A menos de diez minutos del centro de la ciudad de Jaén, un grupo de investigadores, apoyados por pobladores, desenterraron dos templos que, según los primeros indicios, tendrían una antigüedad de 4 mil años y habrían sido ocupados por los ancestros de la cultura Bracamoros.

Investigadores que participaron en desentierro de dos templos, señalan que en Jaén habrían habitado las primeras civilizaciones del Perú.

Fuente: © Panorama Cajamarquino.com, 18 de octubre de 2010

La cultura Bracamoros ocupó parte de la actual provincia de Zamora Chinchipe, en Ecuador, y de las regiones Cajamarca y Amazonas, en el lado peruano.

En ambos recintos se encontraron 14 contextos funerarios, incluyendo osamentas de neonatos y adolescentes, que fueron colocados como ofrendas en diferentes momentos a lo largo de los 800 años que duró la ocupación de estas edificaciones.

Los sectores donde se encontraron estos hallazgos son conocidos como Montegrande y San Isidro, lugares donde por varias décadas los moradores que habitan por los alrededores estuvieron a punto de invadir estas áreas con fines agrícolas. Es más este importante espacio llegó a ser utilizado como botadero público.


Cuando los arqueólogos empezaron su trabajo, hallaron primero grandes muros semicirculares construidos con una mezcla de argamasa de barro y piedras de hasta 200 kilos de peso. Y si se sigue excavando se podría dar con vestigios anteriores a Chavín, Caral y Ventarrón, pues ni en los Andes ni en la costa se han encontrado templos tan antiguos y con estas características.

El equipo quedó sorprendido por la técnica utilizada por los antiguos pobladores de esta localidad, quienes adornaban los muros aplicando tierra de colores, y porque fueron descubiertas ocho fases de construcción con alineamientos perfectos.

Según explicó Quirino Olivera, la construcción de los templos de Montegrande y San Isidro data aproximadamente del año 2,000 antes de Cristo. Son templos únicos en su género y los primeros hallados en un área que, por su ubicación geográfica, es una zona de contacto entre la selva y los Andes, de modo que “estaríamos frente a una de las primeras civilizaciones del Perú”.

En los templos recientemente descubiertos se hallaron caracoles y conchas Spondylus, lo que revela que hubo relación entre los pobladores del nororiente del Perú y de la costa ecuatoriana.

Los pobladores de San Isidro y Montegrande participan directamente en el proyecto de investigación arqueológica, con el apoyo de la Municipalidad Provincial de Jaén, que preside el Ing. Jaime Vílchez Oblitas, quien en su reciente visita a este lugar, se comprometió a continuar apoyando con la siguiente fase de investigación.


Descubrieron las osamentas de un supuesto líder religioso en Jaén

Este personaje ha sido identificado como un maestro curandero que lideró a una civilización hace más de 2.800 años, en la actual ceja de selva peruana

Por Wilfredo Sandoval Bayona

La aparición de misteriosos esqueletos sin cabeza, osamentas incompletas y cráneos de adultos colocados como ofrendas estuvo a punto de confundir a los investigadores, que trabajaban en un antiguo templo en la zona arqueológica de San Isidro, en Jaén).

Sus dudas empezaron a despejarse cuando, en la parte central del monumento, descubrieron los restos óseos de un antiguo personaje con características muy primitivas. Él ha sido identificado como un maestro curandero que lideró a una civilización hace más de 2.800 años, en la actual ceja de selva peruana.

Una gruesa capa de caracoles de diversos tamaños, abundantes restos de animales mamíferos y aves, piezas de cerámica multicolor y piedras de apariencia volcánica fue lo primero que atrapó la atención de los arqueólogos del proyecto Investigación y Valoración del Patrimonio Cultural en la Zona Nororiental del Marañón.

Una vez retirados estos elementos, el sitio arqueológico ubicado cerca de Jaén fue invadido por momentos de un inusual silencio y algarabía porque a 45 centímetros de profundidad hicieron su aparición los restos de un personaje que habría presidido las más importantes ceremonias y ritos. Estos fueron encontrados en una de las seis construcciones arquitectónicas que hay en la cuenca hidrográfica del valle Utcubamba y Marañón.

