En primer lugar expresar mi enhorabuena por el sitio, sus temas y comentarios.

Quisiera introducir una cuestión que quizás sea controvertida, que parte de inicio reconociendo  como no podría ser de otra manera el mal irremediable que se infringe al patrimonio histórico con la proliferación de saqueos en los asentamientos no vigilados, descontextualizando sus hallazgos y privándonos de la historia.

Dicho esto hacer una reflexión partiendo de una polémica basada en una realidad. Parecería que el coleccionismo privado esta tolerado y hasta bien visto en las clases altas de la sociedad, y que eso de Mecenas, Filántropo, o Amante del arte se traduce de inmediato en expolio crudo y duro cuando el mismo comportamiento se da en personas, amantes también del arte,  economías modesta que no visitan los salones de  Sotheby´s  ni Christie´s,  etc., sino  Ebay, Todocolección, Delcampe, etc., para saciar la misma apetencia humana por el coleccionismo.

En las grandes subastas, si cronológicamente remontamos el origen de las piezas subastadas vemos en la mayoría de los casos que su inicio en el mercado no difiere mucho de las piezas modestas. ¿Es lícito formar una colección particular a través de estos portales de internet, o solo es lícito en las grandes firmas inaccesibles para la mayoría? ¿El hacerlo así es fomentar el expolio? ¿Que nos queda al final a la clase modesta con espíritu de coleccionismo? ¿Es un campo prohibido y solo permisivo y loado a ciertos niveles económicos?

A veces observo una pieza en subasta y siempre hay alguien que la compra, ¿el no hacerlo yo contribuiría con ello a que desapareciera el mercado, o más bien estará la pieza mejor salvaguardada en mi poder? A nadie se le ocurre decir a un asiduo coleccionista de Sotheby´s “Vaya de inmediato y entregue la pieza en un museo”  como a mí me han dicho, piezas compradas en un sitio legal con repórter de compra.

Las grandes piezas, las de museo, están lejos de estos portales de internet donde más bien proliferan copias y puedes ser sorprendido

Quizás también en este campo exista la injusticia que la posición económica otorga, y ante los mismos hechos y comportamientos se marca una línea divisoria entre “amantes del arte” y “expoliadores” y a la gente sencilla solo nos quede mirar las estampas de los libros..

Visitas: 1346

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

No sé Francisco;mi opinión personal,subjetiva ,es que las piezas deberían estar en los museos y  que

se debería prohibir las subastas de piezas  provenientes de expolios ,obtenidas fuera de excavaciones profesionales y que por lo tanto   han perdido su valor para la investigación ,ya que se ha perdido la información sobre su contexto.

Aparte ,nos privan a todos de la contemplación de esas piezas .Permitir que se vendan es promocionar el expolio.¿Crees que se hubieran saqueado  los museos de Irak o de el Cairo (sólo por poner dos ejemplos clamorosos y recientes )si no se hubiera esperado ganar un dineral? 

Puede que sea una talibán,pero yo prohibirías las subastas y la compra de estas piezas,sea en Sothebys o en portales legales de internet.Evidentemente,las élites (me ahorro calificativos) siempre tienen más medios de escabullirse de la Justicia que el ciudadano de a pié.

A las gentes sencillas,como tú dices,nos quedan nó sólo los libros,sino los museos y las exposiciones;por eso no se debe permitir que las piezas arqueológicas circulen fuera de ellos.Es mi opinión 

Saludos

Todo depende del origen de la pieza y el problema es que en las grandes subastas internacionales aparecen cientos de piezas arqueológica que no son capaces de remontar su procedencia mas allá de 1970 fecha en la que se celebró la convención de la UNESCO cuya finalidad era frenar el saqueo de antigüedades. La Asociación de Directores de Museos de Arte ha prevenido a los museos sobre la adquisición de esas piezas que en la mayor parte de los casos habrán sido expoliadas de yacimientos. Es difícil que algunas grandes piezas, no hablo de monedas cuyo seguimiento es más complicado, sino grandes esculturas, aparezcan en el mercado sin tener un pedigri previo de pertenencia a colecciones históricas, como surgidas de la nada. El problema es que no se exige por ley garantizar esa procedencia. Y no seamos ilusos, las casas de subasta seguramente colaboran en la creación de coartadas. 

