Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos IX: El auto de apertura de juicio oral

La jueza finaliza la instrucción del caso Veleia. Atribuye delitos de daños y estafa a Gil y sus colaboradores

La magistrada pone fin a ocho años de instrucción con la ratificación de que los grafitos y piezas excepcionales supuestamente halladas en las excavaciones de Álava eran «falsas»

Fuente: Diariovasco.com | David González | Vitoria | 3 mayo 2017 

La jueza de Instrucción número 1 de Vitoria ha dado carpetazo este mismo miércoles a la instrucción de uno de los casos más veteranos del Palacio de Justicia alavés, el referente a la supuesta falsedad de las inscripciones halladas en cerámicas y grafitos encontrados en el yacimiento de Iruña Veleia por el equipo de Eliseo Gil, un caso que estalló en 2008 tras presentarse en sociedad piezas «excepcionales» y que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera. La magistrada ha puesto fin a la larga instrucción con un auto en el que ratifica las sospechas de falsedad de las piezas objeto de la investigación y abre la posibilidad de la apertura de juicio oral. Los investigados son Eliseo Gil, director de Lurmen, la empresa que gestionaba el yacimiento alavés; y sus colaboradores Óscar Escribano (geólogo) y Rubén Cerdán, uno de los más estrechos lugartenientes de Gil. La jueza les atribuye sendos delitos de daños continuados y de estafa continuada.

El caso de los grafitos supuestamente falsos de Iruña Veleia saltó a la luz pública en 2008 [sic], cuando un grupo de investigadores y expertos alaveses [sic] puso en duda los excepcionales hallazgos presentados en sociedad por el equipo de Eliseo Gil. No eran descubrimientos humildes. Se trataba de inscripciones en piezas que venían a revolucionar conceptos del cristianismo e incluso del euskera. Entre esas piezas, se presentaron un calvario (representación de la muerte de Cristo), que el equipo de Gil dató en el siglo III y de leyendas en euskera datadas en piezas de los siglos IV al VI, todo un hito en la historia de la lengua vasca.

Pero todo era, a juicio de la magistrada que ha investigado el caso, una burda mentira. En el auto, la jueza señala que la «falta de autenticidad de estos grafitos viene acreditada» por diversos informes del Instituto de Patrimonio de España y de la Escuela de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. «La trazabilidad de los fragmentos con grafitos no es demostrable y el tratamiento recibido no ha garantizado su integridad física necesaria para que los análisis sean concluyentes. Por motivos expuestos, los autores no pueden avalar la autenticidad de los grafitos», señalan estos informes.

La jueza desmonta también la serie de informes (tres) que los arqueólogos presentaron para avalar la autenticidad. Y atribuye igualmente un interés y un modus operandi a GIl y sus colaboradores. «Los encausados (…), puestos de común acuerdo y con el ánimo de obtener no solo un beneficio económico sino también prestigio y reconocimiento profesional (…) procedieron a realizar con diversos instrumentos inscripciones, entre otras en euskera, aplicando posteriormente y de manera intencionada un material de relleno para cubrir los trazados de los grafitos efectuados por ellos mismos». Una vez falsificadas las piezas, agrega la magistrada, las colocaron «de manera que fueran descubiertas después del lavado de los materiales por parte de los empleados de Lurmen». Por este motivo, añade, las piezas calificadas como excepcionales nunca fueron encontradas en los yacimientos, sino en el proceso posterior de lavado.

El caso estalló dos años después, cuando la Diputación alavesa, con la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle al frente, decidió abrir una investigación pública sobre unos hallazgos cuya autenticidad ya había sido puesta en tela de juicio por expertos vinculados a la Universidad del País Vasco [sic] (1) La comisión científico-asesora de la institución foral ratificó las sospechas y el caso entró en vía judicial.

(1) El señor periodista olvida decir (o quizá no sabe) que esos dos expertos de la UPV (los Prof. Gorrochategui y Santos Yanguas) eran los mismos que en 2006 formaban parte del equipo de Eliseo Gil, y los que se presentaron con él ante la prensa a ratificar, con gran entusiasmo, la autenticidad de las piezas (junto con P. Ciprés y E. Knörr, aunque éste luego prefirió fecharlos en la Edad Media), y sobre todo "las «inequívocamente» en euskara" (Gara, 16-6-2006).

