Foto: Una recreación del 'Gerobatrachus hottoni'. MICHAEL W. SKREPNICK.
El descubrimiento reaviva una de las mayores controversias en la evolución de los animales vertebrados.

Vía: MANUEL ANSEDE | Público.es, 21 de mayo de2008

Hace unos 400 millones de años, los peces sarcopterigios salieron del agua. Con el tiempo, sus aletas lobuladas se convirtieron en patas y dieron lugar a los anfibios primitivos. Durante millones de años, estos gigantescos y rudimentarios cocodrilos, divididos en temnospóndilos y lepospóndilos, se pasearon por el Planeta, hasta que, de repente, en términos geológicos, desaparecieron del mapa dejando como herederos a ranas, salamandras y cecilias, una especie de gusanos tropicales.

Durante más de un siglo, los científicos han buscado una solución a este enigma, pero estaban desarmados, debido a los boquetes en el registro fósil. Ahora, un equipo de la Universidad de Calgari (Canadá) cree haber encontrado la solución a este rompecabezas evolutivo. Los investigadores canadienses han estudiado el fósil de un insólito animal, Gerobatrachus hottoni, que vivió en el periodo Pérmico, hace unos 250 millones de años, antes de que apareciera el primer dinosaurio.

En su opinión, el fósil, hallado en Texas, posee un chásis similar a los temnospóndilos, pero otras características son análogas a las de los actuales sapos, ranas y salamandras. Según los autores, dirigidos por el veterinario Jason Anderson, el análisis de esta reliquia del pasado da un resultado salomónico. Ranas, sapos y salamandras son tataranietos de los temnospóndilos, mientras que las cecilias son descendientes de los lepospóndilos, el otro grupo de anfibios arcaicos.

Tobillos de salamandra

El estudio, publicado hoy en la revista Nature, resquebraja las teorías existentes hasta la fecha, que señalan que todos los anfibios modernos derivan de un solo grupo de anfibios primitivos. "La controversia surgió a causa de la falta de formas de transición, pero este fósil llena ese vacío", opina Anderson.

La calavera, la columna y la dentadura del Gerobatrachus presentan rasgos que persisten en ranas y salamandras. Así, el fósil muestra dos huesos fusionados en el tobillo, una característica habitual en las salamandras; y su cráneo es ancho, como el de las ranas. El número de vértebras está a medio camino entre el de ranas y salamandras y el de los anfibios primitivos.

El vestigio fósil plantea, por otro lado, una nueva controversia en la comunidad científica: cuándo se divorciaron las ranas y las salamandras en el árbol evolutivo. "Con estos nuevos datos, estimamos que ambos grupos se separaron en algún momento hace unos 240 o 275 millones de años, mucho más tarde de lo que sugerían los análisis moleculares previos", señala el investigador Robert Reisz, de la Universidad de Toronto Mississauga, segundo autor del artículo.

El científico Rafael Zardoya, del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), ha trabajado en la reconstrucción de la historia evolutiva de las cecilias. A su juicio, es necesario huir de certezas como la planteada en el estudio canadiense: "Yo soy escéptico, como buen científico". Para Zardoya, existen otras evidencias que apoyan hipótesis diferentes. "Cuando parezca otro fósil se dará la vuelta a la tortilla", mantiene. Hasta entonces, el Gerobatrachus será el eslabón perdido de los anfibios.

Un decenio escondido en un cajón

Muchas piezas de los rompecabezas científicos están escondidas en los almacenes de instituciones de todo el mundo. El fósil de ‘Gerobatrachus hottoni’ es una de ellas. En realidad, fue descubierto en 1995 por un equipo del Instituto Smithsonian, en el que trabajaba el célebre paleontólogo estadounidense Nicholas Hotton, autor del libro ‘Dinosaurios’ (1963). Sin embargo, permaneció olvidado durante años hasta que fue ‘redescubierto’ por el grupo de Jason Anderson. Según los investigadores, han invertido innumerables horas en retirar las capas superficiales de roca para “revelar la anatomía de este esqueleto de apariencia espectacular”.

Visitas: 111

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más