Se trataba de un contexto funerario único y completo. Los momentos más intensos para el responsable del proyecto, Quirino Olivera Núñez, ocurrieron cuando en la parte superior del esqueleto empezaron a aparecer los prominentes arcos ciliares que forman parte de la zona frontal del cráneo, que inmediatamente lo hizo pensar en el conocido hombre de Neandertal.

RASGOS ATÍPICOS

Interesado por el hallazgo, el antropólogo físico Mario Millones reveló que se trata de un individuo que murió a los 40 años, de proporciones robustas y con una apariencia facial muy prominente, que lo diferencia de los otros esqueletos encontrados en la huaca San Isidro.

Millones señaló que los restos se encuentran en muy mal estado de conservación e incluso la recuperación de las ofrendas pone en riesgo la osamenta.

“El cráneo está formado por huesos frontal, parietal y occipital bastante gruesos, casi similares a la de los otros individuos, pero eso no significa que pertenezcan al mismo grupo familiar, lo cual se determinará en los próximos meses con exámenes de ADN”, agregó.

Los peculiares rasgos físicos de las osamentas no fueron lo único que llamó la atención de los estudiosos. A medida que avanzaba el proceso de excavación, fueron encontrando ofrendas, especialmente de cerámica, que datarían del período Formativo Tardío.

“También hemos registrado los restos de una mujer sin cabeza que tiene en sus brazos a un niño que también fue decapitado”, dijo Millones. “La existencia de personajes sin cabeza reafirma el lado simbólico del complejo funerario, donde aún no se ha detectado la práctica de sacrificios humanos”, añadió.

Quirino Olivera explicó que los restos pertenecerían a uno de los curanderos más antiguos de la zona nororiental porque ha sido ubicado en el lugar donde se desarrollaron los ancestros de la cultura Bracamoros.

“Se trata de un personaje que por la gran cantidad de ofrendas de caracol y los rasgos físicos peculiares probablemente fue elegido para ser el sacerdote o el líder más importante del grupo social que gobernó desde el templo de Montegrande”.

Detalló que el curandero fue enterrado en las primeras capas de la arquitectura monumental de la huaca San Isidro, como si estuviera sellando el templo donde también se han encontrado hasta cuadro pisos de ocupación asociados a elementos arquitectónicos que hacen referencia a un gran recinto ceremonial.

MÁS DATOS

Los pobladores de San Isidro y Montegrande participan directamente en el proyecto de investigación arqueológica, con el apoyo del Gobierno Regional de Cajamarca y la Municipalidad Provincial de Jaén.

Las autoridades han destinado S/.800.000 para continuar con la siguiente fase de investigación. Los trabajos de la presente temporada culminarán en diciembre y se reanudarán en marzo del 2011.

Visitas: 5471

Respuestas a esta discusión

Primero, que exige un replanteamiento de los estudios arqueologicos, antropologicos y sus conclusiones llevados hasta antes de este hallazgo. Segundo, que estamos ante evidente informacion de civilizaciones organizadas y con control jerarquico mas bien del tipo teocratico de muy antigua data. Tercero, no entiendo como si hay evidencias de decapitacion en estos 3 personajes, los arqueologos señalan" que no se ha detectado la practica de sacrificios humanos" en esa zona especifica.
Entonces a que se debe la presencia de estos personajes decapitados ¿ se les cayeron los craneos? Decidan, si o no? y para culminar.
El hecho de las caracteristicas oseas de esos personajes, podria evidenciar que se trata de elementos humanos intrusivos ajenos a los grupos proto peruanos ya que sus caracteristicas fisicas y estructura osea asi lo determinan.
Ahora falta con los resultados de pruebas de adn, ubicar a que grupo humano y racial pertenecieron. Menudas sorpresas nos deparara este re descubrimiento o mejor dicho para que se les vaya quitando lo de creerse Colones, "desenterramientos"
Maria del Carmen Vigil

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más