¡Peccata minuta que fueran los mismos! (y oficialmente fueron del Equipo Veleia hasta octubre de 2008). Que se olvidaran y se sepultaran aquel enorme bochorno y aquellas fotos y vídeos es lo que ellos y su "entourage" de la UPV se afanaron después en conseguir, y parece obvio que lo han conseguido, al menos de cara al gran público y a parte de la prensa. Pero aquí no nos olvidamos, porque su falta de profesionalidad en aquel momento crucial fue también culpable de que hayamos llegado hasta aquí, 11 años después.

Véase en TA el amplio dossier "El caso Iruña Veleia: Documentos y debates", desde el 8 de junio de 2006 hasta ahora mismo.

:::::::::::::::::

Nueve años desde que estalló el escándalo

El equipo de las excavaciones de Iruña-Veleia presentó como verdaderas unas inscripciones en piezas que revolucionaban la historia de Álava, del euskera y del cristianismo

 

Fuente: Diariovasco.com | SERGIO CARRACEDO | 3 mayo 2017 

El "caso Iruña-Veleia" ha concluido su instrucción tras más de 8 años. Cayó en manos de la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Vitoria en marzo de 2009, meses después de que una comisión de expertos de la UPV y de otras universidades españolas –entre los que se encontraban lingüistas, historiadores y arqueólogos– emitieran a instancias de la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento, un informe acerca de las 450 piezas de origen romano halladas por los ahora encausados entre 2005 y 2006.

Los fragmentos contenían textos en latín y euskera, símbolos e iconografía cristianos y escenas cotidianas datados por sus descubridores entre los siglos II a V, lo que las convertiría en algo excepcional. El caso estalló en 2008 tras presentarse en sociedad estas «excepcionales» piezas que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera.

Sin embargo, los expertos universitarios dieron su dictamen en 2009. «Son falsos». Las inscripciones son «infantiles», «ilógicas», «inverosímiles» e «imposibles», argumentaron. La diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, encargó el análisis de los grafitos después de que catedráticos como Gorrochategui y Lakarra hiciesen públicas sus dudas sobre la autenticidad de unas "ostracas" que se dieron a conocer al mundo en junio de 2005 [fue en 2006, la presentación de 2005 a la prensa había pasado desapercibida por falta de "pesos pesados", y de piezas en euskera].

Eliseo Gil e Idoia Filloy, socios de Lurmen, encargada de la excavación, fueron apartados de la gestión del yacimiento, aunque siguieron defendiendo la antigüedad de los grafitos y denunciaron una campaña de derribo «mediática y académica». También surgió la plataforma de apoyo SOS Iruña-Veleia, que organiza congresos y promueve estudios, artículos y foros. Y se sumaron a la defensa de la autenticidad de las piezas los colectivos Euskeraren Jatorria y Martin Ttipia.

Euskotren y Eusko Trenbide, patrocinadores de las excavaciones, se querellaron contra Lurmen, pero sus denuncias fueron archivadas. Sólo se ha mantenido la doble demanda presentada por la Diputación. Durante 2009 y 2010, Lurmen, que también entregó nuevos estudios, pidió a la juez analíticas de laboratorios internacionales. Se solicitó un peritaje a la Guardia Civil, pero ésta aludió falta de medios y el caso pasó a la Ertzaintza. En enero de 2014 técnicos del Instituto de Patrimonio Cultural de España determinaron que 35 piezas que analizaron «presentan suficientes anomalías como para que los grafitos que contienen sean considerados contemporáneos».

Los defensores de la autenticidad calificaron el documento como de «auténtico despropósito» y «atentado contra el sentido común y la arqueometría», y acusaron a los responsables del Museo de Arqueología de haber alterado «voluntaria o involuntariamente» las piezas en las que los técnicos del Ministerio encontraron restos de metales modernos como el acero inoxidable.

Con el cierre de la instrucción, se abre ahora el juicio oral por el presunto fraude de los hallazgos del yacimiento de Iruña-Veleia por presuntos delitos continuados de estafa y daños contra el patrimonio histórico causados por las inscripciones efectuadas sobre los restos romanos hallados en el yacimiento.

