Foto: IAPH. De izquierda a derecha, Miguel Castellano, Director General de Museos y Promoción del Arte, Concepción San Martín, Directora del Museo Arqueológico de Sevilla y Román Fernández-Baca, Director del IAPH.

 

Se trata de un altar de sacrifico del siglo VII a. C procedente del Museo Arqueológico de Sevilla.

 

Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH).es, 1 de diciembre de 2011

 

El altar se localizó en el transcurso de las excavaciones arqueológicas realizadas entre 1997 y 1998 en el Cerro de San Juan, en el casco urbano de Coria del Río, Sevilla. Las investigaciones han confirmado la identificación de este lugar con la antigua ciudad portuaria de Caura de época fenicia al tiempo que han permitido identificar el espacio donde se halló el altar como un lugar de culto.

 

Intervención en el IAPH

 

A través de una encomienda de gestión de la Dirección General de Museos y Promoción del Arte de la Consejería de Cultura, la pieza llegó al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) en 2009 en el mismo embalaje de poliuretano que se había aplicado diez años antes cuando se extrajo en la excavación. El estado de conservación del altar era muy deficiente debido a la falta de mantenimiento durante los años que había permanecido almacenada. La pieza había perdido su consistencia partiéndose por la mitad, a lo que se suma que presentaba un ataque microbiológico en toda su superficie.

 

Las fases de trabajo en el IAPH se han centrado en la investigación arqueológica, la consolidación del material que compone el altar, la unión de las dos partes fragmentadas y el refuerzo del interior del mismo, y la fase de montaje en un soporte autoportante que permite su traslado y futura exposición en el Museo Arqueológico de Sevilla.

 

El IAPH ha llevado a cabo, además, análisis paleobiológicos que han avanzado en el conocimiento del uso del altar, su entorno o la sociedad que lo utilizó. Se ha conocido tras estas investigaciones, por ejemplo, que en el ritual litúrgico se incineraron vísceras de caprinos, empleándose para ello maderas de encinas, alcornoques, chaparros, olivos y jaras.

 

Una pieza singular

 

Son varias las características que señalan el valor de este altar en su tiempo:
- El simbolismo de su forma y color, que se corresponde con el de las pieles de toro después de su curación. Estos animales tienen un profundo significado porque se relacionan con las divinidades fenicias.

- Su orientación astronómica al naciente solar del solsticio de verano.

Visitas: 336

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más