El CAAI localiza un posible campamento cartaginés en el campo de batalla de Baecula

Foto: Algunos de los materiales encontrados durante la campaña. AI.

El Centro Andaluz de Arqueología Ibérica ha presentado hoy los resultados obtenidos del estudio que están realizando sobre la Batalla de Baecula, con el objetivo de averiguar cuál fue el lugar exacto en el que se desarrolló este acontecimiento bélico. En la última campaña han realizado dos nuevos descubrimientos, un horno de pan de grandes proporciones, y un nuevo campamento en el Cerro de las Albahacas, término municipal de Santo Tomé (Jaén).

Vía: Alicia Barea Lara | Andalucía Investiga.com, 26 de enero de 2009

La batalla de Baécula se desarrolló en el año 208 a.n.e. en el marco de la Segunda Guerra Púnica y fue el inicio de la conquista romana del Valle del Guadalquivir. Polibio y Tito Livio narraron los acontecimientos y la secuencia de esta acción bélica y detallaron cómo, ante la llegada del ejército romano de Escipión, los cartagineses se retiraron a una altura protegida por un río, y que el general romano tomó la decisión de atacar a Asdrúbal Barca en su propio campamento. La batalla implicó también a otros colectivos como los iberos ilergetes que dirigían los príncipes Indibil y Mandonio, que concurrían del lado romano y los honderos baleáricos y los jinetes númidas de Masinisa, que lo hacían del lado púnico.

Foto: Algunos de los materiales encontrados durante la campaña. AI.

En 2004 el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI) propuso que la batalla de Baécula sucedió en el Cerro de las Albahacas en Santo Tomé y que el Cerro de los Turruñuelos fue el oppidum (ciudad fortificada) de Baécula. Desde 2006 se desarrolla un proyecto sistemático de investigación de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, al que se ha sumado en 2007 un segundo proyecto del Plan Nacional I+D+I del ahora Ministerio de Ciencia e Innovación. En el 2009 el proyecto ha alcanzado la mitad del tiempo de desarrollo de los trabajos, motivo por el que realizan una valoración de los resultados obtenidos y una reflexión sobre los pasos a dar en los años que restan hasta finalizar la investigación, lo que ocurrirá pasados tres años más de trabajo.

Últimos resultados

Tras realizar una prospección superficial y varios sondeos arqueológicos en el oppidum encontrado en los Turruñuelos, los investigadores del CAAI afirman que el oppidum se fundó en el siglo IV a.n.e. y no alcanzó el siglo II a.n.e., y que durante su existencia el asentamiento fue uno de los oppida más grandes del Alto Guadalquivir, pues superó las 20 has. Esta ciudad fortificada alcanzó durante su vida un fuerte desarrollo urbano, avalado por el cuidado tratamiento, con enlosados, de algunos espacios públicos o la construcción de un horno de pan de grandes proporciones, que ha ofrecido abundante información sobre la alimentación de los iberos. A pasar de todo, “el paso del tiempo ha arruinado algunas zonas de su interior por los trabajos de extracción de grava”, ha explicado Juan Pedro Bellón, encargado de la excavación en este lugar.

Además, en 2006 realizaron una intervención con sondeos arqueológicos en el Cerro de las Albahacas, y desde entonces anualmente una microprospección. Desde este momento, comenta Francisco Gómez, se han prospectado 185.000 mtrs2, lo que supone un 4,6% del total de la superficie de la planicie superior donde se ubica el área letal de la acción de guerra. En total este espacio comprende un área de 400 has.

Como consecuencia de este trabajo se han localizado 463 objetos de metal de los cuales 128 son armas ofensivas y el resto pertenecen a objetos de equipamiento. Además se ha recogido cerámica de 319 cuadrículas, con lo cual se comienza a tener una noción más precisa de las acciones desarrolladas en la zona letal de la batalla, gracias a la distribución georeferenciada de los materiales. “Hoy ya estamos en condiciones de establecer cuáles fueron los espacios que caracterizaron la zona donde se produjo el cuerpo a cuerpo o el frente desde donde se desplegó el ejército romano”, explica Francisco Gómez.


El último de los descubrimientos arqueológicos se ha producido en la campaña de 2008, donde ha aparecido la geomorfología de un segundo campamento, avalada por abundante material, que viene a sumarse al campamento encontrado en la campaña de 2006, con lo que ya son dos los existentes, cuestión que coincide con la información aportada por las fuentes escritas romanas. Las hipótesis que barajan en este momento es que este segundo campamento pertenezca a los cartagineses y el primero, estudiado ya, es el romano, explica Arturo Ruiz, director del CAAI.

Objetivos futuros

En los próximos años se continuará con la intervención en el Cerro de las Albahacas, ampliando el área de microprospección hasta el 10% de la superficie de la zona letal, lo que permitirá precisar con bastante detalle los acontecimientos de la acción de guerra. Del mismo modo se estudiará el nuevo campamento para establecer la relación temporal de éste con el anteriormente descubierto. En esta nueva etapa se realizarán los trabajos que definirán el camino de acceso al escenario de la batalla del ejército de Escipión y la localización del campamento romano inicial, gracias a la existencia de materiales como las tachuelas de las calligae (sandalias) de los legionarios romanos. Por último, se cerrará la macroprospección superficial de todo el territorio circundante, 10 km. en torno al cerro de las Albahacas, que se encuentra en un estado muy avanzado de cobertura.