............................................

También de interés, ayer en EITB (añadido por S. Cuesta en el post VIII):

Abren juicio oral por la presunta estafa del yacimiento de Iruña-Ve...

La magistrada cree "acreditado" que los responsables de la excavación falsificaron piezas para presentarlas como "extraordinarias".

Siguen más o menos la nota oficial, pero son los únicos hasta ahora en reproducir esto:

"...En el auto se indica que los daños causados por las inscripciones efectuadas sobre los restos romanos hallados en el yacimiento se pueden cuantificar en unos 600 euros por pieza. En su día, los responsables de la excavación aseguraron que se habían localizado entre 400 y 450 ejemplares "extraordinarios"." 

(A mi juicio se trata de una valoración económica sorprendente)

- La noticia apareció el mismo día 3 en otros medios, pero sin grandes novedades unos sobre otros:

ABC (de EFE): La jueza ve indicios de estafa y daños continuados en el caso de Ir...

Elperiodico.com: La juez abre juicio oral por la presunta estafa del yacimiento de I...

...............................................

Nota final

He comenzado y terminado este post con dos de mis ostraka (pues epigráficamente éstos no son "grafitos", nombre con el que sin embargo se han quedado) veleianos favoritos, el de "Porky" y el de "Deidre", porque ambos contienen casi todas las claves, tanto arqueológicas como epigráficas e históricas, que son aplicables para demostrar la falsedad del conjunto.

Como epigrafista de larga profesión que, con su nombre y apellidos, dio en 2006 la primera voz de alarma en el portal Celtiberia.net, nada más aparecer las primeras y escasas fotos y a pesar de la euforia general, añadiendo a lo largo de días, meses y años diversas críticas, y muchas observaciones técnicas básicas (varias luego muy repetidas por todos, como el 14-6-2006 la del imposible "RIP" o la del también increíble "ANQUISES", con la "probabilidad estadística", tan usada por Gorrochategui cuando cambió de bando...) que apuntaban a una falsificación, y más bien torpe (lo que a su vez -con algún otro dato- alarmó a los "expertos" de la UPV, hasta hacerles vacilar, y luego cambiar de opinión y de acera), además de informar a algunas autoridades que no sabían dónde estaba Iruña-Veleia, o qué pasaba allí (habría tanto para contar...), espero que este auto termine por fin de aclarar un suceso tan lamentable, que ha hecho daño en primer lugar a la venerable historia del euskera, que no necesitaba de esto para una mayor antigüedad y más bien le perjudicó, como entendieron por fin muchos medios y periodistas abertzales, durante mucho tiempo entusiasmados con los supuestos hallazgos.

También a mí, que -dejando aparte tantos insultos gratuitos de los "veristas", pues no sólo defendí mientras pude el "wait and see" en favor de Eliseo Gil, sino que jamás le ofendí ni le insulté (como sí lo hicieron otros, y terriblemente)- nunca he querido más que que se llegara a la verdad, tras unas conocidas amenazas a mi familia en 2011 (también les pasó a otros), tuve que abandonar el tema casi del todo, y he sentido como un riesgo inasumible -y no para mí- cualquier pequeño comentario que añadiera. A todas estas cosas simplemente no hay derecho.

Tengo mis dudas de que el juicio se llegue a celebrar pero si ocurre será bueno, porque aún faltan, como he dicho muchas veces, testigos y datos que el gran público todavía no conoce.

Y en él Eliseo Gil e Idoia Filloy tendrían por fin la oportunidad de defenderse que tanto han reclamado.

Visitas: 89490

Comentario por Percha el viernes

Un perito señala que los trazos de las piezas romanas "excepcionales" de Iruña-Veleia coinciden con dibujos hechos por Eliseo Gil

"¿Qué posibilidades hay de que eso sea casualidad? [Se puede] Pensar muy seriamente que la mano es la misma", concluye.

La Ertzaintza concluye que Iruña-Veleia es "una de las mayores falsificaciones arqueológicas del mundo romano".