¿Si está mejor comprar a gran nivel en una casa de subastas o en menor escala en Ebay? En mi opinión si se garantiza la procedencia no hay problema en ninguno de los sitios, pero supongo que en Ebay no se molestan tampoco en investigarlo. Si la pieza es expoliada de un yacimiento el mal ya está hecho se venda donde se venda. No creo que sea lo mismo coleccionista que amante del arte, ni mecenas que coleccionistas, porque alguien que compra pintura antigua es un mecenas, no crea nada. no patrocina nada, si lo dona a una institución pública o permite su visita puede darsele ese calificativo sino es un simple coleccionista. Porque alguien que arranca un tímpano de una iglesia es amante del arte, es un destructor, amante sería si patrocinara su restauración y preservación in situ.

La pregunta que yo me hago es si la "democratización" del comportamiento "coleccionista" (es decir: todo quisque puede comprar su tesorillo en eBay, manque sea falso) es deseable o no para los amantes del patrimonio. Hay muchas cosas juntas en ese tema, no solamente dos ("poderosos que compran en Sotheby vs. pobrecitos que se tienen que conformar con comprar en eBay", snif!).

Mi opinión particular es que el coleccionismo tiene dos partes, una positiva y una negativa, la positiva es que fomenta la adquisición de conocimientos, quien colecciona quiere saberlo todo sobre lo que posee, la negativa es que el coleccionsimo de patrimonio arqueológico favorece el expolio. El patrimonio arqueológico solo puede aumentar mediante la excavación y si esta es legal su venta esta prohibida y fuera del alcance de los coleccionistas (al menos en España). Si es ilegal, seguramente se esté destruyendo el contexto del hallazgo y eliminando posible información, aunque para esto hay opiniones, que si lo detectores (por ser el sistema más común de arqueología por aficionados) solo encuentran piezas muy superficiales y ya fuera de contexto, etc. Creo que no es positivo que el patrimonio sea un bien comercial.

Yo no diría nunca que un coleccionista es el que arranca un tímpano de iglesia, pero si puede ser un coleccionista aquel que sin saber su origen y como se consiguió el objeto, porque no lo pregunta ni le responderían, compra como aficionado a tercero o cuarto tenedor del expolio, quizás con el paso de años por medio.
Esa es la cuestión y no otra, y en el anterior ejemplo enmarco sin duda las casas de subastas como un intermediario mas entre los expolios y el poderoso “amante del arte” y la pregunta que surge a continuación es sencilla; todos tenemos derecho a esa afición ?, a desarrollarla en los límites de nuestra economía, aprovechando los canales legales existentes, quizás esos canales deberían de ser ilegalizados, no sé, lo que planteo es una comparación entre como la sociedad trata al pequeño coleccionista y al poderoso “amante del arte” no viendo a mi modesto entender en muchos casos diferencia alguna, y como decía Maria, refiriéndose a los saqueos de los museos de Irak y El Cairo, seguramente con el paso del tiempo aparecerán algunos de estos objetos no en ebay precisamente mas bien las prestigiosas casas de subastas.
Saludos cordiales

Como he dicho no veo diferencia entre un pequeño y un gran coleccionista, si la pieza tiene un origen licito, producto de una excavación anterior a la regulación de las mismas, no hay problema. Pero el hecho de que esto sea difícil de probar provoca que la comercialización de piezas provenientes de excavaciones (que en España tienen que ser ilegales si o si) sea mala para el patrimonio. No creo que la sociedad vea diferente a unos coleccionistas de arte y a otros, son mecenas si fomentan la creación artística, si patrocinan una excavación o restauración o si ponen sus colecciones para la difusión pública, sino su actividad es privada y para mi no merece una consideración negativa ni positiva.

No descartemos que los coleccionistas sepan de donde proceden las piezas. Los grandes coleccionistas estadounidenses escogían sus piezas (me refiero a piezas de arquitectura) directamente de catálogo de sus intermediarios, Hearst (se que es un caso extremo) quería un claustro o un patio de un palacio y no le importaba destruir el conjunto para arrancarlo. Y si bien éste no será siempre el caso, el tráfico de antigüedades se mueve en buena parte por la falta de interés de los coleccionistas en certificar el origen de la pieza. Muchos saben que lo que compran tiene un origen ilicito, pero .prefieren mirar para otro lado y esto favorece el saqueo de los museos de iraq, de los yacimientos de Siria y Libia, etc. En breve aparecerán en el mercado muchas miles de antigüedades de origen próximo oriental, algunas espectaculares y de las que no había existido noticia previa, ¿de donde han salido? Un coleccionista honrado o un museo las rechazaría, pero como es legal, si las adquirimos nos sentimos limpios de culpa y no lo estamos.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más