, Domingo Pinales, Gregorio Díaz, Toribio Delgado, Manuel Monte de Oca, y Aniceto Rosado

A estos primitivos pobladores se sumaron luego varias familias desde distintos y distantes puntos del país llegaron a Constanza, y entre las cuales se distinguían las Gratereaux, Abreu, Collado y Durán

Todavía en tiempo anterior al período que hacemos referencia se habían radicado en Constanza, siendo ésta apenas un paraje, otros forasteros, tales como Pedro Abreu y Rufino Espinosa,
Este último sirvió el cargo de jefe seccional hasta la hora de su muerte, sobresalió por su dinamismo y quien llevo a Constanza la imagen de Nuestra Señora de la Mercedes, que los hijos de la comarca veneran como su santa patrona

Pedro Abréu procedía de La Vega, mientras que Rufino Espinosa era nativo de Bánica y fue uno de los tantos vecinos de la frontera que se refugiaron en el interior, huyendo de las invasiones haitinas

Rufino Espinosa, a quien juntamente con Francisco Gratereaux pueden considerarse como fundador de Constanza, fue así mismo quien levantó la primera iglesia, obra en la cual lo secundaron los señores León Duran, Manuel Corcino, Cano Liberata, José María García, Bautista Sánchez y Faustino de la Rosa. Esta primera iglesia con que contó el poblado la consagro el presbítero Pablo Faña, entonces párroco de Jarabacoa


Aspecto del caserío en 1852

Retrocediendo otra media centuria, veamos más adelante el panorama en 1852 ofrecía el valle de Constanza, de acuerdo con la descripción que del mismo hace Sir Robert H. Schomburgk.
Comienza la descripción así: Poco después de las tres de la tarde del día 20 de julio de 1852, paramos en Portezuelo y admiramos el panorama del Valle de Constanza, prosiguiendo el relato, La vista desde Portezuelo hacia el valle es encantadora. El brillante amarillo-verdoso de la sabana produce un admirable efecto junto al tono oscuro de los pinares que la rodean. Montañas de un azul oscuro, cuyas cimas se pierden entre las nubes, forman el fondo del hermoso cuadro.

Después de descender del alto de Portezuelo y de caminar algún tiempo por el bosque, y ya en el llano, Schomburgk, consiga que ´¨ la sabana estaba llena de ganado que pastaba y una manada de potrillos guiados por sus madres, vinieron al encuentro de nuestra cabalgata.

Ponderando las excelencias de los pastos que halla a su paso, el famoso explorador afirma que ¨ el ganado prospera y su carne es de muy buen sabor. Por esa razón – recalca- este apartado valle, cuyo ascenso es tan difícil, fue escogido como tierra de pasto desde 1750 y continua siéndolo hasta el día de hoy.( hay que señalar que el autor se refiere a el 1852, fecha que el explorador Ingles visito la población de Constanza, es en esa tiempo que se refiriere como era la forma de vida de esa población enclavada en las montañas de la Cordillera Central)

Siguiendo el relato de Sir Robert H. Schomburgk, dice ¨´ en el límite occidental del valle, al describir un humilde y miserable bohío, que es sin duda el mejor de los seis que se levantan en toda el área, advierte que una sola familia ha residido los últimos dos años. Se refiere desde luego, al bienio de 1851-1852.

Finalizando hace notar el diplomático y geógrafo que muchos vienen ocasionalmente para revisar el ganado, estampar los animales jóvenes y llevar otros para los mercado del llano. La mayoría de los dueños de ganado y caballos viven en Jarabacoa,. Con excepción de la familia que habita permanentemente, pasan largos periodos sin que nadie pisen el valle

El valle que vio Gabb
Tiempo después se duplica el número de viviendas halladas en el valle por Schomburgk. Así, duplicadas, la halla el notable mineralogista norteamericano William M. Gabb (Gabb, estuvo estrechamente vinculado a la comarca. Su esposa Virginia R. de Gabb, murió en La Vega el 21 de agosto de 1870, después de un año residiendo en el País) cuando exclama ´´ No hay punto en Santo Domingo de apariencia menos tropical que el valle de Constanza.

Una docena de casas en medio de los bosques, ni una sola palma, ni plantas tropicales a la vista. Montañas negras y agrestes cerrando el valle en todas direcciones, las altas columnas de pinos. Todo, en fin recordando el corazón de la Sierra Madre más bien que el interior de una isla bajo el cáncer,( hace luición al trópico de Cáncer).

Tal era el panorama humildísimo, pero cautivadoramente bello.- que ofrecía la comarca a mediado del siglo XIX

Los Terrenos del Valle y de la Villa
En relación a los terrenos donde se edificó la villa de Constanza, es constante que para 1785, año en que se publico la obra IDEA DELVALOR DE LA ISLA ESPAÑOLA, de Antonio Sánchez Valverde, el propietario de todo el valle era Don Melchor Suriel, , entonces vecino de la ciudad de La Vega, y quien era mayordomo de la cofradía de la Purísima Concepción, una de la siete que existías en la feligresía vegana para el año 1779 ( las cofradías religiosas eran agrupaciones con centenares de feligreses la cuales poseían tributos propios ya para el año de 1739 habían formadas tres de estas agrupaciones religiosa en la ciudad de la Concepción de La Vega.- ver Historia de la Concepción de La Vega, del Doctor Guido Despradel Batista, Pág. 113)

La referencia que en relación a ello aparece en la valiosa obra de Sánchez Valverde. Dice ´´ El Valle de Constanza, dividido del de San Juan por las altas serranías y colocado a la Marte Norte de la Isla en jurisdicción de La Vega, que estuvo desconocido muchos años,. Es tan fresco, que en la estación más calalurosa del año se conserva la carne cuatro y cinco días, de que estoy informado `por mucha personas fidedignas y por su propio poseedor actual Don Melchor Suriel sujeto verisisimo

Visitas: 403

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más