Ertzaintza: En Álava se dio la mayor falsificación de un yacimiento romano

Eliseo Gil, a su llegado al Palacio de Justicia de Vitoria EFE

Un experto calígrafo, Gregorio Rodríguez, ha asegurado este jueves en el juicio por daños al patrimonio en 476 piezas "excepcionales" aparentemente falsificadas procedentes del yacimiento romano de Iruña-Veleia, a 10 kilómetros de Vitoria, que los trazos de los dibujos aparecidos en algunas de ellas coinciden con otros realizados por el principal acusado, Eliseo Gil, responsable del yacimiento hasta su destitución cuando empezaron a crecer las sospechas del fraude arqueológico. Aunque el abogado de Gil, Javier Martínez de San Vicente, ha cuestionado con vehemencia el informe que en su día elaboró este profesional, éste ha insistido en que hay rasgos personales únicos tanto en la escritura como en los "trazos" que permiten extraer esa conclusión. Eso o, como ha ironizado, que "quizás haya dos personas, una en el siglo III y otra en el siglo XXI, que tenían la misma forma de escibir".

Este testimonio avala la tesis de Fiscalía y Diputación de Álava -titular del yacimiento- de que las piezas fueron falsificadas. La sección de investigación de delitos contra el patrimonio de la Ertzaintza, tras su investigación, llegó a considerar este caso como “una de las mayores falsificaciones arqueológicas del mundo romano”. Sin embargo, dos peritos grafísticos de este mismo cuerpo evitaron valorar los grabados de los supuestos hallazgos excepcionales al considerar que el dictamen no podría ser concluyente al estar hechos en soportes diferentes al papel como huesos o, sobre todo, cerámicas. Admitiendo esas limitaciones, la experta Alicia Martínez Carrasco sí remarco los "parecidos muy importantes" entre la pieza de comparación -la reproducción de una gran letrina romana en la que Gil admitió haber grabado frases y dibujos- y las supuestas joyas de Iruña-Veleia, que abarcarían las primeras piezas del cristianismo, las inscripciones más antiguas en euskara o incluso una 'Última cena' muy anterior a la obra cumbre de Leonardo Da Vinci

Rodríguez -aunque no lo ha explicado en su declaración judicial- había dejado por escrito en su informe que de 139 piezas analizadas en 75 de ellas había "común autoría con los patrones de la letrina". En cuatro más, además, hay "alta probabilidad" de la autoría también sea la misma. Ello incluye algunos de los hallazgos más significativos, como un cerdo con la leyenda "Júpiter". El perito superpuso los trazos de los grafitos de la letrina -una persona y un pene alado- y apreció que las curvas eran similares. "Se repite una línea compleja. Está exactamente igual en otro dibujo. ¿Qué posibilidades hay de que eso sea casualidad? [Se puede] Pensar muy seriamente que la mano es la misma", ha incidido.

 

El dibujo de un cerdo con la inscripción "Júpiter", todo ello centrado en una pieza rota

El dibujo de un cerdo con la inscripción "Júpiter", todo ello centrado en una pieza rota. ELDIARIONORTE.ES

La defensa de Gil le ha preguntado en no menos de media docena de ocasiones si había manipulado los dibujos de referencia de la letrina hasta que encajaran y el perito, otras tantas veces, ha indicado que simplemente ha ajustado con Photoshop las escalas para hacer comparables los dibujos, sin deformar las imágenes en ningún momento. "Hay que igualar los tamaños para ver si coinciden las trayectorias", ha apostillado.

-¿Es como el Tetris? ¿Lo iba moviendo hasta que le encajaba?

-No he jugado nunca al Tetris, lo siento. Es igualar los tamaños para ver si coinciden las trayectorias. Se lo he dicho unas cuantas veces.

El letrado también ha cuestionado las conclusiones del informe porque, según ha indicado, incluso en El Prado tardan siglos en detectar la autoría de un cuadro. El momento cumbre del interrogatorio ha sido cuando el abogado ha retado al experto a que dibujara en una pieza con cincel para probar sus afirmaciones. El defensor había acudido a la sala con los útiles para el grabado. La juez, Isabel María Díez Pardo, ha sido tajante y no se lo ha permitido a la defensa de Gil.

