Indignados del antiguo Egipto salieron a la calle hace más de 3.000 años para denunciar un caso de corrupción


"La Vanguardia" 15/05/2014 - Josep Padró y Sílvia Colomé

Hay manifestaciones que hacen historia y hoy se cumplen tres años de la última que ha logrado figurar en los episodios nacionales post Benito Pérez Galdós. La protesta del 15 de mayo de 2011 en Madrid derivó en sentadas por todo el territorio español y acabó creando el conocido movimiento de los indignados o 15M que reclamaba sobre todo una democracia más real y participativa.

Si miramos atrás, recordamos básicamente las manifestaciones obreras de la Revolución Industrial, pero la primera protesta documentada de la historia se produjo mucho antes, concretamente durante el reinado de uno de los faraones más afamados del antiguo Egipto, Rameses III, y, curiosamente, esta manifestación también finalizó en una sentada, como la última vivida en la España del siglo XXI.

Todo empezó en un poblado ahora llamado Deir el-Medina en algún año entre 1184 y 1153 antes de Cristo, es decir, hace más de 3000 años. Aunque pequeña, esta localidad del oeste de Tebas tenía una importancia capital, como lo demuestra la peculiaridad de estar construida en piedra. Totalmente excavada, se ha encontrado una importante documentación de su vida cotidiana. De hecho, todos sus habitantes eran operarios cualificados, desde albañiles a escultores o pintores... y se conservan las listas de las asistencias diarias al trabajo e incluso los motivos de las ausencias (algunas tan divertidas como por tener que llevar a curar una mula o por estar bajo los efectos del alcohol). Ellos eran los encargados de una tarea de vital importancia: construir la morada eterna del faraón, su tumba en el Valle de los Reyes.

Aunque Rameses III es considerado el último gran faraón del Imperio Nuevo, durante su reinado no se libró de los problemas económicos. Tanto es así que llegó un momento en que los obreros de Deir el-Medina dejaron de percibir su salario, que era en especies. No cobrar significaba, pues, sufrir hambre y ante esta situación decidieron pasar a la acción.

Primero tomaron una decisión valiente: dejaron de trabajar, inaugurando de esta manera la primera huelga de la historia. Creían que interrumpiendo las labores de las tumbas reales lograrían alguna reacción, pero no fue así. Entonces pensaron otra medida de presión: ir todos juntos hasta el edificio del Tesoro, protagonizando la primera manifestación hasta ahora conocida. Pero tampoco debieron lograr la respuesta esperada, así que emprendieron una tercera iniciativa: hacer una sentada ante el edificio del Tesoro, ubicado en la capital, Tebas.

Al final, los trabajadores consiguieron ser escuchados y se inició una investigación que puso al descubierto una estafa a gran escala. Los pagos salían de las arcas del Estado, pero se iban diluyendo a medida que pasaban de mano en mano por la cadena de funcionarios encargada de esta tarea. Cada uno se iba agenciando un poquito, hasta que el último se embolsaba lo poco que debía quedar. La corrupción también viene de lejos…

Rameses III tiene su magnífica tumba en el Valle de los Reyes, así como sus sucesores, lo que constata el éxito de la iniciativa de los obreros de Deir el-Medina. El faraón debió hacer justicia, aunque no pudo evitar su propia ruina, muriendo asesinado por un complot surgido de su propio harén. Pero esto ya es otra historia, muy alejada de las preocupaciones vitales de los obreros de las tumbas reales, los primeros indignados en salir a la calle a reclamar justicia, aunque su gesto no volvería a repetirse hasta muchos y muchos siglos después.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/cultura/20140515/54407911953/15m-histor... 
------------------------------------------------------------------------------------------------

La naturaleza humana no ha cambiado y noticias como esta nos hacen sentir que las preocupaciones y anhelos de estos egipcios del segundo milenio a.C. eran similares a los nuestros. El exotismo suele ser superficial. 

Visitas: 728

Comentario por ningishzidda el junio 10, 2014 a las 2:44pm

No es la primera huelga documentada, la primera fué la de los dioses Anunaki segun el Atrahasis....

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el junio 10, 2014 a las 3:50pm

La huelga, en el sentido de negarse a hacer la tarea que se espera de uno como protesta, debe ser una forma de protesta lo suficientemente antigua como para aparecer en las mitologías: tenemos también la de Deméter, cuando Hades raptó a Perséfone y la de Aquiles, cuando Agamenon le quitó a Briseida. Sin embargo esta huelga de trabajadores egipcios, de hombres, es real y concreta; con paro, manifestación y sentada a la manera de las actuales. 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más