El objetivo final, según ha comentado Francisco Jiménez Nogueras, alcalde de Santo Tomé, es la realización de un museo en el que se puedan mostrar las piezas que han aparecido en este lugar, lo que proporcionará un nuevo aliciente turístico y cultural a la Sierra de Cazorla.

Más información:

Arturo Ruiz, director del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica
Paraje Las Lagunillas s/n (Jaén)
Tlf. 953212132



Artículo relacionado en Terrae Antiqvae:

Jaén. El primer campamento cartaginés hallado en España, en Santo Tomé

Visitas: 1000

Comentario por Sastre el enero 26, 2009 a las 8:07pm
O me he perdido completamente, o al titular del artículo periodístico le falta algún que otro "posible", "probablemente", "hipotético", etc.
Comentario por Carmen L. el enero 26, 2009 a las 10:30pm
Pues yo he disfrutado -un poco- con los dibujos de honderos baleares y otros guerreros que me parece proceden de esa colección impensable en la EjpaÑaza que es la Osprey Military tan algosajona y tan falta de lerele (off modo irónico) como sobrada de agudeza histórica.
Comentario por Alicia M. Canto el enero 27, 2009 a las 1:38am
Ah, Sastre, tiene Ud. buena memoria... y eso que ahora usan palabras como "posible" y "propuso", que eran impensables en 2004-2006...

En efecto, "el caso de la batalla de Baecula" ocupó muchos espacios y debates en Celtiberia.net, a partir del artículo original del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI), creo recordar que de 2004 (Baecula. Arqueología de una batalla" ), y de las noticias de prensa de entonces, que lo dieron como algo seguro de toda seguridad. Véase un expresivo ejemplo del verano de 2004:

"La batalla de Baécula no fue en Bailén. El asentamiento ha quedado fijado al sur de Santo Tomé y al norte de Peal de Becerro. El proyecto del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica, de la Universidad de Jaén, que ha permitido su descubrimiento, ha sido dirigido durante más de dos años por el doctor Arturo Ruíz, al frente de un equipo de investigadores."
Fuente: Asociación de Amigos de los Iberos (añaden imágenes de la prensa local, con titulares inapelables).

Por aquel tiempo se convocaban Jornadas científicas usando piezas como ésta:

(que luego resultó ser, no un estandarte militar, sino el adorno de un mueble).

..........

Sin embargo, las cosas no estaban, ni están, tan claras. Para el lector interesado en profundizar en el tema recuerdo algunos de aquellos debates en Celtiberia, pues eran un tema recurrente, y cada vez que aparecía una nueva noticia se suscitaba de nuevo:

Batalla de Baecula (junio 2005)

Sobre la ubicación de la batalla de Baecula (abril 2006)

Hallado el campamento cartaginés más antiguo de la Península (novie...

“Baecula” (octubre 2007 (artículo de J. J. Villar Lijarcio y M. A. Perea Monje, Revista Bailén Informativo nº 97, julio de 2007, pp. 6-16).

Polémica sobre Baecula (diciembre 2007)

Hubo después otro interesante, largo, cuyo articulo fue retirado por su autor -alguien de Cartagena- cuando se fue del portal, quedando los debates, pero ahora no recuerdo su nombre.

A mi juicio, como ya lo decía en 2004, y aunque yo misma en 1999 había señalado la importancia de toda esa zona de Cazorla en la 2ª GP (v. aquí y aquí), y que los romanos en el 211 a.C. no habían penetrado aún en el valle del Guadalquivir, los dos principales problemas en contra que tiene esta bien exitosa propuesta del CAAI se llaman "Polibio" y "Tito Livio". Porque, al contrario de lo que en la presente noticia (como en todas las anteriores, y en sus artículos) se asegura, ambos autores antiguos hacen imposible la ubicación de Baecula en Santo Tomé, a menos que consideremos que una distancia de 60 km pueden ser "los parajes alrededor de Cástulo", como afirma Polibio (X, 38, 7), o que olvidemos que Baecula estaba al oeste de Cástulo, como se desprende claramente de Tito Livio (28, 13, 4-5).

Hay otros problemas más, pero esos dos me parecen de bastante envergadura, si les añadimos el hecho de que, en buena investigación histórica, no se puede, o no se debe, atribuir un nombre antiguo a un yacimiento arqueológico con esta seguridad, mientras no aparezcan documentos epigráficos fehacientes que así lo prueben. En Santo Tomé hay un buen oppidum prerromano, y una ciudad romana con bastante epigrafía (nunca mencionando hasta ahora el nombre de la ciudad), y en las proximidades material militar, incluso restos de algún campamento o escaramuza, como tantos otros sitios hay en los móviles escenarios de un largo enfrentamiento (218-206 a.C.) (el propio CAAI detectó por la zona ocho o nueve, antes de quedarse con éste).

Pero de ahí a afirmar que aquello es Baecula, y que allí fue el escenario de la conocida batalla, faltan unas cuantas pruebas y, sobre todo, resolver el dilema que plantean los textos clásicos contrarios citados.

Ha habido importantes estudiosos de las guerras púnicas, expertos militares, historiadores de la Antigüedad, que tradicionalmente ubicaron esta batalla en o cerca de Bailén. Sin defender necesariamente que sea ésta la ubicación, es indudable que esa zona cuenta con la ventaja de cumplir las únicas dos condiciones de localización geográfica de la batalla suministradas por los antiguos, y de ofrecer una fácil escapatoria cartaginesa hacia el N., atravesando Despeñaperros, como así tuvieron que hacer.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más