Pese a lo contundente del testimonio, los seguidores del arqueólogo que le acompañan todos los días en el Palacio de Justicia han celebrado como una victoria la comparecencia por la pregunta final de la magistrada a Rodríguez. El llamado a ser el calvario más antiguo del mundo presenta un "RIP" a simple vista, una expresión impropia del siglo III. Al mencionar la juez que, visto con un microscopio, podría no tener esa inscripción sino simplemente tres palos, justamente la tesis de Gil para defender su autenticidad, el público lo ha tomado como un triunfo. Mientras, los fiscales y el abogado de la Diputación han protestado por la "valoración" de la magistrada sobre un elemento en discusión.

¿Un "burdo" plagio para justificar los hallazgos?

Uno de los elementos clave que Gil empleó en su día para autentificar los polémicos tesoros de Iruña-Veleia fueron los informes del coacusado, Rubén Cerdán, cuyo coste (unos 12.000 euros) fue imputado a las arcas públicas. En su caso, se cuestiona su titulación como físico nuclear y, además, que el contenido de los supuestos análisis técnicos de las piezas era en realidad un plagio de un material de ejemplo ofrecido en un 'software' de una empresa alemana. "Una burda copia", según la compañía. En el documento se aprecian mediciones de 1990 aunque los hallazgos de Iruña-Veleia fueron de 2005 y 2006.

Para contrarrestarlo, la abogada de Cerdán ha citado al juicio a una ingeniera informática llamada Ainoa Celaya. La perito ha asegurado que recibió los informes bajo sospecha por correo electrónico para compararlos con los que estaban subidos a un servidor en el extranjero, el de la empresa de Alemania. Ha centrado su intervención en explicar que los ‘hash’ —una especie de firma electrónica que hace único a cada documento— de unos y otros eran diferentes, de lo que se deduce que los archivos también lo son.

Pero la acusación ejercida por la Diputación alavesa ha convocado a otro perito que ha cuestionado el método que condujo a esas conclusiones. A preguntas del abogado foral, Francisco Javier Villarrubia, ha criticado que la comparación se limitase a analizar los ‘hash’, sin entrar en el contenido de los archivos. Villarrubia, durante la sesión, ha repetido una analogía con el ‘Quijote’. Si a un archivo digital con el texto de la obra se le añadiese una mera coma, o un espacio, su firma ‘hash’ ya no sería la misma. “Pese a que una persona que los leyese llegaría a la conclusión de que está leyendo exactamente lo mismo, desde el punto de vista del ‘hash’ son efectivamente dos archivos diferentes”, ha zanjado.

Este perito también se ha mostrado sorprendido por la elección del algoritmo para el análisis de las firmas ‘hash’ en el informe. “Me sorprende que, citando incluso en el informe la existencia de una herramienta mucho más válida y fiable, se optase por una que es vulnerable y está mundialmente desaconsejada”, ha señalado. Esa ‘herramienta’ a la que el perito apunta como preferible es la SHA-256, publicada en 2001; en cambio, para realizar la comparativa se optó por la SHA-1, de 1995.

Una de las piezas polémicas del 'caso Iruña-Veleia'

Una de las piezas polémicas del 'caso Iruña-Veleia' ELDIARIONORTE.ES

También ha prestado declaración este miércoles María Teresa Izquierdo, técnico de patrimonio cultural del Gobierno vasco. Lo ha hecho en calidad de testigo, no como perito, porque no llegó a firmar ningún informe. Sí que escribió, sin embargo, “unos párrafos” que luego servirían para llevar a cabo una valoración económica orientativa de los daños de las piezas. Cuestionada por la Fiscalía, ha estimado que los daños superaban “ampliamente” los 600 euros por pieza, si bien considera necesario valorarlos como parte de un conjunto.

“En el contexto del País Vasco, por el yacimiento del que proceden, las piezas tienen un valor enorme”, ha señalado. A preguntas del abogado de la Diputación, ha hecho hincapié en que Iruña-Veleia es un bien de protección especial. “Es el yacimiento romano más extenso y monumental del País Vasco, y eso es un plus a tener en cuenta. Los materiales, por sí mismos, tienen valor científico y patrimonial, porque cumplen una función social y cultural. Pueden ser objeto de exposición en la vitrina de un museo”, ha apuntado. Si se dan por acreditados los daños patrimoniales, la cuantificación económica de las piezas será fundamental para estimar la multa que deberían afrontar, en su caso, los acusados.

Comentario por Señor Dreyfus el domingo

Afortunadamente, llegó el juicio, y cuando éste termine, según lo que se está oyendo y salvo sorpresa mayúscula (sorpresa que, dicho sea de paso, NO se ha producido durante los 11 largos años de clavario de Eliseo Gil, y por lo tanto que difícilmente ocurrirá en las próximas semanas), resultará altamente improbable que la jueza pueda declarar culpables a los actuales acusados.

De hecho, si la lógica funciona (que es lo lógico, valga la redundancia) una resolución condenatoria resultará del todo impensable, pues no se ha presentado una sola prueba que acuse a nadie, ni siquiera a alguien que actualmente no figure como acusado.

Será ese el momento en el que todos y todas nos empezaremos a ver reflejados y reflejadas en el espejo (muchos harán negacionismo de su propia hemeroteca, ya lo verán) y en el que la DFA deberá dejar camino a las diferentes ciencias, en especial a las menos “humanas” (pues ya hemos visto cómo nos comportamos, y hasta donde pueden llegar los prejuicios de aquellos y aquellas que no son capaces de controlar sus impulsos irracionales más atávicos).

Lo que sí ha quedado claro, tanto en el juicio como los más de 11 años transcurridos desde aquel nefando mes de mayo del 2009, es que los acusadores de la supuesta falsificación no han sido capaces, no ya de encontrar al supuesto culpable, sino de razonar mínimamente cómo hubiera sido posible que se llevara a cabo una falsificación de la magnitud que ellos imaginaron, y cuál sería la finalidad de la supuesta estafa.

Tengo y he tenido claro desde el principio de este desgraciado asunto (del que, sin duda, cuando concluya la sociedad vasca deberá sacar sus conclusiones, a fin de no repetir los mismos errores en el futuro), que Parmenio (ja, ja, ja, ¡qué ocurrente ese lindo forero que lo inventó!) sólo ha existido en la imaginación de aquellos que son presa de los mayores prejuicios, personas que dan sentido a la máxima de que cuando se menciona la patria, lo primero que pierden algunos es la razon.

Comentario por antton erkizia el domingo

¿Hoy no ha habido Correo?.

Comentario por Larra el domingo

Estaría bien que Sr. Dreyfus tuviese razón y esto tuviera un final "lógico" pero desgraciadamente estamos demasiado acostumbrados a la falta de lógica en el universo político de este país y del de al lado. Y aquí hay mucho de política, aunque también de intereses personales. Y complejos, muchos complejos.

Comentario por antton erkizia el domingo

Sí, sí que ha habido Correo.

El Correo (y supongo que también El Diario Vasco) dedica hoy su titular principal (como no podía ser de otra manera) al gran drama humano (dos trabajadores tragados por la escombrera desde hace una semana) y al problema político-social planteado por los materiales tóxicos (ardiendo) de Zaldibar-Eibar-Ermua:

En página interiores, el periódico desarrolla distintas facetas del asunto: la gestión de la empresa, de los distintos departamentos institucionales, las protestas de los miles de vecinos, etc.

Por ejemplo, en su página 16,  El Correo habla sobre: “La empresa que construyó el vertedero cambió…el proyecto…” y tal, en crónica de David S. Olabarri.

Fijaros que, en el faldón de esa página, abajo, centro, relaciona el tema con un nombre propio...sí, sí...con Eliseo Gil.

Hablando del vertedero tóxico ardiendo y los vecinos con las ventanas cerradas, dos trabajadores desaparecidos y la angustia de sus familias y amigos, en medio del drama, txan txan, este significativo subtítulo: "El papel de Eliseo Gil, el procesado por la estafa de Iruña Veleia". Sic. Y otra vez recordando la petición fiscal contra él de siete años y medio (no es cierto: el fiscal pide cinco años). Eliseo Gil "estudió" (entre comillas) "estudió" el potencial arqueológico de la zona (estudio preceptivo en todo expediente de medio ambiente)...y con eso "jugó un papel en el informe que sirvió a Verter para recibir autorización...fue contratado, junto a diversos profesionales (pero estos no jugaron ningún papel, al parecer) fue contratado el 2002 (la autorización a la empresa es del 2007, según dice el mismo cronista en otro lugar)...

Da para una tesis doctoral el ELYNCHEO por parte del Grupo Vocento.

Comentario por Percha el lunes

Tiene razón, Antton, ese faldón no viene a cuento.

Comentario por Larra el lunes
Leí en algún lugar que ese grupo mediático llamado ahora Vocento medró sobre todo durante el franquismo alimentándose de la carroña de otros periódicos "muertos" por el régimen.
Me extraña.
Comentario por Percha el lunes

Juicio del caso Iruña-Veleia, 17 de febrero de 2020: declaración de...

Un geólogo del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) que ha declarado este lunes en el juicio por la supuesta falsificación de grafitos en el yacimiento romano de Iruña-Veleia ha asegurado que la "falsificación en algunas piezas es extremadamente burda".

La sesión de esta mañana se ha centrado en el informe elaborado por este trabajador del IPCE, que, tras analizar 39 piezas cerámicas de ese yacimiento (supuestamente, se efectuaron grafitos falsos en 476), concluye que "no hay duda" de que 35 de ellos son "de origen contemporáneo".

Así lo ha asegurado este experto, que ha descrito con todo tipo de detalle el estudio llevado a cabo sobre las piezas. Estas fueron "barridas a conciencia" por un microscopio electrónico durante "casi 400 horas", utilizando una técnica de análisis que "no deja ningún tipo de huella de su paso por la cerámica", según ha subrayado.

También ha explicado que se analizaron las piezas con luz fluorescente ultravioleta, que permite ver los posibles repintes y añadidos en las obras, y que solo con ello hubiera sido suficiente para certificar su falsedad, porque en algunos casos la falsificación es "extremadamente burda".

Restos de acero común

El geólogo del IPCE, que ha declarado durante cuatro horas tras un biombo para proteger su imagen, ha relatado que una de las constantes observadas es que en los surcos de los grafitos se han encontrado restos de acero común, e, incluso, en dos piezas, de acero inoxidable.

Esos restos metálicos "modernos" además están "inalterados", solo aparecen en los surcos de las letras y dibujos, y además rompen la "costra" que cubría la pieza tras permanecer durante siglos bajo tierra, ha descrito el experto.

Sobre el objeto que podría haberse utilizado para llevar a cabo estos grafitos ha hablado de un objeto metálico y puntiagudo, un "instrumento moderno", que puede ser desde un clavo o cualquier punzón de laboratorio, es decir, cualquier herramienta de "uso cotidiano".

También ha indicado que esos restos de metales, "circunscritos" a los surcos de las letras y dibujos, no pueden proceder de los instrumentos utilizados en el lavado de las piezas.

Ha añadido que han encontrado "tierra de relleno" en los surcos de los presuntos grafitos falsos, que buscan dotar de "apariencia de antigüedad" a los mismos.

Ha descrito "anomalías" en fracturas de las piezas con "roturas recientes", sin costra, además de trazos anómalos, con letras que no existían en el alfabeto romano arcaico, y surcos sobre las cerámicas que no han estado en contacto con la tierra del yacimiento.

El experto del IPCE ha avalado la selección de las cerámicas analizadas, por ser "muy representativa del conjunto" de las que supuestamente fueron falsificadas y ante la imposibilidad de analizar todas.

Presentados como "históricos", en 2006

Hasta este momento, varios arqueólogos que trabajaron en este yacimiento han puesto en duda en sus declaraciones la autenticidad de estos grafitos, que, cuando fueron presentados en público, en junio de 2006, fueron calificados de históricos, porque, entre otras cuestiones, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo.

Los agentes de la Ertzaintza que investigaron este caso concluyeron que lo ocurrido en este yacimiento ha sido "una de las mayores falsificaciones y/o manipulaciones realizadas sobre materiales arqueológicos del mundo romano". Sin embargo, tres de los cuatro peritos calígrafos que han declarado en la vista no han podido concluir que el autor de los presuntos grafitos falsos haya sido el exdirector del yacimiento Eliseo Gil, principal imputado en este caso; para él, la Fiscalía pide cinco años y medio de cárcel, si bien él ha mantenido su inocencia.

Junto a él, está procesado Rubén Cerdán, para quien el Ministerio Público solicita dos años y medio de cárcel. En el banquillo de los acusados, también estaba Óscar Escribano, un colaborador de Gil, que, en el inicio de este juicio, aceptó un año de cárcel, tras reconocer que hizo con un punzón una inscripción sobre una pieza a modo de "broma".

Comentario por Percha el lunes

Las piezas romanas "excepcionales" de Iruña-Veleia tenían restos de...

Un experto del Instituto de Patrimonio Cultural de España declara en el juicio que se produjo una "burda" manipulación Un perito señala que los trazos de las piezas romanas "excepcionales" de Iruña-Veleia coinciden con dibujos hechos por Eliseo Gil


Un geólogo del yacimiento alavés de Veleia admite que falsificó un grafito

Gil y el resto de acusados, en el banquillo del Palacio de Justicia EFE




Si las personas que defienden la inocencia del arqueólogo Eliseo Gil y la autenticidad de los hallazgos "excepcionales" aparecidos en 2005 y 2006 en el yacimient..., a las afueras de Vitoria, demandan un análisis "científico" de las piezas por parte de un organismo "de Europa", este lunes en el juicio que se viene celebrando en las últimas semanas en el Palacio de Justicia vitoriano han podido escuchar el testimonio de un geólogo del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE, dependiente del Ministerio de Cultura, con sede en Madrid), quien ha dejado claro que se trata de una manipulación "burda" de piezas tardorromanas originales, incluida la llamada a ser el calvario más antiguo de la cristiandad. El listado de 'joyas' incluía también 'La última cena', jeroglíficos de la época dorada egipcia o las primeras palabras en euskara.

José Vicente Navarro, que analizó una muestra de 39 de las 476 piezas bajo sospecha y dictaminó que las inscripciones y dibujos en 35 de ellas eran "contemporáneas" y no clásicas, ha tenido que comparecer oculto tras un biombo para preservar su imagen y evitar presiones. Su testimonio ha sido largo y prolijo. El análisis "a conciencia" de los supuestos tesoros de Iruña-Veleia sacó a la luz restos metálicos, ha explicado. No son fruto del lavado ni de la acción de maquinaria como excavadoras -una tesis alimentada por el entorno de Gil-, ya que los metales aparecen en los surcos de los grabados, según el informe del IPCE.

Uno de los restos es acero inoxidable, inventado en el siglo XX por el británico Harry Brearley (1871-1948). Los otros restos, asimismo, no presentarían la oxidación propia del paso de más de 1.500 años sobre ellas. Igualmente, las películas o pátinas sobre las piezas, fruto también del paso del tiempo, desaparecen en los surcos de los grabados, informa Efe.

Otro punto oscuro que no han conseguido explicar Gil y su entorno es cómo es posible que los grabados que tienen frases incompletas no continúen en las piezas contiguas, un extremo ya recogido en informes de 2008 y que también ha detectado el IPCE. Al margen de cuestiones físicas, los expertos en latín, en egiptología y en otras áreas del conocimiento han advertido asimismo de la falsedad de las piezas por incluir expresiones extemporáneas (como la palabra italiana 'cuore' y formas castellanizadas) o incluso letras inusuales en el alfabeto de la época (como la 'j'). El informe de la Ertzaintza advirtió de que es "una de las mayores falsificaciones arqueológicas del mundo romano” ....

El punto clave del juicio -en el que Gil está acusado de daños al patrimonio- es determinar, más que la falsedad de las piezas, si hay pruebas de que el arqueólogo responsable de Iruña-Veleia fue el autor material de las aparentes manipulaciones. La propia Ertzaintza matizó que el soporte en que están hechas las .... Dos grafólogos, con diferente intensidad precisamente por el problema de la escritura fuera del soporte papel, sí que analizaron inscripciones y dibujos y señalaron a la mano de Gil.

Comentario por Larra el lunes

Sobre este informe y las dudas que suscita por las pocas garantías con las que se llevó a cabo todo el proceso de selección de piezas y su custodia ya se ha hablado.

https://blogak.goiena.eus/elexpuru/

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más